Distribuir contenido
Actualizado: hace 34 mins 51 segs

CGT no participará en la comisión de seguimiento del ERE de Unipost

Mié, 11/22/2017 - 22:20

CERRADO “SIN ACUERDO”, NO CABE POSIBLE COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

El martes 21-11-17 se ha celebrado reunión de “la supuesta comisión de seguimiento” del ERE de Unipost que finalizó el pasado 16 de noviembre de 2017 “sin acuerdo” entre las partes. Desde CGT entendemos que no existe posibilidad de estar presentes en una comisión de seguimiento de algo en lo que no hay acuerdo, que encima la empresa lo aplica “supuestamente” de manera unilateral, y que además podría crear un problema para posibles impugnaciones.

CGT HACE UNA EXPOSICIÓN PREVIA Y SE MARCHA DE LA REUNIÓN

Antes de comenzar la reunión, CGT ha procedido a hacer entrega de un documento, una vez conocida la lista de afectad@s, lista en la que se han incluido de forma mayoritaria a personas que ha realizado las últimas movilizaciones por impagos, a las bajas laborales y a la afiliación a CGT, por lo que entendemos que se han vulnerado los derechos fundamentales de l@s trabajadores/as. Tras esta breve exposición, en la que la Administración Concursal ha solicitado a CGT que estuviera presente y que se podían revisar centro por centro los listados -“ya nos suponemos el porqué”-, CGT ha procedido a abandonar la reunión trasladando que no trafica, ni negocia con los despidos de ninguno de l@s 2.228 compañer@s y que toda la información se nos haga llegar a través de los canales oficiales.

ESCRITO DE CGT A LA EMPRESA, OO.SS. Y ADMINISTRACIÓN CONCURSAL

Durante todo el periodo de consultas la CGT se ha opuesto al ERE ya que la no emisión del informe de la A.C. dejaba sin la información necesaria de la situación real de la compañía. Asimismo, este sindicato no ha participado en la creación de una lista de despidos totalmente arbitrarios y en los que, a nuestra entender, se vulneran derechos fundamentales de l@s trabajadores/as.

La Empresa y la A.C. establecieron, respecto de los criterios de afectación concretos de cada trabajador/a, el criterio de productividad, en calidad y cantidad, en sentido amplio, y poblaciones en las que se dejaran de prestar el servicio, asimismo, l@s trabajadores/as adscrit@s voluntariamente y no se habían incluido a l@s trabajadores/as que han acreditado las circunstancias acordadas (por otros sindicatos) como excluyentes.

Que, sin embargo, este sindicato ha comprobado que los criterios que se han seguido para elaborar el listado de l@s trabajadores/as afectad@s por la primera fase, que se incluye en el Anexo II del que se hizo entrega ese mismo día (348 son forzosos de los 469 afectados), de l@s 348 afectad@s forzos@s much@s de ell@s están afiliad@s a la CGT, llegándose a dejar sin ningún/a afiliad@ a este sindicato en los centros de Murcia, Pontevedra (sólo la delegada LOLS), Vigo, Fuenlabrada, Granada, Alicante, Mérida y Badajoz, así como l@s de participación en las huelgas convocadas el último año y bajas laborales.

Como ejemplo de esta vulneración de derechos fundamentales resumimos la afectación producida:

Alicante: El 60% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT, haciendo desaparecer la Sección puesto que tan solo han dejado a la delegada electa.

Av. de Córdoba (Madrid): El 60% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Badajoz: El único afiliado a CGT ha sido despedido. Ballester (Barcelona): El 75% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Santander: 2 de los 3 despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Carabanchel (Madrid): El 60% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Fuenlabrada: L@s 2 afiliad@s a la CGT están en la 1ª fase de afectación.

Getafe: El 50% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Granada: El único afiliado ha sido despedido, es miembro de la Sección Sindical de CGT y candidato de CGT en las últimas elecciones sindicales.

Guadalajara: La única despedida forzosa del centro de Guadalajara capital es afiliada a la CGT.

Leganés: El único despedido es afiliado de CGT, fue delegado de CGT.

Lucena: La única despedida forzosa del centro de Lucena es afiliada a la CGT.

Málaga: El 50% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

López de Hoyos (Madrid): El 60% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT.

Mérida: Los 2 afiliados a la CGT son los dos únicos despidos forzosos.

Mijas: El único representante de la Sección sindical de la CGT ha sido despedido.

Murcia: Tod@s l@s miembr@s de la Sección Sindical de CGT han sido despedidos dejando sin Sección el centro de trabajo.

Ourense: El 50% de los despidos forzosos son afiliad@s a la CGT, incluída la Secretaria General de la Sección.

Pontevedra: Los únicos cuatro despidos forzosos pertenecen todos a la CGT única y exclusivamente, despidiendo a tod@s l@s miembr@s de la Sección Sindical a excepción de la delegada LOLS.

Vicálvaro (Madrid): Casi el 85% de l@s despedid@s (10 de l@s 12 forzos@s) son afiliad@s a la CGT.

Así pues, y sin olvidar que el ERE lo es a la totalidad de la plantilla, lo cierto es que siendo el periodo de afectación hasta mayo de 2018, y siendo a us vez posible que se produzca la venta de la unidad productiva y se mantengan puestos de trabajo, podríamos encontrarnos con que el criterio de selección de este ERE finalmente fuera el de ser afiliad@ a la CGT, hacer huelga en el último año y las bajas laborales.

La conducta de la Empresa y de la Administración Concursal constituye una vulneración del derecho fundamental colectivo e individual a la libertad sindical y al derecho a la huelga en consecuencia es nula de pleno derecho, por lo que el acta con fecha 16 de noviembre de 2017, que contiene el listado de l@s trabajadores/as afectad@s en la primera fase y que constituye el cierre del periodo de consultas, debe ser considerada nula de pleno derecho. Por lo anteriormente expuesto es por lo que este sindicato no reconoce la constitución de la Comisión de Seguimiento.

NUEVA REUNIÓN DE CGT EN EL FOGASA DE BARCELONA

CGT, que había solicitado reunión con el FOGASA de Barcelona, ha sido recibida por el jefe de unidad para que se nos aclarasen todas las dudas que nos habíais trasladado estos días. Respecto al pago de los salarios ya tramitados, las solicitudes siguen su curso y ya han empezado a resolverse -unas 200 de las más de 2.200- e incluso empezando a cobrar. Calculan que antes de final de año podrán estar ya resueltos y pagados todos los expedientes. Nos confirman que los 30 días “contra la masa” ya cuentan como consumidos y que, por lo tanto, la A.C. no dijo la verdad y, además de ello y por superar los límites, hay personal (la mayoría en Barcelona) que ya ha “palmado” pasta. El FOGASA va a pedir a la A.C. un listado Excel con todos los datos para que l@s emplead@s despedid@s sólo tengan que presentar la solicitud y el DNI sin más en cada ciudad, y facilitarles así la tarea de cara a las indemnizaciones. Respecto a las posibles impugnaciones se nos traslada que: ya sea un sindicato el denunciante, o ya sea un/a sol@ trabajad@r de los 469 afectad@s que demandase, haría paralizar todas las indemnizaciones, puesto que el ERE no sería firme y hasta su resolución no se podría tramitar. La idea del FOGASA será esperar los 20 días que fija la ley tras el auto del juez que autoriza las extinciones para ver si existen impugnaciones, tanto colectivas como individuales, que paralicen los expedientes hasta su resolución y firmeza.

¡¡¡NO AL ERE DE UNIPOST!!!

CGT-Unipost

25 de noviembre. Día Internacional Contra la Violencia Machista. Actos y convocatorias

Mié, 11/22/2017 - 18:56

Actos y convocatorias en todo el Estado

Fecha y hora del evento:  09/11/2017 (Todo el día) - 25/11/2017 (Todo el día)

ACTOS PAÍS VALENCIÀ

Actos organizados y donde participa la CGT y Dones Lliures en el País Valencià

22N: Especial “Acció Directa”. El programa de CGT-PV en Radio Klara. En directo de 16h a 18h en 104.4 FM y www.radioklara.org

Gandia:

25N 11h30 a 13h30. Ante el Teatro Serrano. ¡Contra las violencias machistas, ni un minuto de silencio!

Este 25N, Día Internacional Contra las Violencias Machistas, volvemos a denunciar que las mujeres continuamos siendo maltratadas, asesinadas, invisibilizadAs, explotadas… por este sistema patriarcal y capitalista, con el silencio cómplice de los medios de comunicación y la clase política y, en definitiva, de la sociedad.

Por eso, reivindicamos que no queremos ni un minuto de silencio, sino días enteros de gritos de mujeres empoderadAs contra todas las violencias machistas.

Por este motivo, hacemos un llamamiento a todas las brujas de luto, porque el sábado 25 de noviembre, a las 11:30h, nos encontramos ante el Teatro Serrano, en el Paseo Germanies de Gandia, para participar en la acción de calle “Denunciamos las violencias machistas y los silencios cómplices” que este año volvemos a llevar a cabo.

Saquemos a la calle, al espacio público, la violencia patriarcal sistèmica que nos asesina día atrás día. No queremos minutos de silencio.

90 asesinadas en 2017 (http://feminicidio.net/articulo/listado-feminicidios-y-otros-asesinatos-mujeres-cometidos-hombres-españa-2017) . *Stop *feminicidis!!!!

Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/1569732773087720/

Alicante:

25N Concentración Pl. de la Muntanyeta 18h30 (convoca Plataforma Feminista de Alicante)

25N III Marcha de las Antorchas (Convoca ‘El carrer i la nit son nostres’) Salida a las 19,30 desde Pl. Calvo Sotelo

https://www.facebook.com/events/1188706411266519/

Castelló:

18N Taller “Acoso en la calle: cómo reaccionar”. En nuestra sede de CGT contaremos con las compañeras de Levanta la Voz Madrid para impartir el taller de acoso en la calle: cómo reaccionar. Donde trabajaremos las opciones que tenemos en el momento y después de haberlo experimentado. Levanta La Voz Madrid parte de una organización antiacoso en la calle que nació afiliada a la Plataforma antiacoso Hollaback! Que se extiende por más de 30 países en todo el mundo. QUEREMOS VIVIR SEGURAS Y LIBRES, SIN AGRESIONES NI AGRESORES. Acto enmarcado en las VII Jornadas Anticapitalistas

El próximo 25 de noviembre volveremos a salir a la calle para gritar que no queremos más violencias machistas. Desde la CGT Castelló hemos decidido poner la atención en una violencia machista que, por desgracia, hemos sufrido todas las mujeres, no está tipificada como delito en la legislación actual y se da en un lugar visible, la calle. El acoso en la calle es una práctica no deseada que sufrimos las mujeres de manera sistemática. Mientras trabajamos para eliminarlo hemos decidido saber cómo dar respuesta.

http://www.cgtpv.org/confederal/18-n-castello-taller-assetjament-carrer-...

Valencia:

Jornadas sobre las violencias contra las mujeres CGT-UV

La sección sindical CGT de la Universitat de València organiza dentro de la campaña del 25N Día Internacional contra la violencia machista dos talleres, uno en el Campus de Taronjers y otro en el Campus de Blasco Ibáñez, con la intención de ofrecer respuestas alternativas feministas de apoderamiento ante las situaciones de violencia mostradas.

Taller: “Cultura Sexista y violencia machista”. 9 de noviembre a las 18:00 en el Salón Salón de Grados Facultad de Psicología. Ver Ficha: https://www.uv.es/cgt/DONA_I_IGUALTAT/25N%202017/Ficha%20TALLER%20Cultur...

Taller: “*Formación de acompañantes a víctimas”. 16 de noviembre a las 16:30 en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias Sociales. Ver Ficha: https://www.uv.es/cgt/DONA_I_IGUALTAT/25N%202017/Ficha%20TALLER%20Cultur...

Manifestación 25N a las 19h Parterre. Organiza Plataforma Feminista de València

Jaén:


Úbeda:

Granada:

Actividades organizadas por la Asamblea Feminista Unitaria de Granada.

Barcelona:

El 25-N las mujeres CGT acudirán a la convocatoria que se hace desde Novembre Feminista, de manera Unitaria.

Manifiesto y carteles en: http://cgt.org.es/25-de-noviembre-dia-internacional-contra-las-violencia...

Bilbao:

En Bilbao, la manifestación 25-N, que convocamos la koordinadora feminista, cambia este año su recorrido, y saldrá a las 18,30h desde el Sagrado Corazón, para terminar en el Ayuntamiento como los últimos años.

Encabezara la manifestación la pancarta unitaria, precedida de 20 mujeres en dos filas con antorchas.

Este año al comunicado se le intercalarán testimonios, con distintas perspectivas y sensibilidades.

El cartel que adjuntamos es el mismo en todo Euskalherria, aunque no así los comunicados.

Como otros años el grupo de mujeres del sindicato hemos colgado de las ventanas del sindicato una pancarta, con los lemas de nuestra campaña, también pegaremos carteles, aparte del reparto por secciones de la propaganda.

25 de noviembre de 2017

Día Internacional Contra la Violencia Machista

Basta ya de tanta Violencia Machista; basta ya de toda Violencia Machista

¡Que no nos morimos, nos asesinan!

¡No es suficiente con exigir un Pacto de Estado si se queda en papel mojado!

Nosotras, nos rebelamos, hablamos, escribimos nuestros propios discursos, elegimos nuestras imágenes,

nuestra lucha y disidencia, desarrollamos proyectos autónomos y autogestionarios de nuestros recursos personales y comunitarios.

Exigimos para todas las mujeres ejercer el derecho al Aborto, Libre, Seguro, Público y Gratuito

Defendemos una subversión feminista de la economía, una coeducación feminista transversal y unos modelos educativos

en todas las áreas de la vida que no reproduzcan o invisibilicen las violencias machistas

¡Reaccionemos! ¡Pasemos a la acción!

¡Ante sus violencias, nuestra autodefensa!

Madrid:

El próximo sábado 25 de noviembre nos uniremos a la manifestación convocada por el Foro de Madrid contra las violencias machistas y el Movimiento Feminista para movilizarnos hasta la Puerta del Sol.

Villarrobledo y Ciudad Real:

CGT La Mancha participará en 2 movilizaciones el próximo sábado 25. En la Concentración que se realizará en Villarrobledo desde las 12.00 ante el Mercado de Abastos. Y en la que, con gentes de toda la provincia ciudadrealeña, tendrá lugar en Ciudad Real capital por la tarde, para la que desde Alcázar de San Juan se está organizando un viaje en autobús, que saldrá a las 16.00. Podéis contactar para ir en el mail: asamblea7nalcazar@gmail.com o por redes sociales https://www.facebook.com/Asamblea7NAlcazar/

Redacción RyN

Despidos en ZF-TRW

Mié, 11/22/2017 - 18:47

Recientemente se publicó la resolución del Tribunal Supremo que confirmaba la sentencia del TSJN considerando el Expediente de Regulación de Empleo no ajustado a derecho. A falta de redactarse dicha sentencia, el resultado es inamovible.

