CGT lleva desde 1999 exigiendo a la Confederación Hidrográfica del Ebro que cumpla los compromisos de recuperación de Ruesta

La Confederación General del Trabajo (CGT), tras el derrumbe de la bóveda del atrio del edificio de la iglesia de Ruesta el pasado 27 de diciembre, ha recordado que desde el año 1999 viene exigiendo a la CHE que cumpla con los diferentes compromisos adquiridos para la recuperación de este municipio.

Gabinete de Prensa del Comité Confederal de la CGT

La CGT  señala varios proyectos con fechas concretas entre los que se cuentan el de rehabilitación de la iglesia de Santa María, el de rehabilitación y acondicionamiento de la Casa-Palacio “Lacadena”, el de urbanización del núcleo urbano, el de restitución territorial del embalse de Yesa para la recuperación de Tiermas, Esco y Ruesta, y el de construcción del camping de Ruesta, tras quedar el anterior amenazado por el recrecimiento del embalse de Yesa, entre otros.

Si bien es cierto que en un principio los costes en las tareas de conservación de algunos edificios recuperados en Ruesta, como Casa Valentín y Casa Alfonso (albergues del Camino de Santiago en la actualidad), y la casa de la cultura Ramón Acín, se compartieron entre la organización anarcosindicalista, la CHE y el gobierno aragonés, en una etapa siguiente las relaciones para llevar a cabo estas actividades de recuperación patrimonial se bloquearon. Las causas de este “desencuentro” estuvieron motivadas por la oposición y rechazo al recrecimiento del embalse de Yesa por parte de la CGT por considerar que el mismo atentaba contra los derechos de la clase trabajadora, el medio ambiente y el patrimonio común de la ciudadanía.

La CGT continuará tendiendo la mano a las administraciones “responsables” de Ruesta para poner en marcha acciones de recuperación del patrimonio histórico de este municipio, como la propuesta de creación de una “Mesa de Ruesta”, y evitar desastres como el acontecido hace tan solo unos días con la iglesia de Santa María.

 

31·12·2017 · redaccion