Agregador de canales de noticias

Cortan la señalización del canal de los presos como "lugar de la memoria"

Rojo y Negro - Vie, 08/18/2017 - 14:07

La señal aún no había sido inaugurada oficialmente y estaba a la espera de la instalación de otra similar en la carretera de Carmona a Brenes.

En el día de ayer se recibieron, desde Tocina, dos fotografías del cartel de la señalización como "lugar de la memoria histórica de Andalucía" de El Canal de los Presos, situado en término municipal de Villanueva del Río y Minas y a menos de tres kilómetros de Los Rosales que aún no había sido inaugurado oficialmente por parte de la Dirección General de la Memoria Histórica y Democrática de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y el grupo RMHSA de CGT.A., al igual que la instalada en el Cortijo Casavacas de La Rinconada, donde existió un campo de concentración, y otra que se estaba a la espera de su instalación en la carretera A462 de Carmona a Brenes.

El cartel ha sido "cortado" a ras del suelo con una máquina-herramienta (Rotaflex) o similar y permanece, tal cual, junto al lugar donde estaba situado (esperemos sea retirado lo antes posible para evitar su destrucción, robo o deterioro) lo que hace sospechar que el "atentado" a dicha señal ha sido realizado de forma profesional buscando su eliminación del lugar que ocupaba que posibilitaba la visión de conjunto (foto adjunta) de los dos canales que discurren paralelamente durante kilómetros, el canal del valle inferior y el canal de los presos.

Aunque no es la primera señal de estas características que sufre un ataque (en La Sauceda, Cádiz, ya sucedió al poco de ser inaugurada) si puede afirmase que son respetadas generalmente si tenemos en cuenta el número de este tipo de señales ya instaladas en Andalucía (desconocemos el número total de las instaladas y las inauguradas) así como su estado actual. La coincidencia de las dos señales atacadas reside en que ambas estaban situadas lejos de cascos urbanos.

Hasta el momento hay declarados 64 "lugares de la memoria de Andalucía" aunque aún quedan bastantes por señalizar y 14 de ellos, recientemente elegidos, por incorporar al Catálogo (Ver enlace: http://www.juntadeandalucia.es/organismos/presidenciaadministracionlocal... )

En los próximos días el Grupo RMHSA de CGT.A revisará aquellos espacios propuestos, elegidos, señalizados e inaugurados donde se haya participado, ver su estado y comunicárselo a la Junta de Andalucía por si tiene que intervenir en algún caso. Los lugares propuestos y elegidos son:

Cádiz (Grazalema): Fosa común de las mujeres (señalizada en un lugar diferente. el cementerio. No inaugurada o no se tiene constancia de ello).

Granada (Orgiva): Fosa común de El Barranco de El Carrizal (señalizada e inaugurada).

Huelva: Campo de Concentración de la Isla de Saltés (Señalizada sin inaugurar). Áldea de El Membrillo Bajo (Zalamea la Real). (Señalizada e inaugurada)

Málaga: Cárcel de Mujeres (Señalizada e inaugurada)

Sevilla: Canal de los Presos (Señalizado e inaugurada, pero sin terminar), Cárcel de Ranilla (señalizada e inaugurada), Avda. Hytasa esquina a Diamantino García (sin señalizar), Cuartel de la Gavidia (sin señalizar)

Sevilla 18 agosto 2017

 

RMHSA de CGT.A

La CGT ante la barbarie en Barcelona

Rojo y Negro - Jue, 08/17/2017 - 23:56

Hoy nos ha tocado de cerca. Esta tarde en Las Ramblas de Barcelona ha habido un ataque contra las y los peatones que ha provocado un número indeterminado de víctimas. Mientras seguimos con atención y preocupación las diferentes informaciones que nos están llegando, desde la Confederación General del Trabajo (CGT) de Catalunya queremos hacer patente lo siguiente:

 Mostramos nuestra solidaridad con las víctimas de este ataque. Una solidaridad que hacemos extensiva a todas las víctimas civiles de ataques, hechos por grupos armados y ejércitos, en diferentes lugares del mundo hoy y otros días del año.

 Hacemos patente, de manera clara, contundente e inequívoca, que la xenofobia, el racismo y el odio entre culturas son expresiones del fascismo. Los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo tenemos otros programas de lucha para transformar la sociedad, que pasan por la libertad, el internacionalismo, la solidaridad y el apoyo mutuo.

 Igualmente queremos manifestar que la militarización del espacio público, como la que hace meses que estamos sufriendo con policías armados con ametralladoras en medio de las calles de muchas poblaciones y barrios, no es la solución real para evitar hechos como los que han pasado hoy en Barcelona. Lucharemos, pues, para evitar que esta situación tan trágica sea utilizada por los diferentes gobiernos para endurecer la legislación penal, con la excusa de la lucha antiterrorista, y aumentar la represión y la militarización de nuestro día a día.

Paremos el fascismo, venga de donde venga.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT de Catalunya
17 de agosto de 2017

http://cgtcatalunya.cat/spip.php?article12575#.WZYQgelLfIV

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT de Catalunya

La Plataforma 7N llama a acudir a la concentración en apoyo a #JuanaRivas que tendrá lugar hoy en Callao

Rojo y Negro - Jue, 08/17/2017 - 11:41

- Concentración en apoyo a Juana Rivas, jueves 17 de agosto, a las 20hs en la Plaza de Callao de Madrid.

- El TC tenía razones fundadas para aceptar el recurso de amparo

La Plataforma 7N, tras conocer la decisión del Tribunal Constitucional de rechazar el recurso de amparo solicitado por Juana Rivas, ha llamado a acudir a la concentración en su apoyo que tendrá lugar mañana en Callao.

En opinión de la Plataforma, el Alto Tribunal perfectamente podía haber aceptado el recurso ya que tenía razones fundadas como es la protección de los menores, velar por el interés superior de los hijos.

Asimismo, considera que no se está aplicando el artículo 31.2 del Convenio de Estambul del Consejo de Europa, ratificado por España, que exige tomar medidas “para que el ejercicio de ningún derecho de visita o custodia ponga en peligro los derechos y la seguridad de la víctima y de los niños”, que también rige en Italia, país al que –por los artículos 63 y 64 del mismo Convenio- España debe transmitir “sin demora” y “sin necesidad de petición previa” toda la información y pedir cooperación, con el fin de asegurarse de que se toman las medidas protección apropiadas para la madre y los hijos.

Además, el Tribunal Constitucional no ha interpretado las leyes a la luz del Pacto de Estado contra la Violencia de Género recién aprobado en el Parlamento (Boletín Oficial del Congreso de los Diputados de 08.08.17), cuyo punto 4 llama a “intensificar la asistencia y protección de los menores”, y mucho menos alguna de las comparecencias, como la de la Jueza de Violencia Paloma Marín que propuso “con relación a la mejora de la protección de los menores, dado que el artículo 48.2 del Código Penal prevé la suspensión del régimen de visitas, propone establecerla con carácter imperativo en todos los casos en que el/la menor hubieran presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia”.

Este caso recuerda al de Ángela González Carreño, sobre el que el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas señaló hace dos años:

El Comité observa con preocupación la falta de comprensión por el Estado parte de su obligación de diligencia debida y la falta de seguimiento de los dictámenes del Comité sobre la comunicación núm. 47/2012, González Carreño c. España. Observa que las medidas adoptadas por el Estado parte para capacitar a los jueces y los abogados sobre la Convención y su Protocolo Facultativo y para incorporar sus disposiciones en su ordenamiento jurídico son insuficientes. Le preocupa además que las propias mujeres, especialmente las mujeres de las zonas rurales y las mujeres migrantes, no conozcan sus derechos con arreglo a la Convención y, por consiguiente, carezcan de la información necesaria para reivindicarlos”.

Porque hoy es Juana Rivas, pero también por todas las Juana Rivas que pueda haber en el futuro, es necesario acudir a la Plaza de Callao mañana a las 20hs. a decir fuerte y claro que un maltratador no es un buen padre.

Leer más: https://plataforma7n.wordpress.com/

Plataforma 7N contra las violencias machistas

“La santa alianza capitalista: empresarios, políticos estatales y autonómicos y jueces, contra LO PÚBLICO y el Derecho de Huelga”

Rojo y Negro - Mié, 08/16/2017 - 22:44

Acerca del conflicto en el aeropuerto del Prat de Barcelona

 

La desregulación laboral y el desmantelamiento y entrega al mercado privado de los denominados servicios públicos, como es la privatización del control de pasajeros y equipajes en los aeropuertos por parte de la empresa pública AENA, que es quien debe garantizar el mejor servicio, fija una alianza entre legisladores, empresarios privados y la judicatura, para garantizar la tasa de ganancia y el beneficio privado por encima de cualquier derecho (tanto laboral, como social).

Desde la segunda mitad de los años 90 del siglo pasado, han liberalizado hasta tal punto los mercados laborales que los sistemas de organización del trabajo pasan a tener un eje sobre el cual gira todo el modelo: la descentralización productiva, los sistemas de trabajo donde las contratas y subcontratas, apalancan el modelo precario, inseguro y vulnerable del mismo y la libertad absoluta del capital, pasa a constituir el único principio de la vida, o lo que es lo mismo “todos y todas y todo al servicio del capital”

Lo que sucede en el aeropuerto del Prat, es lo mismo que en el resto de aeropuertos y/o servicios públicos externalizados y privatizados: Nos encontramos con un marco

de relaciones laborales precario e inseguro jurídicamente para millones de trabajadores y trabajadoras (quienes trabajan en contratas y subcontratas), donde lo que se pone en cuestión, desde un principio, es si el sistema constitucional de garantías es aplicable en el caso de la subcontratación laboral, es decir, si las personas trabajadoras precarizadas y en régimen de disponibilidad absoluta (sin derechos), pueden o no pueden HACER HUELGA y que esta sirva precisamente para interrumpir esa “odiosa normalidad” donde la explotación y la violencia diaria contra los derechos de las personas asalariadas y la carencia de buenos servicios públicos, están en los “altares del capitalismo desposeedor y criminal”.