Hay que recordar que años atrás, en los despidos considerados Improcedentes, era el trabajador quien decidía aceptar la indemnización de la empresa o reincorporarse a su puesto de trabajo. Eso cambió cuando se reformó el Estatuto de los Trabajadores y se introdujo un punto con el que se otorga al empresario la decisión de admitir al trabajador o dar una indemnización mayor cuando el despido es Improcedente. Por aquel entonces, en un proceso de negociación de convenio en, ESK llevó una propuesta al Comité con la que se pretendía plasmar en convenio que, en esta fábrica (ZF-TRW) ante un despido Improcedente, fuera el trabajador quien eligiese. CCOO, UGT, ELA y LAB decidieron quitar este punto de la plataforma, argumentando que no hacía falta que constase por escrito, ya que todo el Comité lo asumía.

Durante el proceso de negociación del último convenio el Comité se comprometió a no traspasar esa linea roja que suponía aceptar despidos. En la asamblea final, los sindicatos CCOO, UGT, ELA y LAB faltaron a su palabra y decidieron llevar a votación los despidos junto al convenio. Esa votación, que nos quisieron vender como democrática, se impuso a una plantilla coaccionada por las amenazas de la empresa y algunos sindicalistas (250 despidos) para decidir el destino de 123 compañeros. En esos momentos ya se conocían los criterios para despedir (porcentajes de días de baja por enfermedad común) por lo que la plantilla, en su mayoría, sabía que no estaba en esa lista negra, lo que condicionó enormemente el voto. Es evidente que los sindicatos que impusieron la votación ya sabían de antemano el resultado aplastante de la misma. A partir de ahí se creó un punto de inflexión desde el cual la plantilla se encuentra en una situación de indefensión total ante la empresa.

Los argumentos de la Dirección y de algunos sindicatos, que situaban la planta al borde del abismo, se vinieron abajo cuando, tras la primera sentencia, quedó claro que la empresa había mentido en las causas económicas y organizativas que, según ella, justificaban el ERE. Por si esto no fuera suficiente, todos vimos cómo, tras un mes de los primeros despidos, se recurría a la contratación de personal eventual y a la flexibilidad para realizar el trabajo de nuestros compañeros despedidos. Nada de todo esto hizo reaccionar a los 4 sindicatos mayoritarios del Comité.

CGT, desde el principio de todo este proceso, hemos considerado la judicialización del ERE como un último recurso o, en cualquier caso, paralelo a las acciones sindicales. Cuando la empresa empezó a suplir a los compañeros despedidos con personal eventual iniciamos una huelga indefinida que finalizamos tras 5 días por falta de apoyo del resto de sindicatos. En CGT hemos mantenido un compromiso real de no colaboración con la empresa negándonos a bajar fuera de nuestro calendario laboral. Así mismo, hemos convocado huelga todos los fines de semana y festivos del año para aquellos días que, por convenio, nos puede obligar la empresa a trabajar. El resto de sindicatos ni han secundado estas acciones ni han llevado a cabo ninguna otra.

El comportamiento de CCOO, UGT, ELA y LAB en nada ha cambiado desde aquella fatídica votación. CCOO y UGT, como mayoría del Comité, toman las decisiones que les ordena la empresa. ELA y LAB se supeditan a esa mayoría y se niegan a realizar acciones sindicales para defender aquello en lo que dicen creer. Todos ellos han renunciado a proteger a los trabajadores. CCOO, UGT, ELA y LAB han entrado conjuntamente en una dinámica muy peligrosa que actúa en contra de los intereses de todos los trabajadores. El llevar a asamblea votaciones como la de los despidos, cuyo resultado puede ir en contra de su obligación de proteger a TODOS los trabajadores, es una traición a la esencia del sindicalismo y demuestra que se han convertido en un instrumento de la empresa. Ya no se comportan como sindicatos, sino como meros representantes de mayorías asustadas y confusas capaces de renunciar a derechos laborales (conseguidos tras años de lucha obrera) o incluso de sacrificar a sus propios compañeros a cambio de que un empresario embustero y manipulador les asegure un par de años más de trabajo.

Los trabajadores de esta planta ya no pueden sentirse protegidos por aquellos que los representan. Si los sindicatos que componen este Comité quieren recuperar la confianza de la plantilla deben retomar las acciones sindicales y luchar por aquello en lo que creen, aunque sea en minoría, y dejar de buscar apoyos en aquellos que nunca se los van a dar.

-En estos momentos, CGT vemos la imperiosa necesidad de retomar aquella propuesta de ESK que buscaba el compromiso por escrito de cada sindicato de no permitir a la empresa despedir a nadie de forma Improcedente.

-En ese mismo camino, ahora que ha quedado confirmado que la vía judicial ha fracasado en tanto en cuanto no obliga a la empresa a readmitir a todos los trabajadores y que las causas para el ERE se han basado en mentiras, los sindicatos debemos unirnos para obligar a la empresa, mediante acciones sindicales, la vuelta de todos y cada uno de los compañeros despedidos que así lo deseen.

CGT ha propuesto esos 2 últimos puntos al resto de sindicatos pero todo apunta a que seguirán apoyando con su inmovilismo a esa Dirección a la que tanto critican.

Sección Sindical de CGT en ZF-TRW

Sección Sindical de CGT en ZF-TRW

Trabajo líquido, empleos gaseosos

Mié, 11/22/2017 - 15:44

Artículo de opinión de Rafael Cid

‘Los sólidos conservan su forma y persisten en el tiempo: duran; mientras que los líquidos son informes y se transforman constantemente: fluyen. Como la desregulación, la flexibilización o la liberalización de los mercados’

(Zygmunt Bauman)

Los últimos conflictos surgidos en sectores de la “nueva economía” ya permiten perfilar un primer diagnóstico sobre su impacto en la sociedad española de la modernidad líquida. Hablar de nueva economía no consiste solo en mencionar un ámbito “productivo inmaterial” basado en ese triángulo de las Bermudas que forman el reservorio del conocimiento, el internet y la globalización. A esos atributos hay que añadir el ámbito de dualización laboral en que se aplica, y también su pugna competitiva con la esfera productiva tradicional que asiste a sus embestidas. Es el caso del conflicto entre el sector del taxi y los servicios de movilidad que firmas de vehículos de alquiler con conductor (VTC), tipo Uber y Cabify; la huelga de los bici-repartidores de Deliweroo; el plante de las limpiadoras de hoteles (“las kellys”) o, más recientemente, el plante de los vigilantes de Eulen en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Todos ellos con puntos coincidentes y aspectos singulares.

Entorno a la disputa Taxi-Cabify asistimos a un duelo que bascula sobre dos formatos asimétricos de trabajo autónomo y/o independiente. Las profesionales del taxi son conductores a tiempo completo y en su mayoría dueños de la herramienta (como en los oficios) con la que prestan su servicio público. Han sido hasta ahora los monopolizadores del transporte de pasajeros “al detall” en nuestras ciudades. Ante y frete a ellos han aparecido negocios VTC que utilizan a personal asalariado sin vinculación laboral estable como chóferes de sus propios vehículos. El “low cost” que esa modalidad contractual supone convierte a los Cabify de turno en los depredadores naturales del mundo del taxi.

En una órbita semejante se sitúa la huelga de los ciclistas que, como las personas que trabajan para Deliweroo y similares, aparecieron en los medios al protagonizar una huelga de pedales. Como muchos taxistas, estos “riders” aportan su propia herramienta de trabajo, pero ni por el dinero que perciben como repartidores, ni por el riesgo que asumen (puro esfuerzo físico y constante posibilidad de accidentes), pueden homologarse a esos autónomos motorizados de mayor rango. En este sentido están tan indefensos como los servidores de Cabify, falsos autónomos ambos, vistos por sus oponentes del gremio del taxi como esquiroles. Hay un empleador que legalmente no lo es que les paga unos euros por cada viaje para llevar un porte a una dirección cuya agenda de clientes es de la firma-plataforma. Un bucle que llevara a repensar, cara al futuro, las tesis clásicas de las relaciones de producción.

Y finalmente está el litigio de los vigilantes de Eulen que asisten como agentes privados para la ordenación del tráfico interno de pasajeros en algunos aeropuertos. Aquí los interlocutores tienen perfiles más reconocibles. Por un lado, estos trabajadores actúan en un espacio público, y por otro, dependen de una sociedad que ha ganado en concurso la externalización de esos servicios de una empresa, en esta ocasión de la pública AENA. Por tanto, existe relación laboral y empleador responsable que facilita los útiles del trabajo. También unas reglas de juego en forma de condiciones de trabajo entre patrón y “segurata”.

Lo que sucede es que debido a las contrarreformas laborales del PSOE y del PP (cada una tuvo enfrente una huelga general que sin embargo no logró revocarlas), la normativa vigente ha ampliado aún más el poder de decisión de la parte empresarial frente a la sindical. No solo por la dualidad laboral que supuso la aceptación de formas de contratos a tiempo parcial (en sus múltiples modalidades y fracciones), sino, y sobre todo, por dar prioridad a los convenios de empresa sobre los de sector (“hazaña” del PP). De esta manera, las empresas pulpo (multiservicios) como Eulen pueden copar a la baja licitaciones con ventaja frente a otras especializadas en la seguridad con convenios de sector. Saben que esa merma la compensaran luego con un drástico hachazo a los costes salariales. Por eso el “basta ya” de los vigilantes de El Prat.

Todo ello configura un escenario que va mucho más allá de lo que se llamaba “flexiseguridad”. Un modelo de organización que busca la adaptación permanente del trabajador al trabajo mutante y deslocalizado sin demérito de la protección social, jibarizada en la actualidad a consecuencia de la crisis del 2008. El paulatino desmontaje del Estado de Bienestar por efecto de una “sobrecarga” de prestaciones en un entorno adverso de disminución de ingresos, ha permitido que la nueva economía avanzara sin freno por el lado de la desregulación salvaje del marco laboral. Con las consecuencias que están a la vista. Alemania, el primer país que liberalizó el “trabajo líquido” al introducir el gobierno socialdemócrata de Gerhard Schröeder los minijobs, (una especie de empleo a jornal) con la Agenda 2010, ha logrado sacar el paro de las estadísticas oficiales. Pero siete años después contabiliza más de 7,5 millones de personas con “mini trabajos” que apenas cobran el salario mínimo, y en concreto el trabajo doméstico está hoy mejor pagado en España que en país germano que asó la manteca.

Con semejante horizonte no resulta extraño que en los sectores más afectados, generalmente ajenos al interés de las centrales mayoritarias CCOO y UGT, aparezcan brotes de un nuevo sindicalismo que recuerda a iniciativas de lucha de principios del movimiento obrero. Paros espontáneos, boicots encubiertos, asambleas decisivas e incluso huelgas de solidaridad empiezan a ser las señas de identidad de una oleada de “lucha de clases” que a veces sorprende por la firmeza y unanimidad de su ejecución. Aunque este es otro cantar, posiblemente la dinámica que impulsa a esos conflictos se ha mirado en el espejo de las acciones defensivas de los estibadores cuando, con la excusa de su homologación con la Unión Europea (UE), se pretendió “rescindir” sus derechos adquiridos dentro de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

En muchos de estos ejemplos existe además un solapamiento y una dilución del papel del empresario en cuanto interlocutor válido. ¿Contra quién deben dirigir sus protestas los taxistas, a los conductores amateurs que tratan de ganarse la vida en los intersticios de la nueva economía o a los contratantes de la flota invasora? ¿Y los ciclistas, demandan al tenedor del repositorio de direcciones adonde deben llevar los paquetes, a los fabricantes de los productos que transportan…? El simple hecho de que el gobierno tuviera que intervenir en el conflicto de los estibadores (que han devuelto la pelota boicoteando los cruceros de los antidisturbios en el puerto de Barcelona) y en el de los vigilantes imponiendo un laudo, y de paso cercenando el derecho de huelga, demuestra la zona de sombra en que se mueven esas realidades laborales emergentes.

Curiosamente, aunque haya sido ahora cuando al calor de la nueva economía hayan brotado estos conflictos, el mal de atrás. La suerte estaba echada a medida que se ha ido generalizando la dualización desde la ya remota firma de los preconstitucionales Pactos de la Moncloa en 1977. Uno de cada cuatro contratos firmado el pasado julio duró menos de una semana. Lo que ocurre es que ha sido un goteo de décadas, como una lluvia fina que calaba todo el tejido social sin apenas impacto de rechazo. Y además, porque sus primeras manifestaciones se produjeron en estamentos y oficios considerados de prestigio, donde parecía imposible que la precarización pudiera darse. Por ejemplo, los abusos cometidos en el sector de la comunicación con los becarios y estudiantes en prácticas, sumidos en una jungla de once tipos de contratos a cada cual más degradante. Por no hablar de la vergonzosa explotación de los informadores gráficos “freelance”, que se juegan la vida a tanto la pieza como corresponsables de guerra con una escasa cobertura legal de parte de los grupos periodísticos con los que colaboran.

La fórmula de empresas multiservicios “low cost” que le ha servido a Eulen para alzarse con la cuenta de AENA, tiene su vástago más adelantado en esas redacciones virtuales donde unos periodistas manostijeras redactan textos, sacan fotos y editan videos durante su jornada laboral para dotar de contenidos tridimensionales al medio, algunas veces sin pisar el lugar de trabajo. Por cierto, en un sector donde el 80% de sus integrantes está en paro crónico.

El trabajador del siglo XXI está a la intemperie. Sin centro físico de trabajo, sin capital productivo real, casi si patrón reconocible, todo parece diseñado para un desarraigo. La mayor empresa de Portugal, Yupido, no tiene empleados, solo una página web donde publicita que su misión consiste en “dar infraestructura y apoyo a los clientes que necesitan operar con menos costes y mayor eficiencia”. Volatilidad que no respeta a nadie, tengan o no formación profesional o académica. En 2016 el 34,4% de los graduados con empleo en España trabajaba en puestos de baja calificación. Un tinglado de trabajo líquido y empleos gaseosos que solo puede paliarse reinventando redes de apoyo mutuo y empatía en la sociedad civil que eviten el solipsismo laboral como una nueva servidumbre distópica.

