Jacinto Ceacero : “Hay que potenciar la participación : convertir al afiliado en militante”

Jacinto Ceacero Cubillo, afiliado del Sindicato de Oficios Varios de Úbeda, es el nuevo Secretario General de la Confederación General del Trabajo. Afiliado a la CNT desde 1977, hasta su elección en Bilbao venía desempeñando el cargo de Secretario de Formación de la CGT.
Texto y foto : Roberto Blanco.

Rojo y Negro : ¿Cómo tomas la decisión de presentarte a la elección de Secretario General ?

Jacinto Ceacero : Lo cierto es que como consecuencia de mi conocimiento del Comité Confederal y la propia estructura del Secretariado Permanente, y a la vista de la dimisión forzada, en el sentido de que obedece a cuestiones estrictamente personales, del anterior Secretario General, soy consciente de que la organización debe seguir adelante y considero necesaria la continuidad del SP actual para el año y medio que queda. Así que voy hablando con diferentes personas y concluimos que se puede hacer una propuesta de reestructuración del actual SP. Ya conocemos la responsabilidad que eso conlleva, formamos un equipo lo suficientemente integrado como para que el proyecto pueda seguir, y eso es lo que me motiva para presentarme.

RyN : A día de hoy, recién asumida la secretaría general, ¿cómo ves a la CGT ?

J.C. : Como buen anarcosindicalista y libertario, soy bastante optimista, y entiendo que el esfuerzo que ha hecho la organización para adaptar sus planteamientos, su filosofía, sus principios y sus fundamentos anarcosindicalistas a los tiempos actuales primero supuso una travesía en el desierto, en el sentido de que había que presentar unas nuevas siglas a la clase trabajadora, con lo que eso significa de implantación de un nombre desconocido, con el montón de elementos contrarios que el capitalismo oferta a los trabajadores… Creo que con ese esfuerzo añadido lo hemos logrado, en el sentido de que los afiliados y afiliadas de CGT han trabajado hasta el extremo de que hoy nos sintamos orgullosos de ese proceso, de haber apostado por presentarnos a las elecciones sindicales entendiendo que éstas son un medio y no un fin y haber conseguido que hoy por hoy no haya desaparecido el anarcosindicalismo del mundo laboral, sino que por el contrario hemos configurado una organización lo suficientemente amplia e inserta en el tejido laboral que perfectamente y sin ningún tipo de rubor podemos decir que somos la organización anarcosindicalista más potente a nivel mundial, tanto por número de afiliados como por conflictos en los que estamos presentes.

RyN : ¿Cuál es “tu proyecto” para la CGT ? ¿Qué vamos a ver en los próximos meses ?

J.C. : Yo tengo muy claro que las secretarías son un órgano de gestión dentro de la organización. Es decir : nosotros nos debemos al cumplimiento de los acuerdos que toman los órganos de decisión de la CGT, que son los Congresos, los Plenos y las Conferencias en el caso de la acción sindical. Entonces, lo que se vaya determinando en estos órganos de decisión, colegiados, compartidos, de democracia directa, eso es lo que debe hacer el SP. Éste luego trabaja en pro del desarrollo y la dinamización de esos acuerdos. Por tanto, ahí están marcadas nuestras líneas de trabajo, en la acción sindical, en la acción social, internacional, mujer, etc.

Luego, por otro lado, la realidad es otra, y viene demostrando que vamos aumentando de manera significativa, en torno al 20 %, el número de afiliación y de delegados que progresivamente vamos consiguiendo. Eso nos aporta recursos y medios materiales, pero por el contrario no se traduce en un incremento de la militancia. Así que nuestros locales, en términos generales, requieren de una mayor participación por parte de la afiliación : convertirlos en militantes. El estilo y el proyecto CGT requiere de la participación e implicación del máximo de personas de la organización. Hay que llenar los sindicatos, dotarlos de vida. Hay que organizar actividades culturales, de formación, sociales, para que los sindicatos no sean oficinas estrictamente burocráticas donde ofertamos servicios, disponemos de asesorías laborales, etc. Hay que conseguir responder a nuestros eslóganes de que somos más que un sindicato. Somos un proyecto social, político, económico… En definitiva, un proyecto global, alternativo y diferenciado del resto. El trabajo importante es conseguir que se entusiasme la afiliación por participar en la casa, ya que hay cauces para ello y que sin ella nos convertiríamos en burócratas y cuadros de gestión de poder que en absoluto tendría nada que ver con lo que fue esta casa en sus orígenes.

RyN : De toda la batería de asuntos en los que estamos metidos, ¿qué es lo que ves tú más difícil ?

J.C. : Insisto en la participación : convertir al afiliado en militante. Luego, por otra parte, la organización debe ir creciendo e integrando mayor número de trabajadores y trabajadoras. Aquí no sobra nadie, pero también es cierto que aquí no necesitamos a personas que vengan con intereses particulares. Lo importante es que los delegados y delegadas que consigamos respondan a ser portavoces únicamente de la asamblea de los trabajadores y trabajadoras. El uso de las horas sindicales es importante que se dedique a la organización. Debemos dar ejemplo al resto de organizaciones para que se note esa diferencia en el estilo de hacer sindicalismo. Eso implica trabajar por difundir e impregnar a todo el que llega a esta organización de nuestros valores originarios, de manera que no se trate de venir aquí a cambiarla. Aquí no se hace política ni se usan los recursos al servicio de extraños, sino al servicio de esta casa. Por tanto, es preferible crecer en cantidad, pero sobre todo en calidad.

RyN : Hoy día, ¿qué le sobra y qué le falta a la CGT ?

J.C. : No sobra nada ni nadie. En todo caso, lo que le falta, como digo, es el tema de la participación. Insisto : tenemos que conseguir que los trabajadores se entusiasmen con nuestro proyecto. O lo hacemos entre todos o nadie lo va a hacer por nosotros. Participar en asambleas, tomar acuerdos, participar en los órganos de gestión. No se puede aceptar que existan Territoriales donde lleven meses sin SP. La CGT no es el SP, pero también es cierto que disponer de una estructura que funcione, que aporte ideas, materiales, que distribuya solidaridad por todo el territorio, eso también es importante.

RyN : Estamos llegando al final. Ahora vamos con algo un poquito más personal : ¿con qué ánimo afrontas la Secretaría General ?

J.C. : Soy consciente de que todo el mundo te da en la espalda diciendo : “¿cómo te has puesto allí ? ¿Dónde te has metido ?”. De verdad, la primera persona que se acerque y me diga : “coño, muy bien por presentarte. ¡Adelante, y vamos a tirar de esto p’alante !”… Yo me presento absolutamente optimista, entusiasmado. Así lo he hecho en otros cargos. Ahora es otro tipo de responsabilidad, pero sin duda la afronto sin ningún tipo de temor porque creo en este proyecto. Dignidad y lucha. Ya habrá tiempo para descansar.

RyN : Para acabar, ¿quieres añadir alguna cosa más ?

J.C. : Decirle a toda la organización que aquí estamos, a su entera disposición. Que se trata del apoyo mutuo, y el apoyo mutuo empieza por respetarnos unos a otros, por aportar a la organización lo mejor de nosotros mismos, por ser el máximo de solidarios posible y, como digo, en la medida que necesite cualquier sección sindical, sindicato, Federación Local o Confederación Territorial el apoyo y asesoramiento del Comité Confederal y su SP, sin duda, si está en nuestras manos, se lo vamos a aportar. Y esperemos que ese espíritu de colaboración por nuestra parte nos haga ser bien recibidos en cualquier rincón de la organización.

nike air max 1 yellow

27·03·2008 · redaccion