Los tribunales de primera instancia (Juzgados de lo Social), de suplicación (Tribunales Superiores de Justicia) y el propio Tribunal Supremo, desde los años 90, justificaban el despido como legal, al hecho de la rescisión del contrato mercantil entre la empresa principal y la contrata, condenando de “facto” a este segmento tan mayoritario de personas asalariadas, a la más absoluta “inseguridad jurídica”, pues sus contratos dependían no del Derecho, sino de la voluntad mercantil y económica del empresariado.

Los tribunales del estado español, Supremo y Constitucional, como el Tribunal de Justicia de la U€ (TJU€), llevan avalando por encima de todo la “libertad de empresa”, la “libertad de competencia y de prestación de servicios”, por la sencilla razón de que sus “sentencias” se dictan según los tiempos sociales y políticos que corren, y estos tiempos del “neoliberalismo global” son de claro dominio del capital (financiero e industrial), ante la ausencia de empoderamiento de las clases asalariadas.

El capital y sus representantes políticos y judiciales, ante la no existencia de un conflicto serio, firme y constante con las clases asalariadas, han alcanzado sus grandes metas: la homogenización a la baja de las condiciones de trabajo, en torno al criterio de flexibilidad y se permiten una de las reestructuraciones más salvaje de los mercados de trabajo que el empresariado ha llevado y está llevando a “termino” en todos los sectores de actividad.

Alegar como se está haciendo, que la huelga del Prat atenta contra la “seguridad nacional” y contra “los intereses de la economía española”, no sólo es ruin y falso, sino que oculta la verdadera realidad: EULEN, al igual que cualquier gran grupo Empresarial de empresas multiservicios, hace negocio redondo a costa de lo público (ofertó por debajo del precio de salida del servicio público privatizado), pues son sus 86.079 trabajadores y trabajadoras con los que cuenta de plantilla en todo el mundo (50.000 en la Península Ibérica), y obtiene decenas de millones de beneficios porque sus costes laborales (salarios que paga y condiciones de trabajo), le permiten ganar y ganar, aún en ofertas por debajo de los costes de producción, como sucede en el aeropuerto del Prat.

Las instituciones (gobierno central, gobierno de los “independentistas” catalanes y hasta la alcaldesa del “cambiazo” Ada Colau), han decidido que no existen límites ni jurídicos, ni políticos e incluso ni militares, cuando de violar los derechos fundamentales de las personas trabajadoras se trata, si está en juego los beneficios y la tasa de ganancia del capital: se militariza los controles de pasajeros y de equipajes (la guardia civil es un cuerpo represivo militar), se sustituyen huelguistas por militares, se decretan servicios mínimos del 90% que sumados a los “militares guardias civiles”, la plantilla ha aumentado y, por si esto no quiebra la voluntad de los y las trabajadores y trabajadoras (como así ha sido), se dicta un “laudo arbitral de parte”, es decir de parte de los Empresarios EULEN, que les fijará sus condiciones de salida del conflicto.

El poder Legislativo (Gobierno y Generalitat), el poder militar (guardia civil) y el poder Ejecutivo, además de gobierno locales (Alcaldesa de Barcelona), vuelven a cometer un acto de VIOLENCIA contra lo público y contra los derechos fundamentales de las personas, para asegurar el beneficio privado de Empresas como EULEN, explotadoras, y lo hacen desde el más absoluto desprecio por la vida y condiciones de trabajo de millones y millones de personas.

Sin límites institucionales y sin resistencia sindical y social suficiente y eficiente, solamente es cuestión de “tiempo” que nuestros “jueces y juezas” interpreten que “la esclavitud laboral y social, es funcional para la economía y por lo tanto buena para el interés general”, el Gobierno y casi todo el arco parlamentario, así lo vienen haciendo.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

 

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

La huelga del Prat: peleando por los frutos de la “recuperación”

Rojo y Negro - Mié, 08/16/2017 - 22:37

Aquí, precisamente, encontramos una de las claves del presente: la que vincula las privatizaciones con el ataque contra los salarios y las condiciones de vida de la clase trabajadora, la que expresa la potencia de desestructuración social que tiene un capitalismo trasnacional y desregulado, animado por un hambre voraz de superbeneficios.

Por José Luis Carretero Miramar

Lo hemos visto: los trabajadores de seguridad de Eulen en el aeropuerto del Prat deciden interrumpir el tráfico habitual de las personas y las mercancías en un día de ajetreo para los flujos internacionales del capital. Y, de repente, todo se trastoca. La huelga, fantasma insepulto de una clase trabajadora cuya extinción ha sido decretada hace ya tiempo, vuelve a ocupar los titulares de los periódicos y las cadenas televisivas del mainstream. Lo que hace pocos días era una vetusta muestra de inútil falta de adaptación a los nuevos tiempos, pletóricos de manifestaciones de hologramasy pliegos petitorios virtuales y colaborativos, de repente vuelve a conquistar su carga secular de amenaza e intranquilidad para con lo establecido: ¿si el trabajo no existía cómo es posible que se pare nuestra ultra-veloz sociedad por la acción de unos cuantos pelagatos, de los de precariedad impuesta y cursos gratuitos de motivación para con la empresa?

La huelga, la pesadilla dela burguesía que ya fue, reemplaza por sorpresa a los fulgurantes demonios de la nueva clase empresarial transnacional y adicta al networking, el coworking y la programación neurolingüística: los hackers, la desafección o la deriva nómada. El primer George Sorel, Salvador Seguí o el insepulto Ferrer Guardia (autor y financiador de las más incendiaras proclamas de la publicación barcelonesa de principios del siglo XX, “La Huelga General”) amagan con tomarse una especie de desquite veraniego, tras toneladas de propaganda, y de lo que no se llama a sí mismo propaganda, sobre el “fin del trabajo organizado”, “la futilidad sindical” o “la empresa –comunidad”.

Y es que esta huelga, además, llega en mal momento. En el momento imprevisto, aunque más previsible para quienes conozcan de verdad la historia del movimiento obrero: el momento de la llamada “recuperación”, cuando la maquinaria de extracción y reparto capitalista del plusvalor amaga con volver a funcionar a toda máquina. Quién haya leído a ese viejo militante ácrata llamado Francisco Olaya, que publicó dos monumentales obras llamadas “Historia del movimiento obrero del siglo XIX” e “Historia del movimiento obrero de 1900 a 1936” podrá haber entresacado algunas constantes en el decurso de casi siglo y medio de luchas obreras. Una de ellas, sin duda, será la siguiente: mientras en las etapas de crisis capitalista, el conflicto proletario se expresa en términos insurreccionales o barriales y locales, pero no laborales; en los momentos de ascenso del ciclo económico es cuando la actividad sindical se recupera de su letargo y empiezan las cadenas huelguísticas con las que la clase trabajadora trata de obtener su parte en los frutos de la recuperación económica. El ascenso del ciclo produce el aumento de la inflación, poniendo en peligro el mantenimiento de los salarios reales, que sólo pueden ser sostenidos o aumentados (para captar su parte correspondiente en justicia de los nuevos flujos de riqueza presentes) en base a una actividad huelguística y de conflicto potente y creciente.

Es decir, ahora que el capital ha conseguido deprimir los salarios por más de una década, que no aumenten no significa otra cosa que seguir bajándolos en un marco de recuperación y, por tanto, de aumento de la inflación. Que esto, a su vez, es una trampa mortal para la sostenibilidad de la propia recuperación, impidiendo la creación de una demanda agregada solvente y suficiente para la nueva producción, es algo que sabe el empresariado más inteligente (como el presidente de AC Hoteles), pero que, también , permanece oculto como un arcano incomprensible para la mayoría de una clase burguesa sometida, a su vez, a las tensiones irreductibles de una competencia creciente en el marco de un mercado desregulado e internacionalizado.

Así pues, a los trabajadores sólo les queda lo que siempre tuvieron: su capacidad para, como dice la canción de Nacha Guevara, “interrumpir el sábado”.

Que esta interrupción, además, se haya producido, como un mortal relámpago, en una de las principales nervaduras de nuestro aparato productivo, como son la vías de entrada y salida de los turistas, no es más que una consecuencia natural de lo anterior: son los trabajadores situados en posiciones más estratégicas quienes pueden abrir las hostilidades con mayor impacto real. Lejos de expresar una “turistofobia” que, aparte de una proverbial serpiente de verano de los media, no es más que una fútil expresión de incapacidad para plantear las auténticas cuestiones, la lucha de los trabajadores del Prat y de otros aeropuertos, así como la de las Kellys o de otras empresas de hostelería, pone sobre el tapete una vertiente crucial para los próximos años: cómo se va a distribuir, entre las distintas clases sociales, todo posible crecimiento futuro, en el bien entendido de que el mismo será siempre precario y problemático, en marco de la crisis sistémica del capitalismo que no hemos abandonado. Las movilizaciones vecinales y obreras, en este contexto, pueden conseguir resultados más profundos y reales que el gusto por la espectacularidad o el activismo irracional e indiscriminado contra quienes no tienen la culpa de nada.

Que esta huelga, por otra parte, haya sido respondida con una de las más potentes armas de que dispone el gobierno para devolver a su cauce normalizado a la vida económica, como es la militarización del trabajo, por la vía de la intervención de un cuerpo dependiente de las Fuerzas Armadas como es la Guardia Civil, era también previsible con los precedentes marcados por la huelga de los controladores aéreos de hace unos años, así como por la creciente represión judicial y policial de las protestas desplegadas en el ciclo de luchas sociales que empezó el 15-M (y muy especialmente las últimas huelgas generales).

El gobierno renuncia a la propia institucionalidad burguesa, que habla del derecho constitucional y fundamental a la huelga, cuando la normalidad del devenir de las mercancías y consumidores en el mercado desregulado se ve amenazada. Es aquí donde más claramente se puede ver la estricta condición de clase de las políticas públicas del Partido Popular: mientras la administración nunca interviene ante las amenazas empresariales a quienes desean hacer huelga, ante el fraude de ley generalizado en la contratación temporal, ante las desastrosas ( y en ocasiones criminales) condiciones de seguridad en el trabajo en las que se desarrolla la mayor parte del desempeño laboral en casi todos los sectores económicos, o ante la imposición de servicios mínimos abusivos y, a veces, incluso declarados como ilegales en huelgas previas por los tribunales; sí lo hace, y con toda su potencia, cuando una huelga en un sector estratégico muestra tener la suficiente fuerza como para doblegar el largo brazo empresarial y servir como ejemplo para movilizaciones ulteriores de otros sectores.