Eso, o tirar por la calle del medio, y empezar a decir adiós a un concepto fetiche de “homo faber” que canoniza el trabajo asalariado (y forzado) para disciplinar la desigualdad y la servidumbre como indispensable status vital. Eso incluye desacreditar, e incluso desacralizar, el código fuente “trabajo”, dentro de un proceso general de des-mercantilización de la existencia. Empezando por recordar que la expresión “trabajo” procede del latín “tripalium”, palabra que designaba al yugo de tres palos con que se amarraba a los esclavos para azotarlos. Solo así se puede empezar a alumbrar algo. Sobre todo cuando tener un empleo no supone poder vivir con dignidad. Estamos inaugurando un modelo-ghetto de trabajadores pobres, con ingresos de subsistencia que hacen imposible integrarse en la sociedad.

Porque cuando nos limitamos a insistir obsesivamente en los desastres del sistema sin cuestionarlo de raíz estamos aceptando su lógica interna. Podemos y debemos denunciar hechos incuestionables, como que nuestro país sea el segundo país de Europa en empleo precario o el quinto con más trabajadores autónomos. Pero aceptar el código fuente de semejante distopía implica también asumir como efecto bumerán la contraparte de tener el segundo “capital humano” con menor índice de productividad del continente. Con el simple bucle acción-reacción, sin proactividad rupturista, no hay salida del laberinto. No confundir todo esto con la Renta Básica Universal (RBU), que puede ser el modelo de beneficencia del mundo neoliberal para continuar la dominación y la explotación si se implanta a costa de enajenar los servicios sociales esenciales.

(Nota: Este artículo también se publica en el Blog de El Salto)

 

Rafael Cid

"La librería"

Mié, 11/22/2017 - 15:39

Artículo de opinión de Rafael Fenoy Rico

La directora Isabel Coixet nos deleita con una película que dirige y guioniza, adaptando la novela de Penelope Fitzgerald. Una película coproducida  por varias empresas pertenecientes a países como España,  Reino Unido y Alemania.

Si se busca una reseña de la cinta se encuentra lo siguiente: “En un pequeño pueblo de la Inglaterra de 1959, una mujer decide, en contra de la educada pero implacable oposición vecinal, abrir la primera librería que haya habido nunca en esa zona.” Sorprende que quien esta reseña realiza haya perdido el hilo argumental principal de la trama. Ya que Isabel Coixet  nos presenta una auténtica lucha de poder entre la “Señora” y principal fortuna del pueblo y una mujer, viuda,  que sólo desea abrir una librería, para de esta forma mantener el recuerdo de su marido muerto hace 11 años en la guerra.  Una historia como muchas otras que va de “pez grandes se come a pez chico”, envuelta en un ritmo narrativo y un lenguaje audiovisual bello y sereno. Alfonso de Vilallonga presentó en Barcelona la banda sonora de la película con un sexteto de cuerda y la voz y la trompeta de Andrea Motis el pasado 1 de noviembre  en  Luz de Gas, Festival de Jazz.

Cuando esta librera se interesa por un local abandonado para instalar la librería, la “Señora” de la mansión que domina el pueblo, se empeña en desalojarla, con el pretexto de convertirlo en un centro de arte.  Como la voluntad de la librera es inquebrantable, articula la terrateniente, dueña de medio vecindario, un plan que consiga su objetivo.

Este discurso cinematográfico se acompaña de excelente fotografía y secuencias de los entornos naturales de un pueblecito de pescadores, donde casi nadie lee, excepto un hombre entrado en años que sólo sale de su caserón para pasear en solitario y que decide ayudar a la libera en este desigual combate.

Los acontecimientos que se suscitan a partir de este momento tienen un desenlace sorprendente. No es cuestión de contar el final, ni la trama, delicadamente contada por Isabel Coixet. No son los vecinos los que aíslan a la librera, sino el poder de la Dueña, que ejerce inmisericorde por el mero hecho de detentarlo. El final sorprende porque quien menos se espera “ajusta” las cuentas, impartiendo justicia humana, al más puro estilo anarquista. Sin duda del gusto de  Durruti, del que  el 19 de noviembre de 2017, conmemoramos 81 años de su muerte en el Madrid de la guerra.

Rafael Fenoy Rico

Rafael Fenoy Rico

La plaza de la Gavidia, nueve años después

Mié, 11/22/2017 - 13:33

Sevilla. La plaza de la Gavidia, nueve años después

para www.todoslosnombres.org, RMHSA de CGT.A / 22/11/2017.

Hace nueve años, en Aguilar de la Frontera (Córdoba), algunas –muy pocas- entidades memorialistas (asociaciones de Marchena, Puebla de Cazalla, Sevilla y Aguilar de la Frontera, RMHSA de CGT.A y algún otro más) ante la paralización de actuaciones en torno a las fosas comunes, decidimos auto convocarnos en la Plaza de La Gavidia de Sevillla, frente a la Consejería de Justicia de donde dependía, en esos momentos, la política memorialista de la Junta. Además el lugar tenía otras connotaciones relacionadas con la represión franquista al ser el cuartel desde donde Queipo de LLano llamaba, por radio, a su “banda” sicarios y mercenarios al asesinato de todos aquellos, y aquellas, que en algún momento de su vida se hubiera comprometido, aunque fuera simbólicamente, con las políticas del gobierno o luchando por la tierra, sus derechos y la libertad. (Foto: Plaza de la Gavidia: 22/11/2008).

Desde ese momento todos los últimos sábados de mes, con excepción de algunos meses de verano, hemos venido reclamando la exhumación de las fosas comunes del franquismo, pero también hemos debatido sobre la nueva Ley de la Memoria Democrática, de los “lugares de la memoria”, se ha venido informando de los diferentes proyectos de investigación local, de actos y conmemoraciones, además de recibir a muchos amigos, entidades de la provincia y de otras localidades de Andalucía, Extremadura y resto de España. (Foto: Puebla de Cazalla)

El cambio de posición del gobierno andaluz con respecto a las fosas comunes ha sido muy importante en estos nueve años, donde nos ha tocado convivir con algunos responsables (Comisarios) contrarios, real y públicamente, a las exhumaciones. También los hemos tenido “tímidamente” favorables y, por qué no decirlo los que han apostado por la investigación, localización, delimitación, exhumación y regalo de libros. En el ámbito de recursos económicos la clasificación es muy similar a la anterior, de la nada más absoluta, hasta poder plantearse llevar a cabo algunas intervenciones muy importantes que sin embargo no han sido, inconcebiblemente, reivindicadas en su justa medida, (Málaga. Convenio entre Ayuntamiento, Junta y gobierno central), aunque aún tendremos que esperar algún tiempo para llevar a cabo intervenciones de similar importancia (Sevilla, Huelva, Córdoba, Nerva, …) e incluso de otras escasamente reivindicadas (Granada, Jaén, …) y otras a las que no se responde (Orgiva). (Foto: Fosas cementerio de Málaga).

Mientras, sería injusto no hacer mención a intervenciones sencillas por el número de víctimas y otras memorables por su complejidad técnica, alguna de ellas sin apoyo económico de las administraciones (las menos), y otras pocas con resultados negativos. Actuaciones realizadas en: Almería (Sierro y en la capital). Cádiz (Alcalá del Valle (2), El Marrufo, Puerto Real, El Bosque, Grazalema, Paterna de Rivera, Medina Sidonia, y en estos momentos en Cádiz capital, San Fernando y Benamahoma), Córdoba (La Guijarrosa y Santaella, Adamúz, Belméz, Aguilar de la Frontera, Castro del Río, Obejo, Monturque y Lucena). Granada (Valle de Lecrín (2), Moraleda de Zafallona, Melegís, Loja, Pinos del Valle, Moclín, Alhendín, Gualchos, Montefrio, Orgiva, Viznar (2)). Huelva (Valverde del Camino, Calañas, Zalamea la Real (2), Puebla de Guzmán, Encinasola, recientemente en la capital y en estos momentos en Nerva), Jaén (Siruela del Guadalimar, Marmolejo y Lopera). Málaga (Teba, Cañete la Real o Villanueva de Cauche, Alfarnatejo, Álora, Cártama, Colmenar y Villanueva de la Concepción). Sevilla (Palomares del Río, La Puebla de los Infantes, La Puebla de Cazalla, Gerena, Cazalla de la Sierra, El Álamo, El Castillo de las Guardas, Camas, El Madroño, La Algaba, Guillena-El Ronquillo (2), La Campana, Guadalcanal y Fuentes de Andalucía-La Campana, en estos momentos en El Coronil y Sevilla capital),

Este importantísimo trabajo llevado a cabo tiene un lado oscuro en el que necesariamente tenemos que entrar y arrojar luz y transparencia, se trata de los informes de las exhumaciones, la inmensa mayoría desconocidos para la sociedad civil y en muchos, muchos casos, también para las propias familias de los fusilados. Algo similar ocurre con la nula “señalización” de esos lugares. Si esto no se hace, con urgencia, dentro de unos años no quedará nada de nuestro paso por esos lugares. Al igual que SI ESTOS DATOS NO SE ELEVAN AL MAPA DE FOSAS DE ANDALUCIA ACTUAL se está engañando a todos aquellos que lo consulten.

Sin la Plaza de la Gavidia y nuestra presencia durante estos últimos nueve años, seguro que la situación actual no sería la misma. ¡¡¡seguimos!!!

Grupo de Trabajo "Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucia (RMHSA de CGT.A).

Isacio Contreras 2b, local 8. 41003 Sevilla / memoriahistorica@cgtandalucia.org

http://www.todoslosnombres.org/content/noticias/sevilla-la-plaza-la-gavi...

RMHSA de CGT.A

Proyección del documental "Ojos que no ven" en el Ateneo Libertario La Idea

Mié, 11/22/2017 - 13:20

PROYECCION DEL DOCUMENTAL " OJOS QUE NO VEN"

JUEVES DIA 23 DE NOVIEMBRE A LAS 19 H.-

Los asesinatos y las agresiones fascistas, presentes durante todo el franquismo, no acabaron con la muerte del dictador sino que se han mantenido constantes hasta hoy. Durante la transición, la ultraderecha trató de aterrorizar a la parte más activa de la sociedad que se movilizaba por la libertad, la democracia y la justicia social.

En este periodo los atentados de grupos fascistas se hicieron con la colaboración de la policía, el ejército y los jueces de la dictadura. Las gentes de izquierdas, además, sufrieron el terrorismo de Estado (disfrazado bajo distintas siglas como Triple A, Guerrilleros de Cristo Rey, Batallón Vasco Español...) y las actuaciones de unas fuerzas represivas concebidas no para garantizar la seguridad ciudadana sino para erradicar toda manifestación de oposición al régimen franquista.

Sólo en 1980 fueron asesinadas más de 20 personas en distintas acciones reivindicadas por organizaciones ultraderechistas.

A principios de los 90 se produjo una mayor separación entre el terrorismo de Estado y los atentados de los grupos ultraderechistas. Los fascistas ya no actuaban sólo contra personas de izquierdas, homosexuales e independentistas sino que comenzaban a atacar también a indigentes e inmigrantes.

El documental da la palabra a las víctimas de agresiones y asesinatos ultraderechistas, un goteo constante desde el inicio de la transición hasta nuestros días. Se trata de un periodo de más de 35 años, por lo que las situaciones son necesariamente distintas, pero también presentan elementos en común. De estas semejanzas y diferencias, del papel de la policía, de la administración de justicia, de los medios de comunicación, de los representantes políticos... nos hablan las víctimas.

Os esperamos para compartir este interesante debate. Salud.

 

Ateneo Libertario La Idea

El Ayuntamiento de Getafe continuará la privatización de las Instalaciones Deportivas y además pretende dividir el servicio en tres lotes diferentes

Lun, 11/20/2017 - 21:06

Según un comunicado hecho publico por el Comité de Empresa del servicio de Instalaciones Deportivas de Getafe, actualmente en manos de Ferrovial, el pasado jueves 16 de noviembre, se han reunido con la alcaldesa Sara Hernández, Javier Santos y Olga Esteban para tratar la situación del próximo pliego de condiciones que habrá de regir la nueva contratación de este servicio público. La privatización continúa.

En dicha reunión se confirman las peores sospechas. Los planes del gobierno local es dividir la contratación en tres pequeños lotes separando a la plantilla por servicios, por un lado, Mantenimiento y Jardinería; por otro, Auxiliares, Limpieza y Taquilla; y un tercer lote de Servicios Deportivos, donde estarían adscritos los monitores, socorristas y médico.

Todo ello justificado por la libre competencia para facilitar la participación de pequeñas y medianas empresas en aplicación de la nueva Ley de Contratos Públicos.

La nueva Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014, y que ha sido aprobada recientemente el pasado 19 de octubre, llega con las bendiciones de los sindicatos mayoritarios y el acuerdo mayoritario del parlamento. Y entrará en vigor cuatro meses después de su publicación, en marzo de 2018. Seguramente los ayuntamientos ya están esperando esa fecha para sacar adelante las nuevas licitaciones y cerrar muchos negocios pendientes antes de acabar esta bochornosa legislatura municipal.

La situación de las Instalaciones Deportivas de Getafe es un ejemplo de los problemas que se pueden presentar a partir de ahora. Dividir a las plantillas en lotes pequeños y así contentar a más empresas con un “pedazo del pastel” y de paso debilitar la capacidad de acción de los trabajadores y trabajadoras. En algunos casos llegar a tener representación sindical será una carrera de obstáculos. Por otro lado, las presuntas las cláusulas sociales no ofrecen más garantías de las que ya estén contempladas en los convenios colectivos. Y si estos convenios, no contemplan expresamente la subrogación, la garantía de estabilidad para las plantillas, puedes ser papel mojado.

Muchos expertos ya han anticipado que esta nueva Ley ofrece serias “lagunas” por las que se pueda colar la corrupción en la contratación de obras y servicios públicos. Como hasta ahora.

El objetivo es perpetuar la privatización, pero con un lavado de cara, adaptándola a normativa europea. Pensada en buena medida para la aprobación de acuerdos internacionales que permitirán una mayor desregulación del mercado laboral, CETA, TTIP etc.

Desde CGT somos muy críticos con este proceso que solo traerá peores condiciones laborales a la clase trabajadora y permitirá a las empresas privadas, ya sean grandes o pequeñas, seguir apropiándose de los servicios públicos para lucrarse. Así continuarán siendo un foco de corruptelas, clientelismos y destrucción del patrimonio público. Pero también destrucción de empleo y deterior de los servicios.

CGT seguiremos apostando por la recuperación de la gestión directa de todos los Servicios Públicos. La Municipalización, como única alternativa social y económicamente eficiente. Y como garantía de empleo estable y de calidad. Pero con la firme aspiración de que se implementen mecanismos de control y gestión social y obrero. Donde trabajadores y trabajadoras, ciudadanía, y entidades sociales y vecinales, tengan un verdadero control sobre la gestión de los servicios que son de todas y todos. Y eso, solo lo alcanzaremos con movilización sindical y social, de lo contrario el futuro que nos espera no será mejor de lo que ahora tenemos.

