Distribuir contenido
Actualizado: hace 41 mins 46 segs

CGT ante la firma del I Convenio Colectivo de la empresa Ferrovial Servicios S.A.

Mar, 08/29/2017 - 11:09

. Los integrantes de la sección sindical de CGT, representantes de los trabajadores y trabajadoras de Ferrovial Servicios S.A., presentes en el Comité Intercentros, parte activa en el extenso periodo negociador, y convocante junto a USO de las pasadas huelgas llevadas a cabo por la decisión en asambleas de los trabajadores/as de Ferrovial Servicios, ha decidido no firmar el I Convenio Colectivo de la empresa Ferrovial Servicios, S.A. que afecta a la totalidad del personal que presta los servicios a bordo de los trenes de Renfe y al de tierra o logística.

En la reunión mantenido durante toda la mañana y parte de la tarde, esta sección sindical no ha suscrito el Convenio Colectivo por infinidad de razones, entre éstas:

• El acuerdo no contempla los puntos recogidos en las asambleas de trabajadores de enero de 2017 y basados en el acta de la reunión del 20 de octubre de 2016, siendo éstos una demanda de vital importancia por parte de los trabajadores/as para llegar a un acuerdo con la empresa.

• El acuerdo suscrito por Ferrovial, CC.OO., SF y UGT, supone una pérdida importante del poder adquisitivo desde el inicio de las negociaciones y durante la vigencia de dicho Convenio. Con facilidad, el IPC superará los ratios propuestos por la empresa y aceptados por los sindicatos firmantes.

• Consideramos también, que la base para llevar a efecto este acuerdo, nace del “referéndum” de los pasados 17 y 18 de agosto, que no resulta vinculante por la falta de las garantías legales necesarias para CGT y que el margen de apoyos al sí no es suficiente para garantizar la continuidad de las reivindicaciones pendientes, durante el periodo de duración del Convenio, al ser la suma de los noes y la abstención, más del doble de los votos que dijeron sí a este acuerdo.

• La negativa por parte de Ferrovial Servicios del sobreseimiento de todos los expedientes disciplinarios abiertos durante el periodo de negociación y que la empresa abrió como medida paralela de presión durante el periodo negociador.

• Este Convenio no recoge la modificación del redactado de todos aquellos artículos del expirado convenio, susceptibles de reinterpretación por parte de la empresa, que ha venido reinterpretando “a capricho” desde la concesión de la licitación a Ferrovial Servicios, S.A.

CGT, seguirá intentando por los cauces legales que ofrecen la representatividad en el Comité, mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores y trabajadoras que se ven mermadas por la firma de este Convenio. Recordemos que fue la empresa Ferrovial Servicios la que denunció el anterior Convenio, y como todos sabemos, ninguna empresa desiste de un acuerdo con los trabajadores para mejorar las condiciones laborales de éstos últimos.

Para más información representantes CGT:

Esther Sánchez

Diana Murciano

Madrid, 28/08/2017

Secretaría de Comunicación

Sector Federal Ferroviario-CGT

 

SFF-CGT

Ecologistas en Acción denuncia el montaje para detener a un activista ambiental

Lun, 08/28/2017 - 14:05

· Tras una protesta en defensa de los caminos públicos el sábado 26 de agosto, y una secuencia de hechos muy extraña, Juan Clavero, activista de Ecologistas en Acción de Cádiz, es detenido. Al día siguiente el juez de guardia de Ubrique (Cádiz) le pone en libertad tras tomarle declaración.

· Ecologistas en Acción exige que se aclaren los hechos, que se localice a los culpables de este montaje y solicitará ser recibida por el subdelegado del Gobierno en la provincia.

El sábado 26 de agosto Juan Clavero participó junto a otras y otros activistas en una marcha reivindicativa en defensa de los caminos públicos y las vías pecuarias. Su coche estuvo aparcado todo el tiempo en el inicio de la marcha, el carril del Espino. Al finalizar la misma y dirigirse a su casa, en una vía secundaria y poco antes de las cinco de la tarde, se encuentra con un coche de la Guardia Civil. No le piden identificación, le dicen directamente que se baje del coche porque van a realizar un registro "rutinario" que, ante su sorpresa, se convierte en exhaustivo. Tras pedirle que se retire del coche, un agente le enseña una bolsa y le pregunta si es suya, a lo que Juan responde que no. El agente le dice, sin abrirla, que es droga y, ante la incredulidad de Clavero, la abre y hay varias bolsitas, que el agente asegura que son de cocaína. Resulta además curioso que la cantidad excede en poco los 40 gramos, cantidad mínima para que se considere tráfico y no consumo. En ese momento es detenido, cacheado, esposado y conducido al cuartelillo.

Después de la detención y denuncia de la Guardia Civil de un delito contra la salud pública, Clavero pasó la noche en las dependencias de la Policía Local de Ubrique. El domingo estuvo declarando de 10:30 a 13:00 junto a dos de sus acompañantes en la citada marcha. Finalmente el juez de guardia de Ubrique decidió la puesta en libertad de Juan Clavero sin ninguna medida cautelar. Ahora se inician diligencias que la policía judicial o Guardia Civil llevarán a cabo por orden del juez.

Ecologistas en Acción se reafirma en la absoluta incredulidad de la acusación que se hace a nuestro compañero y confirma la apariencia de "montaje" para justificar la detención. Un montaje que muestra los métodos mafiosos que usan algunos cuando se sienten atacados en sus comportamientos o en sus negocios. Alguien ha fabricado una prueba falsa contra un ecologista a la que aparentemente han dado credibilidad y cobertura algunos miembros de la Benemérita.

Pensamos que en Andalucía aún actúan verdaderas mafias y Juan Clavero, en su actividad ecologista, las ha puesto en evidencia muchas veces. Siempre ha utilizado su gran capacidad (entre otras cosas, es licenciado en Geografía e Historia y Biología, catedrático de Biología, Premio Andalucía de Medio Ambiente 2002, exdirector del Parque Natural de Grazalema y ha trabajado como experto para diversos organismos internacionales como la UICN) en esta actividad ecologista, lo que le ha supuesto no pocas amenazas y agresiones (le han quemado el coche y han intentado incendiar su casa), pero en esta ocasión es preocupante la impunidad con la que parecen actuar para intentar impedir sus denuncias.

