Distribuir contenido
Actualizado: hace 6 mins 58 segs

En el 75 aniversario de la ejecución de Joan Peiró

Lun, 07/24/2017 - 18:25

El lunes 24 de julio se cumple el 75 aniversario del fusilamiento de Joan Peiró Belis. Después de ser entregado por los nazis al gobierno del dictador Franco y tras su paso por la celda 455 situada en la 4ª galería de la Cárcel Celular de Valencia, fue fusilado en la población de Paterna, a 7 kilómetros de la capital, el 24 de julio de 1942. Tras un juicio sumarísimo, acusado de “Adhesión a la rebelión” y firmada la sentencia por el Coronel Juez Instructor en Valencia, el día 21 de julio de 1942, se le condenó a pena de muerte sin posibilidad de indulto y, además, al pago de una multa por responsabilidades civiles, siendo ejecutado tres días después junto a otros siete cenetistas.

Pero Peiró nunca estuvo sólo, el compañero Francisco López Guillem se ocupó de pagar las 500 ptas. del nicho donde reposaron sus restos mortales y de mantener su tumba en condiciones hasta que fue exhumado y traslado a su querida Mataró en julio de 1989. Su familia, exiliada en Francia, continuamente lo tuvieron presente y, para la familia confederal, Peiró siempre representó un símbolo de coherencia y amor a la CNT.

El día de la exhumación de sus restos la familia libertaria estuvo allí. Recuerdo a los viejos cenetistas que lo conocieron bien, Enrique Marco, Isidro Guardia,… y también a las nuevas generaciones de libertarios, Juan Pérez, Joan Cebolla, Goyo, José Julián…

Su hijo Josep nos hablaba de él con mucha admiración y cariño, mostrándonos desde la cartera de Ministro de Industria de la II República hasta la correspondencia mantenida desde la prisión. Él conservó su legado hasta su muerte ocurrida en Paris en el año 2015.

Actualmente sus compañeros también tenemos memoria y por eso se ha creado una Comisión Ciudadana, constituida por más de treinta entidades, de la que forma parte la Fundación Salvador Seguí y la CGT, que ha impulsado durante este año 2017 diversos actos culturales, académicos e institucionales para reivindicar las ideas del anarcosindicalista Joan Peiró.

Como escribió Melchor Rodríguez en 1967:

El fascio no lo mató…

¡no se mata el pensamiento!

El nombre de Juan Peiró

¡vive flotando en el pueblo!

¡Salut¡

Rafa Maestre

Fundación Salvador Seguí

http://www.cgtpv.org/confederal/75-aniversario-ejecucion-joan-peiro

Fundación Salvador Seguí

Huegas en Renfe y Adif

Lun, 07/24/2017 - 17:25

Agotadas todas las vías de negociación, los plazos marcados por esta organización y la paciencia derivada de la buena voluntad negociadora, dando cumplimiento al mandato de la afiliación, CGT ha convocado HUELGA DE 23 horas (desde las 00,00h hasta las 23,00h) para el día 28 de julio en las empresas ADIF y RENFE.

Las razones que nos han abocado a la convocatoria de esta huelga no son nuevas y están en la mente de todos los trabajadores; son reivindicaciones colectivas que no encuentran respuesta por parte de las distintas Direcciones de RENFE y ADIF, generando mucha incertidumbre dentro del colectivo ferroviario ante la falta de futuro de las propias empresas, poniendo en entredicho la continuidad del ferrocarril como servicio público.

Entre otras cuestiones exigimos soluciones en materia de:

· Empleo y la calidad del mismo, así como remediar la falta endémica de personal en Catalunya.

· Frenar las continuas externalizaciones de las cargas de trabajo.

· Compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril, además de la tan necesaria inversión en infraestructuras que padece históricamente Catalunya.

· Plantear “salidas” dignas de las empresas a los trabajadores a través de jubilaciones por contrato de relevo y el reconocimiento de la “penosidad” a aquellos colectivos que no la tienen.

· Recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años.

Toni Terre, CGT- RENFE –ADIF

Carlos Navarro, CGT- PRENSA BARCELONA

Barcelona 24 Julio 2017

CGT-Renfe-Adif y CGT-Prensa Barcelona

El Tribunal Supremo declara nula la doble escala en jornada laboral anual del convenio de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH)

Lun, 07/24/2017 - 17:19

La Confederación General del Trabajo (CGT) lleva 15 años luchando por lograr que las condiciones laborales en CLH sean las mismas para toda la plantilla

El Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia de la Audiencia Nacional, con fecha 26 de octubre de 2015, en la que daba la razón a la Confederación General del Trabajo (CGT) en cuanto a la denuncia que este sindicato venía realizando sobre las dobles escalas laborales en la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), y que diferenciaba entre trabajadoras con un contrato anterior a la fecha de septiembre de 1995 y las que se incorporaron después.

El Tribunal Supremo viene a decir en esta nueva sentencia que no pueden existir condiciones diferentes para las empleadas de este grupo empresarial. De este modo, CGT gracias a su labor de denuncia durante estos años, ha logrado, entre otras cosas, que los descansos sean los mismos para toda la plantilla, que todas las trabajadoras puedan disfrutar del denominado “premio de asiduidad” y del también llamado “tiempo no trabajado”.

La CGT se ha mostrado muy satisfecha con el fallo de esta sentencia que vuelve a demostrar la importante labor que sus delegadas y delegados realizan diariamente en los centros de trabajo en defensa de los derechos laborales y libertades sindicales.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

 

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Jornadas para celebrar el octogésimo aniversario de esta organización anarquista de mujeres. "Anarcofeminismo: las mujeres libres que el franquismo siempre quiso ocultarnos"

Sáb, 07/22/2017 - 23:15

- Se cumplen 80 años de la creación de la Federación Mujeres Libres que luchó por la emancipación durante la República y la Guerra Civil.

- Para conmemorarlo, la CGT organiza unas charlas en septiembre.

- Amparo Poch y Gascón, Lucía Sánchez Saornil y Mercedes Comaposada fueron tres pioneras en este movimiento de libertarias.

SARA MONTERO

Una reunión de Mujeres Libres, donde debatían sobre política, maternidad o sexualidad femenina. / CGT

Amparo Poch y Gascón obtuvo el premio extraordinario de Medicina en 1929, escribió ‘La vida sexual de la mujer’ en 1932 y trabajó para Federica Montseny en el Ministerio de Sanidad. Lucía Sánchez Saornil escribió poesía vanguardista y social y vivió hasta su muerte con una mujer: América Barroso. Mercedes Comaposada comenzó su carrera siendo montadora en una empresa de producción cinematográfica y la terminó llevando los asuntos de Pablo Picasso en Francia. Las tres fueron pioneras, anarquistas y fundadoras de la Federación de Mujeres Libres en 1936. Sus escritos y logros fueron después barridos por el franquismo hasta ser borrados por completo de la memoria colectiva. Pocos jóvenes conocen hoy quienes son ellas. Con motivo del 80 aniversario de la creación de esta asociación de mujeres libertarias la Confederación General del Trabajo (CGT) organiza una serie de conferencias los próximos 8, 9 y 10 de septiembre en Madrid para enfrentar a la Democracia con su propia historia.

“Para conocer el origen del anarcosindicalismo hay que remontarse varias décadas antes de que apareciera la Federación Mujeres Libres, aproximadamente al año 1870. Las mujeres empezaron a vincularse al sindicalismo, con importantes referentes como Teresa Claramunt (quien dijo que la mujer obrera era “la esclava del esclavo”). Entonces surgieron grupos en los pueblos y las ciudades. Vieron que se ninguneaba a las mujeres y comenzaron a crear organizaciones femeninas, aunque tienen una duración breve”, explica Laura Vicente, autora del libro ‘Mujeres Libertarias de Zaragoza. El feminismo anarquista en la Transición’.

Aunque en las raíces del anarquismo está el fin de las jerarquías y el control social, este grupo de mujeres se negó a esperar a que la revolución social trajera la igualdad entre sexos, como decían sus compañeros. Para ellas, eran procesos paralelos y no sucesivos. Tampoco aceptaban la palabra “feminismo”, ya que lo relacionaban con el sufragismo, y preferían hablar de “humanismo integral”.

La Federación Mujeres Libres fue el resultado de la unión entre el grupo de anarquistas madrileñas y el Grupo Cultural Femenino de Barcelona. En 1938 ya contaba con 20.000 integrantes. Esta organización independiente no solo se preocupó de luchar por los objetivos libertarios, también batalló contra los problemas específicos de la mujer, tal y como relata en el libro ‘Mujeres Libres: el anarquismo y la lucha por la emancipación de las mujeres”, de la investigadora Martha Ackelsberg, que será una de las ponentes de la conferencia de septiembre. Los miembros más veteranos de Mujeres Libres organizaban cursos de mecánica o conducción para capacitar a las obreras para un nuevo oficio, ofrecían charlas de puericultura para las madres y les daban nociones de sexualidad, enseñándoles, por ejemplo, a explorar su propio cuerpo. Para difundir estos conceptos contaban con la revista ‘Mujeres Libres’, que llegó a lanzar 13 números. 

Para ellas, la emancipación de la mujer en el plano económico era lo principal, pero no lo único: había que llevar la igualdad también a los hogares y la vida privada. Mujeres Libres quería “emancipar a la mujer de la triple esclavitud a que, generalmente, ha estado y sigue estando sometida: esclavitud de ignorancia, esclavitud de mujer y esclavitud de productora”. Esta federación también puso en marcha los ‘Liberatorios de prostitución’. Las prostitutas eran para ellas mujeres que se habían visto obligadas a ejercer el oficio por falta de recursos económicos. Para salir de la pobreza, las reclutaban y las formaban en otros oficios donde se pudieran ganarse la vida. También debatieron sobre temas que aún no están resueltos: como la igualdad salarial, la coeducación, el reparto de tareas o el polémico amor libre, que rechazaba el matrimonio y que hoy aún sigue escandalizando a muchos. Otro de los temas que les hacían ganarse el rechazo de los conservadores eran sus charlas sobre el aborto o el uso de los anticonceptivos: estas mujeres luchaban porque las obreras tuvieran el control de la natalidad y el sexo no fuera únicamente una herramienta de procreación.