CGT Zona Sur

https://www.cgtzonasur.org/el-ayuntamiento-de-getafe-continuara-la-priva...

CGT-Zona Sur

Nueva condena a Ilunion por vulnerar el derecho de huelga

Lun, 11/20/2017 - 20:13

Nueva condena a Ilunion Emergencias por vulnerar el Derecho Fundamental a la Huelga en el 112 de Cádiz.

La sala de lo Social del TSJA en Sevilla declara vulnerado el Derecho Fundamental a la Huelga de una compañera del 112 de Cádiz, ratifica la indemnización fijada por el Juzgado de lo Social y condena a Ilunion Emergencias al abono de las costas del recurso. La SENTENCIA Nº 3208/2017 sobre recurso de suplicación interpuesto por ILUNIÓN EMERGENCIAS, S.A., contra la Sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de los de Cádiz, autos nº 711/2015 ratifica íntegramente la sentencia de instancia, declara vulnerado el Derecho Fundamental a la huelga y ajustada a derecho la indemnización fijada para la trabajadora por el Juzgado en la cuantía de 625€. La empresa recurrente pierde el depósito efectuado para recurrir y, es condenada en costas.

FATyC de CGT-A

Málaga 19 noviembre 2017

https://www.cgtandalucia.org/blog/6494-nueva-condena-a-ilunion-por-vulne...

FATyC de CGT-A

Continúa la privatización de ADIF

Lun, 11/20/2017 - 19:48

La dirección de ADIF junto al Ministerio de Fomento, han vuelto a licitar el mantenimiento de todas las líneas de la Red Convencional y Ancho Métrico, hasta un total de 12.000 km y por un importe de 322 millones/€ y con una duración de 2 años.

Una vez que el enriquecimiento de las grandes empresas constructoras como consecuencia de la crisis económica por la burbuja inmobiliaria se vio truncado y las inversiones públicas en infraestructuras mermadas por los ajustes presupuestarios, los lobbies empresariales han seguido ejerciendo presión para conseguir financiación y mantenimiento de sus estructuras con dinero público. Ese dinero, proveniente de un modelo social público que detestan pero al que se agarran sin pudor.

En el camino hacia la privatización de las empresas públicas, ACS, Ferrovial, Acciones y OHL, entre otras, han conseguido acaparar esta licitación que traerá consecuencias importantes para el empleo en ADIF, reduciendo en un 50% las cargas de más de 1.000 trabajadores y trabajadoras pertenecientes a ADIF que en la actualidad se dedicaban a estas tareas que ahora se externalizan.

Nos encontramos ante una liquidación paulatina de una empresa pública que llevaba a cabo las labores que ahora se encomiendan al sector privado, con un menor valor económico menor. Razón primera, que desautoriza el discurso del ahorro que el Ministerio lanza.

No es la primera vez que ADIF licita este mantenimiento de las líneas y que desde CGT hemos denunciado desde su primera hora. Lo que ahora nos preocupa y debería preocupar al resto de organizaciones y a la ciudadanía, es que se han incluido los procedimientos específicos de Vigilancia del estado de Infraestructura y Vía, la revisión de cada inspección.

Desde CGT, también hemos detectado que en la licitación publicada no aparecen las diferencias económicas exorbitantes producidas POR LAS INSPECCIONES YA INCLUIDAS EN EL CANON QUE HASTA AHORA ESTÁN DESARROLLADAS POR EL PERSONAL DE ADIF. Otras cargas de trabajos que se privatizan son la carga/descarga de materiales, atención a incidencias -ya sea pequeña o gran intervención- y los Pilotos de Seguridad, incumpliendo además, la actual normativa.

La empresa ferroviaria ADIF y el Ministerio, siguen el modelo privatizador inglés que nos conducirá a la extinción de un Ferrocarril de titularidad, explotación públicos y con garantías suficientes en la Seguridad. Recordemos que el modelo privatizador inglés llevó a que las empresas adjudicatarias dejaran la infraestructura en un pésimo estado y el nivel de accidente ferroviarios muy por encima de la media europea.

CGT manifiesta su gran preocupación y alerta sobre esta nueva agresión contra el futuro laboral de muchos trabajadores. Una actuación desleal con los compromisos adquiridos por la dirección y nuestra organización, en materia de empleo e internalización de cargas de trabajo en el ámbito de la negociación colectiva y acuerdos de desconvocatoria de huelga.

Madrid 20/11/2017

Secretaría de Comunicación

Sector Federal Ferroviario-CGT

 

SFF-CGT

Juicio contra un sindicalista de CGT con petición de tres años de prisión por colgar en Facebook una foto de policías secretos

Lun, 11/20/2017 - 13:16

Víctor Tormo, militante de CGT en Castelló, se enfrenta a tres años de prisión y más de 12.000 euros de indemnización por publicar en su Facebook una foto de policías secretos. El juicio está previsto para el 4 de diciembre, cinco años después de que se produjeron los hechos. El delito del que se le acusa consiste en "revelación de secretos" y la causa ha salido adelante por la acusación particular de seis policías nacionales.

Fecha y hora del evento:  04/12/2017 - 09:00

CGT apoya a su militante y convoca una concentración el día del juicio, a las 9h en la Ciutat de la Justícia de Castelló. El caso pone en evidencia, una vez más, la existencia de listas negras de activistas sociales y la deriva autoritaria y represiva de un Estado dedicado a acallar la contestación social

En septiembre de 2012, Víctor Tormo participó en un piquete en la Universitat Jaume I (UJI), contra los recortes en educación, aprovechando la presencia de Alberto Fabra, presidente entonces de la Generalitat Valenciana. La protesta estudiantil se saldó con la retención y detención de más de veinte personas. En respuesta a esta actuación policial desmesurada se convocó, por el Consell del Estudiantat de la UJI, una manifestación antirrepresiva al día siguiente. La manifestación transcurrió sin incidentes y de forma pacífica.

Una vez finalizada la manifestación, y mientras la mayoría de los manifestantes que habían participado en la misma se encontraban en las terrazas de la plaza de la Muralla Liberal de Castelló, un grupo de policías nacionales de paisano, y sin identificarse en ningún momento como policías, realizaron identificaciones de forma masiva e indiscriminada. Víctor Tormo, considerando que se trataba de una actuación policial antirreglamentaria, los requirió para que se identificaran.

Ante la negativa de los agentes, y con el único fin de denunciar una actuación que entendía era arbitraria y de abuso de poder, Tormo subió una foto al facebook en la cual informaba que individuos con pinta de policía secreta estaban intimidando a jóvenes en las terrazas como medio de acallar las protestas ciudadanas.

Transcurrida una semana, Víctor Tormo fue detenido y acusado de un presunto delito de revelación de secretos y de haber "causado un grave riesgo en la seguridad" de los policías.

A pesar de que en el año 2014 la Fiscalía solicitó el archivo de la causa al considerar que no existe delito y que ser policía no es un secreto, la acusación particular de seis policías nacionales, personados en la causa como "perjudicados" recurrieron el archivo y piden 3 años de prisión y más de 12.000 euros de indemnización.

Finalmente, el caso ha salido adelante y el juicio tendrá lugar, a las 9.00 h del 4 de diciembre de 2017, en el Juzgado Penal nº 2 de Castelló.

El sindicalista encausado señala que "se trata de un juicio político, a instancia del subdelegado del Gobierno y del jefe de la Policía", puesto que sus datos aparecen en archivos policiales como participante en manifestaciones y actos de izquierda, y así consta en el atestado policial. Este atestado demuestra que subdelegación de Gobierno ordenó ficheros policiales con datos de manifestantes.

Este juicio se suma a otros casos recientes contra tuiters, humoristas, cantantes, etc. donde el Estado está mostrando su cara más autoritaria y represiva, llevándonos a una involución en las libertades y en los derechos fundamentales de las personas. La finalidad es clara, reprimir las protestas y los movimientos sociales, expandiendo el miedo para que las calles no se muevan.

Gabinete de Prensa CGT País Valencià

20 noviembre 2017

 

Gabinete de Prensa CGT País Valencià

Jornadas sobre el “discurso del odio” en los medios de comunicación en la Facultad de Comunicación y Lanónima

Lun, 11/20/2017 - 13:02

El próximo martes 21 de noviembre se celabrarán en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla las jornadas “CONTAR SIN ODIO. ODIO SIN CONTAR. Visibilidad y contra-narrativas del discurso del odio en los medios para futuros periodistas” que organizan la Red de Investigación en Comunicación Comunitaria, Alternativa y Participativa (RICCAP) y el Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social (COMPOLITICAS).

Coordinadas por el profesor José Candón y Miriam Meda las jornadas se enmarcan en la “Escuela Itinerante de Comunicación” de RICCAP, que celebra actos similares en la Universidad Carlos III de Madrid y en la Universidad Autónoma de Barcelona. Las Jornadas forman parte de un proyecto de Cooperación financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

En Sevilla serán el 21 de noviembre en la Facultad de Comunicación. Por la mañana de 9:00 a 13:00h en el Salón de Grados con la Conferencia “El papel de los medios en el imaginario social y en la construcción del discurso del odio” (Ángel Galán, Onda Color y STOP Rumores) y la Mesa Redonda “Evitar el auge del discurso del odio empezando por los medios de comunicación y las redes sociales” (Lucía Benítez, RTVA y Universidad de Cádiz; Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España; y Lola Fernández Palenzuela, directora del Gabinete de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Fundación Euroárabe).

Por la tarde, de 14:30h a 16:00h habrá dos talleres simultáneos en el salón de Grados y el Seminario 4 sobre “Creación documental como contranarrativa al discurso del odio” (Carlos Escaño) y “Documentación y redacción para un periodismo libre de odio” (María Iglesias) y luego puesta en común y conclusiuones de 16:30 a 19:00h.

Finalmente a las 20:00h los actos se trasladan al espacio social y feminista Lanónima (c/ Pasaje Mallol n.º 16) para la conferencia final sobre “Machismo, racismo y discurso del odio en las redes sociales” a cargo de Sandra Heredia Fernández, responsable de Antigitanismo, Discriminación y Género de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas FAKALI. Esta conferencia la presentará Francisco Sierra y forma parte de nuestro Seminario Permanente de Ciberdemocracia, en el marco del I+D Cibermov.

Programa completo en http://www.riccap.org/contar-sin-odio-odio-sin-contar-2/

Streaming en https://www.youtube.com/channel/UCv38e6CCA6-21ux_3rD2_nw/live

Cuña de radio promocional en http://www.riccap.org/wordpress/wp-content/uploads/2017/11/cunya_jornada...

Inscripciones en https://www.eventbrite.es/e/entradas-jornada-2-escuela-itinerante-contar...

La entrada es gratuíta y están aprobadosaprobados 0,5 créditos ECTS para el alumnado. También hay una entrada “Amigo” de 5€ para apoyar a la RICCAP y recibir un certificado de asistencia y una entrada “Mecenas” de 10€ para apoyar todas las actividades de la RICCAP.

Contacto: Jose Candón

José Candón

La Inspección de Trabajo de Cádiz sanciona nuevamente a Qualytel en el 085, servicio emergencias Bomberos

Lun, 11/20/2017 - 12:43

Qualytel ha salido del 085 por la puerta de atrás al recibir una nueva acta de Infracción de la Inspección de Trabajo ante los abusos que comete hacia los derechos de lxs trabajadorxs.

 

Esta vez la inspección de Trabajo, tras denuncia de CGT, multa a Qualytel por la actuación fraudulenta en la compensación de los festivos trabajados de los gestores telefónicos del 085 de Cádiz.

La Inspección de Trabajo también reconoce el derecho de las compañeras/os del 085 de Cádiz a reclamar el plus de idiomas, a la empresa comisionista de turno (desde el 1 de noviembre Ferrovial), ante el Juzgado de lo Social ya sea por vía individual o por conflicto colectivo, en base al expediente del concurso de adjudicación de la contrata y a la memoria técnica descriptiva de la propia empresa concesionaria.

La resolución Inspectora, con fecha de salida del 14 de noviembre da respuesta a una denuncia de CGT del pasado 28 de agosto y viene a dejar en evidencia, una vez más, el modus operandi de las empresas que obtienen concesiones públicas en los servicios de emergencias andaluces, que sin ningún tipo de escrúpulos sortean la legalidad vigente para enriquecerse a costa de menoscabar los derechos individuales de los trabajadores/as y vilipendiar los servicios de emergencias que les han sido encomendados por las Administraciones para su gestión, sin importarles la calidad de los mismos y obsesionados en lucrarse en la mayor cuantía posible.

CGT continua su particular cruzada para acabar con la subcontratación de los servicios de emergencias y con la especulación que se realiza con ellos, a costa de los mismos y de las desgracias de la ciudadanía que se ve obligada a marcar el 085, 061, 112, salud responde...por alguna situación de desgracia, accidente, fuerza mayor... mientras que las Administraciones como la Diputación de Cádiz o Junta de Andalucía siguen mirando a otro lado y quien sabe si quedándose con parte del pastel para lucros personales de quienes firman las concesiones.

 

 

CGT-Cádiz

11 al 15-d: XIX Jornadas Libertarias CGT València "Las revoluciones con nombre de mujer"

Lun, 11/20/2017 - 12:30

11 al 15 diciembre 2017

Octubre CCC (Sant Ferran,12).

Exposición: "La mujer en el anarquismo español".5 al 15 de diciembre en Facultad de Filosofía i Cs. de la Educación UV (Av. Blasco Ibáñez, 30)

Fecha y hora del evento:  11/12/2017 (Todo el día) - 15/12/2017 (Todo el día)

Programa:

 

Lunes 11 diciembre

12h: Presentación de las jornadas. Con José Manuel Muñoz Póliz (Secretario General CGT), Paula Ruiz (Secretaria de la Mujer CGT), Ismael Furió (Secretario General CGT-PV), Viki Criado (Mujeres Libres PV), Enric Tarrida (Secretario Organitzación CGT-València) y Nathalie Soriano (Mujeres Libres València).

18h30: Charla-debate "Las primeras revoluciones modernas (1789-1917)". A cargo de Ana Muiña (Historiadora y autora de “Rebeldes periféricas del siglo XIX”) y Aitana Muñoz (Historiadora). Modera Emilia Moreno (Mujeres Libres PV).

Martes 12 diciembre

18h30: Charla-debate “La construcción de un nuevo mundo y las resistencias antifascistas (1936-1975)”. A cargo de Carme Bernat Mateu (Historiadora), Mònica Chirivella Magraner (Historiadora) i Ferran Aísa (Escritor y poeta). Modera Xavi Cardà (Secretario Acción Sindical CGT-PV).

Miércoles 13 diciembre

18h30: Charla-debate "Insumisiones frente a la injusticia. Contestaciones al poder del capitalismo y del patriarcado". A cargo de Luis Suárez Carreño (La Comuna Presxs del franquismo) y Consol Aguilar (Catedrática UJI). Modera José Asensio (Equipo Comunicación CGT-PV).