Y ello, incluso, cuando la principal asociación del personal de la Guardia Civil ha tenido la decencia (al césar lo que es del césar) de manifestar que no tiene mucho sentido ni, probablemente, encaje legal, que se utilice un cuerpo armado para impedir una huelga legalmente convocada. Y, además, ha dicho algo también muy interesante: que el origen de este conflicto puede encontrarse en los procesos de privatización que han entregado actividades de seguridad de todos los ciudadanos que son responsabilidad del Estado, según su propia legalidad, a empresas privadas, participadas por grupos financieros transnacionales y cuya única fidelidad es la obtención del máximo beneficio pecuniario.

Aquí, precisamente, encontramos una de las claves del presente: la que vincula las privatizaciones con el ataque contra los salarios y las condiciones de vida de la clase trabajadora, la que expresa la potencia de desestructuración social que tiene un capitalismo trasnacional y desregulado, animado por un hambre voraz de superbeneficios.

Remunicipalización, pues, como estrategia para revertir las privatizaciones generando nuevas formas de gestión de los bienes comunes, y lucha obrera para forzar el aumento de salarios y la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores, junto a la emergencia de nuevas formas económicas autogestionarias y de empoderamiento comunitario, son las claves que determinarán la deriva de los próximos tiempos: o los frutos de la recuperación se reparten en un contexto de organización creciente de la clase trabajadora en todos los ámbitos, o los salarios reales seguirán cayendo y de la precariedad como expresión supuestamente patológica y coyuntural pasaremos a lo precario como centro de la totalidad de expresiones de nuestra vida social. Determinar cuál sea la nueva normalidad bien vale una huelga.

José Luis Carretero Miramar

http://kaosenlared.net/la-huelga-del-prat-peleando-los-frutos-la-recuper...

José Luis Carretero Miramar

Charlottesville y el ascenso del fascismo en los EEUU: Lo que necesitamos hacer

Rojo y Negro - Mié, 08/16/2017 - 19:44

 

 

Hasta el momento, algunos de los participantes en estos tipos de movilizaciones habían sido un tanto precavidos a la hora de definir su política. Ahora, todos ellos se han unido a cantos explícitamente fascistas como “blood and soil,” mientras que muchos otros levantaron sus brazos haciendo el saludo nazi; está claro que todos ellos -la llamada Alt Right, los Proud Boys y todos los demás Milicianos y Oathkeepers y todas las bases de “trolls” que los acompañan- están abiertamente apoyando al fascismo. Su objetivo es crear una situación a través de la cual puedan aterrorizar y asesinar con impunidad con el fin de crear un Estado supremacista aún más blanco, un estado aún más totalitario.

Con esta marcha en Charlottesville, la extrema derecha ha cruzado un umbral. Hasta ahora, parecían ser una variedad heterogénea de grupos organizados en redes sociales, la mayoría de los cuales carecían del valor para identificarse abiertamente con el fascismo. Hoy en día, han logrado ser un movimiento social capaz de reunir a cientos de personas para llevar a cabo actos organizados de violencia mientras la policía observa distante. Ellos pretenden aprovecharse de la ignorancia y de la inseguridad de la precaria clase obrera blanca para engañar a los blancos pobres y lograr que estos sirvan de nuevo como carne de cañón en favor de los planes de sus propios opresores.

Pero no es demasiado tarde -no aún, por lo menos-. Los fascistas están logrando visibilidad antes de realmente tener los números o la legitimidad en la arena pública que necesitan para defender su nueva posición. Si actuamos rápida y decididamente -sin darles ni legitimidad, ni espacio- todavía hay tiempo para detenerlos antes de que avancen el reloj de 2017 a 1933.

     

¿Recuerdan el pasado mes de noviembre, cuando Donald Trump fue electo y parecía que todo Estados Unidos estaba a punto de convertirse en una dictadura de extrema derecha? Mientras los liberales se encontraban inmovilizados por el shock, los anarquistas inmediatamente fuimos a la ofensiva para desestabilizar el régimen de Trump antes de que todos se acostumbraran a un nuevo nivel de tiranía. Reconocimos que la extrema derecha había llegado al poder demasiado temprano, antes de que pudieran construir un amplio consenso en favor de su agenda, y esto los colocaba en una posición vulnerable. Al actuar de manera decisiva contra la toma de posesión y, más tarde, contra la prohibición de entrada al país de la población musulmana, ayudamos a demostrar que no podía haber negocios o política como de costumbre bajo la era de Trump, y esto creó fracturas dentro en los corredores del poder.

Si no fuera por estas expresiones de desafío inmediatas y masivas, los jueces podrían no haber tenido el valor para bloquear la prohibición de entrada de musulmanes, o los empleados de la Casa Blanca en filtrar información. ¡Imaginen que sería de los EE.UU. ahora si Trump gobernará plenamente con el aparato de estado que lo soporta! En cambio, hoy en día, el gobierno estadounidense parece más disfuncional que nunca. Eso puede explicar por qué Trump está amenazando con la guerra para reforzar su posición, mientras que los fascistas ya no cuentan con su gobierno para ejecutar su agenda bajo el velo de normalidad. 

Ahora tenemos que usar la misma estrategia para prevenir la amenaza de un nuevo movimiento fascista generalizado en los Estados Unidos. Tenemos que responder inmediatamente, reduciendo su suministro de oxígeno y bloqueando su crecimiento. Pero, ¿cómo hacemos eso?

   

Qué tenemos que hacer

En primer lugar, no podemos otorgar legitimidad a los fascistas. En los últimos días varios medios de comunicación los han descrito como “activistas blancos.” Tales eufemismos son inapropiados para las personas que visten como nazis, sostienen un discurso nazi, hacen el saludo nazi y se identifican a sí mismos como nazis. Debe quedar claro para todos que estos grupos no están tratando de entablar un diálogo, sino que buscan iniciar una guerra.

Por la misma razón, no debemos acudir a la policía ni a ninguna otra instancia del estado para la buscar la liberación. La complicidad de la policía al apoyar una iniciativa fascista tras otra está ya bien establecida.  Además, podemos estar seguros de que cualquier acción que el estado lleve a cabo en contra de la extrema derecha se duplicaría si fuese en contra de nosotros. Sería un error creer que la intervención estatal podría resolver este problema sin crear problemas aún mayores. Si la historia es una guía, cualquier poder que se conceda al estado acabará eventualmente en manos de los fascistas.

Tampoco podemos obedecer a autoridades como el gobernador McAuliffe cuando nos dicen que debemos responder a este tipo de situaciones ocultándonos en nuestras casas. En efecto, esto significa ceder las calles a los fascistas para hacer lo que quieran a quién quiera que se encuentre en ellas. Al recomendar esta estrategia, el Gobernador McAuliffe actúa como complice en el ascenso del fascismo. Escondernos de los problemas no significa que estos vayan a desaparecer.

Igualmente, no ayudará reunirse en iglesias como algunos lo hicieron en Charlottesville, felicitándonos por lo no-violentos que somos mientras los fascistas patrullan las calles. El 11 de agosto, cuando la iglesia cerró sus puertas con llave, dejó a muchos fuera, rodeados y superados en número por los fascistas. Este tipo de comportamiento es también otra forma de complicidad.

Es esencial construir células de combate capaces de enfrentarse a la violencia de extrema derecha. A los fascistas les encanta hacerse las víctimas para reclamar el derecho de violentar a otros; toda su narrativa se construye en torno a la contradicción de que son una raza superior pero que tiene todas las de perder, que son victoriosos y la vez perseguidos. Ellos ven cualquier resistencia a su programa como una afrenta a su dignidad y una violación de su espacio seguro. Sin embargo, tenemos que ser capaces de detenerlos en sus calles, porque están en el proceso de realizar sus fantasías de venganza. Cualquier imagen que puedan grabar de ataques exitosos perpetrados por ellos, por cobardes que sean, les ayudará a reclutar gente para continuar construyendo sus bases de matones y sádicos. Debido a esto, es preferible no entrar en conflicto con ellos excepto cuando estemos preparados, pero a toda costa, no debemos dejar que ellos tomen el control de las calles.

En gran medida no es una cuestión de confrontación física. Necesitamos gente que ponga carteles, personas que distribuyan folletos y que formen organizaciones locales y coordinen equipos de respuesta en los barrios. Necesitamos organizar el apoyo legal para quienes sean detenidos luchando contra los fascistas e instituciones como la Border Patrol, que ya están cumpliendo sus metas anunciadas sobre detenciones y deportaciones. Necesitamos infiltrarnos en sus grupos, establecer cuentas falsas en redes sociales con las cuales vigilarlos o difundir desinformación sobre sus luchas. Necesitamos identificar las debilidades mediante las cuales se pueden dividir sus alianzas y abrir espacios entre ellos y el resto de la derecha. Uno puede hacer mucho para luchar contra el fascismo sin entrar en un gimnasio.

     

Como en nuestros esfuerzos contra la administración Trump, no podemos luchar contra el fascismo solos. Tenemos que asegurarnos de que somos parte de un movimiento mucho más amplio, pero que nuestros esfuerzos no se diluyan ni se reduzcan a un mínimo común denominador.

Pero sobre todo, tenemos que popularizar otro conjunto de valores, de modo que las narrativas baratas de victimización y las fantasías de autoridad que ofrecen los fascistas no puedan ganar atención entre el público en general. Tenemos que demostrar lo satisfactorio que es tratar a lxs demás como iguales, en lugar de servir simultáneamente como un peón y un pequeño tirano en una cadena de mando. Debemos distinguir la verdadera autodeterminación de la supuesta autodeterminación de “naciones” o “pueblos,” que siempre se reduce a ser dominado por alguien de su propia etnia o religión. Tenemos que fomentar un sentido de autoestima que no se basa en la pertenencia a categorías inventadas, sino en nuestras relaciones personales, virtudes, habilidades y logros.

En la creciente popularidad del fascismo, podemos ver el fracaso del anti-racismo y el anti-sexismo basados en la culpa; meros privilegios políticos que nos han fallado. Tenemos que mostrar lo que cada uno puede ganar con la abolición de la blanquitud y el patriarcado y presentarlo como un paso positivo, en vez de como simplemente la eliminación de privilegios injustos. Por más injusto que sea un privilegio, alguien está dispuesto a querer conservarlo, tenemos que decir que no hay nada que la blanquitud o la dominación masculina puedan ofrecer en comparación con la auténtica intimidad y cuidado que son posibles cuando nos acercamos entre nosotrxs como iguales, sin fronteras o criterios abstractos de pertenencia.