La Guerra Civil lo cambió todo. “Comenzaron también a formarlas para el frente y a hacer campañas para que, por ejemplo, se acogieran refugiados”, explica Vicente. Sin embargo, Mujeres Libres tuvo que enfrentarse también a sus propios compañeros en la batalla, dentro y fuera del anarquismo, que creían que ellas serían más útiles en la retaguardia, dedicándose a vendar a los heridos y a dar de comer a los soldados y no cogiendo un fusil, algo irrenunciable para ellas. La imagen de la miliciana con un arma está inserta en el imaginario colectivo gracias a la película ‘Libertarias’, de Vicente Aranda, que versa precisamente sobre las mujeres de esta organización.

Tres nombres para no olvidar: Amparo Poch, la virtuosa médico

Esta federación contó con un potente instrumento para llegar a las obreras y las campesinas: la revista Mujeres Libres, donde solo escribían féminas. Únicamente había un hombre: Baltasar Lobo, que se encargaba de la parte gráfica y que posteriormente se convertiría en un escultor de reconocimiento internacional. Sus fundadoras fueron la médico Amparo Poch y Gascón, la poeta Lucía Sánchez Saornil y la abogada Mercedes Comaposada, tres mujeres cultas e inteligentes que fueron referentes morales e intelectuales para muchas de sus compatriotas.

“Amparo era una médico aragonesa que venía de una familia donde todas sus hermanas eran beatísimas. Su madre nunca se hizo una foto porque creía que eran cosas del demonio. Ella nació en aquella casa como esas flores que nacen en un estercolero, entre la negrura”, cuenta la investigadora Antonina Rodrigo, que ha dedicado su vida y su talento a desenterrar aquellos personajes femeninos que el franquismo se encargó de hacer desaparecer de cualquier libro. Poch hizo mucha pedagogía sobre salud sexual. Iba a las fábricas a explicarle a las mujeres su cuerpo, qué sucedía cuando un hombre y una mujer tenían sexo o a hablarles del aborto. Colaboró estrechamente con Federica Montseny en el Ministerio de sanidad y escribió manuales como ‘La cartilla de consejos a las madres’ (1931) o ‘La vida sexual de la mujer’ (1932) en una época donde la regla era el sexo para la reproducción y hablar del método Ogino, que usa los ciclos naturales para evitar quedarse embarazada, era un escándalo.

En 1939 y tras el fin de la Guerra Civil, Poch cruzó la frontera francesa, donde sobrevivió sus primeros años bordando pañuelos o pintando sobres. Recayó finalmente en Toulousse donde convivió durante una época con el libertario Francisco Sabater. Hasta que en 1945 se estableció por fin el Estatuto Jurídico de los Refugiados Españoles, no pudo ejercer oficialmente su profesión de nuevo. En 1965 le diagnosticaron un cáncer cerebral y tras intentar volver a la casa paterna en Zaragoza y ser rechazada por sus hermanas, murió en Francia en 1968.

Mercedes Comaposada: la abogada protegida por Picasso

“Mercedes era una abogada que a los 30 años militaba en la CNT y se encargaba de formar a grupos de hombres y mujeres, tanto ideológicamente como en cuestiones educativas básicas. Pero se dio cuenta de que en sus clases las alumnas no hablaban ni intervenía. Se lo comentó a Lucía y a Amparo y formó un grupo femenino de jóvenes”, explica Laura Vicente.

En la revista Mujeres Libres, Comaposada escribía críticas sobre productos culturales, una industria que conocía bien, ya que en su juventud había sido montadora en una empresa de producción cinematográfica. Esta abogada creció oyendo hablar de justicia e igualdad: “Su padre era zapatero, pero fue un hombre muy sabio. Su madre se quejaba porque la casa estaba siempre llena de gente”, recuerda Rodrigo. La historiadora rebusca en su memoria sentimental la imagen de esta libertaria catalana: “Era muy inteligente, muy fina y muy elegante, tanto físicamente como espiritualmente. Tenía una enfermedad del intestino, por lo que era delgada como un hilo. Se ponía unas chaquetas cruzadas que le quedaban muy bien”.

En 1939 se vio obligada a exiliarse junto a su marido, Baltasar Lobo, a Francia, donde vivió bajo la protección del pintor Pablo Picasso y se convirtió en su secretaria. Se sabe que comenzó a recopilar testimonios sobre Mujeres Libres para un libro, pero toda la documentación se perdió, para desgracia de los historiadores.

Lucía Sánchez Saornil: la poeta contestataria

“Lucía era muy cañera. No tenía formación académica y era telefonista. Fue poeta vanguardista, pero aprendió de manera autodidacta. Trabajaba en Telefónica y tras una dura huelga fue represaliada y trasladada a Valencia en los tiempos de Primo de Rivera”, explica Vicente. Cuando se proclama la República, vuelve a Madrid y continúa con su contribución revolucionaria y literaria en revistas como Ultra y Umbral. En Mujeres Libres, escribía poesía social y, probablemente, los editoriales.

En Valencia conoció a la mujer que la acompañaría durante toda su vida, América Barroso. Tras la guerra, ambas se exiliaron a Francia. Sin embargo, vuelven a la España franquista, aunque nadie sabe bien por qué: “Decidieron no quedarse en el exilio y volver a Madrid en el 41 o 42. Ella no puede trabajar, no tiene documento de identidad ni le interesa. Malviven durante un tiempo en el que solo trabaja América. Lucía piensa en un momento dado que la han reconocido y se van a Valencia, donde está la familia de América. Rompen la conexión con el resto de la organización, supongo que por motivos de seguridad, y viven juntas hasta la muerte”, narra Laura Vicente.

El anarcofeminismo: ¿una vía muerta?

El franquismo, que gobernó durante 40 años en España, consiguió su objetivo: el trabajo que muchas mujeres y hombres realizaron en la República quedaron sepultados durante ese periodo. El esfuerzo de los historiadores y de los investigadores que escarban en la memoria histórica ha hecho que no se olviden. En los años 60, las libertarias Sara Berenguer, en Francia, y Suceso Portales, en Londres, decidieron resucitar la cabecera Mujeres Libres. Con la llegada de la democracia surgieron varios grupos que parecían querer continuar con la filosofía libertaria, pero acabaron diluyendo su influencia.

Son de los pocos núcleos anarcofeministas que quedan en la actualidad. Antonina Rodríguez se muestra pesimista en esta cuestión: “Ahora el anarquismo no tiene raíz. El fascismo provocó un vacío muy grande y se instaló en la incultura. No hay ideales. Hoy un político puede decir una cosa y al día siguiente otra”, se lamenta.

La Transición dejó la puerta entornada a los exiliados y a la cultura republicana que vino con ellos: “Yo pensaba que cuando muriera Franco se iban a abrir las puertas para esas personas que habían estado toda su vida viviendo en la nostalgia, pero no pasó nada. Solo vinieron los importantes. Solo se jaleaba a Alberti y a Pasionaria”, explica Rodrigo. La escritora cristaliza este sinsabor en una anécdota personal: “Cuando presenté mi libro ‘Mujeres de España: las silenciadas’ (1979), me llamaron para decirme que a Federica (Montseny) no la dejaban venir. Yo monté en cólera porque ella ya estaba ciega y hasta necesitaba un lazarillo, mientras esta gente pensaba que iba a venir con una bomba debajo del brazo. Al final le dieron permiso”, recuerda emocionada en el que fue para ella uno de los momentos más importantes de su vida: “Vino gente de todas partes, de los exilios, llevaban sin verse desde la guerra. Se besaban y abrazaban, algunos no se reconocían porque la vida les había pasado por encima”.

Rodrigo también habla de un “amor a la cultura” que se ha perdido y recuerda a esas obreras y campesinas que, tras largas jornadas de trabajo, acudían a cursos o grupos de lectura. “En la Guerra Civil los maestros eran los primeros fusilados porque se les tenía respeto y eran transmisores de conocimiento y valores. El primer hijo de cada familia también porque había mamado las ideas de los padres. Los periodistas también fueron duramente castigados”, recuerda la investigadora.

En la cansada voz de esta escritora pesa cierto desasosiego, aunque concede la entrevista con la esperanza de que sean los jóvenes los que recojan los testimonios que a ella no le ha dado tiempo a escribir. Deja antes de colgar la llamada una última reflexión: “Hoy la cultura no cuenta para nada. Estamos en un mundo salvaje. En la casa de los exiliados siempre había una biblioteca porque decían que el libro salvará al mundo”, ríe pocos minutos antes de colgar el teléfono.

Ver más:

https://www.cuartopoder.es/sociedad/2017/07/22/anarcofeminismo-las-mujer...

 

cuartopoder

Olvidado 1977: el año de la euforia libertaria

Sáb, 07/22/2017 - 20:43

Artículo de opinión de Rafael Cid publicado en Rojo y Negro de julio-agosto

“No existe idea social que no sea,

al mismo tiempo, un recuerdo de la sociedad”

(Maurice Halbwachs)

Ahora que tan justamente se reivindica la memoria histórica que nos arrebataron, hay otra memoria colectiva, más próxima y directa, que solemos desdeñar hasta hacerla casi inhabitable. Una privación recurrente que desdibuja identidades sociales e individuales, dejando el campo libre al relato de los poderes de turno que fagocitan la masificación de las conciencias para legitimar su proyecto de dominación. Se trata de otra forma de servidumbre voluntaria capaz de troquelar un presente abstracto y concluyente que a la larga niega y desvirtúa la natural condición social del factor humano. Hablamos de una patología que cronifica los aspectos más nobles de la persona en favor del conocimiento único de lo “realmente existente”. Ese punto de ignición en que la pulsión emancipatoria muta en  sumisión por carecer de referentes y estímulos propios que desarrollen comunidades de interés, afecto y pensamiento: la memoria individual afín al devenir colectivo. Basta acercarse con ánimo inquisitivo a la obra de Maurice Halbwachs para sentir la trascendencia de ese rico crisol de experiencias puesto en almoneda.