Jueves 14 diciembre

18h30: Charla-debate "El internacionalismo globalizado". A cargo de Héctor Martínez (Miembro de Azadí Plataforma), Rut Moyano (Equipo Relaciones Internacionales CGT) y Esjaba Messaoud El Gadi (Activista Saharaui). Modera Josefina Juste (Mujeres Libres y Radio Klara).

Viernes 15 diciembre

18h30: Charla-debate "Las revueltas del precariado. La realidad del movimiento obrero en el siglo XXI". A cargo de Abel Ortiz (Radio Klara), Yolanda García (Portavoz Las Kellys Benidorm), Víctor Sánchez (Riders X Derechos), Las Lilas… Modera Silvia Pérez Miret (CGT-La Safor).

21h30: Teatro “Les Solidarias (versión)” Atirohecho y cena-fiesta en Ca Revolta (c/ Santa Teresa, 10)

Equipo de Comunicación CGT-PV

Equipo de Comunicación CGT-PV

[Fotos] Valladolid, la manada somos nosotras

Sáb, 11/18/2017 - 14:52

Protesta en Valladolid contra las agresiones sexuales y en apoyo de las víctimas de violaciones en los San Fermines 2016.

Fotos: Alejandro Romera

Alejandro Romera

Semana de lucha en defensa del ferrocarril público, social y sostenible

Vie, 11/17/2017 - 14:11

La política de transporte del Estado español ha favorecido el transporte privado frente al público, el individual frente al colectivo, la carretera frente al ferrocarril, y el AVE frente al tren que utilizamos la inmensa mayoría: solo un 4% de usuarios/as utilizan el AVE, que se lleva el 70% de las inversiones en infraestructura ferroviaria, mientras que Cercanías y Media Distancia, en las que viajamos el 96%, reciben solo un 30%.

El AVE es un tren elitista, ineficiente e insostenible, caro y sumamente deficitario, que pagamos entre todos/as pero no todos/as podemos utilizar, que se diseña en periodos electorales y se construye cuando a las grandes constructoras se les desinfla la burbuja inmobiliaria.

Mientras, el ferrocarril que garantiza nuestro derecho a la movilidad se abandona, se fragmenta y se convierte en un negocio para las multinacionales que exigen su privatización.

La próxima redefinición de las Obligaciones de Servicio Público puede suponer un nuevo recorte en los servicios ferroviarios.

El modelo de ferrocarril que defendemos debe seguir siendo de titularidad pública y debe estar al servicio de la sociedad.

Debe ser el modo de transporte social por excelencia, por su respeto al medio ambiente, rentabilidad social, eficiencia energética, mínima ocupación de suelo, cohesión territorial, ahorro respecto al transporte privado y por carretera.

Las cuentas del ferrocarril deben considerar el ahorro en costes externos en comparación con otros modos de transporte, y las personas usuarias del ferrocarril se deben beneficiar de este ahorro, fomentándose su utilización por medio de servicios adecuados y tarifas asequibles y subvencionadas.

Las inversiones en infraestructuras de transporte deben favorecer de forma prioritaria al ferrocarril, compensando el largo abandono y orientándose a:

- Actualización de las líneas mejorando los sistemas de seguridad.

- Parar el levantamiento de vías y recuperar las líneas cerradas.

- Adecuación de horarios a las necesidades de la población.

- Aumento de frecuencias en líneas con una demanda no satisfecha.

- Recuperación de servicios y reapertura de estaciones

- Construcción de intercambiadores y plataformas intermodales

- Fomentar del transporte de mercancías por ferrocarril

El ferrocarril debe garantizar la seguridad por delante de cualquier otro criterio.

RENFE y ADIF deben reunificarse, integrando planificación y servicio, interiorizando los todos los trabajos externalizados y los servicios que se prestan al público.

El fomento del ferrocarril pasa por invertir en un servicio de calidad, potenciando el uso de la bicicleta y facilitando la accesibilidad a personas con diversidad funcional.

Se deben revertir los recortes en personal, tanto a bordo de los trenes como en las estaciones, y establecer un marco laboral común que garantice tanto las condiciones de trabajo como la seguridad y la calidad del servicio.

La Coordinadora estatal en defensa del ferrocarril público, social y sostenible, ha convocado una Semana de Lucha para reclamar un tren público, eficiente, sostenible, accesible, asequible, seguro y de calidad. En Valencia, Valencia en bici-Acció Ecologista Agró y CGT van a realizar una serie de acciones para denunciar la situación que vive el ferrocarril convencional, denunciando el inminente recorte de servicio en las Obligaciones de Servicio Público (OSP) sobre todo en la línea convencional Valencia-Cuenca-Madrid, que no recibe ninguna partida presupuestaria para su mantenimiento, y mucho menos, para su rehabilitación.

Desde VALÈNCIA EN BICI y SFF-CGT organizamos una marcha cicloturista por la comarca de Requena-Utiel en apoyo de la modernización de la línea C-3, además el viernes 17 de noviembre a las 17,30h realizaremos una concentración y montaremos un teatrillo en la propia estación del Nord bajo el lema “No hay mejor tren que el que Sí circula” denunciando la mala gestión de Renfe, que en los primeros seis meses de 2017 ha suprimido 900 trenes en Valencia.

Con esta iniciativa queremos sumarnos a las reivindicaciones de los Ayuntamientos, movimientos sociales y ciudadanía de las comarcas de la hoya de Buñol y de Requena-Utiel en lo que se refiere a las mejoras de la línea C-3 de Cercanías, y además de la marcha, realizaremos el día 18 una concentración en el ayuntamiento de Utiel y otra en la plaza de España de Camporrobles a las 18h, con apoyo del consistorio y de diferentes organizaciones de la zona.

El día 19 a las 11h en el ayuntamiento de Camporrobles tendrá lugar una mesa de trabajo publica en la que intervendrán técnicos del Ayuntamiento, AVAF, Valencia en Bici y CGT, a continuación, realizaremos una visita turística al yacimiento Ibero de “El Molón” para finalizar la marcha reivindicativa por la tarde.

Entendemos imprescindible poder presionar al Ministerio de Fomento desde las diferentes organizaciones y Ayuntamientos, para garantizar el servicio en la línea convencional Valencia-Madrid, por Cuenca. Mas si cabe ante la inminente revisión de las Obligaciones de Servicio Público (OSP) que se darán de manera inmediata, y donde esta línea corre un verdadero peligro de ser clausurada en parte o de reducir el servicio, para que inicie de manera inmediata un Plan de mejora y rehabilitación de la línea.

Las reivindicaciones y demandas que exigimos son las siguientes

GENERALES

- Acondicionamiento y reparación de las limitaciones de velocidad existentes en la línea y que lastran tanto la seguridad, como la regularidad, sobre todo la de 60 Km/h que existe entre Utiel y Cuenca.

- Aumento de la frecuencia de las circulaciones y adecuación de los horarios, así como la renovación del material motor, haciendo especial hincapié en la atención a personas de movilidad reducida y las personas usuarias de la bicicleta.

- Instalación de Intercambiador de ejes en las inmediaciones del Rebollar, que permita a los trenes de Media Distancia circular el primer tramo por LAV y llegar a Requena-Utiel y Camporrobles por la línea convencional, así como al resto de la línea. Con el consiguiente ahorro de tiempo. Garantizando el servicio con una cobertura coherente del servicio de cercanías hasta Bunyol.

AUTONOMICO

- Incorporación de la estación de Camporrobles en la Línea C3 de cercanías de Valencia.

- Renovación de los 20 km de vía que separan Utiel de Camporrobles, pasando de una velocidad máxima actual de 60 Km/h a 120 Km/h.

- Adecuación de las paradas intermedias de los trenes regionales.

- Supresión de la parada de Valencia Fuente de San Luis, que no aporta ninguna ventaja a las comarcas de la línea C3 y que ocasiona un aumento del tiempo de viaje de 15’ entre Valencia Nord y Valencia Sant Isidre.

- Electrificación la línea férrea de Cercanías C3.

- Renovación paulatina del material motor que circula por esta línea, tanto el de cercanías, como el de Media Distancia que une estas comarcas con Valencia y Madrid, como decíamos anteriormente con especial sensibilidad y adecuación del material a personas de movilidad reducida y bicicletas. Potenciando, además su uso en el ámbito social y turístico, puesto que esta línea presenta unas condiciones extraordinarias para ello.

- Desdoblamiento de la vía única, aunque en una fase posterior, sería muy importante para mejorar los tiempos de viaje, las frecuencias, la calidad del servicio y contribuir a la mejora del medio ambiente.

VALENCIA EN BICI Y SECTOR FEDERAL FERROVIARIO CONFEDERACIÓN GENERAL DEL TRABAJO VALENCIA

Valencia, 16 de noviembre de 2017

http://www.cgtpv.org/confederal/semana-lucha-defensa-ferrocarril-publico...

Valencia en Bici y SFF-CGT Valencia

Los mariscales de Silicon Valley

Vie, 11/17/2017 - 10:40

Los dueños de Internet --Facebook, Twitter, YouTube, Microsoft-- hacen negocio con la guerra antiterrorista vendiendo los datos de millones de usuarios

El 26 de marzo de 2016, un parque infantil de Lahore, Pakistán, sufrió un ataque terrorista que acabó con la vida de gran cantidad de niños y sus padres; juguetes y zapatitos quedaron desparramados junto a diversas partes del cuerpo y fragmentos quemados de ropa. A cientos de miles de kilómetros de allí, en Palo Alto, California, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, entró en su perfil de Facebook, que aglutina a millones de seguidores en el imperio de su red social. Conmovido por las noticias de la masacre de Lahore, Zuckerberg observó que su equipo de Facebook había activado demasiadas veces en los últimos meses la “Comprobación del estado de seguridad” (Safety Check), que se diseñó para que los usuarios pudieran alertar a sus amigos y seguidores de que se encuentran fuera de peligro cuando se produce un ataque mortal o una catástrofe natural. Zuckerberg hizo referencia a los ataques terroristas que habían sacudido Turquía y Bélgica, además de mencionar el atentado de Lahore. Para finalizar, confirmó su determinación de hacer frente a esos males con una conclusión marcada por su característico sientehabla

Creo que la única manera sostenible de defenderse de aquellos que buscan dividirnos consiste en crear un mundo en el que la comprensión y la empatía se propaguen con mayor velocidad que el odio, y en el que todas las personas de todos los países se sientan conectados, apreciados y amados. Ese es el mundo que podemos y debemos construir entre todos.

En los meses posteriores, Zuckerberg pasó a otras cosas: una iniciativa para “curar todas las enfermedades” (sí, la gente todavía cae enferma de forma inoportuna, aunque Zuckerberg velará porque reciban el tratamiento más eficaz posible) y, en junio de 2017, una visita a Iowa para sondear una supuesta candidatura presidencial. No obstante, a finales de ese mes, regresó a la tarea de hacer frente al terrorismo. Se alió con Microsoft, Twitter y YouTube, y anunció una iniciativa que difería bastante del emotivo alegato en favor de la empatía lanzado un año antes. Los gigantes de las redes sociales se centrarían a partir de ahora en desarrollar una tecnología que sirviera para restringir el acceso de los grupos terroristas a sus redes, y el coloso de software Microsoft (que no emitió un comunicado por separado) probablemente expandiría sus protocolos de control lingüístico mediante una serie de colaboraciones que había formalizado en mayo con varias ONG.

La nueva iniciativa multiplataforma y antiterrorista, fabulosamente titulada “Foro mundial de internet para combatir el terrorismo”, prometía desarrollar tecnología que pudiera detectar el material terrorista y establecer unas buenas prácticas que sirvieran para combatir el extremismo y el odio; además, tendría a las cuatro megaplataformas colaboradoras compartiendo información sobre posibles “herramientas para contrarrestar el discurso”. Al parecer, el amor y la empatía habían desaparecido del debate. Tampoco quedaba rastro del tecnorealismo que un año antes había llevado al grupo de reflexión de Twitter a declarar que no existía ningún “algoritmo mágico” que pudiera identificar el contenido terrorista en internet.

El Blackwater virtual

De hecho, desde que emitieron su anuncio, sobrio en comparación con otros, las cuatro partes integrantes del Foro mundial de internet todavía no han logrado inventar nada remotamente parecido a un algoritmo mágico que desafíe al terrorismo. Aunque en realidad la verdadera innovación nunca pretendió adoptar forma de código: el nacimiento del Foro mundial de internet marca el inicio de la expansión de las redes sociales y las plataformas de contenido compartido hacia la administración de la guerra contra el terrorismo con el respaldo del Estado. 

Como sucedió con otras iniciativas que pretendieron privatizar las guerras terroristas en el pasado, esta futura simbiosis probablemente empeorará la situación en todos los frentes. Los gobiernos podrán seguir inmiscuyéndose libremente en la privacidad y la libre expresión en condiciones de mayor impunidad, y también las plataformas sociales se ajustarán con firmeza al protocolo estatista (y las fuentes de financiación) para garantizar sus actuales monopolios mundiales. Como ya sucedió con el famoso caso de Blackwater (la empresa privada cuyos mercenarios llevaban a cabo interrogatorios, extradiciones, torturas y masacres civiles durante la invasión estadounidense de Irak), la rama antiterroristas del Foro mundial de internet podrá operar a salvo sin que exista nada parecido a una rígida supervisión pública, libre del molesto mandato del sector público sobre transparencia e información. La información que acumule podrá compartirse en secreto con un gobierno, y con más de un gobierno, y esto le permitirá ser capaz de localizar, procesar y perseguir a cualquier ciudadano que localicen las búsquedas de datos según la agenda política del momento.

El panorama es igual de desolador para los usuarios de las redes sociales situados en la parte comercial. Si una de sus publicaciones o tuits suscita el interés del politburó del Foro, los usuarios podrían perder el control real sobre sus clics, ubicaciones y consultas (y lógicamente sobre el flujo constante de información demográfica que se filtra de forma rutinaria de sus cuentas) en el caso de que un moderador de Facebook o un algoritmo de Twitter extremadamente recelosos les etiquete como terroristas, o como terroristas en potencia. En otras palabras, nuestros amos tecnológicos, que no rinden muchas cuentas de por sí, serían el factor más influyente en la vida privada de un individuo, sin necesidad de estar sometidos al peso de las garantías procesales que exigen todos los gobiernos hasta que esa persona ya esté clasificada y condenada por los datos recopilados. 