En la Sierra de Cádiz se están comprando y vendiendo muchas fincas con un gran movimiento de dinero de dudosa procedencia. Hay propietarios que han desafiado la existencia de vías pecuarias deslindadas y caminos públicos confirmados por sentencias judiciales, usurpándolos. Unos propietarios que creen poder hacer lo que les parece y, además, se creen impunes.

Ante este tipo de hechos, cuya finalidad es acabar con las reivindicaciones de las personas que defienden lo público, es necesaria una investigación rigurosa. Por ello, Ecologistas en Acción solicitará una reunión urgente con el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz para demandar rigor y ecuanimidad en las investigaciones, defensa de lo público y de la tranquilidad y honestidad de las personas que lo reclaman.

Para Ecologistas en Acción los hechos ocurridos son de extrema gravedad y la organización no está dispuesta a permitir que personas comprometidas y activistas sean atacadas, coaccionadas o coartadas en su libertad de acción y expresión como se ha pretendido con Juan Clavero con este montaje impresentable y zafio que han llevado a cabo mafiosos de la sierra de Cádiz.

28 de agosto de 2017

Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción

Sobre los atentados de Cataluña, y alguna cosa más

Dom, 08/27/2017 - 23:50

Artículo de opinión de Antonio Pérez Collado.

Debe quedar ya muy poca gente sin hablar públicamente sobre los atentados de Cataluña y todo lo que rodea esta salvaje tragedia, cometida por un grupo islamista el pasado 17 de agosto en Barcelona y Cambrils, cuyos presuntos integrantes fueron rápidamente abatidos sin la menor fisura o duda sobre los expeditivos métodos de los Mossos d´Esquadra.

Las cosas han llegado a un nivel de crispación, ofuscación y manipulación que no me atrevo a entrar a opinar sin antes dejar claro que condeno este acto terrorista y que quisiera ayudar a sobrellevar ese dolor a las familias afectadas. No vaya a ser que alguien –que siempre lo hay- interprete que si no denuncio rotundamente la barbarie de las Ramblas es que simpatizo con sus autores o justifico la matanza como respuesta a la fiebre estelada que aqueja a una parte de la sociedad catalana… o al sangriento comercio de armas en el que España ocupa el 7º puesto desde hace años.

Aclarado que no soy wahabista ni ultracatólico, ni tampoco españolista o catalanista, ya me voy animando a manifestar mis particulares y, seguramente, erradas opiniones. Lo primero y más evidente es que la amenaza del moderno y despiadado terrorismo es algo difícil de prevenir y de combatir con eficacia. Gente dispuesta a matar y a dejarse matar por cualquier idea implantada en mentes sencillas y confusas por hábiles y fanáticos manipuladores se va a encontrar siempre. Y por mucho que se mejoren las medidas de vigilancia y respuesta jurídica y policial, es previsible –como ya ocurre- que los asesinos cambien sus métodos a medida que las autoridades les van cerrando cada vía que los estrategas de la muerte desarrollan. La respuesta tiene que ser política, económica y cultural. Será larga, pero es la única posible.

Otra evidencia, que se ratifica en cada caso de tragedia natural o provocada, es que la gente es mucho más humana, solidaria y generosa que sus autoridades. Lo hemos visto antes en los terremotos de Italia, las inundaciones de Nueva Orleans, los atentados de Londres y París o las hambrunas de África. Lo acabamos de ver en Barcelona y lo quiero resaltar como valor positivo de esta sociedad a la que se empeñan en convertir en consumista, ambiciosa y abúlica.

Los medios de comunicación han bajado otro peldaño más en su descenso en los niveles de calidad, rigor, neutralidad y compromiso con la verdad, la justicia y la libertad. La inmensa mayoría (alguno se librar siempre, aunque por los pelos) se ha posicionado con uno de los bandos; porque ha habido bandos, a pesar que de cada vez que un político o un cargo policial abría la boca, apelaba a la unidad y al respeto por el dolor colectivo. Aseguraban, muy serios y compungidos, que sus muchas diferencias políticas las dejaban para otro momento. No han podido ni querido evitarlo y los nada elegantes ataques al contrario, junto a la defensa a ultranza de actuaciones poco afortunadas de los correligionarios han sido los ingredientes de las cientos de horas y las toneladas de tinta y papel que se han dedicado a tan lamentable suceso.

Se ha hecho bandera –nunca mejor dicho- de la eficacia de los unos y los errores o zancadillas de los otros en la investigación o la vigilancia de los sospechosos. Tampoco se ha ocultado por ninguno de los dos bandos que esto era una tregua, pero que el partido de vuelta se juega el 1-0, y en esas circunstancias estaba cantado que la manifestación del 26S en Barcelona era –para algunos grupos políticos- parte del largo entrenamiento que estamos viviendo.

Por los que sacan la bandera de España a toda hora iba a ser una ofensa que otros sacaran la suya, aunque fuera minoritariamente. Para los otros –acostumbrados a pitar a cualquier símbolo “español”, venga a cuento o no- la presencia del rey era una ocasión de oro para exhibir tan flaco músculo y salir incluso en la BBC. Me parece que acierto si digo que los negocios y las amistades reales con la dictadura saudí han sido un pretexto para atacar a Felipe VI y que ser el monarca español –como ya se ha demostrado en las finales de Copa- es razón sobrada para organizarle el habitual recibimiento; trato legítimo, por otra parte, que encaja dentro de la libertad de expresión que cualquier democracia debe garantizar. En todo caso, conviene recordar que sin dejar de condenar el comercio de armas y el respaldo del Gobierno español a las monarquías del Golfo, hay que resaltar que los presuntos autores de los atentados de Catalunya no tenían vinculación aparente con los grupos extremistas que patrocinan Arabia o Qatar, ni usaron más armas que los cuchillos y vehículos conseguidos en negocios locales.