Viene a cuento esta perorata ante la soledad en que el movimiento libertario, y en especial su flanco anarcosindicalista (Confederación Nacional del Trabajo y Confederación General del Trabajo), ha dejado a su legado más reciente y proactivo: aquel decisivo 1977 de euforia antiatoritaria que escenificó a pleno pulmón el potencial social de la CNT recién reconstituida. Hablo de las dos grandes citas convocadas sucesivamente en el eje Madrid- Barcelona a una multitud que, a pesar de la larga noche de la dictadura, proclamaba orgullosa y tenazmente llevar un “mundo nuevo en sus corazones”. En concreto, del mitin celebrado en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes, localidad próxima a la capital, y del equivalente ofrecido en Barcelona y su extensión en las posteriores Jornadas Libertarias. Dos nítidos emblemas de lo que se esperaba fuera la alternativa libertaria, que cuarenta años después no parecen contar en la agenda memorial ni de CNT ni de CGT. Y sin embargo…se mueve.

Resulta difícil valorar el subidón y el sucesivo declive popular sufrido por el movimiento libertario, más allá de las siglas que el combinado confederal ostenta, sin acercarse a lo que estos eventos supusieron entonces y al impacto de su contextualización política. El do de pecho, la presentación en sociedad del cenetismo, tuvo lugar en el coso de San Sebastián de los Reyes el 27 de Marzo del 77, con la presencia entusiasta de más de treinta mil personas reclamando el indispensable aporte de la estirpe libertaria para la plena recuperación de las libertades. Con gradas y ruedo a rebosar de nuevas sensibilidades, las diferentes ramas del movimiento libertario (la anarcosindicalista CNT; la específica FAI y la juvenil FJL), llegadas de todos los rincones del país, dejaban claro su voluntad de continuar la meritoria tarea que “los abuelos” dejaron forzados por la derrota, la represión y el exilio. A destacar el rotundo desafío antisistema que aquella riada militante de San Sebastián de los Reyes supuso al irrumpir públicamente cuando la CNT aún no había sido legalizada.

Un mensaje que también percibieron las autoridades de la época que, con la aquiescencia de las cúpulas de los partidos de izquierda (PCE y PSOE), se aprestaban a repartirse el poder en lo que luego se despacharía como el “consenso” que facturó la transición sin solución de continuidad de la dictadura a la democracia (de la democracia orgánica  a la representativa). Transbordó que se concretaría en las elecciones del 15 de Junio que darían la victoria por mayoría absoluta a la imberbe Unión de Centro Democrático (UCD), una especie de Arca de Noé fletada para rescatar del diluvio a una selección de las familias del franquismo. Y que fue coronado colocando al frente del gobierno al último jefe del partido único (el Movimiento Nacional) y como jefe de Estado al monarca designado por el Caudillo. Todo ello previa renuncia a la ruptura democrática por parte del bloque de la oposición formado por socialistas (felipistas) y comunistas (carrillistas), cuyo corolario fue la humillante aceptación de la Monarquía del 18 de Julio y el trágala del nombramiento directo por el Rey de 41 de los 201 senadores de las nuevas Cortes, los famosos “senadores de designación real”.

De ahí que el mitin de Montjuic del 2 de Julio y las Jornadas Libertarias  realizadas entre el 22 y el 25 de ese mismo mes en múltiples foros de la Ciudad Condal supusieran para muchos antifranquistas la manera más rotunda de mostrar el rechazo a esa deriva de la izquierda entronizada que suponía en la práctica una capitulación ante los reciclados poderes fácticos. Posiblemente desde el entierro de Buenaventura Durruti nunca hasta entonces Barcelona había acogido una concentración política, singularizada en una sola ideología, tan multitudinaria como la que concurrió allí en los días que duraron los actos. Más de medio millón de personas asistieron a la cita en unas jornadas históricas para el ideal ácrata cuando aún resonaba en todo el mundo el estruendo subversivo e iconoclasta de Mayo del 68. Era como el ensamblaje de dos procesos que convergían en refutar el statu quo  imperante en los modelos estatistas hegemónicos (Capitalismo de Estado y Socialismo  de Estado). Si la memoria no me es infiel esa aguda perspectiva fue la que me trasladó el todavía poco mentado Cornelius Castoriadis cuando le entrevisté para CAMBIO 16 a su llegada al Aeropuerto del Prat gracias a los buenos oficios del amigo Octavio Alberola.

El enorme acierto de aquellas bulliciosas movilizaciones fue trascender el clásico encasillamiento de  la dimensión político-ideológica para mostrar el músculo cívico-cultural que el magma antiautoritario expresaba en aquellos precisos momentos. Militantes de la rejuvenecida CNT, simpatizantes y ciudadanos sin más afinidad que su deseo de abrazar una democracia radical asistieron a charlas, encuentros y mesas redondas dinamizadas por algunas de las cabezas más lúcidas de la disidencia internacionalista. Debates de calado cuya sola enumeración en la actualidad demuestra el vigor, la osadía y la frescura de la postulada alternativa libertaria. Temas como la autogestión; el antimilitarismo; la ecología; la sexología; el feminismo; la enseñanza;  el ocio, el trabajo y la miseria carcelaria, aún hoy en el alero de las preocupaciones de muchos partidos de la izquierda nominal, denotaban el abismo ético-político existente entre la propuesta libertaria y la obediencia debida profesada por la nueva clase que pasó a ocupar el aparato del Estado y sus aledaños. Parecía como si por una vez la ciudadanía eclipsaba a los juegos de poder encriptados, y que amplias capas de la población podían ser las protagonistas de un cambio sin recambio.

Con ese activo en la mochila no resultó extraño que el anarcosindicalismo se atreviera a disputar a Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), entonces más que nunca apéndices del PCE y del PSOE, la representatividad del movimiento obrero.  Y lo hizo tanto en el frente institucional como en el laboral. La huelga de las gasolineras de Barcelona de septiembre del 77, convocada por la Asamblea de Trabajadores del sector y apoyada en solitario por la Regional Catalana de la CNT, evidenció el compromiso de la organización cenetista con la acción directa de los trabajadores. Y a la vez fue percibido como una amenaza para los agentes sociales salidos de la transición que se aprestaban a firmar Los Pactos de La Moncloa, el acuerdo marco que fijó la arquitectura económica de la emergente democracia. De esta forma, cuando partidos, sindicatos y patronal estamparon su firma en el corralito que garantizaba la continuidad del modelo de mercado capitalista, CNT fue la única central que se opuso con armas y bagajes al flamante “neoverticalismo”. Lo hizo convocando a sus casi 300.000 afiliados a rebelarse contra el bochornoso acuerdo preconstitucional que avalaba  el “atado y bien atado”  franquista con que se abrochó la Segunda Restauración Borbónica. Con toda la razón del mundo. Como demuestra el hecho de que durante la sesión censura propuesta de Podemos, el portavoz del PSOE, José Luis Ábalos, blasonara de haber sido miembro del servicio de orden del PCE para defender Los Pactos de La Moncloa contra quienes la gente que los rechazaban en la calle y las fábricas.

De ahí que cuando el viento de cola del 15M  rescata de nuevo el viejo topo del espíritu libertario  confunda el desistimiento del anarcosindicalismo a la hora de rememorar en su justa medida aquellos hechos ya históricos.  Sofocar el “eco de aquellos pasos” es renunciar a una masa crítica que pugna nuevamente por abrirse camino entre las brumas del sistema. El ayer importa. Quien ignora su pasado está abocado a la inconsecuencia y puede cebar el día en que uno no sepa a dónde va ni de dónde viene. Como sostuvo el ya citado Halbwachs, muerto en el campo de concentración nazi de  Buchenwald,  al final de su gran libro Los marcos sociales de la memoria, “el pensamiento social es básicamente una memoria, y todo su contenido está hecho de recuerdos colectivos, pero solo permanecen presentes en la sociedad esos recuerdos que la sociedad, trabajando sobre sus marcos actuales, puede reconstruir”.

Rafael Cid

Rafael Cid

7º día de huelga en el Bicing de Barcelona: 100 % de seguimiento en mantenimiento, movilidad y taller de reparaciones

Vie, 07/21/2017 - 22:30

HOY VIERNES TRABAJADORES DEL BICING Y MIEMBROS DE CGT HEMOS ENTRADO EN EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA Y DESPLEGADO UNA PANCARTA GRITANDO PARA QUE SE ENTERARA EN GOBIERNO MUNICIPAL DE NUESTRAS REIVINDICACIONES Y EXIGIRLE SOLUCIONES Y CAMBIOS EN LA LICITACION DEL BICING

Los responsable del conflicto del bicing en Barcelona son dos. El ayuntamiento y Clear Channel. Los que han hecho la licitación ha sido el ayuntamiento con las cantidades económicas del año 2006, lo que ha condenado a los trabajadores por 10 años a unos salarios miserables y puede condenarles a de 10 años mas de miseria económica hasta el 2018 fecha en que acabara la licitación que esta por adjudicarse.

Los otros responsables son la empresa americana Clear Channel que pretenden ganar el maximo de dinero en el mínimo de tiempo.

La CGT seguiremos defendiendo un puesto de trabajo digno y de calidad, las licitaciones de los ayuntamientos u organismos publicos no pueden condenar a la miseria a los trabajadores y a su vz permitir que los directivos cobren salarios desproporcionados.

Ada Colau ha dicho públicamente que la interlocución sigue abierta a ver si lo que habla lo cumple y convoca una reunión entre todas las partes que desencallen este conflicto.

