CGT reafirma su compromiso con la Huelga General, social y laboral, en confluencia con otras organizaciones

El Pleno Extraordinario celebrado por la CGT en Zaragoza el pasado sábado 27 de marzo, ha acordado seguir adelante con el proceso creciente de movilización social, conflictividad laboral y confluencia con las demás organizaciones sindicales combativas y con los movimientos sociales transformadores, con el fin de crear las condiciones idóneas para que las clases trabajadoras y la sociedad en su conjunto haga suya la necesidad de la Huelga General como expresión de un descontento real con las políticas económicas y sociales de la Unión Europea y del Gobierno de Zapatero para atajar la crisis actual.
Rojo y Negro

Para ello se debe apostar por ocupar la calle y presentar las alternativas de reparto del trabajo y de la riqueza de las que banqueros, patronal, políticos y "agentes" sindicales oficiales no quieren oír hablar.

Resumen del dictamen :

"El Gobierno pretende llevar a cabo reformas laborales en materia de empleo, pensiones, prestaciones de desempleo, formación-cualificación, movilidad de l@s trabajador@s, empleabilidad…

Al mismo tiempo, legisla a golpe de talonario, entregando los fondos públicos a multinacionales, empresarios y banqueros, tratando de generar empleos mediante inversiones astronómicas en obra pública (infraestructuras viarias, altas velocidades, cárceles, comisarías y carreteras…) tratando de disimular el ritmo de los 150.000 empleos destruidos mensualmente desde octubre 2008, y pretendiendo en vano que el sistema financiero haga fluir dinero.

Así mismo mantiene políticas sociales de caridad y limosna para con l@s desemplead@s (420 euros) que no llegan a la totalidad de los mism@s pero que cumplen magníficamente bien el objetivo de la desmovilización social.

Estamos inmersos en una crisis en la que nos han metido ellos y de la que no son capaces de sacarnos, y proponen como recetas para salir de ella, además de utilizar el dinero público para “salvar” a una banca que tiene más beneficios cada día, recortarnos derechos a través de :

- Congelaciones salariales, no respetando ni la subida salarial “limitada” acordada para la función pública.

- Una nueva Reforma Laboral en las contrataciones y en el despido.

- Un nuevo recorte al Pacto de Toledo, incrementando la edad de jubilación a los 67 años.

- Un plan de estabilidad donde recortarán 50.000 millones de euros y que supondrán más recortes sociales.

La CGT desde el congreso de Málaga viene manifestando a través de escritos a los responsables de los sindicatos “mayoritarios”, la necesidad de movilizarse en defensa de los derechos de l@s trabajador@s y parad@s, no reconociendo en principio estas centrales sindicales la necesidad de ello, aunque ahora todos estamos viendo cómo se quieren empezar a lavar la cara con movilizaciones todavía incipientes, pero que hace unos meses nadie auguraba, ni el mismo gobierno.

También se están manteniendo reuniones con los movimientos sociales, y es necesario intensificar las relaciones con otras organizaciones representativas a nivel estatal o a nivel de Comunidad Autónoma, que asuman el objetivo de convocar una Huelga General.

La hoja de ruta está trazada por el propio Congreso de Málaga y ahora se trata de recorrerla con toda su intensidad y matices.

- Llevando nuestro discursos a todos los actos internos del sindicato, hasta llegar a tod@s los delegad@s, militancia y afiliación.

- Poniéndose en contacto con las organizaciones sindicales y sociales, con interés y capacidad de movilizar, haciendo llegar nuestro discurso de forma clara y tajante.

- Convocando actos donde podamos hacer llegar nuestro discurso a miles de personas.

- Convocando movilizaciones descentralizadas en todos los territorios.

- Convocando actuaciones en las reuniones de ministros y presidentes, durante el semestre de la presidencia de la UE.

- Comenzando a trabajar la gran movilización combinada, con cuatro marchas que confluirán en Madrid en una Manifestación, a mitad de mayo."

Queremos convocar una huelga general, es necesaria la respuesta de la huelga, la clase trabajadora necesita convocar y protagonizar una huelga general para recuperar su dignidad. Pero no podemos equivocarnos en la fecha oportuna para la convocatoria. La fecha debe marcarse en función de la evolución de los acontecimientos, en función de los apoyos con los que contemos, en función del nivel de agitación social provocado, del nivel de tensión social que haga sentir esta necesidad y que l@s trabjador@s la tengan integrada.

Optamos por no cerrar la fecha, seguir trabajando hacia la movilización y huelga general, estar atentos al sentir de la sociedad y proceder a la convocatoria cuando la organización en su conjunto haya provocado la necesaria agitación social."

Dictamen Aprobado por la CGT en el Pleno Extraordinario de Zaragoza del 28 de marzo de 2010



JPG - 1.2 ko
31·03·2010 · redaccion