A partir de aquí ya estaba claro lo que cada medio iba a sacar el día siguiente sobre algo que, en principio, era una manifestación popular de rechazo al terrorismo. Unos resaltarían los abucheos a las autoridades españolas y la imagen de algún grupo de derechas mostrando y repartiendo banderas rojigualdas y la mayoría, sobre todo los grandes periódicos de Madrid, destacarían la penosa demostración de división y el odio de un par de señoras rompiendo carteles que decían lo mismo que los suyos, pero en castellano.

Hay un motivo más de reflexión en todo lo sucedido. Es la fragilidad de la memoria colectiva y lo enternecedora que se pone la gente ante desgracias tan grandes y mediáticas. Sobre esa memoria tan especial nuestra, se me ocurre recordar que esos nuevos héroes, el cuerpo de Mossos d´Esquadra de la Generalitat, cuyas furgonetas aparecían el sábado cubiertas de flores y sus agentes no daban abasto a responder a tanto abrazo campechano, son el mismo cuerpo represivo sobre el que –hasta hace una semana- caían muchas dudas y críticas por su responsabilidad en montajes policiales, desahucios de familias y centros okupados, represión de huelgas y piquetes, muerte de un mantero, agresión sin reconocer a Esther Quintana y muchos otros casos.

En cuanto al sentimentalismo unánime y las lágrimas espontáneas que tanto gusta mostrar a la TV, se justifica diciendo que nos duelen mucho más las muertes de inocentes cuanto más cercanas nos resultan, por lo que sería normal que el personal llore más por las víctimas de los atentados de Madrid o Barcelona que por otros, incluso más salvajes, de Bagdad, Damasco o Kabul. Podría ser, pero esa teoría la desmiente rotundamente el silencio y tranquilidad ante las muertes diarias en nuestro cercano Mediterráneo, los 300 “abatidos” en accidentes de trabajo en lo que va de 2017 o la sangría espeluznante de mujeres asesinadas por la violencia machista.

Me enternece que alguien se desplace de Sevilla a Barcelona para depositar un ramo más en los altares de las Ramblas, pero me duele que no nos enteremos en semanas de la muerte de una vecina que vivía sola, que se abandonen ancianos en residencias, hospitales y hasta en gasolineras, que se suiciden víctimas de la crisis porque no han encontrado a nadie que le ofrezca una mano o una lágrima compartida.

Lloremos todo lo que queráis, pero tangamos el corazón y la mano abierta para el dolor que nos rodea a diario. Y, sobre todo: organicémonos, luchemos y creemos herramientas para evitar que la injusticia, la barbarie y la violencia ciega tengan sitio en nuestra sociedad.

Antonio Pérez Collado

 

Antonio Pérez Collado

El 17-A de Las Ramblas, fuera de contexto. (Trilogía del atentado nº 3).

Dom, 08/27/2017 - 16:45

Artículo de opinión de Rafael Cid

“Necesito abrazar a un musulmán”

(El padre de Xavi, el niño de 3 años asesinado)

A raíz del bárbaro atentado terrorista de Las Ramblas del pasado 17 de agosto están teniendo lugar simultáneamente dos “procés”, distintos pero no muy distantes. Uno, que viene de atrás, sería el procés genuino, y cabría en la primera acepción que da el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE) para su equivalente en castellano “proceso”. Sería similar a la expresión “ir adelante” con que una mayoría significativa de fuerzas políticas, sociales y cívicas buscan expresar el próximo primero de octubre su derecho a decidir. La otra acepción, es la que la RAE trae en cuarto lugar y define como “conjunto de las fases sucesivas de un fenómeno natural o de una operación artificial”. Y en este caso estaríamos hablando de las posiciones adoptadas por el bloque político-institucional-mediático, tanto a nivel del Estado como de la Generalitat.

Porque, a pesar de la simbología de unidad que ha proyectado la impresionante manifestación del sábado 26, en realidad lo que ha habido es “unicidad”, un emparejamiento ficticio. No un todo compacto indivisible sin que su esencia se destruya o alteres, sino un agregado circunstancial que solo se justifica durante el tiempo que dura el acto que los convoca. Y tanto es así que durante el antes (y seguramente el después) de esa concurrencia multitudinaria de pueblo y autoridades, cada una de las partes demostró palpablemente que sus percepciones no convergían ni en el fondo ni en la forma. Otra cosa es que la pompa que los medios de comunicación y sus terminales ideológicas expelían sirviera para ofrecer una impresión más adecentada. Por aquello de “la unidad de todos los demócratas ante el terrorismo”.

Pero esa abusiva campaña de condolencias urbi et orbi no borra lo dicho y mucho menos lo hecho para “sacar partido”. Por parte del gobierno de la nación hubo mucho más que la tentación de culpar (insinuar más bien) al radicalismo independentista de crear el clima propicio que desembocó en la masacre. En ese orden se inscriben las arremetidas a las “juventudes de la CUP” por hostigar al turismo. También la más taimada acusación contra el ayuntamiento presidido por Ada Colau por no haber atendido las indicaciones de Madrid para colocar bolardos en las vías más concurridas. O, ya en una secuencia de baja estofa, las invectivas dirigidas a los abogados Jaume Asens (primer teniente alcalde de la corporación) y Benet Salellas (diputado de la CUP) por su muy meritoria trabajo en defensa de simpapeles, inmigrantes, refugiados, precarios, manteros, okupas y otras minorías silenciosas. Toda esa batería de mezquindades estuvo a la orden del día para contextualizar los dramáticos sucesos.

Especial responsabilidad compete al ministro de Interior, el magistrado en excedencia Juan Ignacio Zoido, cuando tuvo el gesto chusquero de declarar falazmente que se había desarticulado a toda la célula yihadista para así menospreciar la labor de los Mossos d´Esquadra. Una actitud que desmiente sus buenas intenciones referidas a clausurar la etapa de su antecesor, el teocons Fernández Díaz. Un tarugo muy entrenado que pasará a la historia del tebeo por haber concedido la medalla del Mérito Policial a la Virgen del Amor y ser el responsable de la creación y financiación con fondos públicos de una brigada político-social (“policía patriótica”) para boicotear el procés y chantajear a sus más icónicos procesionarios.