La CGT consideramos que algunas de las opciones para solucionar el conflicto y para paliar este “error” empresarial y del ayuntamiento pueden pasan por realizar un cambio en la licitación, en la masa salarial, garantizando que se cobraran unos salarios dignos por parte de los trabajadores y que se destinaran recursos en materia de prevención o bien que se retira la licitación y se publique otra, solucionando las deficiencias que se han detectado. Estas propuestas son factibles y solo hace falta voluntad por parte de la empresa y del ayuntamiento.

Seguimos abiertos al dialogo que vaya encaminado a encontrar una solución definitiva que erradique la precariedad en el bicing, mientras tanto seguiremos movilizándonos, para que se nos escuche. Esta situación conocida tanto por empresa como por Ayuntamiento no puede continuar.

José Manuel Pelayo, CGT - Bicing Barcelona

Sergio Sena, CGT - Bicing Barcelona

Carlos Navarro, CGT-Prensa Barcelona

 

 

 

 

 

 

 

Barcelona 21 de Julio del 2017

CGT- Bicing Barcelona y CGT-Prensa Barcelona

Solidaridad con las trabajadoras y trabajadores del Bicing en huelga

Vie, 07/21/2017 - 22:00

El Secretariado Permanente del Comité Confederal de CGT se solidariza con las trabajadoras y trabajadores del BICING en huelga.

Las trabajadoras y trabajadores de BICING llevan, a día de hoy, siete jornadas de huelga para exigir a Clear Channel y al Ayuntamiento de Barcelona unas condiciones laborales y un sueldo dignos tras más de 11 años de precariedad.

Aún quedan algunos días de huelga y estas compañeras van a necesitar todo nuestro apoyo y solidaridad. Por eso hemos abierto una cuenta solidaria para que, después de tantos días de lucha, acciones y gestiones para que se acepten sus reclamaciones, no se detengan.

Caja de Solidaridad Bicing BCN: ES88 3025 0001 1114 3332 1112 (no olvidéis poner como referencia “Solidaridad BICING”, “¡BICING no para!”, etc.)

Salud

Federación Local de Barcelona

Madrid, 21 de julio de 2017

 

Federación Local de CGT Barcelona y SP CC CGT

Ferrovial Servicios S.A. no recurre la sentencia que anula la reducción de jornada a 452 empleadas

Vie, 07/21/2017 - 11:57

CGT ha recibido notificación del auto por el que se tiene no interpuesto el recurso de casación al no consignarse, por parte de Ferrovial, la cantidad económica para ello

 

A principios de mes se conoció la decisión de la Audiencia Nacional de anulación de la medida empresarial que llevó a cabo Ferrovial Servicios S.A. y que consistió en la reducción de jornada de la plantilla desde el 1 de abril de 2017 hasta el 31 de marzo de 2019.

La Sala condenaba expresamente a Ferrovial Servicios S.A. a la restitución en el disfrute de la jornada completa de la plantilla afectada por esta medida. Del mismo modo, la empresa deberá abonar a estas personas trabajadoras las cuantías dejadas de percibir al aplicarse dicha medida impugnada.

CGT había solicitado la nulidad y/o ilegalidad del ERTE de reducción de jornada, entendiendo que fue promovido por la empresa como respuesta a la convocatoria de huelga.

La empresa anunciaba en medios de comunicación que recurriría la decisión de la Audiencia Nacional justificando que la decisión se había tomado para adaptarse a las condiciones de los servicios que se estaban prestando. Sin embargo, Ferrovial Servicios S.A. no ha consignado la cantidad económica necesaria para poner en marcha tal recurso, por lo que el Tribunal lo ha tenido por no realizado.

Desde CGT se espera que la empresa cumpla la sentencia de la Audiencia Nacional de forma inmediata, y devuelva las cantidades a las trabajadoras afectadas por una medida, declarada por dicho órgano jurisdiccional como reactiva a la convocatoria de huelga y la vulneración, por tanto, de wste derecho, y de la libertad sindical de sus trabajadoras.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Crónica y fotos de las concentraciones en apoyo a la delegada sindical de CGT sancionada en Althenia

Vie, 07/21/2017 - 11:03

Imágenes de las concentraciones celebradas el 20 de julio, contra la sanción impuesta a la delegada sindical de CGT en Althenia, con 19 días de empleo y sueldo, por ejercer su labor sindical, en una operación de persecución sindical influida por el propio equipo de gobierno del PSOE de Leganés

Fotos: Imágenes 20 de julio
Hoy nos hemos concentrado a las 11:30h frente a la Casa del Reloj de Leganés, edificio de gestión administrativa del ayuntamiento, que también es sede del Área de Medio Ambiente, situado en la Avd. de Gibraltar. Donde se ha leído el comunicado unitario avalado ya por más de 30 organizaciones sociales y sindicales.
Posteriormente nos hemos trasladado a la sede local de Althenia, en la Calle Rey pastor 18 de Leganés, a las 13:30h
En todo momento nos hemos congregado más 40 personas, en su mayoría de CGT, pero con el apoyo de activistas de otras entidades vecinales, sindicales y políticas locales, para mostrar nuestro rechazo a este expediente sancionador
Las concentraciones se han desarrollado sin incidentes. Se han gritado consignas contra la privatización de servicios públicos y por la Municipalización, se ha pedido la dimisión de F. Javier Marquez Director General de Sostenibilidad de Leganés y hemos exigido la retirada total del expediente sancionador.
En la primera de las concentraciones no ha podido estar presente Carmen Carbajal, por haber sido hoy citada hoy, en la sede de la Inspección de Trabajo de Madrid (Pl. Emilio Jiménez Millas, 1 - Esq. Pl. España, 17), donde también se ha convocado a la empresa y al presidente y secretaria del Comité de empresa de Althenia. Ello a consecuencia de una anterior denuncia presentada por CGT por el desvío de personal y medios fuera del Ayuntamiento de Leganés. Asunto que se resolverá seguramente, con un Requerimiento a la Empresa, por parte de la Inspección de Trabajo, para que facilite toda la documentación de los movimiento de la plantilla a los Representantes de los Trabajadores tanto de desplazamientos fuera de Leganés, como de Horas Extras, para así poder hacer un seguimiento y control más preciso. De este modo, este tipo de irregularidades podrán ser fiscalizadas con más precisión por los sindicatos.
Todo ello mientras el Ayuntamiento de Leganés se niega a hacer ningún tipo de investigación sobre las irregularidades que les hemos ido comunicando en los últimos meses.
Después, en la segunda de las citas, nuestra compañera sancionada, Carmen Carbajal, se ha sumado a la concentración de la calle Rey Pastor.
El próximo jueves 27, volveremos a concentrarnos.
Mas información:
Concentraciones
Comunicado
Caja de Resistencia
Estamos muy satisfechos con la evolución de la campaña, por la repercusión y la participación, a pesar de las fechas. Consiguiendo dar una respuesta inmediata y organizada contra este flagrante atropello a la Libertad Sindical.

#PersecuciónSindical #19DíasLucha #PSOEseñala #AltheniaSANCIONA

CGT SOV del sur de Madrid

CGT SOV del sur de Madrid

Éxito en las movilizaciones : No al ERE en Unísono

Jue, 07/20/2017 - 23:03

Queremos agradecer el esfuerzo, en primer lugar, a todas las personas que durante la jornada del pasado 19 de julio, con indepen dencia de la campaña a la que pertenezcan, que secundaron la huelga convocada por CGT. Asimismo agradecemos al gran número de compañeras y compañeros que se personaron frente a la tienda de Vodafone Sol para mostrar su repulsa a la medidas que quiere llevar aacabo la empresa Unísono y que podría conllevar la pérdida de casi 300 puestos de trabajo.

Con respecto a la última reunión, celebrada a fecha 20 de julio, desde CGT queremos manifestar que seguimos sin ver la concurrencia de causas esgrimidas por la empresa para llevar a cabo los despidos planteados. Por otra parte, Unísono ha vuelto a poner encima de la mesa la misma propuesta que en la pasada reunión, sin ningún cambio en las cantidades ofertadas (20 días por año, que es el mínimo establecido legalmente), así como en las cantidades adicionales ofertadas para los cambios de provincia o las salidas voluntarias (1500 euros).

La empresa mantiene su pretensión de que personas con derechos, con antigüedad, con jornadas completas o con una categoría profesional superior (gestores) abandonen la empresa con la implantación de esta medida para, posteriormente, firmar nuevos contratos con gente de la calle con jornadas inferiores y con la categoría de teleoperador. Éste es el pago que Unísono hará por sus servicios a personas que llevan en la empresa incluso 18 años de antigüedad. Ésta es la forma que tiene Unísono de valorar a sus empleados, que han pasado de ser “excelentes” a ser “excedentes” durante todo el proceso de consultas.

Sin embargo, la propuesta de la empresa sigue sin ser completa, ya que se plantean un buen número de medidas que supondrían pérdida de derechos para los y las trabajadoras, pero que ni siquiera han cuantificado en cuántos puestos de trabajo se salvarían si se asumieran. Lo quieren todo, como decíamos en nuestro anterior comunicado. “Barra libre”.

La empresa hará pública su oferta a los trabajadores y trabajadoras del centro de Zamenhof, en un afán por buscar gente que quiera voluntariamente irse de Unísono o cambiar su turno. Por todo ello queremos haceros algunas aclaraciones para que nadie se lleve a equívoco. Los voluntarios para abandonar Unísono deberán ser posteriormente autorizados por la empresa según sus necesidades, la última palabra siempre va a corresponder a recursos humanos. Los voluntarios para cambiar de campaña, turno, etc. no quedará automáticamente desafectados del ERE, ya que deberán pasar una formación y un periodo práctico cogiendo llamadas en el nuevo servicio. Si no pasan este proceso selectivo volverán al ERE, con el peligro que supone haber modificado previamente nuestra jornada, turno o cualquier otra cuestión que se haya manifestado “voluntariamente” por parte de las personas que se adscriban a esta medida con el fin de tratar de conservar el puesto de trabajo.