Zuckerberg, zar del terrorismo 

Más allá de la capacidad optimizada de vigilancia que inevitablemente acompaña a un acuerdo contractual para promover una iniciativa de este u otro tipo en la lucha contra el terrorismo, aquí también está en juego algo que podría llamarse una rama metafísica de la ampliación de metas. Cuando las plataformas sociales estén a la vanguardia de la guerra contra el terrorismo, también se arrogarán el poder de definir qué es terrorismo (y quién, a su vez, es un terrorista). 

En realidad, pocos días después del anuncio del Foro, la página de periodismo de investigación sin ánimo de lucro, ProPublica, publicó un sólido informe sobre el trato diferente que los moderadores daban a ciertas publicaciones, dependiendo de la identidad racial y las convicciones políticas de los que publican las entradas. En su mayor parte, se trataba de una trágica historia de dos publicaciones de Facebook. Una del congresista republicano de Luisiana, Clay Higgins, al día siguiente del ataque terrorista en el puente de Londres, que decía: “Cazadlos, identificadlos y matadlos, ¡matadlos a todos!”. “Por el bien de todo lo bueno y justo, ¡matadlos a todos!”. 

Facebook no eliminó la publicación, a pesar de que incitaba claramente a la violencia y contravenía los términos de servicio de la página, porque supuestamente iba dirigido hacia un subgrupo específico de musulmanes (los “radicalizados”) en lugar de estar dirigido a todos los creyentes del islam. Más o menos por las mismas fechas, Facebook eliminó una publicación del poeta y activista de Black Lives Matter, Didi Delgado, que decía: “Todos los blancos son racistas. Parte de esa base o ya estarás equivocado”. Para asegurarse de que se castigaba como era debido a la persona que lo publicó y que el contenido ofensivo no se republicaba, cancelaron la cuenta de Delgado durante siete días. 

Esta evidente doble moral parece reflejar perfectamente la política empresarial de Facebook. Uno de los ejercicios que figura entre el material de formación que entrega la empresa a los moderadores encargados de implementar el algoritmo de Facebook contra la incitación mundial al odio, les pide que seleccionen de entre una lista de tres al grupo que tiene derecho a ser protegido de las expresiones de odio en internet: las mujeres al volante, los menores negros y los hombres blancos. La respuesta correcta son los hombres blancos. 

El propio Zuckerberg ha actuado como árbitro final en los casos en que había que moderar polémicas relacionadas con hombres blancos, y se ha asegurado de que reciban un tratamiento favorable. Por ejemplo, cuando los empleados de Facebook señalaron que las publicaciones que realizó el por entonces candidato a la presidencia, Donald Trump, en favor de prohibir viajar a los musulmanes (un grupo concreto), violaban las normas de la compañía sobre las expresiones de odio, Zuckerberg intervino personalmente y afirmó que había que permitir esas publicaciones incluso aunque fuera consciente de que violaban las propias restricciones de la empresa sobre incitación al odio.

Días más tarde, la empresa emitió un comunicado esclareciendo que los moderadores permitirían a partir de ahora el contenido que se considerara “periodístico, significativo o relevante para el interés público”. Las entidades que determinarían quién y qué cumple con estos criterios serían, cómo no, Facebook y Zuckerberg. Y como el Foro se ha apropiado de la guerra digital, la perspectiva es bastante preocupante: las empresas privadas de información serán los primeros árbitros en valorar situaciones de gran alcance y a menudo especulativas sobre el lenguaje terrorista, la intencionalidad y la expresión (y otros asuntos demasiado reales relacionados con el castigo y el contraataque militar).

De igual manera, Twitter concibió un vacío legal del tamaño de Trump en su política contra la incitación al odio. Como ya han documentado numerosos artículos, Trump ha retuiteado en repetidas ocasiones memes y expresiones de odio provenientes de grupos neonazis que superaron sin problemas los controles oficiales de Twitter, aunque su contenido incitaba abiertamente al odio contra los musulmanes, los afroamericanos y contra otras minorías (infringiendo de nuevo la política oficial de Twitter). Igual que Facebook, Twitter parece haber decidido dictar una excepción subjetiva a su propia política cuando se trata de una incitación al odio avalada por el presidente. Pero como Twitter es una empresa privada, no está obligada a justificarse públicamente por semejantes excepciones, ni tampoco está sujeta a un escrutinio público sobre cuál es su definición de lo que considera expresiones de odio que hacen apología del terrorismo en su plataforma. 

Tuitear siendo moreno 

Estas flagrantes omisiones en el diagnóstico y castigo de la incitación al odio son moneda corriente en el ámbito de las redes sociales. El Southern Poverty Law Center (una organización de defensa de los derechos civiles) constató que Twitter se estaba quedando atrás de forma manifiesta en su intento por imponer restricciones a la incitación al odio en las cuentas relacionadas con supremacistas blancos. La plataforma suspendió por fin algunas cuentas asociadas con grupos de odio de supremacistas blancos a finales del año pasado, aunque muchas páginas de este tipo siguen difundiendo propaganda racista. Mientras tanto, Twitter informó de que los moderadores de la empresa habían suspendido 125.000 cuentas por tener presuntos vínculos con ISIS.

Como era de esperar, los incentivos del mercado para condonar el discurso de odio marca Trump, y para incluir a los nacionalistas blancos que usen redes sociales en la definición de incitación al terrorismo, han dado unos llamativos resultados. En 2016, un estudio llevado a cabo por el Curso sobre Extremismo de la Universidad George Washington, titulado “Nazis contra ISIS en Twitter: un análisis comparativo de las redes sociales de los nacionalistas blancos y de ISIS”, concluyó que los principales grupos de nacionalistas blancos habían aumentado su número de seguidores en un 600% desde 2012. El informe atestiguó que los grupos de nacionalistas blancos utilizaban sobre todo la etiqueta #whitegenocide y que nombraban al presidente Donald Trump más que a ninguna otra persona. El estudio también confirmó que la presencia en internet de los supremacistas blancos superaba a las cuentas relacionadas con ISIS en casi todos los parámetros. 

Esta tendencia ha demostrado que no le afectan los ataques terroristas cometidos en el mundo real: los delitos de odio perpetrados por supremacistas blancos, como por ejemplo el de Dylann Roof, que asesinó a nueve personas en una iglesia negra de Charleston, Carolina del Sur, no hicieron que se incrementaran los esfuerzos policiales por vigilar a estos grupos o controlar el uso que hacen de las redes sociales. Las cuentas de los nacionalistas blancos o nazis cuentan con un seguimiento medio ocho veces superior al de las cuentas relacionadas con ISIS, y aun así, como denunciaba el estudio de la universidad George Washington, casi todas siguen operando libremente en Twitter.

Las cuentas de los nacionalistas blancos o nazis cuentan con un seguimiento medio ocho veces superior al de las cuentas relacionadas con ISIS

El consenso entre las plataformas propietarias de redes sociales es evidente: el terror, según la definición operativa que manejan, es algo extranjero que perpetúan las minorías religiosas y raciales. El vacío deliberado que crea esta ceguera voluntaria desplaza de forma errónea el foco de atención y lo aleja del odio que disemina la derecha. Las plataformas de redes sociales pueden hacer excepciones o alterar sus reglas internas en cualquier momento, y así asegurarse de que el trato diferente que reciben los diversos grupos sociales que promueven el terrorismo sirve de base para llevar a cabo un ejercicio de ingeniería social. Como resultado, aquellos que ya se sienten con el derecho de actuar con impunidad, como por ejemplo los hombres blancos identitarios, reciben un apoyo tácito para continuar como hasta ahora, mientras que aquellos etiquetados como “otros” hostiles y peligrosos, son rápidamente castigados y suspendidos por la red social que dominan los blancos. Teniendo en cuenta este entorno permisivo, no sorprende que “los extremistas de derechas conspiraran o llevaran a cabo casi el doble de ataques terroristas que los extremistas islámicos” en EE.UU. entre 2008 y 2016.

Todo medio y ningún mensaje

Todo este proceso autoselectivo obtiene su autoridad moral del mandato que todo lo justifica cuando se trata de luchar contra el terrorismo online, es decir, el que practica un cierto tipo de moreno, musulmán o extranjero. Al igual que otras iniciativas antiterroristas, esta medida se puso en marcha como consecuencia de una amenaza externa amorfa y camaleónica de origen y poder desconocido; y el miedo que produce una amenaza de ese tipo es tan paralizador que ninguna de las partes siente la obligación de cuantificar el éxito real que tienen las medidas antiterroristas que se adoptan para frenar la proliferación del terrorismo. 

La creación del Foro sigue este manual de corte alarmista a pies juntillas. Al igual que los servicios de inteligencia propensos al pánico del Reino Unido y los EE.UU., los amos de las redes sociales suponen que la disponibilidad de internet y la ubicuidad de las redes sociales son de alguna forma responsables de la producción y difusión del terrorismo de inspiración islamista. Por tanto, deducen que si bloquean las redes de distribución de terrorismo islámico, podrían desaparecer las causas subyacentes del terrorismo islamista.

Tras el ataque terrorista en el Puente de Londres, los ciudadanos británicos recibieron de la primera ministra Theresa May una dosis no filtrada de este razonamiento. May, que había elaborado la mayoría de las medidas antiterroristas durante su período como ministra del Interior, culpó directamente a internet. Con el gesto serio, anunció: “No podemos permitir que esta ideología disponga del espacio seguro que necesita para reproducirse”, y prometió nuevas normativas “para regular el ciberespacio y prevenir la proliferación del extremismo y de los planes terroristas”. 

La declaración de May refleja un consenso amplio y transversal entre todos los líderes de gobierno occidentales mientras calculan el poder del Estado Islámico para llevar a cabo ataques dentro de sus fronteras. No obstante, lo que resulta aún más revelador es que su declaración pone de manifiesto el decisivo error que impide a los gobiernos occidentales ganar terreno frente a sus enemigos islamistas militantes. En lugar de centrarse en el fondo de la ideología de ISIS o en los factores estructurales que disparan el encanto que genera entre los lobos solitarios o las células independientes, los líderes occidentales se dejan seducir una y otra vez por los medios superficiales de transmisión de los mensajes.

De ahí que solo se centren en la estrategia predominante del momento. Las antiguas estrategias eran videos de Bin Laden y sermones de imanes afines a las ideas de Al Qaeda o los Hermanos Musulmanes en YouTube; y ahora mismo, son las redes sociales. 

La insensatez de este enfoque está extendida de forma alarmante entre todos los medios occidentales y los organismos de inteligencia. Para poner solo un ejemplo destacado, más o menos al mismo tiempo que ISIS declaró el califato, J.M. Berger, periodista de The Atlantic, publicó un artículo que pretendía explicar “Cómo ISIS manipula Twitter”. Berger detallaba cómo ISIS empleaba una aplicación del Twitter árabe llamada “El amanecer de la buena nueva”, que estaba disponible en Google. Esta aplicación, que supuestamente contaba con el apoyo de las principales figuras de ISIS en Twitter, publicaba tuits aprobados por ISIS en cuentas personales de Twitter, y así conseguía magnificar y expandir la influencia que ejerce el grupo en la red social. 

Pensándose que el despliegue teatral de imágenes medievales ejemplificaba un primitivismo auténtico, Berger hizo una pausa para maravillarse frente a la utilización que hacía el grupo de “los conceptos de marca y mensajería en los grupos de discusión” con el objetivo de extender su mensaje. Sin embargo, no se le pasó por la cabeza que la apariencia medieval pudiera ser un método empleado por el recientemente lanzado califato para presentarse como el islam auténtico. De igual forma, otros medios de comunicación, ansiosos por exagerar la importancia de las redes sociales como causa principal del pensamiento terrorista, publicaban titulares tan llamativos como: “ISIS consigue dominar una técnica decisiva de reclutamiento que ningún otro grupo terrorista había dominado antes”. En medio de toda esta carrera por hacer un periodismo basado en la tesis tecnocentrista, los analistas no cayeron en la verdad evidente de que cualquier tipo de grupo que quiera conseguir un seguimiento masivo utiliza estrategias de promoción en redes sociales, y que todas esas estrategias, como las plataformas que buscaban explotar, por definición, son de reciente creación. O lo que es lo mismo: ser original no implica ser un malvado genio de las redes. 

Algunos estudios exhaustivos sí cuestionaron esta premisa de que las redes sociales forman parte integral de las operaciones del ISIS. Un informe publicado en 2015 y titulado “ISIS en EE.UU.: de los retuits a Al Raqa”, concluyó que los setenta y siete afiliados de ISIS que habían sido arrestados hasta entonces componían un grupo “muy diverso” cuya radicalización no tenía su origen en unas únicas condiciones sociales, y menos aún en una única red social.

Pero ninguna de estas conclusiones afectó a la constante retórica alarmista sobre el ISIS en Twitter, ni tampoco a la tesis especulativa complementaria que afirma que una mayor vigilancia de las cuentas de Twitter y Facebook podría acabar con ISIS o asestarle un golpe casi definitivo. En febrero de 2016, el curso sobre Extremismo de la Universidad George Washington ya había comenzado a cantar victoria basándose en este argumento, con una publicación titulada Los réditos cada vez menores del Estado Islámico en Twitter: cómo la cancelación de cuentas pone coto a las redes sociales de los seguidores del ISIS de habla inglesa. Firmado por J. M. Berger (cómo no), el informe presenta el tipo de argumento circular que induce a poner la mirada en blanco y que solo puede considerarse una investigación si todas las partes interesadas buscan la confirmación selectiva de una hipótesis en lugar de demostrar su auténtica veracidad. El informe de Berger pretendía demostrar que al suspender las cuentas de Twitter relacionadas con ISIS, la empresa había conseguido reducir significativamente la actividad de ISIS en Twitter. En realidad, el informe afirmaba que los parámetros básicos demostraban que la red social del ISIS estaba “estancada o disminuía ligeramente”, aunque para la prensa estadounidense, siempre dispuesta a cantar cualquier tipo de victoria frente al ISIS, aunque sea online, esto fue motivo suficiente para dar saltos de alegría. Berger, quizá todavía emocionado por su reciente momento de gloria en The Atlantic, complació de buena gana y declaró que una presencia menor en Twitter significaba que “las actividades clave del grupo habían disminuido considerablemente”.

No obstante, si la actividad ya había disminuido seriamente en 2015, la cancelación de cuentas continuada y creciente de 2016 y 2017 hace pensar que esas acciones no son más que una campaña publicitaria para promocionar la lucha contra el avance del terrorismo islamista. El informe de Berger señalaba que en octubre de 2015, el número de cuentas de habla inglesa de ISIS “fácilmente localizables” era de aproximadamente unas mil. No obstante, algunas noticias de CNN situaron el número de cuentas relacionadas con ISIS que habían sido canceladas en 235.000 en 2016 y 377.000 en 2017. En este sentido, el aumento escalonado del número de cancelaciones no hace sino enturbiar el argumento en favor de lanzar una ofensiva integral contra el tráfico de internet que promueve el discurso de odio y fomenta el terrorismo. 