Un batiburrillo fomentado por los medios de comunicación de la Marca España que permitió el más difícil todavía de sembrar la duda sobre el uso competente de la colaboración antiterrorista por parte de los mossos con sus colegas estatales y europeos. Porque nada trascendente se mueve en el régimen de la transición, segundo ciclo, sin la dilecta colaboración del bloque mediático dominante y sus opinadores adscritos. Aquí la competencia ha sido feroz, y casi no ha habido diario o televisión que no haya aportado su granito de arena para el difamar que algo queda. Aunque en verdad quien se ha llevado la palma ha sido el periódico El Mundo. Basta haber leído editoriales como el titulado “Unidad y firmeza en la lucha contra el yihadismo en toda Europa” (18 de agosto) o su clónico “No puede haber taifas en materia de seguridad” (26 de agosto) para ver que el famélico rotativo estaba agitando con fricción el caldo de cultivo de la xenofobia y el racismo. Aunque luego se echen las manos a la cabeza cuando los neonazis del Hogar Social promueven una alucinante iniciativa legislativa popular para cerrar mezquitas, o descerebrados sin denominación de origen agreden física y verbalmente a personas con aspecto árabe que se topan en la calle. De la misma calaña fue el “linchamiento” al que sometieron en sus páginas al juez que en su día desoyó, con apoyo del abogado del Estado, la petición gubernamental de expulsión que recaía sobre el imán de Ripoll por vulnerar derechos y libertades básicos. Un acto de justicia retroactiva que el rotativo vendió como justicia preventiva. Y como casi nunca hay dos sin tres, la guinda de la desfachatez la puso El País publicando una viñeta contra el procés aprovechando que los terroristas pasaban por Barcelona. El dibujo de Peridis representaba a Puigdemont levitando con una urna en las manos y propulsado por las aspas de una senyera mientras exclamaba “nosotros seguimos con la hoja de ruta”, y abajo, observando su ascenso al cielo, situadas al borde de un precipicio, unas mujeres con brazaletes negros que decían “nosotros quedamos con la hija de luto”. Vileza obliga.

Esto en el bando nacional, a la “recherche” de hacer pleno en el algoritmo plebiscitario. En el nacionalista tampoco han atado los perros con longaniza. La sobreactuación, en ruedas de prensa y declaraciones ad hoc, del president y sus colaboradores para capitalizar la exitosa gestión de los cuerpos y fuerzas que intervinieron en los hechos (desde los equipos de emergencias pasando por los bomberos, los taxistas, los comerciantes, y el personal de los hospitales y centros de salud), ha sido patente y pugnante. Posiblemente, con la coyuntura que atraviesa la comunidad, era muy difícil no rendirse a la tentación de deslizar lo oportuno hacia el oportunismo. Las autoridades políticas tienen razones que la gente corriente ignora. Aunque, al mismo tiempo, su solvente gestión de la crisis ha valido como metáfora de lo que puede ser el Estat Catalá predicado, entendiendo “metáfora” en el sentido de Paul Ricoeur, como algo “que infringe el orden categorial pero también lo engendra”. De hecho, bien mirado el lema “no tinc por” es anfibológico, puesto que sirve lo mismo de respuesta a los atentados como para las amenazas al procés por parte del gobierno de la nación.

Lo cual no quiere decir que aún en estado de shock olvidemos la memoria. Entre otras cosas porque solo sobreponiéndonos a esa momentánea enajenación, y sabiendo de dónde venimos, podremos atisbar hacia dónde vamos o por dónde nos quieren llevar. Y eso afecta directamente a los mossos, los auténticos héroes de estas jornadas, celebrados por la gente por su profesionalidad y calidez a la hora de encarar los luctuosos acontecimientos. Ello exige recordar (ceteris paribus) que ese mismo cuerpo policial tiene también su lado villano y estuvo implicado recientemente en casos de índole criminal, bochornosos y lamentables. Como la muerte de un mantero en extrañas circunstancias; la carga de los antidisturbios que provocó la pérdida de un ojo a Esther Quintana durante la Huelga General del 2012; o, el más terrible de la saga, los injustos encarcelamientos y torturas a que fueron sometidos varios okupas en 2006, episodio que culminó con el suicidio de la joven poeta madrileña Patricia Heras nada más abandonar la prisión cinco años más tarde. Esta “muerte accidental” fue consecuencia de una detención flagrante y arbitraria (fue secuestrada por los mossos del hospital a donde había acudido por un accidente de bicicleta) cuando gobernaba el tripartito, siendo Conseller d´Interior el dirigente de ICV-EUIA Joan Saura. La historia ha sido narrada en el documental Ciutat Morta.

No tenim por!

Rafael Cid

Rafael Cid

7-S: Concentración en Sevilla contra la represión sindical

Vie, 08/25/2017 - 14:34

La Confederación General del Trabajo una vez más contra la represión sindical ejercida sobre un delegado de CGT, Luis, en Corte Inglés de Nervión, en Sevilla.

Fecha y hora del evento:  07/09/2017 (Todo el día)

CLINER, SA, la contrata de limpieza de El Corte Inglés, SANCIONA a un delegado sindical de CGT con un mes de empleo y sueldo por defender a sus compañeros y compañeras denunciando los riesgos sobre la salud en su centro de trabajo, El Corte Inglés de Nervión.

Simplemente por pedir a la empresa que el personal de limpieza no manipule los cuadros eléctricos ya que no tienen los conocimientos ni los medios de protección adecuados, reivindicar el riesgo acústico con las alarmas de telefonía móvil y denunciar el estrés térmico que padecen sobre todo en la época estival (hablamos de Sevilla) , por ello deja sin sueldo a un trabajador y su familia sólo con el fin de amedrentar a Luis y a todos y todas sus compañeros/as.

¡TODAS Y TODOS CONTRA LA REPRESIÓN SINDICAL!

El sindicato CGT no va a consentir la represión sindical y responderá de manera contundente a quien pretenda vulnerar los derechos sindicales y el derecho a la salud de los trabajadores el próximo 7 de Septiembre a las puertas de dicho centro de trabajo.

Súmate a nuestra campaña en las redes #LuisSomosTodxs

YA ESTÁN AQUÍ LAS SANCIONES DE CLINER SA en El Corte Inglés.

SI NOS TOCAN A UN@ NOS TOCAN A TOD@S

Para solicitar cualquier información adicional no dudéis en contactar con nosotros.

