Auditoria del sistema de gestión de la prevención evaluación de riesgos psicosociales ¡desastre total!

Y ya no pueden ni esconder este desastre. La documentación e informaciones internas y externas existentes sobre los dos temas apuntados es insultantemente demoledora. En ambos temas se viene incumpliendo sistemáticamente la legislación vigente en materia de prevención.

Sección Sindical de C.G.T. en Volkswagen-Navarra

Y esto ya no lo dice solo CGT, ahora lo reconocen también el Instituto Navarro de Salud Laboral, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, AENOR, UNIPRESALUD (Mutua Universal), y –aunque con la boca pequeña- también la propia empresa y su Servicio de Prevención, tal y como quedó de manifiesto el pasado viernes día 22 en reunión del Comité de Seguridad e Higiene de VW-NA.

 Efectivamente, el pasado viernes día 22 de junio nos reunimos en el marco del Comité de Seguridad e Higiene de la empresa las correspondientes representaciones de l@s trabajador@s y de la Dirección para tratar diversos puntos programados en el Orden del Día. De entre los asuntos tratados, comentamos por su importancia, los siguientes:

 Informe de la Auditoría externa del sistema de gestión de la prevención

 Tras la pertinente denuncia de CGT presentada el 3 de octubre de 2011, y la posterior Resolución de la Inspección de Trabajo, de fecha de 15 de diciembre de 2011, la Dirección de la empresa presentó -¡por fin!- el pasado viernes 22 -en la reunión antes citada- el informe de la auditoría externa del sistema de gestión de la prevención que debe encargar y presentar cada cuatro años por obligación legal, habiendo sobrepasado de largo el plazo que establece la Ley, y también el impuesto por la Inspección de Trabajo (31 de marzo de 2012).

 Han pasado pues cinco años y medio desde que VW-NA presentó su anterior informe de auditoría, lo que quiere decir que se nos han estado “columpiando” un año y medio, motivo por el que desde CGT solicitamos en nuestra denuncia a la Inspección de Trabajo que además de requerir a la empresa la presentación del informe de la auditoría, no se olvidara de sacudirle una buena sanción económica por el incumplimiento sostenido de su obligación legal.

 Así pues, la empresa presentó el informe de la auditoría del sistema de gestión de la prevención, apuntando por delante que el mismo concluye que “Como resultado de la auditoría, valoramos como adecuada la eficacia del sistema de prevención y la integración del mismo, aunque con la necesidad de corregir las no conformidades y observaciones detectadas durante la auditoría, actualizando el sistema de forma que se eliminen las causas que eviten su repetición y realizando un mayor esfuerzo en continuar perfeccionando la integración de la prevención a todos los niveles”.

 En esta contradictoria conclusión es donde se ve claramente que la auditoría la han hecho unos “amiguetes” de la casa, porque la argumentación no casa con la conclusión. Ya avisamos desde CGT que iba a pasar esto con una auditoría elaborada por AENOR, que es una asociación integrada por altos ejecutivos de ANFAC y de la que Volkswagen es miembro activo.

 Porque concluya como concluya el informe, lo cierto es que los auditores no han podido saltarse algunas cuestiones que el informe también señala de forma explícita. Como por ejemplo, que NO se puede dar la conformidad a las evaluaciones de los riesgos, ni a la planificación de la acción preventiva, ni al control operacional, ni a la preparación y respuesta ante emergencias, ni a la documentación a disposición de la Autoridad Laboral; señalando que “las No conformidades que han sido reflejadas en cada apartado (de los citados), representan incumplimientos sistemáticos de la Ley de Prevención 31/1995, sus disposiciones de desarrollo o complementarias y cuantas otras normas legales o convencionales contengan prescripciones relativas a la adopción de medidas preventivas en el ámbito laboral o susceptibles de producirlas en dicho ámbito”.

 Además, la auditoría establece observaciones en otros 11 aspectos del sistema preventivo de VW-NA, señalando que “Las observaciones son puntos débiles en materia de prevención, que siendo incumplimientos legales en materia de prevención no se repiten sistemáticamente y que debilitan o pueden debilitar la eficacia del sistema”.