Desde CGT vamos a seguir esforzándonos para que nadie pierda su uesto de trabajo. Negociando todo el tiempo que sea necesario, pero lo que la empresa no puede pretender es que asumamos sus planteamientos de forma indubitable. Nosotros no comulgamos con ruedas de molino. La próxima reunión el lunes 24 de julio.

https://www.cgt-telemarketing.es/blog/956-exito-en-las-movilizaciones-no...

CGT-Sector Federal de Telemarketing

Mataró rendirá homenaje al líder sindicalista Joan Peiró, fusilado hace 75 años

Jue, 07/20/2017 - 18:28

El acto tendrá lugar el próximo 24 de julio frente al nicho número 270 del Cementeri dels Caputxins de Mataró

Mataró rendirá homenaje el próximo 24 de julio a Joan Peiró i Belis, líder sindicalista y cooperativista en la ciudad catalana de cuyo fusilamiento en Paterna (Valencia) se cumplen 75 años el próximo lunes.

El acto dará lugar a las 17:30 frente al nicho número 270 del Cementiri dels Caputxins de Mataró, el correspondiente a la familia Peiró-Olivas. El homenaje, de una hora, tendrá cuatro partes y finalizará con una ofrenda floral abierta a entidades y organizaciones de Catalunya y del País Valenciano.

HIJO ADOPTIVO DE MATARÓ

Joan Peiró, condenado por el Régimen franquista, fue un destacado dirigente de la CNT a nivel catalán y español.

Además, también ostentó el cargo de director de la cooperativa Cristalleries de Mataró y ministro de Industria durante la II República. Fue declarado Hijo adoptivo de la Ciudad a título póstumo por el Ayuntamiento de Mataró en 1989.

COMITÉ ANTIFASCISTA

Peiró fue director de 'La Colmena Obrera' y 'El Vidrio' de Badalona y 'Solidaridad Obrera' (órgano oficial de la CNT). Publicó muchos artículos en '¡Despertad!', de Vigo, y algunos libros de pensamiento y acción como 'Perill a la reraguarda' (1936).

El año 1936, antes de ser ministro en la II República, formó parte del Comité Antifascista de Mataró como vicepresidente.

http://www.elperiodico.com/es/mataro/20170719/mataro-rendira-homenaje-al...

elperiodico.com

CGT denuncia la represión de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en la concentración de apoyo al pueblo rifeño en Melilla

Jue, 07/20/2017 - 17:34

La Policía Nacional ha confiscado el documento de identidad a las personas que participaban pacíficamente en el acto o pasaban por allí

Compañeras y compañeros de la Confederación General del Trabajo (CGT) han participado esta mañana en una concentración de apoyo al pueblo rifeño en Melilla.

El acto espontáneo ha sido convocado por integrantes de la Caravana ‘Abriendo Fronteras’ y ha consistido en la protesta solidaria y pacífica contra la situación que atraviesa en estos momentos las gentes del Rif.

Sobre las 10:30, de la mañana CGT se ha concentrado en la puerta de la Asamblea de Melilla con pancartas de apoyo al Rif. A los pocos minutos han hecho presencia varios miembros de la Policía Nacional, irrumpiendo en la concentración y procediendo a la identificación de todas las personas que estaban o pasaban por allí.

Desde la Confederación General del Trabajo (CGT) se ha condenado esta acción de la policía española por considerarla desproporcionada ante un acto simbólico y de apoyo a un pueblo que está luchando por sus derechos sociales y laborales. De igual modo, CGT denuncia la actuación de las fuerzas represivas de Melilla que coartan la libertad de expresión y la solidaridad entre pueblos y luchas de la clase obrera.

CGT no quiere dejar de señalar que la actuación de los cuerpos represivos del Estado español obedece a una estrategia respaldada por las leyes mordazas del gobierno para reprimir cualquier acción solidaria con quienes sufren represión.

Más información: Lola Gutiérrez  y Miguel Montenegro

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

CGT realiza un acto en Melilla de apoyo al pueblo del Rif

Jue, 07/20/2017 - 14:18

El jueves 20 de julio diversos miembros de CGT participantes de la caravana abriendo fronteras hemos convocado en una concentración espontánea para mostrar nuestro apoyo a la lucha de pueblo del Rif por los derechos sociales, laborales y culturales, y demandando la liberación de los más de 200 personas rifeñas en huelga de hambre que han sido encarceladas y torturadas por reivindicar derechos humanos y sociales.

A las 10:30 horas de la mañana nos hemos concentrado en la Puerta de la Asamblea de Melilla con pancartas de apoyo al Rif y gritando consignas como "libertad presas por luchar" o "Marruecos mata y España calla". Al cabo de 10 minutos la policía nacional ha interrumpido la concentración e identificado a todas las personas participantes y las que se habían acercado en ese momento o pasaban por allí. Una delegación de los convocantes, junto con el abogado de CGT Melilla, ha pedido reunirse con el delegado del gobierno pero estaba ausente. Por ello se ha presentado una instancia oficial solicitando reunión.

Desde CGT se considera desproporcionada la actuación policial ante una protesta simbólica el mismo día en que el movimiento Hirak ha convocado una manifestación en Alhucemas en demanda de la libertad de las personas presas del Rif.

Denunciamos la actuación de las fuerzas represivas de Melilla que coartan la libertad de expresión y la solidaridad entre las luchas obreras y sociales. Así un acto que pretendía ser una muestra de apoyo simbólica y reivindicativa de media hora se ha acabado convirtiendo en una retención de las participantes durante más de hora y media en que han tenido confiscados los DNI.

CGT denuncia que un acto solidario se haya transformado en un acto represivo.

CGT - Andalucía

Se ha retenido e identificado a compañeras y compañeros de CGT, integrantes de la Caravana Abriendo Fronteras por las Personas Refugiadas en la ciudad de Melilla

Jue, 07/20/2017 - 14:08

Un acto pacífico en la puerta del Ayuntamiento de Melilla, previsto para una duración de 10 minutos , ha durado una hora ya que la policía nacional ha procedido a identificar y retener a varias personas de CGT que se estaban manifestando , en apoyo a las luchas del RIF.

Los compañeros y compañeras forman parte, junto a otras personas de diferentes zonas del estado español, de la Caravana Abriendo Fronteras que ha llegado a Melilla con el fin de ir explicando por el camino la situación de las personas refugiadas que llegan a Europa .

Rechazamos y denunciamos la actitud que ha tenido la Policia Nacional, que ante un acto pacífico de Solidaridad ha intentado amedrentar a nuestras compañeras y compañeros, coartando y vulnerando su libertad de expresión.

Saludos

Miguel Martínez Laguna

Secretario de Organización de CGT Aragón-La Rioja

CGT Aragón-La Rioja

"Nuestra mayor fuerza son las redes de cuidados y entendimiento, hacen al ser humano indestructible"

Jue, 07/20/2017 - 13:04

Entrevista con Yanira Hermida, militante anarcofeminista, investigadora y autora del libro "Luchaban por un mundo nuevo"

Nacida en Madrid por causalidad, esta isleña de 34 años se ha criado "con gofio", concretamente en La Orotava, Tenerife, en el considerado municipio más alto del Estado español. Y de ello da fe su amplitud de miras, cultivada en el seno de una familia militante de izquierdas (afín al independentismo y al marxismo) y de sus estudios universitarios en la Universidad de La Laguna, donde se licenció en Historia: "Me enamoré de esa disciplina", afirma. La música de su infancia fue la canción protesta, pero como hija consciente de su lugar de origen, del precariado, no tardó en hallar las contradicciones entre teoría y práctica, entre razón y emoción. De esta manera, la familia se convirtió en uno de sus "primeros campos de batalla". El machismo, atávico e interiorizado por los suyos, se evidenció  cuando dejó de ser una niña: "De pronto  ser mujer no valía. Mi primera responsabilidad era tener la casa limpia, y si la casa estaba limpia entonces yo podía sentarme  a estudiar. Era  algo que me ganaba, mi ocio, mi tiempo libre, mi premio..."

Su entrada en la Universidad le desveló ya en el primer curso que "lo que allí íbamos a ver estaba distorsionado, porque nos iban a hablar sólo de la visión de los hombres dentro de la Historia". Un hecho que despertó su curiosidad y que marcó la carrera investigadora que a día de hoy sigue desarrollando.

El paso por la militancia política en Izquierda Unida le llevó a desencantarse totalmente de ese mundo. Hasta que en 2012, tras sopesarlo largamente, se afilió a la CGT. Trabajaba entonces en el servicio de violencia de género de la isla y había conocido el funcionamiento de las secretarías de la mujer del sindicato a través de las prácticas de un máster en Intersindical Canaria: "Allí estaban algunas de las mujeres que considero mis maestras en el feminismo".

Comenzó en 2013 un máster online en la UJI (Universitat Jaume I de Castelló), fruto del cual es su obra "Luchaban por un mundo nuevo". Ese año asistió a una reunión de mujeres de CGT en Madrid y, tras realizar unos talleres feministas en un segundo encuentro, conoció a su actual pareja y se trasladó a Valencia. En la entrevista que ofrece al Notícia Confederal, Yanira reflexiona sobre feminismo, capitalismo, actualidad y estrategias para la lucha.

¿Te definirías como anarcofeminista? ¿Por qué?

Me encantaría llegar a ser anarcofeminista. La etiqueta de anarquista, no sé si es que la sitúo muy arriba o es que hay que trabajarse todavía muchas cosas para llegar a ser lo que conceptualizamos. Y me cuesta identificarlo al cien por cien en mi vida y en mi praxis. Intento ir por ese camino y supongo que algún día diré que lo he conseguido. Igual que el feminismo obliga a trabajarse muchísimas cosas a nivel personal y a cambiar profundamente en la forma de pensar y de posicionarse, creo que el anarquismo también. Es una escuela de vida y yo estoy por esa senda dando pasitos.

A través de tu labor investigadora reivindicas el espacio que aún no ocupa el feminismo libertario en la historiografía, ¿no es esto una utopía?