Solo muy bien entrado el informe de Berger, nos topamos con una explicación bastante más plausible de la tendencia descendente de los números del grupo en Twitter: que como buen promotor de conspiraciones terroristas mundiales, ISIS había adoptado una estrategia de comunicación mucho más reservada, y sus miembros se comunicaban solo con otros miembros en lugar de intentar captar nuevos reclutas. Además, al ver cómo su perfil disminuía en una red social, ISIS simplemente utilizó otras y optó por WhatsApp y Telegram, puesto que ambas facilitaban el secretismo que buscaba el grupo al brindar a sus usuarios un nivel de encriptación mucho mayor y menores opciones de ser descubiertos. Con el permiso de la famosa máxima de Marshall McLuhan, los esfuerzos de promoción del ISIS siempre fueron acerca del mensaje, aunque Berger solo pudo ver el medio. 

Este número récord de cambios de plataforma del entorno del ISIS, casi igual que su atracción inicial por la novedosa plataforma de Twitter, resulta poco sorprendente si tenemos en cuenta el amplio radio de acción de la agenda de ISIS desde el principio. Aunque el énfasis de los miopes medios de comunicación y agencias de inteligencia por centrarse en las redes sociales conocidas de EE.UU. indica, por el contrario, un error fundamental en la estrategia tecnocentrista de EE.UU. para contrarrestar el extremismo violento. En lugar de reconocer que ISIS y otros militantes islamistas eligen (o descartan) una plataforma concreta para lograr ciertos objetivos políticos, los políticos y analistas asumen de forma ingenua que bloquear o vigilar de cerca la presencia en las redes sociales del grupo corta el paso a ISIS y a sus aliados. Los analistas y periodistas occidentales, tras haberse imbuido de una erudición crédula y engañosa sobre el poder radicalmente democrático de las redes sociales para promover los levantamientos de la Primavera Árabe, no han hecho más que modificar el mismo determinismo tecnológico para concebir la amenaza terrorista islámica como un lío siniestro de algoritmos, y confundir una estrategia mediática de difusión con una agenda de ISIS fuera de internet bien organizada y financiada cuyo objetivo es reclutar terroristas y expandirse a nivel geopolítico.

Esta misma miopía tecnológica occidental impide que se adopten enfoques nuevos en la elaboración y difusión de campañas eficaces que puedan desacreditar la propaganda extremista de forma sustancial. Esto también se convierte rápidamente en un bucle de ingeniería social burocrática: al asegurar que el éxito aparente de la propaganda extremista es fortuita, los estrategas antiterroristas occidentales permiten que ese tipo de propaganda prospere fuera de internet, donde se la retrata como atractiva y letal. 

Refutación conceptual

Hay una paradoja que pasa desapercibida y que está en el núcleo de la presente batalla por acabar con el contenido yihadista en las redes sociales: si los esfuerzos reclutadores de ISIS en Twitter se frenaron hace casi dos años, entonces ¿por qué el poderoso consorcio de plataformas de internet se alía ahora al estilo de la liga de la justicia para combatir el terrorismo? 

La única forma de comprender esta lógica pasa por ignorar la gran premisa que dio pie a esta unión. En realidad, luchar contra el terrorismo fuera de internet no tiene nada que ver con borrar a los emprendedores terroristas de la esfera social online. He ahí la verdadera alteración: como quieren explotar la tremenda confusión del gobierno entre estrategia terrorista y habilidad en las redes sociales, Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft han concebido un plan de ingeniería inversa para escapar de una obligación regulatoria que habría supuesto un golpe muy duro para sus modelos de negocio. Como seguramente se tendrían que enfrentar a una mayor regulación gubernamental, ofrecieron “combatir” el terrorismo de forma enérgica en sus propias plataformas y entregar información de forma voluntaria en lugar de hacer frente a los requerimientos legales para hacerlo.

Este cómodo acuerdo entre las autoridades y los ejecutivos de las redes sociales excluye de forma conspicua a los consumidores, cuyas identidades e información podrán ser recopiladas y canceladas mediante algoritmos desconocidos y luego puestas a disposición de los organismos policiales. En el contexto de EE.UU., las disposiciones fundamentales de la Cuarta y la Quinta enmienda, que protegen a los ciudadanos contra el registro e incautación ilegales, nunca se activan porque las empresas privadas no están obligadas a cumplir ante un tribunal con el principio de sospecha fundada antes de recopilar y entregar datos de los usuarios. Por último, en un contexto más amplio, la gigantesca variedad de métodos que emplean las compañías de macrodatos para monitorizar la información sensible en los ámbitos comercial y geopolítico deja muy claro que el compromiso de la industria con el mantenimiento de la privacidad de los usuarios nunca va más allá de la simple palabrería. 

Consideremos, una vez más, el ejemplo de Pakistán. En mayo de 2017, Dawn, el periódico en inglés más grande de Pakistán, publicó un informe en el que detallaba cómo cuarenta y uno de los sesenta y cuatro grupos terroristas que habían sido prohibidos en Pakistán seguían operando libremente en Facebook.

Los grupos eludieron los sencillos protocolos de usuario para crear cientos de páginas y hacer proliferar los perfiles individuales y de grupo. Los periodistas de Dawn localizaron a los grupos prohibidos variando una serie de siglas y acrónimos y luego documentaron una larga lista de “me gusta” y seguidores para cada organización. Descubrieron que el más popular de estos grupos era Ahle Sunnat Wal Jamaat (los seguidores de la Sunna), anteriormente conocido como Sipah-e-Sahaba (Soldados de los Compañeros del Profeta). Ahle-Sunnat tenía doscientas páginas bajo su actual alias, mientras que SSP tenía 148 páginas. 

Las autoridades pakistaníes prohibieron Sipah-e-Sahaba por primera vez en 2002, y luego prohibieron Ahle Sunnat Wal Jamaat en 2012; los tribunales pakistaníes condenaron a sus miembros por asesinar a cientos de musulmanes chiíes e incitar a que otros hicieran lo mismo. Los investigadores relacionaron a los líderes Ahle Sunnat con el poderosísimo Consejo de Defensa de Pakistán, y el grupo también escenificaba concentraciones de masas en las que exigía que el Estado de Pakistán rompiera toda relación con los países occidentales. Sipah-e-Sahaba, prohibida de forma oficial en 2002, tenía el mismo programa y utilizaba la misma estrategia fraudulenta en las redes sociales (operar bajo una gran variedad de nombres y asesinar a musulmanes chiíes y minorías). Asimismo, sus líderes también trabajaron en conjunto con el organismo de inteligencia militar de Pakistán. 

El escrito de Dawn documentaba con profusión de detalles cómo los esfuerzos oficiales por reducir la presencia yihadista en internet sirven a los gigantes como Facebook, en el ámbito de su política operativa, como una cortina de humo. En su afán por eludir la intromisión del gobierno en su país de origen, Facebook simula estar tomando duras medidas contra el contenido con tintes remotamente terroristas, pero en un mercado nacional como el de Pakistán, la macro red social no tiene ningún problema en ignorar ese tipo de contenido y aplicar un régimen de vigilancia mucho más permeable. Por ese motivo, más de una década después de haberlos prohibido, ambos grupos pueden seguir disfrutando y explotando libremente una significativa y visible presencia en Facebook, y un apoyo gubernamental poco disimulado. 

Muerte a los blasfemos

En realidad, en lugar de negociar con las autoridades de Pakistán para frenar las actividades de estos grupos extremistas tanto dentro como fuera de internet, Facebook hizo lo imposible por acomodar el programa de los líderes islamistas en un ámbito clave: la vigilancia del contenido ostensiblemente blasfemo. El pasado mes de marzo, el gobierno Pakistaní anunció que Facebook retiraría a partir de ahora de la plataforma social “todo el contenido blasfemo”. El ministro del Interior de Pakistán hizo referencia a la reciente correspondencia que mantuvo con altos cargos de Facebook en la que le aseguraban que la empresa estaba tomándose “muy en serio las preocupaciones planteadas por el gobierno de Pakistán”. Algunos otros miembros del gobierno pakistaní y de la Agencia Federal de Investigación de Pakistán declararon asimismo que Facebook había aceptado retirar el contenido blasfemo y entregar la información de los usuarios que estuvieran relacionados con investigaciones criminales a las autoridades pakistaníes. El 11 de junio de 2017, un tribunal pakistaní condenó a muerte a Taimoor Raza, tras acusarlo de blasfemia por un comentario que había publicado en Facebook.

Facebook todavía no ha confirmado de forma independiente el contenido íntegro de este proclamado cambio de política en Pakistán. Tras el anuncio de esta primavera, el vicepresidente de políticas públicas de Facebook, Joel Kaplan, viajó a Pakistán para encontrarse con el ministro de Interior de Pakistán, Nisar Ali Khan. Las noticias del encuentro citaron un email de la empresa que afirmaba que “Facebook se había reunido con las autoridades pakistaníes para expresar el fuerte compromiso de la empresa por proteger los derechos de la gente que usa su servicio y por permitir que la gente se exprese libremente y de forma segura”. Durante la reunión del 7 de julio, Khan supuestamente ofreció establecer una oficina en Pakistán para dar servicio a los 33 millones de usuarios de Facebook que se calcula que hay en el país. El cumplimiento de las peticiones gubernamentales relacionadas con la entrega de información de los usuarios que registró la propia empresa demuestra que Pakistán está entre los diez regímenes que más solicitan ese tipo de información sensible. Facebook informó de que había cumplido con dos tercios de ese tipo de peticiones, aunque a mediados de julio la empresa denegó la petición del gobierno de Pakistán para sincronizar las cuentas personales con los números de teléfono, lo que habría simplificado a las fuerzas del estado hacer un seguimiento de los usuarios.

Ese es el valor, según parece, de la emotiva promesa de Mark Zuckerberg de repartir amor y empatía a lo largo y ancho del tenebroso mundo que se conecta a su sitio web. En su lugar, la principal directriz de Facebook sigue siendo maximizar su acceso a los mercados y adaptar los protocolos de vigilancia terrorista según corresponda. El gobierno de Pakistán ya prohibió YouTube por negarse a retirar el contenido blasfemo (aunque no extremista); por lo que resulta evidente que la reciente iniciativa antiblasfemia de Facebook está pensada claramente para evitar un destino corporativo similar. Si tenemos en cuenta las particulares exigencias políticas de Pakistán, el cálculo comercial resulta sencillo: la supuesta amenaza blasfema siempre prevalecerá sobre las consecuencias más que reales de un discurso de odio extremista. En la misma línea, una investigación de ProPublica sobre las repercusiones para las redes sociales de la Primavera Árabe concluyó que era mucho más probable que Facebook colaborara con los gobiernos opresores que buscan limitar el acceso a las plataformas sociales que con los manifestantes y los organizadores que intentan organizar movimientos de resistencia. 

Ni gratis ni barato

En cierto modo, la postura de Facebook de colaborar con los regímenes autoritarios del mundo Árabe no difiere mucho de la postura adoptada por Motorola y Westinghouse, por poner un ejemplo, de beneficiarse del apartheid en Sudáfrica. En ambos casos, la mínima decencia política no es más que agua de borrajas: la obligación principal de una empresa privada es conservar su marca y el valor de sus acciones, y perseguir el objetivo conjunto de asegurar la confianza del consumidor y atraer al mayor número posible de usuarios. 

Por lo general, en estas situaciones las empresas de redes sociales buscan afianzar su credibilidad de mercado realizando un delicado ejercicio de equilibrismo: evadir la regulación del gobierno y al mismo tiempo asegurar que los usuarios confíen en la plataforma y la consideren como un benévolo repositorio donde pueden expresar sus opiniones y guardar su información. Tanto Facebook como Twitter saben que coordinar de forma conjunta la experiencia de libertad y seguridad en sus plataformas es vital para expandir su cuota de mercado y así monetizar las ingentes cantidades de información que recopilan de los perfiles online de sus clientes. 

Por el momento, están teniendo éxito. De acuerdo con las cifras que ha publicado SmartInsight, Facebook es la red social más popular del mundo. En EE.UU. ostenta un 89% de penetración de mercado, lo que significa que la gran mayoría de los adultos estadounidenses utilizan la plataforma. Además, la experiencia de Facebook está diseñada para que los usuarios crean que usarla sale gratis, aunque, por supuesto, todo el modelo de negocio de Facebook se basa en recopilar información de los usuarios y venderla a otras plataformas, o gobiernos, cuando surja la necesidad. Bajo la engañosa tapadera de suministrar a los usuarios un “servicio gratuito”, la red social más grande del mundo evita cualquier escrutinio público de sus algoritmos de clasificación de la información y por otra parte consagra una gran cantidad de recursos propios a encubrir con quién comparte su valiosísima información sobre los usuarios. 

Taimoor Raza, el hombre que fue sentenciado a muerte por haber supuestamente cometido un pecado de blasfemia en Facebook, permanece en el corredor de la muerte en Pakistán. Mark Zuckerberg no ha publicado ningún mensaje conmovedor en Facebook para llamar la atención sobre el drama de Raza, o sobre el régimen autoritario que diseñó el sistema que suprime la libertad de expresión de forma brutal. Ni tampoco los usuarios pakistaníes que se conectan a la página de Zuckerberg reciben ninguna advertencia sobre la capacidad del gobierno pakistaní o sus órganos policiales para acceder a su información sin su consentimiento, aparte, claro está, de una serie de complejas cláusulas legales que se ocultan en lo más profundo del contrato que regula los términos del servicio. 

Pero eso no es lo único que se echa en falta en esa alianza que se está concretando entre el gobierno y las empresas bajo la apariencia de una dudosa y prolongada guerra occidental contra el terrorismo. Al promover una estricta definición del terrorismo político como si fuera un monopolio exclusivo del islam, los líderes del cártel occidental de los macrodatos han distorsionado la noción de aquello que representa un discurso online “aceptable” y lo han convertido en cualquier cosa que pueda mejorar su cuota de mercado. Pero para detener esa amenaza nadie puede activar una convincente comprobación del estado de seguridad. 

leer mas en http://ctxt.es/es/20171115/Politica/16166/facebook-twitter-seguridad-ter...

-----------------------

Este artículo se publicó en The Baffler

Traducción de Álvaro San José

25 de noviembre. Día Internacional Contra la Violencia Machista

Jue, 11/16/2017 - 19:34

Manifiesto: 25 de noviembre de 2017. Día Internacional Contra la Violencia Machista

Fecha y hora del evento:  25/11/2017 (Todo el día)

Manifiesto: 25 de noviembre de 2017. Día Internacional Contra la Violencia Machista

Desde la CGT gritamos para que retumbe en todos los confines del mundo:

Basta ya de tanta Violencia Machista; basta ya de toda Violencia Machista

En lo que llevamos de año, en España, decenas de mujeres han sido asesinadas a manos de los “hijos sanos del patriarcado”; miles de mujeres y niñas han sido violadas, abusadas y acosadas sexualmente. Queremos que se señalen a todos los agresores, tanto por parte de las Administraciones Públicas como por los Medios de Comunicación y que la sociedad se entere:

¡Que no nos morimos, nos asesinan!