 Casi nada…, resulta que AENOR también apunta en su auditoría lo mismo que venimos denunciando a todos los niveles desde CGT durante los 16 años que lleva en vigor la LPRL, junto con las nefastas consecuencias que esta situación conlleva para la plantilla. Y esta es la razón fundamental por la que la empresa ha pasado por la auditoría solo cuando no le ha quedado más remedio y a empujones, tras la denuncia de CGT y las actuaciones y requerimientos realizados por la Inspección de Trabajo.

 Son en total hasta 16 los aspectos fundamentales del sistema en los que No se da la conformidad porque hay incumplimientos de la Ley, y estos se tienen que corregir. Para ello, hará falta una voluntad empresarial, y también de las mayorías sindicales, que hasta el día de hoy no hemos visto. Desde CGT seguiremos trabajando para conseguirlo.

 Evaluación de Riesgos psicosociales.

 El pasado viernes era el día de las presentaciones atrasadas, del cumplimiento de lo sistemáticamente incumplido en cuanto a la presentación de documentación. Y así, la empresa presentó también la evaluación de los riesgos psicosociales que ya le requería en junio de 2006 la Inspección de Trabajo a denuncia de CGT, y en posteriores ocasiones.

 La presentación de esta evaluación corrió a cargo de un técnico de UNIPRESALUD (Mutua), quien explicó sus contenidos, y como se había realizado aplicando el método del Instituto Navarro de Salud Laboral.

 Los distintos aspectos del sistema productivo de VW-NA que pueden contener factores de riesgo psicosocial se evalúan agrupados en cuatro variables (según el método del INSL aplicado), que son, las siguientes:

 

  • Participación, Implicación, Responsabilidad

  • Formación, Información, Comunicación

  • Gestión del Tiempo

  • Cohesión del Grupo

Y los resultados totales de la evaluación de estas variables en todos los talleres y departamentos de la fábrica son, los siguientes:

 

 

MOD

MOI

TAS

ADECUADOS

10%

46%

58%

*INADECUADOS

82%

50%

39%

*MUY INADECUADOS

8%

4%

3%

 Como se puede ver, se da una clara diferencia entre la mano de obra directa e indirecta, y a su vez entre éstas y el colectivo TAS. Destacando que según los datos resultantes en relación al colectivo de trabajador@s MOD, el sistema productivo de la empresa resulta INADECUADO o MUY INADECUADO en el 90% de las variables evaluadas.

 A pregunta del Delegado de prevención de CGT sobre cómo valoraba ese resultado en la empresa -en base a su experiencia en la evaluación de riesgos de otras-, el técnico de UNIPRESALUD contestó que ciertamente el resultado de la evaluación le había sorprendido por inesperado en una empresa como VW-NA.

 A nosotr@s no, y sabemos que a la Dirección de la empresa tampoco, y que precisamente el temor a este resultado es por lo que durante 16 años han estado mareando la perdiz para evitar hacer esta evaluación.

 A la misma pregunta del delegado de prevención de CGT, pero esta vez dirigida al máximo responsable el Servicio de Prevención de la empresa (y también responsable del Dpto. de Personal), éste contestó que analizado el método, y en concreto las preguntas dispuestas en el mismo, que son las que se realizaban en la encuesta dirigida a l@s trabajador@s, encontraba que el resultado era lógico, ya que las preguntas son muy rígidas. Es decir, que su valoración es un cuestionamiento del método aplicado para la evaluación, por lo que desde CGT nos servimos en recordarle que el método aplicado y el personal técnico que ha hecho la evaluación no son los preferidos por nosotr@s precisamente (que hemos defendido la aplicación del método ISTAS por ser más completo y por profesionales acreditados, imparciales y ajenos a la empresa).

 Ahora, una vez conocido el desastroso resultado, falta ver la voluntad de la empresa de aplicar medidas correctoras para mejorar las condiciones de trabajo que lo provocan. Pero cuando ya de primeras la Dirección se cuestiona el método que ella misma ha elegido e impuesto gracias a la pusilánime actitud de las mayorías sindicales, desde CGT no creemos que esta evaluación vaya a servir para nada. Esperamos equivocarnos, pero sería la primera vez que nos ocurriera en nuestras valoraciones sobre la situación e intenciones empresariales en el terreno de la salud.

27·06·2012 · redaccion