Supongo que sí, y si lo es, genial, porque las utopías podemos tocarlas, podemos llegar a realizarlas. Como decía Galeano es lo que nos impulsa a caminar siempre. Y hemos conseguido muchísimas cosas. Lo que me redime con la humanidad es ver que somos capaces de crear utopías y de llegar a ellas, que somos capaces de cambiar las cosas.

No estamos tan fuera de la historiografía académica. Depende de lugares y de contextos. No es lo mismo estudiarlo en las Islas, donde es casi invisible, que aquí. Allí hay trabajos interesantes, pero en los grandes programas académicos no existen.

En cambio en Valencia sí se toma en cuenta y en la facultad hay mucha gente que lo aborda. Lo que me  impulsa a trabajarlo es que considero que, como cualquier tema, debe estudiarse desde muchos puntos de vista, especialmente desde el punto de vista de quienes lo entendemos como un arma de lucha. Si no, otras corrientes se pueden apropiar de la historia del anarquismo como objeto de estudio dentro de sus intereses.

Respecto al feminismo libertario, ocurre más o menos lo mismo. Cuando hice el máster en las Islas, el feminismo libertario se nombró cinco minutos en la asignatura de Historia de las Mujeres, tratando la experiencia de Mujeres Libres durante la guerra, citando a Mary Nash... y pasamos a otro tema.

Pero hay estudios de feministas en las Canarias. Uno de ellos es el llevado a cabo por la profesora de pedagogía Teresa González Pérez, que ha estudiado el anarquismo desde el ámbito educativo, las propuestas del movimiento libertario en las Islas, y también el papel de maestras, sobre todo, porque ellas hacen mucha historia de la educación de algunas mujeres del ámbito libertario en  el período de la segunda república y lo que fue  el inicio de la guerra civil.

Y después hay otra compañera de la CNT, Raquel Pérez Brito, que tiene un trabajo muy interesante sobre las mujeres libertarias. Es decir, que está y existe pero la Universidad no lo recoge.

En cambio aquí, por lo que yo sé, en los estudios del máster sobre género de la Universitat de València sí que se trabaja. Lo hace Ana Aguado, quien dentro de su asignatura aborda el papel de las mujeres libertarias. La diferencia es abismal. Aun así sigue siendo una minoría dentro de la reconstrucción del movimiento feminista, casi siempre se invisibiliza la contribución de las mujeres libertarias. Es algo que se queda en "Proudhon era un machista" y tampoco interesa mostrar los grandes discursos de los que se apropian. Y luego, una cosa es los estudios historiográficos reales y otra cosa es la difusión de la historia en la sociedad. Ahí hay un salto.

Este año se cumple el 80 aniversario de la fundación de Mujeres Libres. ¿Qué sigue siendo válido de la experiencia de aquellas mujeres que simbolizaron el arquetipo de mujer proletaria en un período tan convulso como el de la Guerra civil?

Lo fascinante de Mujeres Libres es su innovación. Su posicionamiento fue algo totalmente excepcional y pionero. Consiguieron generar praxis propias de liberación que recogían una tradición de planteamientos libertarios sobre el papel de la mujer en la revolución.

Siempre lo digo, muchas de las reivindicaciones que hace el feminismo de masas en la historiografía tradicional, que empiezan a plantear en los años 60 en el ámbito anglosajón y en la lucha de los derechos civiles, el cuerpo de las mujeres como un territorio de lucha, los derechos sexuales y reproductivos, la traición de género que hacen los compañeros de clase de la que se hacen eco las teóricas del sistema dual que tiene que ver con el marxismo estadounidense y europeo... todo eso ya lo trataron estas mujeres en los años treinta. En el discurso de Lucía Sánchez Saornil ella ya está diciendo a los compañeros que han traicionado a las mujeres cuando miran hacia otro lado en el sistema de condiciones laborales que éstas tienen que soportar.

Después, los planteamientos en cuanto a la importancia del cuerpo, a la idea de las maternidades, que eso se está escuchando ahora, el tema de las maternidades conscientes, de cómo empoderar en ese proceso a las mujeres, lo de la lactancia, esa vuelta a darle sentido, ellas lo estaban manteniendo en los años treinta, incluso antes. Yo por lo menos no he encontrado otros movimientos de esa época que los tuviera.

Esos discursos son muy interesantes, y se podrían recuperar pero teniendo en cuenta que estamos en otro contexto y que no tenemos nada que ver con su entorno inmediato. En su discurso estaba muy presente que ellas eran proletarias, ellas lo tenían muy claro. Hoy en día, lo que podemos entender como clase trabajadora no se considera a sí misma como tal, y es una de las cosas que ha conseguido el capitalismo, y lo ha hecho muy bien. Tendríamos que empezar quizás, para movilizar a esas masas tan complejas de gente que viven en la discriminación continua de este sistema, por elaborar nuevos conceptos que les identifiquen más. Como cuando se habla del precariado, no hablar del proletariado, sino de las condiciones precarias que puedes tener en tu existencia. Pero eso es parte de nuestra lucha actual. Ellas lo tenían más claro porque el enemigo era mucho más fácil de distinguir y era más fácil posicionarse frente a él. Por un lado porque tenían muy claro que eran trabajadoras, lo marcaba la sociedad continuamente, no cabía dudas, y eso permitía crear esa solidaridad horizontal: la lucha de una era la lucha de todas. Hoy en día hay muchas luchas, se ha individualizado mucho, entonces es más difícil. Las mujeres de hoy en día tenemos que ver cómo hacerlo, nuestro contexto nos exige buscar lugares comunes, para trazar alianzas y poder enfrentarnos al mismo enemigo. Al fin y al cabo es una cuestión de perspectiva, pero el enemigo no ha cambiado. El problema es que todas seamos capaces de identificarlo, en sus distintas formas y poniéndole la etiqueta que le pongamos. El capitalismo lo ha hecho muy bien: se ha dispersado y nos lo hemos creído.

Ante el avance del feminismo y la recomposición del capitalismo como sistema económico, el discurso oficial ha optado por asimilar la lucha de las mujeres. ¿Puedes trazar a grandes rasgos los mecanismos de este engaño y establecer los puntos sobre los que nunca convergerán el feminismo burgués y el feminismo de las trabajadoras?

Tenemos la "suerte" de presenciar la unión perfecta de dos sistemas que son adaptativos, y ahora con el tema de los derechos  de las mujeres han puesto las dos máquinas a trabajar contra ese enemigo común: ellos tienen muy claro de dónde vienen los peligros.

Por un lado, el patriarcado. Es muy difícil situar su origen preciso pero es un sistema  que viene de muy atrás y que ha sobrevivido y nutrido diversos sistemas de organización social y de organización económica. Entonces sabe cómo cambiar perfectamente, ante un avance de los derechos de las mujeres ha habido una reacción del patriarcado. Y siempre lo ha hecho muy bien: ha utilizado la ciencia, la política... todos los mecanismos, como dice Susan Faludi, que ha podido en su propio beneficio. Y se ha casado, afirmaban en los años sesenta algunas teóricas, con el capitalismo que es otro sistema que sabe muy bien nutrirse de sus propias crisis y salir siempre reforzado.

Ahora  estamos viendo que ellos tienen muy claro cómo tienen que neutralizar el feminismo. Y una de las formas es reapropiarse de nuestro discurso, lo hicieron con movimientos de izquierda o incluso con el concepto de revolución. Ahora nos toca a nosotras, que cojan nuestras luchas y que intenten venderlas vacías de significado. Hemos de estar preparadas para eso. El punto insalvable entre el feminismo burgués  y el de las trabajadoras es que ellas pueden llegar a asumir determinados pactos porque les sean favorables dentro de sus intereses de clase porque los tienen y es legítimo, pero no son suficientes para nosotras. Al trazar estrategias y llegar a puntos comunes con otros colectivos de mujeres, tenemos que entender eso.

El peligro es que nos dejemos llevar sólo por ese tipo de feminismo, hay que apoyarlo en las demandas que sean justas, para toda la humanidad y para todas las mujeres. Pero igual que entendemos que colectivos completos como las mujeres gitanas, o las mujeres negras o trans, tienen sus propias experiencias de lucha o sus propias demandas, las mujeres burguesas también lo hacen, ellas tienen también su propia traición de clase. No hay que ser tampoco tan cínicas, hay que hacer pactos honrados con ellas sabiendo los abismos que hay entre nosotras. Es lo único que podemos hacer frente a esos avances, y por supuesto huir de reproducir los eslóganes que nos quiera vender el capitalismo sabiendo que nos van a querer utilizar y desvirtuar. Como el reparto de tareas, la idea de las cuotas de poder, la participación política en el propio juego, yo las entiendo y las apoyaré en una parte. Una mujer feminista es interesante tenerla en cualquier ámbito, pero eso  no significa que sea ilusa y no entienda que ella va a responder a sus intereses de clase. ¿Por qué es preferible una mujer feminista a cualquier otra persona en un ámbito de poder? Porque va a ser permeable a determinadas demandas que nos pueden interesar, pero eso no va a significar que vaya a hacer una política en contra de sus intereses, para nada, ella va a responder a  su partido y a sus intereses concretos, pero por lo menos nos puede asegurar, por ejemplo, un acceso gratuito al aborto. Lo importante es saber que es una cuestión de estrategia y digno, pero no es nuestro fin. A nosotras no nos puede frenar, herir, ni desalentar ese feminismo. Igual que tenemos que hacer pactos de clase con nuestros compañeros hombres, porque sufren las condiciones del precariado pero nos están dando mucha caña en otros aspectos, hemos de establecer sinergias de lucha y de reconciliación continua para poder tener nuestros objetivos. Pues con ellas es lo mismo. Debemos compartir puntos de lucha pero sin perder nuestros propios principios y nuestros propios programas.

¿Es posible construir un mundo nuevo sin destruir el viejo?

En caso de una gran hecatombe zombi igual podríamos, si sólo se salvaran mentes puras (risas)... pero creo que no. Todo cambio en la humanidad viene de un proceso en el que arrastramos cosas del pasado. Pero eso también es lo que nos identifica, nuestro contexto histórico nos permite soñar con esas utopías y darles sentido y el poder caminar hacia ellas es lo que va construyendo sociedades un poco más justas por lo menos.