Mientras tanto, las Administraciones Públicas siguen sin dotar presupuestariamente el completo desarrollo de las leyes que se aprobaron para erradicar la violencia machista. Su inmovilismo sostiene la violencia del Estado contra nosotras por sus políticas privatizadoras, antisociales y generadoras de desigualdad.

¡No es suficiente con exigir un Pacto de Estado si se queda en papel mojado!

Los medios de comunicación al servicio del poder, reproducen sin crítica las violencias estructurales machistas, normalizando un sistema binario heteronormativo que nos cosifica, que instrumentaliza nuestros cuerpos objeto al servicio del machismo, queriéndonos hacer víctimas, sumisas y cómplices del patriarcado. Pero nosotras, nos rebelamos, hablamos, escribimos nuestros propios discursos, elegimos nuestras imágenes, ensalzamos nuestra lucha y disidencia, desarrollamos proyectos autónomos y autogestionarios de nuestros recursos personales y comunitarios.

El sistema patriarcal nos necesita a las mujeres como objetos reproductores de mano de obra precaria para poder seguir enriqueciéndose a nuestra costa. Por eso, la Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, no permite ejercer el derecho al Aborto, Libre, Seguro, Público y Gratuito que exigimos para todas las mujeres, incluidas las menores de edad. Dejad de rebajarnos a la minoría de edad para decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Ante los avances que logramos con nuestras luchas, la reacción del machismo organizado es exigir una legislación que nos imponga una custodia compartida en los casos de separación y divorcio, en lugar de apoyar una maternidad-paternidad responsable y acuerdos en los cuidados de las y los menores.

Denunciamos la violencia institucional en los propios juzgados de violencia de género hacia las mujeres y sus hijas e hijos, castigando a las que denuncian.

Defendemos una subversión feminista de la economía, una coeducación feminista transversal y unos modelos educativos en todas las áreas de la vida que no reproduzcan o invisibilicen las violencias machistas, que se destine el dinero de nuestros impuestos a erradicar la violencia y a señalar a quien la ejerce, incluidas las diferentes iglesias e instituciones públicas. Nos declaramos insumisas, rebeldes y subversivas.

¡Reaccionemos! ¡Pasemos a la acción! ¡Ante sus violencias, nuestra autodefensa!

  1. Materiales en:
  2. http://cgt.org.es/25-de-noviembre-dia-internacional-contra-las-violencia...
Secretaría de la Mujer CGT

V Jornadas Anti Represión en Murcia

Jue, 11/16/2017 - 15:31

Como cada noviembre la Coordinadora Anti Represión Región de Murcia celebró sus jornadas en la UMU.

Este año dedicamos nuestro primer día a las "SUPERVIVIENTES DEL PATRIARCADO" abordando temas como el ecofeminismo, (importantísimo el papel que desempeñan las mujeres en la lucha por el  medioambiente), la violencia machista derivada de las propias instituciones y el maltrato infantil (como una consecuencia lógica del maltrato a las mujeres en el ámbito doméstico y también derivado de los procedimientos de las administraciones "públicas"). Para la charla-coloquio que tuvo lugar en el Hemiciclo de la Facultad de Letras el lunes 6 de noviembre contamos en la mesa con Teresa Vicente, profesora de la Facultad de Derecho de Murcia, África Baquero del Centro de la Mujer de Maracena (Granada), Giuliana Mamani de la Marea Turquesa (Maltrato Infantil)

El caso de JUANA RIVAS  ha puesto de manifiesto una vez más la criminalización mediática y judicial que sufren las mujeres víctimas de violencia machista que se atreven a denunciar a sus maltratadores. El machismo imperante en la sociedad, el conservadurismo marcadamente patriarcal de la mayoría de los integrantes del estamento judicial y la escasa o inexistente formación con perspectiva de género del conjunto de los actores involucrados en este tipo de casos son algunas de las causas que posibilitan el desamparo e indefensión de las víctimas. El uso metódico de una amplia gama de estrategias de criminalización y demonización de la mujer para desviar el foco de atención del victimario, tanto maltratador como agresor sexual de la mujer y de l@s hij@s,  deriva, lamentablemente con excesiva frecuencia, en la entrega de la custodia de l@s mism@s al agresor en detrimento y flagrante conculcación de los derechos de las propias víctimas. También denunciamos el negocio perverso que supone la entrega de la custodia a centros de menores gestionados por entidades privadas, práctica que afecta actualmente a 1.300 menores en nuestra Región.

ver jornada Supervivientes del Patriarcado

  En nuestro segundo día, el lunes 13 de noviembre, en el edificio Rector Sabater bajo el título de "REPRESIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL", tratamos tres bloques temáticos.  

 

En primer lugar, contamos con la participación de Miguel e Isabel en calidad de vecinxs en lucha por el Soterramiento de las vías. Miguel (ver vídeo) centró su relato en la evolución histórica del conflicto apuntando los principales hitos y factores que explican el contexto y situación actual. Por otro lado, Isabel puso el énfasis en la descripción de algunos de los episodios de brutalidad policial más relevantes y constató el empleo sistemático de la represión contra los vecinxs como instrumento para aplastar la protesta vecinal (ver vídeo).

A continuación intervino David, miembro de la Asamblea de Gamonal (ver vídeo). En su aportación resaltó la importancia de la asamblea como instrumento para fraguar la unión vecinal y el fortalecimiento de la lucha en contraposición a las dinámicas perdedoras resultantes de la instrumentalización partidista de las reivindicaciones cuando son los partidos políticos los que dirigen la lucha vecinal. También apuntó la importancia del respeto mutuo entre lxs defensorxs de distintas estrategias y métodos de lucha por su complementariedad, alertando sobre la manipulación mediática al servicio del poder político y económico para provocar la división con el pretexto hipócrita del pacifismo a ultranza distinguiendo entre buenos y malos para criminalizar la protesta. Por último señaló el papel indispensable de la solidaridad como arma para enfrentar la represión.

Por su parte, el compañero Ángel Barredo incidió en la necesidad de desmontar el cinismo de la condena de la violencia por parte del Estado como arma arrojadiza y estrategia represiva para aplastar violentamente la reivindicación social cuando es el mismo Estado como estructura al servicio del poder económico el que inflige sistemáticamente la violencia para llevar a cabo sus objetivos sometiendo diariamente a la población al paro, la precariedad, los recortes en servicios públicos y prestaciones sociales, desahucios y pobreza generalizada. Además, centró su elocuente discurso en la importancia y el crecimiento de las relaciones humanas forjadas a través de los procesos de lucha en los barrios para fraguar desde la dignidad y las experiencias compartidas un espíritu colectivo y solidario en aras de construir un mundo mejor (ver vídeo).

El periodista de Kaos en la Red y La Haine, BORO LH, describió en su intervención (ver vídeo) la que calificó como mayor oleada represiva desencadenada en el Estado español desde el 78 y la falsa transición por la cual el poder económico, político y judicial siguió en las mismas manos. Bajo su perspectiva, a raíz de la crisis económica y el ciclo de movilizaciones sociales desencadenado con el 15M, el poder ha estudiado exhaustivamente todos los tipos de protesta social y metodologías de lucha con el resultado de la aplicación de las reformas legislativas necesarias para neutralizarlas y sofocarlas, tales como "las leyes Mordaza" (no sólo la famosa Ley de Seguridad Ciudadana) y el Pacto Antiterrorista. A continuación hizo un repaso de las actuaciones represivas durante los últimos años tales como las cargas durante las Marchas de la Dignidad en Madrid, las protestas contra la Coronación de Felipe VI, las operaciones Piñata, Pandora y Araña, el encarcelamiento de los tirititeros, los juicios a twiteros, raperos y artistas en aras de infundir miedo y coartar la libertad de expresión y opinión.

Igualmente abordó la represión a periodistas de medios de contrainformación que resultan molestos para los poderes fácticos y, en concreto, contra su persona (detenido tres veces en siete meses - ver enlace) por cubrir y documentar movilizaciones sociales que cuestionan el antidemocrático Estado español y sus pilares. 


En definitiva, durante estas jornadas hemos vuelto a constatar que la democracia representativa es una mera fachada que aparenta y otorga legitimidad a un sistema patriarcal y capitalista radicalmente injusto al servicio de los poderes económicos. Este orden social se sustenta mediante la violencia estructural no sólo contra la mujer y la propia naturaleza, sino también contra toda iniciativa susceptible de construir movimiento desde abajo.

Finalmente, agradecemos las enriquecedoras aportaciones tanto de l@s participantes que han intervenido y contribuido a arrojar luz sobre los diferentes aspectos que hemos abordado durante las V Jornadas Anti Represión como del público asistente. También aprovechamos la ocasión para solidarizarnos con las mujeres supervivientes del patriarcado, con l@s encausadxs de Gamonal y con l@s profesionales dignos que ejercen un verdadero periodismo libre al servicio de l@s oprimidxs, en especial, Boro LH ante su inminente juicio en la Audiencia Nacional este 30 de Noviembre.

Fotos y vídeos de Carlos Trenor y Bruno Jordán.


SI TOC@N A UN@, NOS TOCAN A TOD@S

LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO

 
Coordinadora Anti Represión Región de Murcia Coordinadora Anti Represión Región de Murcia

Los trabajadores de la Fundación Deportiva Municipal de València protestarán el viernes contra la firma de un preacuerdo de convenio rechazado por la mayoría

Jue, 11/16/2017 - 14:31

Las secciones sindicales de CCOO, CGT y GT en la FDM (Fundación Deportiva Municipal) han convocado una concentración el viernes 17 de noviembre a las 10h a las puertas del Centro Deportivo, Oficinas de FDM y Concejalía de Deportes, en el Paseo de la Petxina número 42 en protesta por la firma de un preacuerdo suscrito con la empresa por parte de UGT e Intersindical Valenciana.

Fecha y hora del evento:  17/11/2017 - 10:00

Tal y como informan los sindicatos convocantes en un manifiesto conjunto (adjunto), en "dos asambleas generales urgentes de trabajadores promovidas unánimemente por el Comité de Empresa" se consultó el proceso de votación. Y en ambas "por aplastante mayoría -136 en contra, 41 a favor, 7 blancos y 2 nulos- el personal se ha manifestado en contra de los términos en que se ha planteado el texto del preacuerdo" alcanzado entre empresa, UGT e IV.

Asimismo, CGT, GT y CCOO denuncian que en la última reunión de negociación del convenio celebrada el 14 de noviembre las tres secciones sindicales "que defienden la voluntad de los compañeros fueron desautorizadas por los representantes de la empresa" hasta el punto de ser "finalmente expulsadas de la Mesa".

Concluyen que "es intolerable el trato recibido" así como "la situación a la que nos está arrastrando esta gestora con sus actuaciones, tanto de perjuicio económico como de condiciones laborales".

Gabinete de Prensa CGT-PV

16 noviembre 2017

MANIFIESTO DE LAS SECCIONES SINDICALES DE LA FDM CGT, CCOO Y GT, de la Fundación Deportiva Municipal de València.

Ante los últimos acontecimientos sucedidos en el seno de las reuniones mantenidas con la empresa, estas secciones sindicales queremos denunciar:

Desde el inicio de la supuesta "Negociación de Convenio Colectivo" se ha intentado eliminar un derecho negociado, consolidado y legal, como es la antigüedad que tenemos reconocida, para proponer el cobro de ésta, además de una estructura salarial idéntica a la que percibe el personal funcionario (que supone pasar de tener el actual salario base de 1025 a 605,25 €, en los Aux. de Servicio de jornada completa) manteniendo nuestra naturaleza de personal laboral de la FDM. Esta modificación de trienios supone que, a la entrada en vigor del nuevo Convenio que se pretende, todo el personal de nueva contratación tendrá condiciones económicas considerablemente empeoradas con respecto a lo que establece nuestro actual convenio, modificación que no estamos dispuestos a apoyar con nuestra firma.

Además, se proponen diversos cambios en el articulado, como la ELIMINACIÓN de la cláusula "sine die" que tenemos ahora (que supone mantener el convenio en vigor hasta la firma de un nuevo convenio), la modificación de las atribuciones a los Directores de Instalación (dotándolos de un mayor poder, no sujeto a directrices objetivas de gestión del personal) además de que estas figuras sean elegidas por "LIBRE DESIGNACIÓN" como "personal de confianza" de FDM, y manteniendo así una dinámica de ocupación de puestos de nula transparencia y objetividad, impropia de un ente público y de un "gobierno progresista".

El pasado 14 de noviembre de 2017, se nos convocó a la única reunión de RPT que se ha mantenido con la parte social, después de que ya se hubieran aprobado tanto los presupuestos como la RPT de la FDM de 2018 en reunión de la Junta Rectora, celebrada el 27 de octubre (y aprobación definitiva en el pleno el 16 de noviembre). Vemos perplejos que este año TAMPOCO existe una negociación ni de RPT ni de presupuestos, y ya van tres ejercicios de NO NEGOCIACIÓN. El NINGUNEO y FALTA DE RESPETO a la parte social ha sido constante desde la aparición del PSOE en la Concejalía de Deportes.

El hecho más grave a tener en cuenta, es la reciente celebración de dos Asambleas Generales Urgentes de Trabajadores convocadas unánimemente por el Comité de Empresa, donde por medio de votación, se consultaba sobre el proceso de negociación. En ambas, por una APLASTANTE MAYORÍA ( 136 EN CONTRA, 41 A FAVOR, 7 BLANCOS Y 2 NULOS), el personal se ha manifestado EN CONTRA de los términos que se han planteado en el texto del Preacuerdo, ya firmado por las secciones sindicales de UGT e Intersindical, junto con la empresa.

A pesar de todo lo anterior, en la última reunión de Negociación de Convenio de ayer 14 de noviembre, estas tres secciones que defienden la voluntad de los compañeros (CCOO, GT y CGT), fueron desautorizadas por los representantes de la empresa a seguir participando en la negociación, argumentando la falta de apoyo al Preacuerdo suscrito por ellos, siendo finalmente expulsadas de la Mesa.

Por todo ello, consideramos que es intolerable el trato recibido y la situación a la que nos está arrastrando esta gestora con sus actuaciones, tanto de perjuicio económico como de condiciones laborales.

Consecuentemente, pedimos un fuerte apoyo e implicación a todo el personal y ciudadanía en general, para denunciar estos hechos.

 

Equipo de Comunicación CGT-PV