Enlaces de interés:

https://cgtsevilla.wordpress.com/2017/08/21/1195/

https://cgtsevilla.wordpress.com/2017/08/07/nuevo-intento-de-represion-s...

https://www.cgtandalucia.org/blog/6310-nueva-agresion-contra-un-delegado...

https://www.youtube.com/watch?v=LVy5NyPybaw

Sindicato de Administraciones Públicas CGT-Sevilla

Sindicato de Administraciones Públicas CGT-Sevilla

Murciana de Asistencia y Emergencia (Cartagena) y Ambulancias Martínez aumentan en un 35 % la plantilla de conductores

Vie, 08/25/2017 - 14:07

Este aumento se debe a la acción de CGT, que lleva más de un año denunciando jornadas de trabajo muy por encima del límite legal. Ello ha dado lugar a dos expedientes sancionadores por parte de Inspección de Trabajo, dando como resultado que la empresa realice 45 nuevas incorporaciones. Para el sindicato son claramente insuficientes, pero no cabe duda que es un primer paso

El 4 de mayo de 2016 las Secciones Sindicales  de CGT de ambas empresas comunicaron a Inspección de Trabajo que los conductores hacían jornadas de trabajo maratonianas ya que no se respetaban los descansos semanales ni diarios, a lo que se suma la ausencia de registro de horas extras. Esta situación mantenida en el tiempo implicaba un riesgo para la seguridad de los conductores y el personal que transportaba (equipo médico y paciente).

El 26 de enero de 2017 la Inspección inició expediente sancionador por no respetar el descanso semanal y diario, así como por ausencia de registro de horas extraordinarias:

B) A resultas de la actuación inspectora se han adoptado las siguientes medidas: - Iniciar expediente sancionador por no respetar el descanso semanal y diario, así como por ausencia de registro de horas extraordinarias.

Tanto la empresa Murciana de Asistencia y Emergencia, SL como Ambulancias Martínez, SL,  cuya gerente es la misma persona, incumplen el requerimiento de Inspección de Trabajo, por lo que las secciones sindicales de CGT insisten ante el Inspector actuante el día 9 de marzo de 2017.

El 25 de julio de 2017 la inspección adopta la siguiente medida:

Cuarto. A resultas de la actuación inspectora se han adoptado las siguientes medidas: - Iniciar expediente sancionador frente a la empresa ‘Murciana de Asistencia y Emergencia, SL’  por exceso de jornada, incumplimiento de descanso semanal de dos días consecutivos, retraso reiterado en el pago de salario y ausencia de registro/contabilización de horas extraordinarias.

Murciana de Asistencia y Emergencia, SL y Ambulancias Martínez, SL, finalmente reacciona ante la apertura de un segundo expediente sancionador, realizando hasta 45 contrataciones nuevas, así lo recoge la Inspección de Trabajo en su punto quinto de la 2ª resolución.

Quinto. Sin perjuicio de lo anterior, hay que reseñar que desde el inicio de las actuaciones inspectoras en el presente año y hasta el 5 de julio de 2017 se ha aportado justificante de 45 contrataciones nuevas, entre las dos empresas ‘Murciana de Asistencia y Emergencia, SL y Ambulancias Martínez, SL’ con la intención de ir ajustando los cuadrantes de turnos a los límites de jornada prevista en el Convenio Colectivo.

Para CGT, las 45 incorporaciones son insuficientes, pero no cabe duda de que es un primer paso. Hay empresas que no acaban de interiorizar que prestan un Servicio Público y que  la gestión de lo Público no puede basarse en criterios de rentabilidad mercantil, sino en el principio de suficiencias.

El Pliego de Prescripciones técnicas recoge lo siguiente:

‘La dotación de personal de los distintos tipos de ambulancias se ajustarán a lo dispuesto en la legislación vigente y en lo establecido de los Anexos de este Pliego sobre requisitos técnicos sanitarios que deben reunir los vehículos.

Todas las ambulancias sujetas a contrato, contarán con el número de Conductores/as suficientes y necesarios, para estar en activación si fuese necesario dentro de sus horarios, todas a la vez. Por tanto la evaluación del personal necesario se hará en base a esta premisa y tendrá ya en cuenta para su cumplimiento, vacaciones, bajas, horas de trabajo según convenio colectivo etc.

Las empresas adjudicatarias mantendrán en relación con el personal a su cargo, la legislación en vigor salvaguardando los descansos del personal en aras de la operatividad y seguridad de los pacientes y de la propia dotación de la unidad.’

Durante muchos años Murciana de Asistencia y Emergencia, SL y Ambulancias Martínez, SL han estado incumpliendo el Pliego de Prescripciones Técnicas y normas del Convenio Colectivo, con el único objetivo de "amasar" dinero a costa de este Servicio Público sin importarle sus posibles consecuencias.

Las condiciones económicas de la prestación de servicios que se les exige a las empresas adjudicatarias de los servicios de ambulancias en la Región, ya contemplan los gastos de desplazamientos urbanos e interurbanos, kilómetros recorridos, como las horas de espera, así como desplazamientos a otras comunidades autónomas, con una asignación adicional, además, fija a cada ambulancia. Por lo que quedan debidamente cubiertos los gastos derivados de la prestación de los servicios.

Esta organización, entiende que el comportamiento de estas dos empresas no responde a ninguna otra cuestión que la especulación y el intento de lucro indebido, incumpliendo la legislación así como los contratos administrativos de adjudicación.

Asimismo, la Confederación General del Trabajo (CGT), además de haber denunciado ante la Inspección de Trabajo, estudia poner en conocimiento del Servicio Murciano de Salud los incumplimientos antes denunciados por estas empresas, respecto a los trabajadores que prestan el servicio, a efectos de que adopte las medidas oportunas frente al incumplimiento de las condiciones contempladas en el Pliego de cláusulas administrativas particulares que rigen el concurso abierto para la contratación de la gestión del servicio público de transporte sanitario terrestre en el ámbito de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y que en el mismo se tipifican como faltas.