Esto es lo opuesto de complacer a la supuesta ignorancia o interés propio de “la clase obrera blanca,” como si se tratara

CGT denuncia la desaparición de la reducción del 20 % de la cuota empresarial en el Sistema Especial de Empleadas de Hogar

Rojo y Negro - Mié, 08/16/2017 - 16:28

La Sección Sindical de CGT en el ámbito de la Seguridad Social, denuncia la desaparición de la REDUCCIÓN DEL 20 % de la cuota empresarial en el Sistema Especial de Empleados de Hogar de la que gozaban actualmente los empleadores. Posiblemente  desde el mes de julio,  según una nota remitida por los Servicios Centrales de la TGSS a sus  propios trabajadores. Mientras se mantienen reducciones-bonificaciones para otros Regímenes y muchos colectivos.

Esto supondrá,  un  grave perjuicio para un gran número de empleadores, que verán incrementadas sus cuotas, siendo en muchos casos personas mayores que utilizan los servicios de otras personas, no como un lujo sino como una necesidad real de ayuda. Además serán discriminados respecto a otros Regímenes, que para situaciones idénticas mantienen cotizaciones muy inferiores.

Al tiempo, que predecimos una avalancha de quejas en el mes de  septiembre cuando los afectados detecten el aumento de cuotas. Obviamente y una vez más, seremos los empleados públicos que atendemos a los ciudadanos los que tendremos que dar la CARA, en lugar de los auténticos responsables que establecen las normas.

Siendo en este caso responsable el Ministerio de Empleo y "Seguridad Social", que publicó el 11.02.2017, la Orden de Cotización para el año 2017 estableciendo en su Art. 14.4, la reducción del 20 % haciendo mención expresa de la Ley de Presupuestos para el año 2016 (disposición adicional octogésima séptima) sin tener en cuenta que ese derecho debería reflejarse en la Ley de Presupuestos del año 2017, que todavía no había sido aprobada.

Desgraciadamente, y ante la falta evidente de coordinación de los diversos Ministerios, la Ley de Presupuestos para el año 2017, NO PRORROGA los beneficios de la Ley 27/2011, donde venía establecido esa reducción del 20%, solamente hasta el año 2014 (siendo prorrogado por la Ley de Presupuestos para el año 2015 y 2016, PERO NO ESTE AÑO). Por tanto posiblemente desaparece el 20%  reducción de carácter general pero parece que queda el 45% de familias numerosas que viene reconocido por Ley 40/2003.

Recordemos que este sistema especial se puso en funcionamiento de forma precipitada, sin formación ni información por parte de los propios empleados públicos que la recibieron una vez pasada la avalancha inicial.

Se establecieron unas cotizaciones ficticias,  no por salario real sino por tramos  cambiantes y sangrantes en algunos casos, con aumentos o disminuciones de un año para otros del  11,62 % -  32,53 %  respectivamente para idénticos salarios. Con pagos muy superiores que los establecidos para otros Regímenes  (AUTONOMOS por ejemplo – Régimen bandera de algún grupo político). Un sistema especial además, que debido al envejecimientos de la población es utilizado en mayor medida por personas mayores, no como un lujo, sino como una necesidad real de ayuda, a los que  ahora le suprimen una reducción que mantienen otros Regímenes  en mayor medida y por supuesto las familias numerosas.

Sobre las y los TRABAJADORES de este colectivo, mejor no hablamos. Ni la TGSS ni el MINISTERIO, como auténticos responsables,  a pesar de los medios técnicos de que disponen y de los  escritos remitidos por este SINDICATO han conseguido que en muchos casos coticen NI POR EL SALARIO MÍNIMO (legalmente establecido), con un grave perjuicio para sus intereses y para los de la propia Seguridad Social que ve disminuido sus ingresos.

NORMATIVA APLICABLE

BONIFICACIONES E. HOGAR –FAMILIAS NUMEROSAS (45%)

(Que parece que se mantendrán en vigor al venir establecidas en una LEY ANTERIOR)

ESTABLECIDAS POR :  Ley 40/2003 de 18 de noviembre

Artículo 9. Beneficio por la contratación de cuidadores en familias numerosas.

La contratación de cuidadores en familias numerosas dará derecho a una bonificación del 45 por ciento de las cuotas a la Seguridad Social a cargo del empleador en las condiciones que legal o reglamentariamente se establezcan, siempre que los dos ascendientes o el ascendiente, en caso de familia monoparental, definidos en los términos previstos en el apartado 3 del artículo 2, ejerzan una actividad profesional por cuenta ajena o propia fuera del hogar o estén incapacitados para trabajar.

Cuando la familia numerosa ostente la categoría de especial, para la aplicación de este beneficio no será necesario que los dos progenitores desarrollen cualquier actividad retribuida fuera del hogar.

En cualquier caso, el beneficio indicado en el primer párrafo de este artículo sólo será aplicable por la contratación de un único cuidador por cada unidad familiar que tenga reconocida oficialmente la condición de familia numerosa.

Real Decreto 1621/2005, de 30 de diciembre, (que desarrolla la Ley anterior)

Artículo 5. Bonificación de cuotas de la Seguridad Social por la contratación de cuidadores en familias numerosas.

1. A efectos del derecho a la bonificación de la aportación del empleador a la cotización al Régimen Especial de Empleados de Hogar por la contratación de cuidadores en familias numerosas, establecida en el artículo 9 de la Ley 40/2003, tendrán la consideración de cuidadores las personas físicas al servicio del hogar familiar en los que el objeto de su relación laboral especial esté constituido por servicios o actividades prestados en el hogar de las familias numerosas que tengan oficialmente reconocida tal condición al amparo de dicha ley, y que consistan exclusivamente en el cuidado o atención de los miembros de dicha familia numerosa o de quienes convivan en el domicilio de la misma.

5. Las bonificaciones a que se refiere este artículo serán financiadas, conjuntamente y con cargo a los presupuestos del Servicio Público Estatal de Empleo, en un 25 por ciento, y de la Tesorería General de la Seguridad Social, en el 75 por ciento restantes.

REDUCCIONES E.HOGAR- CARÁCTER GENERAL

(Que ahora parece que se pierden al no haberse prorrogado en los Presupuestos Generales de este año 2017)

ESTABLECIDAS POR: Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

Disposición transitoria única. Reducción de cotizaciones en las personas que prestan servicios en el hogar familiar.

Durante los ejercicios 2012, 2013 y 2014, se aplicará una reducción del 20 por 100 a las cotizaciones devengadas por la contratación de las personas que presten servicios en el hogar familiar, y queden incorporadas en el sistema especial a que se refiere la disposición adicional trigésima novena de esta Ley, siempre que la obligación de cotizar se haya iniciado a partir de la fecha de la integración del Régimen Especial de Empleados de Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social. Esta reducción de cuotas se ampliará con una bonificación hasta llegar al 45 % para familias numerosas, en los términos de las reducciones y bonificaciones que ya se vienen aplicando en este Régimen Especial.

Se prorrogan durante el ejercicio 2016 los beneficios en la cotización a la Seguridad Social reconocidos en la Disposición transitoria única de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social. SEGÚN DISPOSICION ADICIONAL OCTOGÉSIMA SÉPTIMA DE LA LEY DE PRESUPUESTOS PARA EL AÑO 2016

La LEY DE PRESUPUESTOS de este año  NO PRORROGA LOS BENEFICIOS DE LA LEY 27/2011, por tanto parece que desaparece el 20% de carácter general pero parece que queda el 45% de familias numerosas que viene reconocido por UNA LEY ANTERIOR ( Ley 40/2003).

Jesús M. PÉREZ SANCHO

S.G. SECCIÓN SINDICAL SEGURIDAD SOCIAL –CGT/CAT

Sección Sindical Seguridad Social-CGT/CAT

Del último Sánchez al primer Zapatero

Rojo y Negro - Lun, 08/14/2017 - 22:08

Artículo de opinión de Rafael Cid

A pesar de los inauditos esfuerzos del Grupo Prisa por hacer creer que el acercamiento entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es poco menos que un crimen de lesa majestad, llegando a reinterpretar perversamente sus propias encuestas, lo cierto es que el acuerdo entre este último PSOE y Unidos-Podemos puede ser algo más que un futurible. Por esa vía de alta velocidad los días del gobierno de Mariano Rajoy podían verse seriamente comprometidos. No digo acabar porque aún no salen las cuentas. Para el pistoletazo final se necesitan más apoyos. Pero nunca se termina nada sino antes no se han dado los primeros pazos.

Además, hay factores que actúan como lanzadera en esa dirección que añaden el caldo de cabreo preciso para pasar de la intriga al sorpasso del duopolio dinástico hegemónico. Ahí está la interminable saga de corrupción que afecta al Partido Popular en sus múltiples y diferentes gradientes de poder. Desde el plano municipal al regional y desde el autonómico al estatal. Toda la estructura está carcomida por sus propias termitas y las metástasis siguen incontroladas. Eso, unido a la desigualdad social provocada por las contrarreformas aplicadas en el ámbito laboral y en el magro Estado de Bienestar abonan la probabilidad de que en una coyuntura propicia inplosione la catarsis. Por más que desde Moncloa se celebre el rigodón del crecimiento del PIB y el descenso del paro de aquella manera. Lo que es bueno para Florentino Pérez no tiene que serlo para todos los españoles.

En cierta medida el modelo que activase esta salida de emergencia está en la reciente historia. Cuando en unas circunstancias parecidas y mientras la coral aznarista entonaba el “España va bien”, surgió lo inesperado. Y lo imprevisto no fueron tanto las mentiras del 11-M ni el obsceno  espectáculo del Trio de Las Azores, sino el hecho feliz de que una minoría éticamente activa del pueblo acertara a contagiar su compromiso a amplias capas de la población. Eso dio al traste con una situación que ni los más puestos se hubieran atrevido a plantear. Aunque el crónico “autismo” de los listos del sistema va den su sueldo. Solo saben prever el pasado,  como muchos economistas de cabecera. Lo ocurrido con la crisis del 2008 es la prueba.