La realidad de los movimientos sociales es la de creciente fragmentación, ¿qué hacer para no caer en una vorágine reforzada, por ejemplo, a través de las redes sociales y otros factores de poder...?

Es complejo. Creo que es importante mantener cualquier lucha en cualquier espacio, eso es lo que marca las diferencias. Por ejemplo, compañeros que en la docencia están solos y aislados del mundo intentando darles a los pibes otra visión de la sociedad, con que lleguen y cambien a uno eso ya es un éxito rotundo. Aunque sí tenemos que esforzarnos por salir del aislamiento.

Frente a las posibilidades que da el entorno virtual que está muy bien y que hay que aprovechar también, tenemos que cuidar los entornos más primitivos que poseemos que es el encuentro cercano con nuestros iguales, es necesario entender la fuerza que tiene.

Cuando hablan de las huelgas como un instrumento del pasado para cambiar y que ahora todo tendría que ser un ataque tecnológico... pienso que sería genial que por un lado hubiera ataques tecnológicos contra el capitalismo -estoy dispuesta a quedarme sin internet toda la vida- pero da mucho miedo al sistema cuando hay mucha gente con esperanzas juntas y cuidándose. Es lo más cercano que tenemos como seres vivos y es nuestra fuerza más revolucionaria, que seamos capaces de generar redes de cuidados y de entendimiento, porque eso es lo que hace que el ser humano sea indestructible. Un ser humano aislado es muy fácil de borrar, y de hecho, casi toda nuestra sociedad actual se basa en bombardearnos  para que asumamos las posturas individualistas. Y las posturas comunes y las redes tienen su lado perverso, cierto, pero también son las que nos hacen tan fuertes. Nos hacen ir más allá de nosotras mismas y eso es un peligro muy grande.

La estrategia común para el feminismo sería pues establecer redes feministas de mujeres múltiples y diversas como somos, basadas en esos puntos comunes que  tenemos: la lucha contra la violencia de género, contra la trata... No meternos en otros debates que nos dispersen. La prostitución no vamos a decir si legal o no, vamos a ir contra la trata, porque ahí estamos de acuerdo todas, y a favor de unas condiciones dignas de vida para las mujeres que libremente se prostituyan. Es quitar del debate las cosas que nos separan, que tampoco es tan difícil.

 

Temas como la maternidad subrogada y la prostitución generan agrios debates en las organizaciones feministas. Desde la perspectiva que genera ser historiadora e investigadora ¿cómo te posicionas aquí y ahora?

A nivel personal son temas que para mí son muy difíciles. Las mujeres que se han prostituido o que se dedican a la prostitución, y yo he conocido, no me han transmitido la idea de que eso sea la panacea.

Pero claro, cuanto más empoderadas estén las mujeres, mejor. No se puede cuestionar su herramienta de empoderamiento, la de apropiarse de su sexualidad y de su cuerpo. Eso lo tengo que apoyar, otra cosa es que me agrade la prostitución, algo que como historiadora rechazo. Teóricamente, desde ese punto de vista, estoy en contra de la prostitución como estoy en contra del matrimonio, y yo misma estoy casada. Si yo tengo mis contradicciones entiendo que otras mujeres las tengan, igual que estoy en contra del trabajo remunerado, del trabajo que sea, porque queremos abolir todo eso. Entraríamos así en otras cuestiones, pero igual que planteamos luchas para que los trabajadores y las trabajadoras asalariadas tengan mejores condiciones de vida aquí y ahora, también entiendo que las mujeres que estén en condición de vivir de la prostitución libremente tengan las mismas condiciones que el resto de trabajadores, por supuesto. Enfrentarnos es hacernos eco de debates que lo que pretenden es dividirnos.

No hay que caer en la amplificación de las cuestiones más absurdas que podamos tener los seres humanos, como ocurrió con  el linchamiento de algunas mujeres como Amarna Miller quien hace poco habló de su profesión como actriz porno. Una cosa es que a mí me guste su trabajo, puede haber muchos trabajos que no me gusten, pero para que haya otras reflexiones siempre voy a agradecer que sea la reflexión de una mujer feminista. Además, yo escuché toda su entrevista sobre los mitos del porno y plantea cosas muy interesantes. Creo que también es escandaloso que no tengan condiciones laborales dignas los actores y las actrices porno. Y no nos hacemos eco de sus reivindicaciones. Estamos haciéndonos eco de si ella dijo que a veces no disfrutaba o no tenía ganas de hacer su trabajo y eso reproducía la cultura de la violación... que puede ser, no lo voy a negar, pero lo otro también es importante y no se está difundiendo. Para mí, estos debates están enfangando mucho las reivindicaciones de las mujeres. Yo no diré que ella no es feminista, si es una compañera feminista prefiero que esté ahí: donde estemos las mujeres con un discurso así vamos a lograr muchas más cosas que mujeres que asuman el statu quo sin cuestionárselo. Si se es capaz de generar cambios en el lugar en el que están, me parece absolutamente admirable.

Lo del comprar la capacidad reproductiva de las mujeres... Pues  depende de cómo se quiera hacer, de qué cuerpos se vayan a comprar... si se trata de mujeres que viven en una miseria absoluta y están siendo explotadas por un capitalismo neoliberal que ya no tiene límites éticos con nada, o estamos hablando realmente del derecho reproductivo de familias que no tienen medios para tener descendencia... ¿Dónde se pondría el debate? Pues yo creo que el debate sería lo más inmediato. Por un lado, por qué existe y aumenta esa pobreza atroz de gran parte de las mujeres del planeta que se ven forzadas a vender su útero; y por otro, porque hay muchas personas, sobre todo del ámbito LGTB, que tienen que recurrir a este tipo de prácticas al no poder recurrir a otras maneras de tener su propia familia. Entonces, ¿cuáles serían las prácticas menos agresivas para el conjunto de la humanidad? ¿Se les reconocen a las familias LGTBIQ el derecho a adoptar a menores en las mismas condiciones que a las familias hetero? ¿O que se está negando a mujeres que quieren ser madres y a parejas de lesbianas en el Estado español que tengan derecho a la reproducción asistida?

Hay que situar los debates sabiendo cuáles son los temas de fondo que nos están llevando a plantear determinadas cosas y ver si la prioridad es el tema que se plantea o son otros los que están quedando detrás.

Lo que se está intentando es dividir y cansar al movimiento feminista planteando debates que ya tendrían que estar solucionados. Lo mismo que retomar el tema del aborto. Esa fue una estrategia para debilitar. O los derechos de las personas LGTB. Si permitimos que se casen pero les vamos a quitar la posibilidad de tener su descendencia; e incluso de trabar el reconocimiento a familias que ya están creadas como tales. Es kafkiano, ¿pero qué se intenta? Cambiar, vaciar, aburrir a la gente, y que se quede más tranquila en su casa viendo la tele. En eso las feministas no tenemos que caer, no hemos de enfrentarnos.

Me pasa muchas veces que una corriente me considera abolicionista y totalmente carca, y después dentro de la otra corriente me consideran una loca pro sexo y que apoya a las mafias que trafican con seres humanos para satisfacer los deseos del machismo más espeluznante. No sabes muy bien dónde situarte y no es tan difícil. Sólo hay que preguntarse qué queremos. Y la respuesta es que todas las mujeres vivamos libres y bien, esto es lo primero en el movimiento feminista. Entonces, vamos a lograrlo, y después ya, aquellas que creamos que el sexo tiene que ser tan libre como las personas, pues seguiremos nuestra lucha por otro sendero. Y las que no estén contentas con eso, pues se dedicarán a otras luchas. Y como el enemigo es tan confuso, tan grande y tiene tentáculos tan potentes en tantos ambientes, cuantas más estrategias dispersas y diversas generemos en nuestra existencia, estaremos ganando. No voy a criticar nunca la estrategia de una mujer para salir de su opresión aunque no la comparta: si veo que su ataque puede ser interesante frente al heteropatriarcado capitalista, la tendré que apoyar, aunque no tenga que ver con el mío. Esa es mi reflexión.

¿Por qué consideras la CGT una herramienta útil para la lucha contra el sistema de explotación heteropatriarcal?

Como trabajadora vi que era una organización que podía adaptarse a la problemática que tenía en el ámbito laboral. Porque soy una trabajadora y como tal soy vulnerable, y entiendo la importancia que tiene un respaldo sindical. No es un elemento que se haya quedado obsoleto, creo que todavía es importante, que tiene mucho que ver con cómo siguen organizados los seres humanos. Y CGT da respuesta a eso.

También porque cuando entré, tuve la oportunidad de conocer los grupos de mujeres y supuso encontrar a compañeras maravillosas que dentro del sindicato hacen un trabajo brillante. Muchas veces no voy a estar de acuerdo con todas las compañeras, es cierto, puedo tener conflictos muy grandes con ellas, pero su labor es, para mí, impresionante y maravillosa. Y que haya mujeres que durante mucho tiempo sigan en este sindicato con estas luchas, yo me quito el sombrero ante todas ellas.

Conocerlas fue enamorarme también de las posibilidades que tiene luchar dentro de la CGT. Y me anima mucho, muchas de ellas son las que consiguen que yo mantenga mi carnet. Al igual que algunos compañeros. Se conoce gente muy interesante dentro del sindicato, gente que, pese a muchísimas cosas y una trayectoria brutal, ahí se mantienen con coherencia, humildad, con esos cuestionamientos éticos que tanta falta nos hace...

Respeto que haya muchos compañeros y compañeras que lo encuentren en otros colectivos. Me entusiamo cuando comparto momentos de  encuentro con las gentes de la CNT, y me fascina que haya tantísima capacidad de generar grupos libertarios que no tengan que ver con los sindicatos, como Juventudes libertarias, grupos autónomos de mujeres, ateneos... creo que es una de las grandezas del movimiento libertario, generar estrategias muy diversas con unas mismas motivaciones e ideas. Me gusta sentirme parte de eso.

