CGT exige a la Administración que actúe contra la situación de esclavitud e indefensión de las temporeras de Huelva

la 

La patronal fresera de Huelva lleva contratando a mujeres marroquíes desde el 2006, año en el que se firma el convenio de colaboración entre el Ayto. de Cartaya y la ANAPEC.

 

Gabinete de Prensa del Comité Confederal de la CGT

 

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha exigido a la Administración, a través de un comunicado, medidas encaminadas a terminar con la situación de esclavitud e indefensión que sufren las mujeres que trabajan en la campaña de la recogida de la fresa en la provincia de Huelva.
En este sentido, la organización anarcosindicalista ha señalado que existe una gran impunidad en las actuaciones que llevan a cabo los titulares de las explotaciones y en las de sus manijeros, quienes amparados en la opacidad y la falta de control por parte de la Administración practican la explotación y los abusos contra personas totalmente indefensas que, en la mayoría de los casos, ni conocen nuestro idioma ni se atreven a pedir ayuda por miedo a ser devueltas a su país de origen.
Por todo ello, la CGT reivindica una actuación inminente por parte de los poderes públicos para terminar con la explotación, la precariedad y los abusos sobre estas mujeres. En este sentido, este sindicato ha señalado como necesarias y urgentes, medidas como la revisión y seguimiento sobre la forma en la que se contratan a estas mujeres, la revisión de los convenios colectivos del campo y que las trabajadoras eventuales puedan celebrar elecciones sindicales, una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral, un mayor número de inspecciones de trabajo para evitar  que se produzcan situaciones de desamparo y que desde la patronal fresera se intervenga directamente y sin vacilación sobre los empresarios que atenten contra la dignidad de las mujeres trabajadoras.
La CGT ha recalcado que no pasará por alto ningún abuso de este sistema heteropatriarcal y colonial explotador contra las mujeres que tienen que ganarse la vida en el campo y advierte que ninguna agresión quedará sin obtener respuesta.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha exigido a la Administración, a través de un comunicado, medidas encaminadas a terminar con la situación de esclavitud e indefensión que sufren las mujeres que trabajan en la campaña de la recogida de la fresa en la provincia de Huelva.
En este sentido, la organización anarcosindicalista ha señalado que existe una gran impunidad en las actuaciones que llevan a cabo los titulares de las explotaciones y en las de sus manijeros, quienes amparados en la opacidad y la falta de control por parte de la Administración practican la explotación y los abusos contra personas totalmente indefensas que, en la mayoría de los casos, ni conocen nuestro idioma ni se atreven a pedir ayuda por miedo a ser devueltas a su país de origen.
Por todo ello, la CGT reivindica una actuación inminente por parte de los poderes públicos para terminar con la explotación, la precariedad y los abusos sobre estas mujeres. En este sentido, este sindicato ha señalado como necesarias y urgentes, medidas como la revisión y seguimiento sobre la forma en la que se contratan a estas mujeres, la revisión de los convenios colectivos del campo y que las trabajadoras eventuales puedan celebrar elecciones sindicales, una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral, un mayor número de inspecciones de trabajo para evitar  que se produzcan situaciones de desamparo y que desde la patronal fresera se intervenga directamente y sin vacilación sobre los empresarios que atenten contra la dignidad de las mujeres trabajadoras.
La CGT ha recalcado que no pasará por alto ningún abuso de este sistema heteropatriarcal y colonial explotador contra las mujeres que tienen que ganarse la vida en el campo y advierte que ninguna agresión quedará sin obtener respuesta.

 

15·06·2018 · redaccion