Bajo ese palio se inauguró  la primera legislatura de ZP. Un periodo de claros avances en derechos civiles (matrimonio sin distinción de sexo, dependencia, etc.), promesas y grandes expectativas. Ahora es sobre su huella que Pedro Sánchez diseña su relanzamiento reivindicándose con un orgulloso “somos la izquierda”. Pero hay un pero. Porque aquellas iniciales mejoras sociales tuvieron un postrer y amargo desenlace cuando irrumpió la crisis, negada con feroz impostura por Rodríguez Zapatero y su equipo. Y esa es la sombra de sospecha que aún persigue a Sánchez. Resulta difícil creer que, quien siendo diputado sociales en aquellos años y cómplice de la batería de medidas implementadas por el ejecutivo para complacer a la Troika (contrarreforma laboral; de pensiones; artículo 125 de la Constitución; purga Estatut catalán; indulto exprés a banqueros; etc.), esté ahora dispuesto a decir adiós a todo eso. Requiere pasar del auto de fe al acto de fe.

Únicamente una política de hechos consumados que rectificara de la cruz a la firma lo entonces perpetrado dejaría el camino libre para un pacto de gobierno entre PSOE y U-P. Mientras sus respectivas direcciones políticas se limiten a pregonar que hay que echar al PP de las instituciones, y pase de puntillas por revertir los (¡silencio, se rueda!) todos los ajustes estructuras y los recortes llevados a cabo en esa etapa, los barreras para el deshielo seguirán firmes. Si con Zapatero el PSOE fue capaz de ir de la cima a la sima, cabe malpensar que quien fue uno de sus escuderos carezca de credibilidad para anunciar algo nuevo que no sea algo propaganda y tactismo.

Y ahí es donde funciona el complejo mediático-financiero-empresarial de la Marca España, que nunca hace prisioneros. No tanto porque tema que Sánchez permita el desembarco de Unidos-Podemos en el portaviones del Estado, que también, sino porque  no quiere que el secretario general de los socialistas se pliegue ante un Iglesias con veleidades rupturistas (ergo sus titubeos ante el derecho a decidir). A esos poderes fácticos les agradaría que como ya ocurrió en el 2004 Rajoy saliera por piernas de La Moncloa. Pero nunca a costa de entronizar como compañero de viaje a una sedicente izquierda que verbaliza eslóganes hostiles al régimen del 78 (la casta y la trama). Todos los ataques de esos sectores encumbrados van encaminados  a lograr que U-P entre en razón, y como ya sucedió en el pasado con el PCE carrillista, acepte resignadamente (menos da una piedra) las reglas del juego. Entonces todo serían parabienes para un Iglesias subordinado a los intereses de un PSOE que como el hijo pródigo al fin habría encontrado el camino de regreso a la causa común. Begin de begin.

Rafael Cid

Rafael Cid

Basilio Martín Patino nos ha dejado

Rojo y Negro - Lun, 08/14/2017 - 20:23

El director de la película "Casas Viejas: el grito del Sur" y un autor de cine libre y apartado del mercantilismo del arte, ha fallecido el 13 de agosto de 2017 con una larga bibliografía digna de admirar.

Reproducimos lo que ha publicado el historiador José Luis Gutiérrez, autor del libro "Casas Viejas: del crimen a la esperanza" y que ha mantenido relación con el director ahora fallecido.

Otro golpe

Apenas han pasado veinticuatro horas de la muerte de Catalina Silva Cruz en Montauban (Francia), cuando nos llega la noticia del fallecimiento de Basilio Martín Patino. El cineasta que realizó la mejor obra cinematográfica sobre los sucesos de Casas Viejas. No sólo sobre ellos, sino que nos ha dejado una de las visiones más lúcidas sobre los mimbres culturales y antropológicos de Andalucía. No quiero pensar qué ocurría si Madrid, Cataluña o cualquier otro lugar tuvieran la suerte de contar con una serie de siete películas como las que realizó entre 1996 y 1998. Aquí, entre nosotros son más que desconocidas. Como, por supuesto, en las necrológicas que van apareciendo.

Una de ellas es Casas Viejas: El grito del sur (1996). Una gran broma, que como todas las buenas es de lo más seria.Todavía hay quienes se la creen literalmente y, entonces, hubo hasta catedráticos que se preguntaban de donde habían salido aquellos rollos de película y cómo era posible que se rodaran planos y contraplanos del incendio de la choza. Patino nos ha dejado la que quizás sea, hasta el momento, la mejor visión de uno de los acontecimientos centrales del siglo XX español. Un material crucial, como al que ayer me refería en la web Todos los Nombres (http://www.todoslosnombres.org/…/montauban-francia-catalina…), de la grabación de la entrevista a Catalina por un equipo de Canal Sur. Esencial para tener elementos válidos para construir la memoria de un tiempo, un lugar y unas personas.

 

Hacer algo así sólo está al alcance de unos pocos justos. Como lo era Martín Patino. Justo por desprendido, solidario y bueno. Así al menos lo conocí. Primero entrevistándolo, hace ya muchos años, cuando era jurado en el festival de cine Alcances, en Cádiz. Creo que en el 2006. Humilde, decía asombrarse de que, como le dije, Nueve cartas a Berta pudiera haber marcado a alguien. Después, cuando me recibió en su casa madrileña y tras un par de horas de charla, se levantó y me entregó una voluminosa carpeta con gran número de positivos de las fotografías que en 1933 convirtieron lo ocurrido en la población gaditana en el primer suceso social con gran repercusión gráfica. Había ido a pedirle, en nombre del Grupo de Trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía, CGT.A, que nos permitiera consultar su archivo para utilizarlo en el embate memorialista en el que nos encontrábamos envueltos entonces.

“Aquí las tienes”, me dijo. Mientras las cogía pensaba en cómo poder hacer copia en condiciones de ellas, además de verlas. Durante unos minutos las ojeé y cogía fuerzas para pedirle si las podía ver al día siguiente y, mientras, agenciarme un escaner. Patino me leyó el pensamiento y, con esa sonrisa siempre socarrona, dijo: “¡Llévatelas a Sevilla, copiadlas bien y me las devolvéis por correo!”. Acostumbrado a trabajar en un gremio en el que la información se guarda como oro en paño y se ocultan referencias y signaturas para que nadie más pueda comprobarlas e, incluso, se cambia de sitio el documento para que se convierta en inencontrable, mi cara tuvo que ser un poema. Por supuesto que las fotos volvieron a manos de Patino. Si se hace, se roba a los ladrones, no a la buena gente.

Como Catalina Silva, tras su película nunca volvió a Casas Viejas. Hace un par de eneros estuvo a punto de hacerlo. Para entonces ya estaba enfermo. Aunque, a pesar de lo que se está escribiendo, nunca se retiró. Ni siquiera cuando destrozaron Octavia (2002), una de las más lúcidas y crueles reflexiones sobre la “transición”. Quizás por eso no le dieron ninguna oportunidad.

En estas horas aparecen los artículos que lo llaman “el cineasta rebelde y libre”, “un cineasta anarquista”. Seguramente es así y, un alto precio, pagó por ello. Pero seguro que no le importó. En una sociedad gris, en la que los mediocres y resentidos campan libremente, si los leyera, volvería a sonreir. Como un día en Sevilla, ante las excusas de un profesor de la facultad de Comunicación por la ausencia de público –nadie, es nadie- le decía que es que a esa hora, precisamente, había un botellón en el patio y… ya se sabe. Porque para ser grande, hay que ser bueno. Digan lo que digan.

José Luis Gutiérrez Molina (facebook)

http://memorialibertaria.org/node/2438

José Luis Gutiérrez Molina

La CGT de Catalunya contra los ataques al derecho de huelga

Rojo y Negro - Lun, 08/14/2017 - 12:51

Ante la inminente salida mediante la represión al conflicto de Eulen en el aeropuerto de Barcelona, ​​desde la Confederación General del Trabajo (CGT) de Catalunya queremos hacer patente los siguientes puntos:

 Consideramos inaceptable el despliegue de ningún cuerpo policial para suplantar a los huelguistas en los controles de equipajes del aeropuerto. El precedente que esta opción supone es muy preocupante para el conjunto de la clase trabajadora, pues se nos estaría diciendo que mediante un cuerpo policial o militar la administración puede finalizar, mediante la represión, una huelga. En este punto, Govern y Gobierno han estado más unidos que nunca, siendo el único disenso el color del uniforme del que haría el trabajo sucio contra la plantilla.

 Consideramos igualmente inaceptable el recurso a un arbitraje obligatorio impuesto desde la administración. Genera también un precedente en el mismo sentido que el punto anterior: prohibir una huelga como herramienta para resolver el conflicto que la ha motivado.

 Consideramos que la resolución del conflicto planteado pasa por revertir la privatización de AENA, recuperar sus actividades externalizadas y replantear qué tipo de trabajadores/as deben realizar las diferentes tareas que hacen funcionar los aeropuertos. En este sentido, hay que renunciar a empresas de seguridad privada y cubrir estos puestos con trabajadores/as directamente dependientes de AENA.

Las salidas represivas a los conflictos laborales suponen graves ataques al conjunto de la población y como tales hay que rechazarlas. Las medidas planteadas por las administraciones y la patronal en el aeropuerto de Barcelona no son nuevas y, durante las últimas semanas, ya se habían puesto sobre la mesa en otras huelgas: cuando las empresas no pueden doblar las plantillas, la administración se pone de su lado para echarle una mano atacando nuestros derechos.

Con esta ilegalización, animada por los habituales tertulianos y políticos de todo color, se quiere normalizar el hecho de reventar huelgas debido a que "afectan" ... ¿Qué deben hacer sino las huelgas? En lugar de poner el foco sobre la voracidad de las empresas, se criminaliza una y otra vez a todo colectivo que luche por mejorar sus derechos.

Desde la CGT hacemos un llamamiento a la población a no caer en esta trampa y defender nuestro derecho de huelga con uñas y dientes. Como se está demostrando últimamente, es lo que temen una y otra vez los que mandan, primero los pueden parar y luego los hacen retroceder.

