Ataque repugnante a la CGT desde el diario El Mundo

Nos lo estábamos temiendo. Algo se estaba fraguando contra la CGT desde los mentideros políticos y financieros. Pensábamos más en algún montaje policial como ya hicieran en otras ocasiones históricas, algo que se podía vislumbrar tras las declaraciones del Director General de la Policía Cosidó, cuando habla de la implantación de un terrorismo anarquista. Pero el nivel de miseria del que son capaces aún nos sigue sorprendiendo.

El momento en el que estamos es muy significativo. Justo dos días después de que el Consejo de Ministros decidiera la privatización de Renfe Viajeros y de AENA, El Mundo arremete contra el único Sindicato que ha actuado contra este robo de lo público.

CGT, ni nadie a través de CGT, se ha enriquecido en una actuación sindical que se ha distinguido por la coherencia, la transparencia y la denuncia permanente de la corrupción. CGT se ha personado como acusación popular o ha actuado judicialmente en casos como los ERE de Andalucía, Bankia, caso Bárcenas, Marina D´Or y las adjudicaciones realizadas por el presidente de les Corts Valencianes, Juan Cotino, a empresas de la trama Gürtel.

El crecimiento permanente de CGT en las Elecciones Sindicales se está viendo desde el poder como una amenaza que hay que neutralizar, con mentiras a falta de otra cosa. Nuestro rechazo explícito a la continuidad de la Monarquía, nuestra amplia participación en las Marchas de la Dignidad, lo ocurrido con las elecciones europeas y nuestra apuesta pública de Abstención activa contra la construcción de esta Europa, la dinámica de luchas que llevamos contra las privatizaciones (Sanidad, Enseñanza, Ferrocarril, AENA, Correos, etc…), contra los recortes sociales, la denuncia contra la represión policial, la defensa de las pensiones….. es algo que no están dispuestos a consentir.

Han estado buscando como ratas, por todas las alcantarillas, algún argumento para atentar contra la CGT. No han encontrado, porque no existe, nada que pueda ensuciar la actuación de CGT con respecto a los ERE, las subvenciones ni con ningún tipo de corrupción, y han sido tan carroñeros como para, profanando la memoria de nuestro compañero Eladio, fallecido hace casi cinco años, rebuscar en su vida privada para lanzar este libelo vomitivo, en el que tampoco han tenido escrúpulos para nombrar a su viuda, ajena a la organización en la que militó su marido, con la clara intención de perjudicarla gravemente, personal y profesionalmente.

La CGT está creciendo  cada día y ya es una organización que preocupa a mucha gente poderosa, por lo que debemos estar preparados y preparadas para defendernos de estrategias de acoso y desprestigio tan repugnantes como esta.

El compañero Eladio se casó con quien quiso. Las posibilidades económicas que pudiera tener su esposa procedían de su trabajo, lo que está suficientemente demostrado. Si el matrimonio estaba en régimen de Gananciales es por razones que solo a ellos competían. Pero cuando Eladio falleció, nadie de su familia heredó nada, porque estaba claro que era un patrimonio que le pertenecía a ella, como así consta en el registro de la propiedad, que el periodista de El Mundo bien conoce ya que al parecer lo ha investigado, y así se le comunicó en su momento cuando se dirigió a CGT.

El sentido de responsabilidad de Eladio con la organización, su coherencia ideológica, su militancia desinteresada en la CGT y la ética intachable con la que ejerció su representación, no ofrece ninguna duda para quienes le conocimos y compartimos con él todas las luchas. Esta basura periodística no va a empañar ni un ápice su imagen y su memoria.

La tendenciosa acusación sobre la vinculación de su supuesto patrimonio con el “Pasillo Verde Ferroviario” no solo es absolutamente falsa, sino que CGT se enfrentó en su momento a esta operación especulativa y al Consorcio que la llevó a cabo, y que se creó cuando Eladio trabajaba como guardagujas en un pueblo de Cantabria.

La CGT no va a consentir este burdo ataque político y mediático a nuestra organización, ni el daño a la imagen de nuestro compañero ni tampoco el que se pretende causar a su viuda. Responderemos como se merecen. Este “periodismo-basura”, famoso ya por sus mentiras cotidianas (no olvidemos la “trama de la conspiración” que se inventaron con el atentado de los trenes de Atocha), tendrá que enfrentarse ahora a nuestra estrategia jurídica, comunicativa y a la respuesta sindical y social que ejerceremos con todos los medios que estén a nuestro alcance. CGT tiene muy claro que cuando tocan a uno/a nos tocan todos y a todas.

Su interés es transparente: impedir por cualquier medio, incluida la calumnia a una persona ya fallecida, el imparable ascenso de la CGT que les tiene muy nerviosos. Ello evidencia que lo estamos haciendo bien, que no han encontrado nada con lo que atacarnos, aunque lo han investigado y que son profundamente rastreros quienes lo están intentando.

Convertiremos este ataque miserable, en la mejor propaganda, para que la sociedad conozca la ponzoña que hay detrás de estos medios de desinformación, que trabajan para los poderes políticos y financieros, así como el interés que les guía, el cual nada tiene que ver con dar informaciones veraces a la sociedad.

Nos hemos dirigido a los medios de comunicación que han difundido este libelo para ejercer el derecho de rectificación, y estamos estudiando las actuaciones judiciales que vamos a emprender para que este ataque infame no quede impune.

¡SUS MENTIRAS NO FRENARÁN NUESTRA LUCHA!

Vista previaAdjuntoTamaño
Ataque repugnante a la CGT desde el diario El Mundo.pdf229.7 KB
16·06·2014 · redaccion