La Federación de Enseñanza de CGT Catalunya convoca una huelga para el 13 de noviembre

El Gobierno de la Generalitat ha entrado en el Parlament de Catalunya el proyecto de Ley de Educación de Catalunya que de aprobarse rompería el modelo de educación pública que hemos tenido hasta ahora, situaría la privada concertada como modelo y potenciaría las posibilidades de privatización de la enseñanza.

CGT Enseñanza hemos convocado una huelga del profesorado y el alumnado de los centros públicos no universitarios para el 13 de noviembre (con USTEC-STEs, ASPEPC y el Sindicado de Estudiantes).

Comunicado a los entes de la CGT :

Pero el proyecto de LEC no es un tema que afecte sólo a estos dos sectores, también a las madres, padres, tutores y a cualquier persona partidaria de una educación pública de calidad.

Por lo cual os pedimos vuestra colaboración desde las AMPAs, Asociaciones de Vecinos o cualquier otro espacio de encuentro. Como CGT Enseñanza hemos elaborado una hoja dirigida a la ciudadanía que podéis distribuir en vuestros ámbitos de trabajo y residencia.

También podéis organizar charlas en AMPAs, Asociaciones de Vecinos, locales ? sobre el proyecto de LEC, a las cuales asistiría algún compañero o compañera de CGT Enseñanza.

Si queréis más información consultad nuestra página web : www.cgtcatalunya.cat/cgtense

Os podéis poner en contacto con nosotros en : cgtense@cgtcatalunya.cat, o en el teléfono 933103362.


Comunicado a los padres y madres, a la comunidad :

Nos dirigimos a vosotros/as para haceros saber los motivos principales que como sindicato nos hacen rechazar la ley de educación que el Parlament de Catalunya prepara, y que define qué tipo de escuelas tendremos en Catalunya de ahora en adelante.

Esperamos tu apoyo en la lucha contra este proyecto de ley que condena para siempre a la escuela pública.

1 - El proyecto de Ley de Educación de Catalunya (LEC) supone la privatización de los servicios educativos, apuesta claramente por la escuela privada concertada y relega a la escuela pública a una mera función subsidiaria de carácter asistencial : al aumento de las aportaciones económicas a las escuelas concertadas se sumará una financiación extra (que no recibirá la pública) si voluntariamente aceptan hacerse cargo de niños con dificultades. Esta « voluntariedad » junto al control sobre la matriculación que ejercerán los propietarios de las escuelas privadas, aumentará la segregación escolar en función de la extracción social del alumnado. En definitiva : Pagar con dinero de todo el mundo la escuela de unos pocos… ¿una idea de izquierdas ?

2 - El proyecto de LEC traslada el modelo de gestión de la escuela concertada a la pública, marginando los elementos con los cuales se democratizaron los centros públicos, como por ejemplo los de participación del profesorado (claustros) o de padres y alumnos a través de AMPAs y Consejos Escolares, bastante malogrados ya.

3- El proyecto de LEC toma la escuela concertada como referente del sistema educativo y traslada su modelo de gestión de empresa privada a la escuela pública : jerarquiza toda la capacidad de decisión en la figura de la dirección de centro. Condiciona los recursos de los centros a los resultados, provocando la competencia por el alumnado entre centros públicos, y acentuando -en consecuencia- la diferencia de calidad entre centros, que depende en parte de los recursos con los que cuenta para realizar una buena tarea educativa. Favorece todavía más, pues, la existencia de centros públicos de primera, de segunda y centros-gueto.

4- El proyecto de LEC abre la posibilidad que centros de primaria e institutos públicos pasen a ser gestionados por los ayuntamientos de cada municipio. Podemos estar de acuerdo en la necesidad de más implicación de los municipios, pero el caso de la municipalización de las escuelas de 0 a 3 años nos enseña como funcionan algunos ayuntamientos : proliferación de la gestión indirecta en la cual se mantiene el rótulo de Guardería municipal cuando realmente son gestionadas por una empresa privada (esto ha pasado con más de un 25% de las guarderías municipales). Esta privatización precariza las condiciones laborales de los trabajadores y reduce enormemente la calidad del servicio que prestan puesto que el objetivo primero es hacer negocio, no educar.

5- El proyecto de LEC no habla en ningún momento de rebajar el número de niños por clase o de un compromiso de aumentar la financiación pública de la escuela pública, medidas que si que garantizarían una mejora cualitativa del sistema. Tampoco de favorecer la gratuidad total y real del derecho a la educación : ni una palabra de aumentar las dotaciones a los centros por no cobrar material ni de la gratuidad de los libros de texto.

6- El Proyecto de LEC agravará la delicada situación que hoy ya vive la escuela pública :

- Asumimos más del 85% de los alumnos con dificultados de aprendizaje.

- Algunos grupos empiezan el curso con 28 y 30 niños (cuando deberían tener 25, y este número ya es excesivo si tenemos alumnos con dificultades en la misma clase).

- Tenemos centros-gueto, que la administración permite sin dar ni soluciones ni recursos para afrontar la situación. La desastrosa y asocial planificación urbanística ha dado como fruto la aparición de ciudades-gueto, hecho que ha favorecido que en muchos centros públicos la realidad sea prácticamente inasumible.

- Dejan sin recursos muchos proyectos de innovación educativa puestos en marcha en muchos centros con ilusión y esfuerzo de todo el mundo.

Hace falta mejorar la calidad de nuestro sistema educativo. Conseguirlo, como demuestran los sistemas educativos más adelantados del mundo, no pasa por una gestión empresarial de los centros públicos, ni por la municipalización y el peligro de privatización que esto supone, ni por favorecer la financiación pública de las escuelas concertadas (convirtiendo en un gran negocio un derecho reconocido de todo ciudadano).

- Queremos una escuela pública de calidad, con una financiación como la media del resto de países europeos, próxima al 6% del PIB y no del 2 ?4 % (catalán) actual, que comporte una atención más individualizada de los niños, permita mejorar los aprendizajes y garantice la gratuidad real de la enseñanza pública (material, libros, colonias, etc).

- Queremos una escuela todavía más transparente y motivadora, queremos profundizar los instrumentos de democratización y participación del profesorado, madres, padres y alumnos en un proceso educativo de los centros, entendido como un trabajo en equipo, porque este es el mensaje que hace falta transmitir a nuestros niños.

- Queremos una escuela integradora (a diferencia de los centros concertados que mayoritariamente rechazan al alumnado con más dificultades), sin caer en la trampa que una mayor competitividad entre centros y entre nuestros hijos y hijas nos traerá a una mejor educación.

- Queremos que aumenten los niveles educativos, pero para hacerlo hace falta un compromiso de la administración con la educación pública, con la escuela de todo el mundo.

Por todo esto pedimos que el Gobierno de la Generalitat retire el proyecto de Ley de Educación de Catalunya y promueva un debate entre todos los sectores de la enseñanza pública sobre las necesidades que tenemos hoy en Catalunya para mejorar la escuela pública de nuestras hijas e hijos. Hacemos un llamamiento a todas las madres y los padres, asociaciones, partidos políticos, sindicatos y AMPAS a rechazar este proyecto de ley y a apoyar las movilizaciones en defensa de una educación pública de calidad.

Federació d’Ensenyament CGT Catalunya

08·10·2008 · redaccion