Defendamos el derecho de huelga haciendo más huelgas, más contundentes y con más solidaridad y apoyo mutuo.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT de Catalunya
14 de agosto de 2017

 

 

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT de Catalunya

Libre Pensamiento nº 90 - Primavera

Rojo y Negro - Dom, 08/13/2017 - 13:35

Descargas

-LP 90 WEB.pdf-LP 90 WEB.pdf 4.9 MB

Montauban (Francia). Catalina Silva Cruz, la última superviviente de la matanza de Casas Viejas, ha fallecido a los 100 años

Rojo y Negro - Sáb, 08/12/2017 - 16:55

CATALINA SILVA CRUZ HA MUERTO EN MONTAUBAN, FRANCIA

 

TLN | JOSÉ LUIS GUTIÉRREZ MOLINA | 11-8-2017

Ayer, once de agosto, falleció en su casa de Montaban Catalina Silva Cruz. Tenía 100 años y poco más de ocho meses. Con ella desaparece el último testimonio vivo de la matanza de Casas Viejas. Afortunadamente nos ha dejado su relato en una entrevista de varias horas cuyo “bruto” iba a merecer incluso el tratamiento de Bien de Interés Cultural en aquella, nunca nacida, a pesar de las reiteradas promesas, declaración del año 2009.

Catalina Silva ha sido una luchadora siempre. Antes de enero de 1933, en el grupo anarquista femenino Amor y Armonía al que perteneció junto a su hermana María y su amiga Manolita Lago. Durante los Sucesos, por atreverse a llegar hasta la choza mientras estaba asediada. Después, en 1936, tras el golpe de Estado, ayudando a huir a vecinos de Paterna y escapando ella misma tras el asesinato de su hermana. Valor y lucha que mantuvo en la huída continua hasta la frontera francesa y aún en el país vecino acosada por la ocupación nazi y la desconfianza de las autoridades galas en los millares de anarcosindicalistas refugiados en el sur del país.

Incluso en los peores momentos, según decía, nunca olvidó aquella noche invernal de enero de 1933 cuando, el sol de la esperanza revolucionaria fue sustituido por las llamas de la represión más despiadada. Noche tras noche recordaba lo vivido aunque no fuera hasta entrado el presente siglo cuando salió del anonimato en el que voluntariamente se había mantenido. Fue durante la preparación del libro que escribí sobre Miguel Pérez Cordón, el compañero de María Silva. Tuve la inmensa fortuna no sólo de conseguir su testimonio sino de abrir un tiempo de amistad y cariño con ella, su hija Estrella y sus hijos Augusto y Universo.

Catalina, como otros Silva, no ha tenido suerte con el país donde le tocó nacer y a cuya nacionalidad nunca renunció a pesar de vivir en Francia casi ochenta años. Toda una vida. No ha tenido suerte porque siempre ha estado en el grupo de los perdedores, de los que perdieron en 1933, en 1936-1939, en el exilio y tras la muerte del dictador cuando entró a formar parte de los olvidados y de los que no le gustó lo que vio cuando regresó, en breves viajes, a su tierra y localidad natal. Pero a ella, como a tantos otros, eso seguro que no le importaba. Sabía que mientras que esta sociedad esté como está organizada, su lugar sería ese. Nunca dejaría de ser un recordatorio para los poderosos, sean quienes sean, de que lo peor que les puede pasar a ellos es que existan personas conscientes y luchadoras, como ella, a las que cuanto más lejos se les tenga mejor.

Sin embargo, y no voy a ser muy original, la historia tiene sus ironías. Hoy por la tarde, cuando los restos de Catalina sean depositados en la tumba familiar del cementerio de Montauban, apenas unas decenas de metros los separaran de los del responsable político último de los asesinatos de Casas Viejas: el entonces presidente del gobierno de la república española, Manuel Azaña. Aquel que sacrificó el interés colectivo del país por el particular de quien ocupaba el poder.

Catalina, como otras decenas de miles de españoles, se va sin conocer dónde están los restos de su hermana María que fue asesinada, dentro de unos días hará 81 años. En silencio, sin hacer ruido como vivió. El tiempo ha pasado por ella, a pesar de sus 100 años, demasiado rápido para los ritmos de una sociedad y una administración, a todos sus niveles, como los actuales del Reino de España.

Catalina que la tierra te sea leve. Siempre vivirás en nuestros corazones.

Algunos enlaces:

http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2006/544/1143928802.html

http://www.todoslosnombres.org/content/biografias/catalina-silva-cruz

https://www.lavozdelsur.es/cien-anos-toda-una-vida-la-de-catalina-silva-...

http://www.todoslosnombres.org/content/noticias/montauban-francia-catali...

todoslosnombres.org

Huelga en Ferrovial y concentración en la estación de Atocha

Rojo y Negro - Vie, 08/11/2017 - 23:21

En el día de hoy, se ha llevado a cabo la primera de las cinco jornadas de paro convocadas en la empresa Ferrovial Servicios que tiene la prestación de los Servicios a Bordo de los trenes AVE y Larga Distancia de Renfe. CGT hace una valoración positiva de la misma ya que estimamos que la participación ha sido superior al 53%. Y todo, a pesar de las trabas que la empresa Ferrovial Servicios ha puesto al normal desarrollo de la misma, incumpliendo flagrantemente, lo estimado por la Inspección de Trabajo en la anterior denuncia que este sindicato presentó en la Delegación de Trabajo de Madrid.

 

 

Paralelamente, se ha llevado a cabo una concentración de protesta en la Plaza del Emperador Carlos V de 11.00 a 12.00 horas (Atocha, los cabezones) en la que han participado alrededor de 300 trabajadoras y trabajadores. Que siguen reivindicando un Convenio Digno, mejores condiciones laborales, la no pérdida de poder adquisitivo, etc.

Por parte de la empresa Ferrovial Servicios, que mantiene una postura de intransigencia negociadora en la negociación del Convenio Colectivo, ha convocado a parte del Comité de Huelga en un intento de lavado de cara, pues en dicha reunión ninguno de los temas tratados tenía que ver con los puntos en negociación del C. Colectivo, limitándose a dar algunas aclaraciones sobre varios hechos ocurridos en la mañana de hoy que ellos consideran dentro de la normalidad y que los miembros del Comité de Huelga consideran que vulneran claramente el derecho de huelga, por la sustitución de los trabajadores que no se han presentado a trabajar.

Las trabajadoras y trabajadores de Ferrovial Servicios, lamentan las molestias que pueda causar esta movilización a los usuarios de los trenes afectados, apuntando que, son consecuencia de la mala praxis de Ferrovial y una postura inamovible en sus propuestas.

Madrid, 11 de agosto de 2017

Secretaría de Comunicación Sector Federal Ferroviario-CGT

SFF-CGT

Solidaridad y apoyo a Roberto Carlos (México)

Rojo y Negro - Jue, 08/10/2017 - 13:25

Podéis enviar vuestro texto de apoyo a: noestamostodxs@riseup.net o a sp-internacional@cgt.org.es

 

 

 

Actualización de la situación del compañero Roberto Carlos Ruíz Hernandez, preso en el CERSS nº5 de San Cristóbal de las Casas.

El compañero Roberto Carlos decidió levantar su huelga de hambre el pasado domingo a causa del deteriorado estado de salud en el que se encontraba. Debido a los 5 días en los que se enfrentó a huelga de hambre, 3 de ellos siendo también huelga de sed, los signos de consecuencias graves en su estado de salud, posibles secuelas e incluso riesgo a su vida era totalmente evidentes: Roberto sufría de fuertes calambres musculares, escupía sangre, tenía fuertes dolores musculares, estomacales y renales. Además de una extrema delgadez, acompañada de hipotensión y estados graves de estrés y ansiedad, debilidad y fatiga extrema. Se hallaba en estado de deshidratación, palidez, y labios morados por un posible deterioro en la irrigación sanguínea.

Durante todos los días en los que el compañero ha enfrentado la huelga de hambre las autoridades penitenciarias lo han mantenido en la enfermería, con la excusa de su cuidado. Esto, realmente, lo que le ha ocasionado es una forma de aislamiento en la que prácticamente todo su contacto es con el personal de la institución penitencia. Durante todo el tiempo, estos, le han estado presionando para que abandonara la huelga de hambre desde estrategias de coerción de diferente intensidad e intencionalidad, con toda la carga de estrés que eso supone en el estado de debilidad y vulnerabilidad de Roberto Carlos.

Roberto Carlos ha empezando a ingerir alimentos, pero su cuerpo los está rechazando, también está ingiriendo suero oral para enfrentar el "Síndrome de Desgaste" posterior a la huelga de hambre.

Desde la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Subsecretaria de Ejecuciones Penales y

Medidas de Seguridad del CERSS nº5, en el que se encuentra privado de libertad, el mismo domingo entregó un Acta Circunstanciada en el que se comprometen a no trasladar a nuestro compañero y a realizar las gestiones necesarias ante la Mesa de Reconciliación del Estado, ante el Juzgado de Primera Instancia de Ejecución de Penas y demás autoridades competentes. De igual manera se comprometen a respetar sus derechos humanos y garantías individuales.

Sobra decir que no tenemos ningún tipo de confianza en las palabras, o actas que desde la institución penitenciaria quieran decir o escribir. Lo único que les vamos a seguir exigiendo es la libertad inmediata e incondicional de nuestro compañero que ya ha enfrentado más del 80% de una condena impuesta desde la saña, el odio y la sinrazón.

Roberto no está solo, nuestra voz y nuestros actos siguen acompañando su lucha y su dignidad.

Exigimos la puesta en libertad inmediata de nuestro compañero, seguimos reafirmando nuestro compromiso en su acompañamiento y hacemos un llamado a todos y todas a estar al pendiente de su situación e integridad.

Así como también hacemos un llamado a la solidaridad activa que cada quien considere oportuna para exigir la libertad de Roberto Carlos

Libertad a Roberto Carlos Ruíz Hernández y a todxs lxs presxs en lucha!

Hasta que todxs seamos libres!

Grupo de Trabajo no Estamos Todxs

http://noestamostodxs.tk/actualizacion-sobre-caso-roberto-carlos-ruiz/

Grupo de Trabajo no Estamos Todxs

CGT denuncia a Correos ante la Inspección de Trabajo de Cádiz

Rojo y Negro - Jue, 08/10/2017 - 12:59

PRESENTADA DENUNCIA CONTRA CORREOS ANTE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO POR MANTENER UNAS TEMPERATURAS DENTRO DE LA UNIDAD DE REPARTO DE CORRESPONDENCIA DE ALGECIRAS SUPERIORES A LAS RECOGIDAS EN LA LEY DE PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES.