Contacto:

Marcial Martín Martínez (Delegado Sindical de CGT)

CGT-Murcia

Violencia de género, violencia machista. Comunicado a Ministerios mes de agosto 2017

Vie, 08/25/2017 - 13:57

En el mes de agosto, han sido asesinadas 7 mujeres más una niña de 8 años, la última mujer asesinada ocurrió el 24 de agosto, en Arroyo de la Luz (Cáceres), en lo que llevamos de año son 55 las mujeres asesinadas, más 3 niñas y 6 niños, mujeres asesinadas por ser mujeres o tener relación directa con ellas.

 

¡¡SEGUIMOS DENUNCIANDO Y LUCHANDO!!

Concienciémonos de la desigualdad social, luchemos por erradicarla.

Os recordamos que la idea de esta campaña es el REENVÍO MASIVO DEL COMUNICADO QUE SE ADJUNTA, DESDE LAS DISTINTAS SECCIONES, SINDICATOS, Y MUJERES INDIVIDUALMENTE A LOS DISTINTOS MINISTERIOS, como protesta por estos asesinatos y la invisibilización que sufre esta violencia estructural.

PARA FACILITAR LA TAREA DE ENVÍO, OS ADJUNTO LOS CUATRO ESCRITOS (UNO PARA CADA MINISTERIO), YA CON SUS CORRESPONDIENTES CABECERAS A QUIENES VAN DIRIGIDOS, SOLO TENÉIS QUE REENVIARLOS A SUS DIRECCIONES CORRESPONDIENTES QUE FIGURAN MAS ABAJO EN ESTE ESCRITO.

Igualmente puede ser enviado por cualquier persona que quiera hacerlo, para lo cual adjuntamos un modelo individualizado en el cual tendrá que aparecer Nombre, DNI y Dirección.

No olvidaros de mandar con copia oculta a esta secretaría por correo electrónico del comunicado que remitáis a los ministerios desde los distintos sindicatos, para saber la participación en esta campaña.

Las direcciones donde estamos enviando son:

Ministerio de Sanidad, asuntos sociales e igualdad: Dolors Montserrat secmin@msssi.es

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: Iñigo Méndez de Vigo secretaria.ministro@mecd.es

Ministerio de Justicia: Rafael Catalá Polo secretaria.ministro@mjusticia.es

Defensora del pueblo: Soledad Becerril registro@defensordelpueblo.es

Hay una propuesta desde un sindicato que plantea que bien a nivel personal o desde los sindicatos se envíe copia oculta a las asociaciones locales de apoyo y/o solidaridad con las víctimas de violencia de género, tanto para que tengan constancia de nuestra acción, cómo para que sepan que se pueden sumar a dicha iniciativa.

Madrid, 25 de agosto de 2017

Paula Ruiz Roa

Secretaría de la Mujer

Confederación General del Trabajo - CGT

C/Sagunto 15, 1º

28010 Madrid

Tel. 91 447 57 69

Móvil 639 15 61 32

sp-mujer@cgt.org.es

Secretaría de la Mujer CGT

Descargas

carta personal agosto 2017.doccarta personal agosto 2017.doc 30 KB escrito ministerio DE SANIDAD AGOSTO 2017.docescrito ministerio DE SANIDAD AGOSTO 2017.doc 41.5 KB escrito ministerio DEFENSORA DEL PUEBLO AGOSTO 2017.docescrito ministerio DEFENSORA DEL PUEBLO AGOSTO 2017.doc 41 KB escrito ministerio EDUCACIÓN AGOSTO 2017.docescrito ministerio EDUCACIÓN AGOSTO 2017.doc 41 KB escrito ministerio JUSTICIA AGOSTO 2017.docescrito ministerio JUSTICIA AGOSTO 2017.doc 43 KB

Konecta obliga a los trabajadores a llamar a los clientes de Vodafone que le ponen mala nota

Jue, 08/24/2017 - 19:02

CGT insiste en en pedir a la empresa que abandone esta práctica humillante para los trabajadores y que genera malestar en los clientes

 

 

CGT ha denunciado nuevamente, ante la Inspección de trabajo de Valladolid, el trato humillante que reciben los y las trabajadoras de la empresa Konecta BPO, que presta servicio de atención al cliente a empresas Vodafone en el Polígono de San Cristóbal. De hecho CGT ha puesto ya en conocimiento de Vodafone las prácticas que lleva a cabo la subcontrata Konecta."Al parecer, a Konecta no le ha quedado clara la resolución de la anterior Inspección, puesto que, pese a dejar de señalar y agrupar a los agentes con “peores datos”, continúa obligando a sus trabajadores/as a llamar a aquellos clientes que hayan valorado con un 6 o menos a Vodafone en la encuesta de satisfacción, saltándose el anonimato y violando la privacidad de este tipo de encuestas de calidad", dice en un comunicado CGT.

"Son muchos los clientes de Vodafone", añade CGT, ,"que en este caso se corresponden con un perfil profesional, bien sean autónomos, PYMES o Grandes Empresas Corporate, los que han mostrado su malestar, sintiéndose en ocasiones acosados y presionados por la persona que le llama para preguntarle el por qué de su valoración 'tan baja' a la Compañía, insistiéndoles en que las futuras valoraciones no sean inferiores a un 9. Algunos llegan a pensar que han hecho algo mal al poner esa valoración e incluso se disculpan por el perjuicio que haya podido ocasionar al trabajador/a y otros muestran su enfado sin más".El malestar, según el sindicato, no sólo se genera en los clientes sino también entre la plantilla de Konecta, "ya que cada vez que se recibe orden de un mando de llamar a un 'Detractor' (así se denominan estos clientes), pese a que al agente le haya valorado su atención con un 10, se produce una situación de bochorno, ya que el mando se queda a la espalda del agente para cerciorarse de que realiza esa llamada y se humilla lo suficiente ante el cliente. Siempre bajo la amenaza de que si se niega a realizar la llamada, será sancionado por desobediencia, como ya ha ocurrido en algún caso".

CGT ha remitido ya varias peticiones a la empresa reincidiendo en que abandone esta práctica "tratando en todo momento de hacerles comprender el daño y el perjuicio personal y profesional que ocasionan estas prácticas por cuanto se basan en la humillación personal ante el resto de compañeras/os y ante los clientes, poniéndoles en evidencia ante ellos, que genera estrés y que es denigrante, además de que esto atenta también contra los derechos de los propios clientes a una adecuada protección de datos personales y en particular a una encuesta anónima y libre.

