Campañas

Bajo los lemas “Sin nosotras el mundo no funciona”, “Sin nosotras no hay ni producción ni reproducción”, “Queremos parar para parar el mundo”, “Huelga para vivir, huelga para cuidarnos”, el pasado 8M de 2018 desarrollamos una histórica jornada de Huelga General de 24 horas, laboral, de consumo, de cuidados y estudiantil, participando activamente en la convocatoria que el Movimiento Feminista lanzaba a la sociedad.

Las transnacionales tienen su propio sistema global de tribunales privados, llamado ISDS, que utilizan para intimidar a los gobiernos. Pero en muchos casos lo/as afectados/as por los abusos de las transnacionales no tienen acceso a la justicia. Es injusto.

¡Debemos acabar con los tribunales privados ahora!

¿QUÉ ES CGT? ¿QUIÉNES SOMOS?

Somos una organización de personas que tratan de cambiar una sociedad que no les gusta por desigual, injusta, autoritaria y, en las más de las veces, irracional.

La organización anarcosindicalista comprende y asume los argumentos propuestos por el Movimiento Feminista sobre la convocatoria de huelga el próximo 8M.

En los últimos años, la clase trabajadora está sufriendo descomunales agresiones por parte de la patronal, apoyados por los diferentes gobiernos que han ocupado la Moncloa.

Con la participación de Paula Ruiz Roa, organizadora de las jornadas del 80 aniversario de la Federación de Mujeres Libres; Irene de la Cuerda, secretaria de Formación de CGT MCLMEX y Laura Vicente, historiadora y ponente en las jornadas del 80 aniversario de la Federación de Mujeres Libres.

El próximo viernes 5 de octubre presentaremos en Madrid el nuevo cómic de Manolito Rastamán “Gregario, Okupa & Prekario 2”, donde se recopilan todas las viñetas que hemos ido publicando en estos años en el periódico Rojo y Negro. Además es el décimo aniversario de que el intrépido Gregario apareciese por primera vez en nuestro vocero.

Se cumplen ahora 10 años de esta crisis del sistema capitalista, una crisis que no es más que otra herramienta de la gran patronal, de las multinacionales y de los dueños de la banca, con la complicidad de un sistema político corrupto, para aumentar sus enormes beneficios siempre a costa de los derechos de la ciudadanía y especialmente de la clase trabajadora. Esta crisis es en realidad una gran estafa.

Distribuir contenido