El pasado 28 de julio de 2017, la Confederación General de Trabajo, CGT, de Correos en Cádiz presentó denuncia dirigida a la Inspección Provincial de Trabajo debido a las condiciones laborales, y en concreto sobre las temperaturas que se viven dentro de la Unidad de Distribución de correspondencia de la localidad de Algeciras y que están sufriendo a diario el colectivo de reparto.

Desde hace casi dos meses las temperatura media dentro de dicho centro de trabajo es de unos 30 grados, llegando a alcanzarse en los días de olas de calor los 32, 33 grados o incluso más. Esto es debido a que el sistema de refrigeración del inmueble, que está situado en la calle Ruiz Zorrilla, está averiado y no funciona en las plantas superiores donde se ubica la citada unidad de reparto, así como la zona de vestuario y taquillas. Además, cabe resaltar que la sensación térmica es mayor debido a que la humedad en dichas plantas llega a unos porcentajes de más del 50%.

Esta situación provoca que los carteros de Algeciras estén viviendo durante este verano jornadas de trabajo insoportables, pues desde el inicio de la jornada a las 7:30 horas, hasta su término a las 15:00, están bajo condiciones ambientales de mucho calor, tanto dentro del centro de trabajo como a la hora de repartir en la calle. Hay que tener en cuenta que los carteros realizan, durante unas tres horas, más o menos, tareas dentro de la cartería antes de salir a repartir. Tareas consistentes en descargar y trasladar cajas cargadas de correspondencia, clasificación de la paquetería y de la diferente correspondencia, todo ello a unos ritmos de trabajo excesivos debido a la escasa contratación para sustituir a compañeros de vacaciones y para cumplir con las exigencias empresariales. Dichas condiciones ambientales sumadas a los elevados ritmos de trabajo provocan mucha sudoración, sofocos, acaloramientos, malestar y estrés térmico que parece que a Correos no le preocupan demasiado, ya que la única medida adoptada hasta el momento ha sido colocar dos aires acondicionados portátiles que no resultan suficientes al no conseguir bajar las temperaturas anteriormente comentadas. La empresa postal tampoco a dado ningún tipo de recomendación a los trabajadores en relación con las temperaturas en el interior y con el fin de minimizar los riesgos a los que están expuestos dichos empleados.

Recordemos que el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, establece que temperatura de los locales donde se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC.

Con esta denuncia, la CGT espera que la inspección de trabajo requiera a Correos un poco de sentido común y que se den unas recomendaciones excepcionales al personal para evitar posibles problemas de salud derivados de estas condiciones hasta que no se solucione el problema de la refrigeración en el inmueble.

CGT Correos Cádiz

 

CGT Correos Cádiz

Libertad para la oposición al G-20, encarcelada en Alemania

Rojo y Negro - Jue, 08/10/2017 - 12:37

Artículo de opinión acerca de la situación de las personas detenidas durante la cumbre del G-20 en Hamburgo, todavía en prisión desde el pasado mes de julio, entre quienes figura el bilbaíno David Rincón.

Cuando se cumple un mes de la reunión del G20 en Hamburgo, poco sabemos sobre la situación de las personas detenidas por haber participado en las protestas que dicha cumbre suscitó. Fruto de estas detenciones arbitrarias y enfocadas fundamentalmente contra las personas extranjeras, hoy en día permanece en prisión preventiva en Billwerder el bilbaíno David Rincón, sin acusaciones concretas, rehén de las peticiones de ejemplaridad que parten desde instancias policiales.

Como en otros casos, su detención se produjo fuera de las manifestaciones de protesta ya que la policía se dirigía a ciudadanos y ciudadanas no alemanas que estaban en las cafeterías. La justificación era hablar en idioma no local. La arbitrariedad de la actuación policial queda patente en el testimonio de la Italiana María, quien manifestó por carta que había acabado en prisión por el mero hecho de quedarse a auxiliar a una chica con el pie roto.

A nadie se le escapa que este tipo de alianzas del poder, las cuales escenifican en forma de cumbres, foros, etc, tienen como objetivo materializar políticas antisociales y perpetuar el injusto orden mundial que la mayor parte de la población mundial padece, para beneficio de una minoría. En este contexto, los derechos humanos y sociales son meros estorbos para sus fines, por lo que las protestas, más que legítimas, son imprescindibles para visibilizar el intolerable abismo de desigualdad que se abre en la humanidad y las terribles consecuencias que se vienen generando para el planeta y para generaciones venideras.

Por ello, no queremos abandonar a esas personas detenidas y encarceladas por movilizarse en Hamburgo por otro mundo posible. Exijimos su inmediata puesta en libertad y animamos a la ciudadanía a dirigirse por correo electrónico a la embajada y consulado de Alemania en el Reino de España en este sentido.

Amaia Zubieta, STEILAS

Maura Rodrigo, CGT

Pello Lasa, Solidari

Sergio López, CNT

Jesús Comes, ESK

STEILAS, CGT, Solidari, CNT, ESK

La CGT desautoriza la firma del ERE en Unísono

Rojo y Negro - Mié, 08/09/2017 - 23:37

El pasado día 28 de julio se cerró con ACUERDO unánime el periodo de consultas del ERE en la empresa Unísono Madrid. El día 2 de agosto desde la la CGT como organización se comunicó a la dirección de recursos humanos de Unísono que las personas que habían firmado por parte de la CGT el ERE actuaron a título personal y no como representantes de la CGT debido a que la CGT no avala ERES cuando las empresas obtienen beneficios. En concreto, se le comunica a la empresa que “las personas afiliadas a esta organización que han firmado un acuerdo sobre un ERE en su empresa no están autorizadas para hacerlo en nombre de CGT” y que “La CGT se desvincula absolutamente de este acuerdo”.

¿Por qué la CGT no firma ERES?

El telemarketing es un sector creado para generar precariedad desde sus inicios. Las empresas, junto con CCOO-UGT, destruyeron empleos de calidad en las empresas matrices para subcontratarlos en condiciones de miseria. Este modelo de condiciones de trabajo se ha ido sosteniendo convenio tras convenio con los artículos 14, 17 y 18.

En este marco laboral la CGT ha luchado contra los fines de obra, contra los despidos cuando se inventaban que se reducían las llamadas o cuando no nos subrogaban al perder una campaña. Las luchas ganadas por lxs trabajadorxs han obligado a las empresas a reinventarse para seguir obteniendo sus beneficios a costa de nuestra precariedad. En los últimos años las empresas del sector dejaron de aplicar los artículos anteriormente mencionados de manera habitual para comenzar a aplicar la Reforma Laboral del 2012 e introducir los ERES o las MSCT (Modificaciones Sustanciales de las Condiciones de Trabajo) como fórmula habitual de despido o para empeorar aun más nuestras condiciones. La CGT desde ese momento también se posicionó en contra de este nuevo modelo de destrucción de empleo forzando la retirada de los mismos y en otros casos en los tribunales, como fue, por ejemplo, la nulidad en Atento o la lucha hasta el final en Extel. Por ello, en la CGT jamás hemos avalado con nuestra firma un ERE.

Hay que entender que todo lo anterior forma parte de la estructura de un sistema global a todos los niveles y en todos los sectores que hay que combatir y abolir. Cuando se firman ERES, en definitiva, estamos sosteniendo y avalando una estrategia laboral y política de PRECARIEDAD en su sentido más amplio.

¡LOS ERES NO SE FIRMAN, LOS ERES SE COMBATEN!

Comité Local de la CGT de A Coruña

CGT-A Coruña

¡Aparición con vida de Santiago Maldonado!

Rojo y Negro - Mié, 08/09/2017 - 23:17

SOLICITUD DE SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

El pasado 1 de agosto de 2017 unos cien efectivos de la Gendarmería Nacional Argentina reprimieron una protesta sobre la ruta 40 en el paraje Leleque, en el noroeste del Chubut, en la Patagonia argentina, a unos cien kilómetros al norte de Esquel. La medida de fuerza era llevada adelante por miembros de la comunidad mapuche "Pu Lof en Resistencia del departamento Cushamen".

Tras desalojar a los manifestantes de la carretera, Gendarmería los persiguió campo adentro, ingresando al territorio de la comunidad y haciendo uso de armas de fuego.

En el marco de esa persecución desapareció el joven Santiago Maldonado, de 28 años, quien desde pocos meses atrás habitaba la cercana ciudad de El Bolsón, en Rio Negro.

Santiago Maldonado no es miembro del pueblo mapuche, sino que se había acercado a la comunidad "Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen" para expresar su solidaridad frente a otros hechos represivos recientes que había sufrido.

Los testimonios de quienes escapaban de la Gendarmería señalan que fue capturado, golpeado y subido a una camioneta blanca con las insignias de esa fuerza de seguridad. A partir de ese momento, nada más se supo de él.

Hacemos responsable al Estado nacional y a las figuras de Pablo Noceti, Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Interior y director del operativo represivo in situ; a la Ministro de Seguridad Patricia Bullrich y al Presidente de la Nación Mauricio Macri por la seguridad y la integridad física de Santiago Maldonado. Asimismo repudiamos los intentos de criminalización de la protesta que se han llevado adelante desde el gobierno y la represión como medio de "solución" de conflictos sociales.

Estamos frente a un caso de DESAPARICIÓN FORZADA en el marco de una protesta social. ¡Nunca Más!

¡Exigimos la inmediata aparición con vida de Santiago Maldonado!

Adhesiones a: centrodoc@gmail.com

Víctor Serge y el centenario de la “Revolución de octubre 1917”

Rojo y Negro - Mié, 08/09/2017 - 16:57

Reseña  del libro Víctor Serge, la conciencia de la revolución

Tanto por las esperanzas emancipadoras despertadas en sus comienzos como por la inmensa decepción provocada por su desarrollo totalitario y su sorprendente e inquietante final, la revolución bolchevique de octubre de 1917 fue –sin ninguna duda- uno de los eventos históricos mayores del siglo XX. Quizás el más decisivo para que la historia del pueblo ruso y de la humanidad fuera la que fue y sea hoy tan desconcertante y amenazadora. Una historia que parece empeñada en la absurda inconciencia de enterrar el ideal emancipador y en la irracional obcecación de realizar –cueste lo que cueste- la “utopía”  capitalista de un mercado mundializado: convertir el mundo en un Supermercado y la Tierra en un planeta de más en más devastado.

