La CGT de Catalunya ante la grave y delirante imputación a 27 personas de la UAB, entre ellas nuestro Secretario General

Queremos informar que nos ha llegado el escrito de acusación de la fiscalía por las protestas estudiantiles y sindicales en la UAB durante la primavera del 2013, en las mismas se ocupó el edificio del rectorado de la UAB en 2013. En una sucesión de imputaciones que calificamos de delirantes y aberrantes, se acumulan peticiones de prisión que llegan hasta los 11 años y 5 meses para nuestro secretario general, el profesor Ermengol Gassiot, y peticiones parecidas para 25 estudiantes y un trabajador del PAS (personal de administración y servicios), delegado en el comité de empresa del PAS por el sindicato CAU-IAC.

CGT Catalunya

Ermengol, como delegado de la Confederación General del Trabajo en la Universitat Autònoma de Barcelona y miembro del Comité de empresa, apoyó a los estudiantes que ocuparon el rectorado en 2013, que posteriormente se convirtió en una ocupación de todos los colectivos en lucha de la UAB, así como también a las movilizaciones universitarias que se realizaron durante el curso 2012-2013. 

En todas las ocasiones, mantuvo una firme lucha sindical contra el anterior equipo de rectorado. En la mencionada ocupación, algunos profesores y personal de administración y servicios (PAS) mostraron su solidaridad con su presencia al edificio, y haciendo sus clases en el propio rectorado. 

La Universitat Autònoma de Barcelona se ha personado como acusación particular del presente procedimiento. Se trata de la primera vez desde el franquismo que una universidad pública denuncia penalmente a un profesor y un miembro del PAS por su práctica político-sindical. Y también es una situación casi inédita el hecho que una universidad pública haya denunciado penalmente sus propios estudiantes.

La UAB no sólo se ha personado como acusación particular, sino que también ha redactado informes para la policía y ha perseguido claramente a aquellas personas que fueron contrarias a la candidatura del anterior rector, Ferran Sancho. Todo ello ha hecho que el presente procedimiento conforme una persecución indiscriminada de la lucha sindical y, por lo tanto, en una clara vulneración del ejercicio de derechos fundamentales.

Esta brutal represión y peticiones fiscales basadas en la revancha ideológica tienen como objetivo amedrentar al estudiantado, la comunidad universitaria y la población en general.

Denunciamos la persecución ideológica en la UAB contra toda oposición a la política de recortes y agresiones a la universidad pública. Denunciamos la responsabilidad e instigación del equipo de Ferran Sancho en esta denuncia. Denunciamos las mentiras y venganzas de la ex-vicerrectora Sílvia Carrasco, personada como acusación particular en la causa.

Y recordamos que a la CGT de Catalunya cuando nos tocan a una nos tocan a todas, por lo tanto, no nos quedaremos de brazos cruzados mirando como actitudes fascistas pretenden enjaular a nuestro secretario general y a 26 personas que simplemente hacían una ocupación en defensa de los derechos de todas y todos a una universidad pública, social y de calidad.

06·07·2016 · redaccion