¿Quieres añadir alguna cosa más?

Que muchísimas gracias.

 

Libertad Montesinos

Equipo de Comunicación CGT-PV



 

 

Equipo de Comunicación CGT-PV

Caravana Frontera Sur

Jue, 07/20/2017 - 12:35

Encuentro de cgteras y cegeteros, en la plaza Menéndez Pelayo de Melilla, en el primer acto público de la caravana, rueda de prensa y presentación de la caravana.

 

CGT se solidariza con el pueblo rifeño y apoya la lucha del Movimiento Popular del Rif Hirak

Mié, 07/19/2017 - 20:45

CGT participará el próximo jueves, 20 de julio, a partir de las 10’30 de la mañana, en una concentración ante la puerta de la Asamblea de Melilla (Plaza de España)

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha mostrado su apoyo y solidaridad con la lucha que protagoniza el pueblo Amazigh y el Movimiento Popular del Rif Hirak. Este movimiento surgió a raíz del asesinato del pescador Mouhcine Fikri, de tan solo 31 años, en Alhucemas el pasado 28 de octubre, cuando fue triturado por un camión mientras desafiaba la confiscación de su pescado.

El Movimiento Popular del Rif encarna una amplia lucha por los derechos económicos, sociales y culturales de un pueblo marginado por el gobierno marroquí desde hace años y de una clase trabajadora empobrecida y reprimida.

La CGT, como no podía ser de otra manera, se suma a la lucha por la mejora de los servicios públicos, la educación y las condiciones laborales del pueblo rifeño. Del mismo modo, reivindica el reconocimiento del amazigh como idioma oficial en la una zona mayoritariamente bereber.

La CGT denuncia la represión de la monarquía alauita, que ha intervenido violentamente en las protestas y ha detenido, encarcelado y torturado a centenares de activistas. Además, desde la Confederación General del Trabajo (CGT) se señala el silencio y la complicidad del gobierno español sobre estos hechos.

La CGT muestra una vez más su solidaridad y su apoyo a las personas presas, en huelga de hambre desde el pasado 17 de julio, y con la lucha del Rif por conseguir la libertad, la dignidad y la justicia social.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

 

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Unipost presenta Concurso de Acreedores "por la puerta de atrás y sin dar la cara a la plantilla"

Mié, 07/19/2017 - 18:15

Por la prensa dig¡tal y casi a la una de la madrugada del 19 de julio de 2017, así como lo oyen es como CGT y, por ende, l@s trabajadores/as de Unipost nos hemos tenido que enterar de que la empresa dirigida por el clan Raventós había presentado el día anterior concurso de acreedores voluntario en los juzgados de lo mercantil de Barcelona, sede social de la empresa, de aprobar el juez el concurso éste nombrará a l@s administradores concursales. Unipost tan solo ha comunicado dicha situación a las Secciones Sindicales (a las cuales dice convocará próximamente para informar del proceso iniciado) y a l@s trabajadores/as en un breve y escueto comunicado, poco aclaratorio y poco menos que lamentable en la mañana del 19 de julio, comunicado en el que nos hablan de regulaciones, IVA, mercados, competencias, accesos, descuentos, fehaciencia, y que consideramos una falta de respeto más hacia la plantilla.

CGT lleva varios días intentando contactar con la empresa vía telefónica para presionar y obtener información acerca de la situación de la misma y del pago pendiente del 50% de la nómina de junio (tampoco contestan a nuestros correos), recordamos que nos vendió la moto el pasado 10 de julio en una reunión informativa en la que aseguraban que se estaba trabajando duro en la búsqueda de soluciones financieras. ¿Alguien se podía creer a la empresa cuando vino completamente indocumentada a la reunión? ¿Alguien se podía creer a la empresa cuando CGT estuvo cerca de 2 horas en un constante interrogatorio en el que la empresa no ofreció ni un solo dato de que se estuviera haciendo algo por revertir la situación.

¿Qué dice CGT ante este nuevo ataque de la empresa hacia la plantilla?

Pues que nos tendrá enfrente, CGT no va a permitir agresiones laborales sin respuesta, y por ello ya se está trabajando en una batería de propuestas y medidas, tanto jurídicas como sindicales, para DEFENDER, DE LA MEJOR MANERA POSIBLE, LAS CONDICIONES LABORALES Y LOS DERECHOS DE L@S TRABAJADORES/AS DE UNIPOST, Y QUE SE NOS ABONE TODO LO QUE SE NOS ADEUDA.

De autorizarse el concurso CGT SOLICITA A LA DIRECCIÓN DE LA EMPRESA (personal fuera de Convenio) LA DIMISION IRREVOCABLE DE TODOS SUS CARGOS DENTRO DE LA COMPAÑÍA -una vez faciliten a la administración concursal todos los datos necesarios para el concurso- por el grave perjuicio ocasionado a l@s trabajadores/as de Unipost, y no sólo por la demostración de ser un@s NEFASTOS GESTORES, también por la constante falta de respeto e información a la Representación Legal de l@s trabajadores/as.

Además, trasladamos que CGT va a intentar personarse para conocer de primera mano cualquier informe, propuestas de convenio, adhesiones, condiciones y velar por el desarrollo del Concurso -de llegar a producirse- y la defensa de los intereses de l@s trabajadores/as de Unipost, así como comprobar si los gestores de la empresa han incurrido en algún tipo de actuación ilícita para llegar a esta situación y pudieran ser por ello inhabilitad@s o incluso llegar a tener que responder con su propio patrimonio personal.

¡¡¡UNIPOST ATACA: DEFIÉNDETE CON CGT!!!

CGT-Unipost

CGT-Unipost

Derecho a decidir, sí, pero en todo

Mié, 07/19/2017 - 17:47

Artículo de opinión de Octavio Alberola.

Así de claro, el "derecho a decidir" de los pueblos es, debería ser, un derecho real e inalienable para que los "pueblos" puedan decidir lo que quieren ser y cómo quieren serlo. Pero también es o debería ser el derecho a decidir de cada uno de sus miembros, de todos los "ciudadanos", en todo lo que les (nos) concierne.

El derecho a decidir debería ser un derecho que deberíamos poder ejercer todos y todas en todo momento; pero no es así, la existencia del Estado lo impide y solo lo permite ejerce cuando es él que lo decide. Es decir: solo cuando y para lo que le conviene... Y eso es así y vale tanto para el Estado español como para el catalán, ése que quieren constituir los que reclaman el "derecho a decidir" solo para tal objetivo.

Los explotados y dominados catalanes y españoles, como los de todo el mundo, deben, debemos luchar para poder ejercer ese derecho en todo momento y sobre todo lo que nos concierne; pues, solo luchando por conseguirlo, nuestra lucha -contra la explotación y la dominación de que somos objeto en Cataluña, España y en el mundo entero por las burguesías nacionales vinculadas mundialmente- será eficaz.

Los explotados y dominados, seamos de donde seamos y estemos donde estemos, no cebemos olvidar que el objetivo de nuestra lucha es poner fin a la explotación y la dominación de que somos objeto, y que, venga de donde venga, solo uniéndonos podremos ponerle fin.

No debemos olvidar pues que la unión es necesaria para poder conseguirlo, y que por ello tampoco debemos olvidar lo que sucedió en el pasado, cada vez que los explotados y dominados se unieron a sus explotadores y dominadores para defender el mito de la patria común. No olvidar lo que entonces sucedió: que la Patria no era la misma para unos y otros, que la unión  de los explotados y dominados con sus explotadores y dominadores solo sirvió y sirve para perpetuar la explotación y la dominación.

No debemos olvidar esa lección de la historia: que la emancipación de los explotados y dominados solo puede ser la obra de ellos mismos. Que las clases existen y la lucha de clases continúa, aunque en esa guerra sea -por el momento- la clase explotadora la vencedora…

Y esto es lo que debemos considerar en el caso de la consulta que el gobierno burgués catalán está promoviendo para decidir la "independencia" de Cataluña con respecto a España; pues, más allá de lo anecdótico, salir de la Monarquía, la República catalana seguirá siendo tan capitalista neo-liberal como lo es la España monárquica.

Una vez más,  la verdadera cuestión, para los explotados y dominados, es no caer en la trampa en la que nos quieren hacer caer y encerrar las burguesías española y catalana. Pues es obvio que lo único que verdaderamente cuenta para ellas es la continuidad del sistema de explotación y dominación de los trabajadores y trabajadoras en el planeta. Este sistema que, además de acrecentar las desigualdades en el mundo, lo está volviendo cada vez más impropio para la vida.

Así pues de claro: libertad para decidir; pero sobre todo lo que nos concierne, no solo sobre lo que deciden y quieren los que mandan y nos explotan. Derecho a decidir, sí; pero, para todo, en todo momento y para todos y todas. Me sumo pues a esto que ha escrito la directora de cine catalana Isabel Coixet:

Este no es el momento de crear más fronteras, ni muros ni barreras. Este, quizás más que nunca en la historia, es el momento de tender puentes, de centrarnos en las cosas que tenemos en común, de solventar las diferencias y las injusticias con auténtica y genuina voluntad de diálogo, de enfrentarnos juntos, todos los europeos en un marco federal, sin distinciones de pasaportes, a los desafíos de un mundo descabezado, convulso, ardiente, complejo y terrible.

Es el momento de dejar de estar absortos en nuestro ombligo y de elevar la vista más allá de los límites de lo que consideramos nuestro, más allá de nuestras banderas —por mucho que las amemos—, nuestros agravios —por muchos que tengamos—, nuestro pasado. Yo no poseo demasiadas certezas, pero he vivido lo bastante para saber que construir, sumar y amar siempre es infinitamente mejor que destruir, restar y odiar.

Yo tampoco poseo demasiadas certezas; pero he vivido lo bastante también para saber que solo se podrá construir un mundo de igualdad y libertad con los y las que no quieran explotar ni dominar.

Octavio Alberola

Octavio Alberola