Con un tal panorama de fondo, no sorprende que el centenario de la “revolución de octubre 17” concite ya enfrentamientos y suscite expectativas -las más diversas- en torno a las celebraciones ya anunciadas en los cinco continentes. Como tampoco es una sorpresa que los debates del pasado se actualicen y resurjan las polémicas sobre la vigencia o la transformación de la vieja idea de Revolución en el mundo de hoy.

Sería deseable pues aprovechar esta ocasión y la distancia histórica con aquel evento para hacer análisis rigurosos, objetivos, esclarecedores, que nos permitan sacar lecciones para evitar en el futuro nuevos fracasos revolucionarios. Tanto para que el sacrificio de aquellos pueblos no sea estéril como porque la gravedad de la situación actual lo exigen.

En su discurso sobre el estado de la Nación, del 1 de diciembre pasado, Vladimir Putin dijo que  “2017 marca el 100 aniversario de las revoluciones de Febrero y Octubre. Este es un buen momento para mirar al pasado sobre las causas y la naturaleza de estas revoluciones en Rusia. No sólo los historiadores deberían hacer esto. La sociedad rusa en general necesita un análisis profundo, honesto, objetivo de estos eventos”. No obstante, el actual Presidente de Rusia (la ex URSS) advirtió ya a los ciudadanos rusos que no pueden “arrastrar hasta nuestros días las divisiones, los odios, las afrentas y la crueldad del pasado”, y que no deben olvidar que son “un pueblo unido. Un solo pueblo”, y que “Rusia solo hay una”…

Que un tal análisis sea una necesidad para la sociedad rusa no parece discutible, como tampoco debería serlo para las demás sociedades que siguen bajo la férula del “socialismo” de Estado o del capitalismo. La razón de esta necesidad es una obviedad: para todos los explotados del mundo es vital saber por qué, tras el triunfo de la revolución, ésta pudo transformarse en un monstruo totalitario y acabar restaurando el capitalismo más explotador y predador. Es una obviedad, claro, en la medida que los explotados sigan deseando emanciparse y estén dispuestos a seguir luchando por conseguirlo.

Evidentemente, ése no es el caso del Presidente de la Rusia actual. Que Putín reconozca esa necesidad para la sociedad rusa, en un discurso, no significa que él y su régimen vayan a permitir, y aún menos a fomentar el análisis “profundo, honesto, objetivo” de aquellos eventos. Sabemos lo que Putín busca y lo que él entiende por “un pueblo unido”, “un solo pueblo” y “Rusia solo hay una”, como también sabemos lo que eso significa para la oligarquía, que se constituyó a partir de la que se pretendía “revolucionaria” antes y que está en el Poder hoy en Rusia.  

No obstante, por haber reaparecido la lucha de clases en la ex patria del proletariado, es muy posible que algunos intenten hacer esta tarea crítica en Rusia y que lo hagan de manera profunda, honesta, objetiva, aunque clandestinamente, o casi…  ¡Como en los tiempos en que la crítica era considerada una disidencia “contrarrevolucionaria”! Pues, aunque la Rusia de hoy no sea la URSS, con la Checa y los campos de concentración de Stalin, es un hecho que las “libertades democráticas” son, con Putin, cada vez más retóricas…

En todo caso, de lo que sí podemos estar seguros es de que esos análisis no trascenderán a la sociedad rusa actual, por estar los medios de “información” tan o casi tan controlados por el Poder como durante el estalinismo. De ahí que, mientras se realizan y nos llegan tales análisis, sean bienvenidas todas las contribuciones críticas sobre ese evento, provengan de donde provengan.

De ahí que sea de apreciar la publicación, por la editorial LAERTES, S.A., de un libro colectivo sobre la vida y los combates políticos de Víctor Serge No solo por haber sido Víctor Serge uno de los primeros revolucionarios en narrar la tragedia de la primera revolución socialista triunfante de la historia ,devorándose a sí misma, sino también por no haber buscado explicaciones simples a esa trágica deriva y haber tratado de recuperar, para el futuro, las potencialidades revolucionarias perdidas. Un esfuerzo de crítica profunda, honesta, objetiva, que debe incitarnos a continuarla a cuantos y cuantas seguimos considerando el socialismo, de libertad y de crítica, como la única alternativa -racional, justa y sostenible- al sistema capitalista y su barbarie.

En este sentido, el libro colectivo, Victor Serge, la conciencia de la  revolución, coordinado por el historiador Pelai Pagés y el activista social Pepe Gutiérrez-Álvarez, me parece ser una valiosa contribución a la celebración del primer centenario de la revolución de octubre de 1917. Tanto porque los autores de este libro la consideran una “revolución traicionada que define en buena medida una de las características del siglo XX”, como en su tiempo la consideró Albert Camus, como porque el objetivo  de los coordinadores -“recoger una visión amplia y plural sobre la personalidad y la obra” de Víctor Serge- me parece un objetivo loable, justificado y de una gran actualidad. No solo por su implicación ”hasta la médula de sus huesos” en esa revolución sino también por haberse mantenido, en todas las circunstancias que le tocó vivir, fiel al socialismo “o mejor dicho, una determinada versión del socialismo”.  

Efectivamente, desde que Víctor Serge llegó a Rusia, poco después del triunfo de la Revolución bolchevique, hasta morir en México en 1947, su vida estuvo dedicada a luchar por ese socialismo con libertad. Tanto cuando militó en el anarquismo como cuando se convirtió al bolchevismo y luego criticó el estalinismo, Víctor Serge defendió siempre “la necesidad de transformar la sociedad a favor de los más débiles”, y, por ser coherente con tal ideal, acabó siendo repudiado por las “distintas ortodoxias, tanto desde la derecha como de la izquierda”.

Una coherencia con el ideal, que le hizo comprometerse “con la realidad inmediata que le tocó vivir”, y que, sin duda, debe revindicarse en estos tiempos de renuncia y de acomodamiento, con el capitalismo de mercado más puro y duro, hasta en el seno de las organizaciones y partidos que siguen proclamándose anticapitalistas, antiimperialistas y revolucionarias.  

Por su coherencia, que le llevó a morir en México en la pobreza y amenazado de muerte por los avasallados a las directivas de Moscú, Víctor Serge fue la conciencia desoída de la revolución rusa traicionada por los que se sirvieron de ella para auparse en el poder, tras imponer un férreo unanimismo corporativo en el partido. Un unanimismo que acabó acallando todas las voces críticas; pero que acabó también acallando la revolución. ¡Ay de los “críticos” en los partidos! No obstante, sin ellos no hay conciencia, ni en los partidos ni en la revolución.

En este sentido y mientras haya “revolucionarios” con tal ambición unanimista, dispuestos a sacrificar la revolución por el poder, serán necesarios los revolucionarios críticos. Por ello la vida y la obra de Víctor Serge seguirán siendo de actualidad.  

Esta es la razón que me hace considerar oportuna y muy útil la lectura del libro Victor Serge, la conciencia de la  revolución; pues no cabe la menor duda de que Víctor Serge fue una de las conciencias más lúcidas y honestas “de todas las revoluciones existentes en su momento”, como lo piensan y lo han escrito Pelai Pagés y Pepe Gutiérrez-Álvarez, coordinadores de esta interesante obra colectiva .   

Octavio Alberola

Octavio Alberola

Nuevo intento de represión sindical hacia CGT

Rojo y Negro - Mar, 08/08/2017 - 22:44

El pasado 1 de agosto, nuestro compañero Luis, delegado de personal de la empresa CLINER, S.A., empresa subcontrata de “El Corte Inglés”, en Sevilla,recibía la sorprendente noticia, desde ese mismo momento era “cautelarmente” suspendido de empleo, por un supuesto mal uso del crédito sindical como delegado de prevención en dicha empresa.

Ese supuesto mal uso del crédito sindical en vigilancia del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales ha consistido en realizar numeras reclamaciones, por parte de CGT, tanto a la empresa CLINER, S.A. como al propio “Corte Inglés” del cumplimiento de la misma en esta materia en los puestos de trabajo que desempeña toda la plantilla de CLINER, S.A. en las instalaciones de este gigante comercial, y para estas dos “Empresas” lo más barato era silenciar las denuncias de nuestra Organización.

Tras varias reuniones entre ambas partes, el pasado viernes 4 de agosto, CLINER, S.A. decide finalmente abrir expediente contradictorio contra nuestro compañero Luis, sin justificar ni mucho menos los hechos de los que acusaban al compañero.

Hoy , 7 de agosto, primer día de alegaciones a dicho expediente contradictorio, CGT, a las puertas del centro de trabajo donde nuestro compañero desempeña su jornada laboral diaria ha mostrado una vez más que el lema : “Si nos tocan a unx, nos tocan a todxs” no es solo un lema sino una realidad.

Desde la Confederación General del Trabajo no vamos a actuar con sumisión ante actos como los acontecidos estos últimos días en nuestra provincia, y no dejaremos ninguna sanción sin respuesta por nuestra parte, tal y como hoy hemos vuelto a demostrar a las puertas de “El Corte Inglés”, de Nervión, en Sevilla.

Pocas horas después de esta concentración espontánea, en la capital hispalense, en apoyo al compañero Luis, la empresa CLINER, S.A. lo ha citado de forma urgente a una reunión en la cual le han notificado que quedaba sin efecto la medida cautelar de suspensión de empleo, comunicándole así la reincorporación a su puesto de trabajo de forma inmediata.

Esta maniobra de la empresa no nos hará bajar la retaguardia, seguiremos en la misma linea de trabajo, y no por ello sentiremos miedo ni reparo a la hora de seguir denunciando cada hecho denunciable y que atente y vulnere cualquier derecho laboral de todos y todas los trabajadores y trabajadoras, ya sea CLINER, S.A. , AIRBUS, Ferrovial, EPES, …la empresa que intente esclavizar aun más a la clase obrera para aumentar avariciosamente sus propios beneficios económicos.

Elisabet García Jiménez

Sª Comunicación del Comité Federal de la CGT, en Sevilla

https://cgtsevilla.wordpress.com/2017/08/07/nuevo-intento-de-represion-s...

CGT-Sevilla
Distribuir contenido