Pero para Konecta todo está bien, no pasa nada, y a quien rechiste…. SANCIÓN y listo. Lo que importa es tener buenos resultados a cualquier precio".

https://ultimocero.com/noticias/movimientos-sociales/2017/08/23/konecta-...

Último Cero

El “nido del avispón” y los carroñeros (Trilogía del atentado nº 2)

Jue, 08/24/2017 - 18:34

Artículo de opinión de Rafael Cid.

Una cosa es que las víctimas civiles del terrorismo merezcan que su dignidad sea respetada en su humana integridad sin reservas mentales ni hirientes contextualizaciones, y otra muy distinta que el terrorismo no tenga una trastienda que remite a los criminales juegos de poder de las potencias capitalistas hegemónicas. Lo que algunos de sus criminales promotores llamaron el “nido del avispón”. En ese sentido, pues, tienen toda la razón Julián Assange y la CUP al denuncian la responsabilidad de esos gobiernos. El yidahismo es una criatura de la guerra fría financiada por los regímenes wahabistas y fundamentalistas. Sin el apoyo, protección y financiación de los  de Estados Unidos, Israel, Reino Unidos, Arabia Saudí, Qatar e Irán su reinado habría sido efímero.

En el ranking de esas responsabilidades  de la órbita occidental, el reino de España tiene un protagonismo especial, que va más allá de su dimensión geopolítica,  habida cuenta de las tradicionales buenas relaciones de la monarquía borbónica con los sátrapas del Golfo. Está históricamente documentado que el hoy monarca emérito Juan Carlos I mandó cartas pidiendo ayuda económica para “fortalecimiento de la monarquía española” al entonces Sha de Persia y al viejo rey Saud de Arabia Saudí. Las misivas con el encabezamiento “mi querido hermano”, remitidas en mano a sus destinatarios a través de personas de absoluta confianza del monarca, concretaban la solicitud en sendas aportaciones  de diez millones de dólares de la época para la causa juancarlista. Otros testimonios igualmente solventes recuerdan que ya en 1977 el príncipe saudí Fahd concedió un préstamo de 100 millones de dólares al sucesor de Franco en la jefatura del Estado cuya devolución aún no está acreditada. Lo que no impidió que más tarde “su hermano” le regalara el yate Fortuna para uso y disfrute de Zarzuela.

El fundador de wikileaks concreta la financiación del ISIS (Estado islámico) en Arabia Saudí y Qatar, dos iconos del rigorismo islamista en el Golfo actualmente a la greña por su distinto posicionamiento en el conflicto sirio. Y en realidad se queda corto, según Edward Snowden. Porque el ex analista de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana (NSA) aseguró en 2014 que fueron Estados Unidos, Reino Unido e Israel quienes lo patrocinaron. Incluso llegó a afirmar que el mismo líder del ISIS, el califa Abu Barkr al Baghadadi, había sido reclutado por los servicios secretos del Estado judío. No sería la primera vez en que se apunta la mano negra del Mossad tras la emergencia de grupos armados de esa naturaleza. Parecida sospecha fue  establecida en el pasado sobre Hamás (Fervor), Movimiento de Resistencia Islamista  que busca la fundación de un Estado islámico en el territorio histórico de Palestina.

Entre sospechas que nunca han podido ser verificadas y flagrantes claroscuros, la evidencia más acreditaba es que, todo ese funesto magma de acción-reacción que identifica al llamado islamismo radical, tiene su antecedente remoto en la intervención norteamericana en Afganistán en los setenta del siglo pasado para desestabilizar al gobierno de aquel país y a su aliado la URSS. Exactamente en el 3 de julio de 1979, la fecha en que Jimmy Carter firmó un decreto presidencia secreto para financiar a las guerrillas fundamentalistas. Lo estrategia conocida como “el nido del avispón” buscaba crear una base de hostigamiento bélico permanente que debilitara tanto al gobierno de la República Democrática de Afganistán (RDA) como al ejército soviético que luchaba a su lado. “Es hora de echar mierda  a su jardín”, dijo el consejero de Seguridad de EEUU, Zbigniev Brzezinski, en alusión a que a la Casa Blanca se le presentaba la ocasión de pagar al Kremlin con la misma moneda que ellos habían recibido en la guerra de Vietnam. Cuando el firme apoyo dado por Moscú a los norvietnamitas determinó que los estadounidenses perdieran humillantemente la guerra en el sudeste asiático.

La estrategia del “nido del avispón” culminó con la retirada de las tropas soviéticas en 1989, en vísperas del derrumbe del Muro de Berlín, y la caída del gobierno de la RDA. En su lugar ocuparon el poder los talibanes, imponiendo la Sharía (el derecho islámico) donde  hasta entonces existía un sistema político que había eliminado la usura, combatido el analfabetismo, legalizado los sindicatos, favorecido la integración de la mujer en el trabajo y aprobado la igualdad jurídica de hombres y mujeres, entre otros avances cívico-sociales que sonaban a anatema en el mundo del integrismo musulmán. De ese avispero inquisitorial saldrían después los grupos yihadistas (Al Qaeda, ISIS, etc) y nuevos Saladinos (Osama Bin Laden, Baghadadi) que estarían detrás de los atentos del 11-S, 11-M, y otros muchos cometidos tanto en Occidente como en los países árabes no adscritos. Era su cruzada global contra los infieles. Un campo de batalla que se recrudecido tras la intervención extranjera en Irak en 2003 y en la guerra civil siria en 2011,

Más allá de los actos de terrorismo en sí, que se dirigen mayoritariamente contra la población civil por parte de uno y otro bando, los atentados en Eurasia (Rusia también los ha sufrido) y Estados Unidos están poniendo en cuestión las pautas de convivencia democrática que hasta fechas recientes habían prevalecido. Las masacres han servido para impulsar una xenofobia ya latente debido a los efectos de la crisis económica y de paso para que sus gobiernos respectivos basculen en propuestas políticas panópticas para satisfacer las histéricas demandas de seguridad de una población que se siente cada vez desprotegida. La consecuencia en un claro repliegue en derechos y libertades democráticas, el inicio de un númerus clausus para emigrantes y refugiados, y, sobre todo, el destello de mecanismos de gobierno carroñeros que se acercan cada vez más al diseño de un Estado policial con el amén de amplias mayorías sociales.

Todo ello teniendo en cuenta la contradicción que envuelven a las clases dirigentes de estos países, que tanto a nivel de Administración como en el plano de las corporaciones privadas mantienen múltiples lazos de colaboración con la mayoría de las estructuras políticas que financian la  incursión del wahabismo en el planeta. Como muestra un botón. Solo en España, al margen de las procelosas relaciones que la actual monarquía (en línea con lo que fue costumbre en Franco) mantiene con sus homólogos del Golfo, podría decirse que no hay multinacional que no tenga una parte de su cartera de negocios en esos territorios. Desde constructoras como ACS y OHL con el tren de alta velocidad a la Meca, hasta empresas de comunicación como Prisa o grandes almacenes como El Corte Inglés, estas dos últimas con inversionistas cataríes en el núcleo decisorio de su accionariado (¡Ay aquel reportaje a toda pastilla de El País Semanal contando las maravillas de Qatar a todo color!). Intrusión que además intoxica la cultura popular desde el momento que clubes de fútbol mundialmente reconocidos admiten como promotores a esos reinos de las Mil y Un Derroches (Qatar hasta ayer ondeando en la camiseta del Barcelona y Emiratos Árabes en la del Real Madrid de Florentino Pérez).

Por lo demás, y esto último tiene un carácter de emergencia, la propia izquierda alternativa no está libre de ese contagio. No solo porque al llegar al poder se ve en la difícil tesitura de abrirse a demandas que colisionan con su código ético, sino porque generalmente pesa más en sus decisión final la obediencia institucional debida que su propios principios. Es el caso de lo ocurrido con el visto bueno dado por el alcalde de Cádiz, el líder anticapitalista de Podemos José María González Álvarez “Kichi”, a la construcción en los astilleros de Navantia de cinco corbetas para Arabia Saudí. Por aquellos de la necesaria carga de trabajo para una zona geográfica que ostenta uno de los mayores índices de paro de la Unión Europea. Un armamento que seguramente será usado por esa petromonarquía en la guerra desatada en su vecino Yemen. Por no hablar de la presencia en la dirección del partido morado del ex JEMAD Julio Rodríguez ,que dirigió el ataque aéreo de la OTAN contra la Libia de Muamar el Gadafi y ahora se proclama “pacifista y antimilitarista”. O de la propia insana concurrencia de Pablo Iglesias a través de la emisora iraní Hispan TV,  que sostiene su programa Fort Apache, un régimen el de los ayatolas que ha llegado a colgar de las farolas a los homosexuales para escarmiento público. La última ejecución denunciada por Amnistía Internacional fue el pasado agosto y la víctima un joven gay de 18 años.

Quizás sean momentos para recordar aquella modesta propuesta de Albert Camus: “Cada generación, sin duda, se cree consagrada a rehacer el mundo. La mía sabe sin embargo que no lo rehará. Pero su tarea es quizás mayor. Consiste en impedir que el mundo se deshaga”

Rafael Cid

Rafael Cid

Héroes anónimos

Mié, 08/23/2017 - 14:40

El jueves pasado por la tarde, cuando todos estábamos mirando hacia los graves sucesos ocurridos en Barcelona... el centro de Zaragoza se inundaba, el tranvía navegaba, Sagasta y Constitución eran ríos, y la plaza de los sitios un embalse... Se produjo una grave rotura, en una de las arterias principales de la red de abastecimiento de la ciudad.

El corte del suministro de esta arteria, solo lo pueden realizar los oficiales guardallaves. Y conocida es la problemática de seguridad que tiene este colectivo, para entrar a los subterráneos que dan acceso a las gigantescas válvulas que permiten cerrar el fluido de estas grandes tuberías.

Pues bien; el jueves por la tarde, solo había al frente de este servicio oficiales (el rango más básico de todo el servicio), que en un acto de responsabilidad ante la grave avería, asumieron responsabilidades muy por encima de su manual de funciones y sus atribuciones, estirando al máximo los límites de las instrucciones operativas de prevención de riesgos laborales, vamos a dejarlo ahí... tanto, que tuvieron que apoyarse de forma improvisada (con la consecuente pérdida de tiempo y agua) en los bomberos, para minimizar los riesgos asociados a los trabajos necesarios para el corte del suministro, consiguiendo pese a las graves dificultades hacerse con el control, y cortar el agua en la tubería afectada, dejando tras más de tres intensas horas de actividad bajo gran presión y nervios, el corte del suministro reducido a su mínima expresión, logrando así que no afecte la falta de agua a los vecinos...

Desde este sindicato, llevamos tiempo reivindicando la necesaria reestructuración de este servicio en varios frentes interrelacionados: el preventivo, que tiene que asegurar que estos trabajos se realicen sin riesgo para los trabajadores y el organizativo que tiene que asegurar un responsable que se puede poner al frente de este tipo de situaciones de tal forma que no quede hueco a la improvisación ni a la peligrosa heroicidad.

Consideramos que una dotación adecuada de medios materiales y personales hubiese evitado la pérdida de algún que otro millón de litros de agua potable, alguna inundación y algún riesgo

para las personas...

Pedimos que se deje escatimar y de dar vueltas a este asunto, las propuestas de solución están ya sobre la mesa. Pónganse los medios humanos y materiales necesarios para que este servicio funcione bien y rápido antes de que tengamos que lamentar más daños materiales o personales.

Recordemos que la situación era de emergencia, en la rotura se perdieron 12 millones de litros

de agua, se tuvieron que desviar tres líneas de autobús y se tuvieron que cortar al tráfico las avenidas principales del centro de la ciudad Paseo Sagasta, Paseo Independencia, Gran Vía, Constitución y Paseo Pamplona.

Sección Sindical CGT Ayuntamiento de Zaragoza

www.cgtaytozar.com

 

Sección Sindical CGT Ayuntamiento de Zaragoza