Sasemar incorporará agentes de la Guardia Civil en algunas de sus unidades

CGT ya denunció hace años la intención del PSOE de militarizar las labores de rescate en el estrecho de Gibraltar y en el mar de Alborán, cuando la Fundación Alternativas, próxima a los socialistas, publicó el informe 'El papel de España en la seguridad marítima del Mediterráneo occidental'.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT


La Confederación General del Trabajo, sindicato mayoritario en Salvamento Marítimo, viene alertando desde hace años de la intención de algunos gobiernos consistente en militarizar las labores de rescate y lucha contra la contaminación en las aguas españolas. Hasta el momento y desde que se creara este ente público, dependiente del Ministerio de Fomento, Sasemar ha sido un cuerpo civil, único en toda Europa y cuyo trabajo es ejemplo a nivel mundial.

En las últimas semanas se ha producido un giro importante en las políticas migratorias que el gobierno socialista de Pedro Sánchez venía desarrollando. Según la organización anarcosindicalista, asistimos a un nuevo deterioro del servicio público de Salvamento Marítimo –como demuestra la retirada del buque Punta Salinas de Canarias de una de las zonas SAR más grandes del Estado-, a la par que se modifica el carácter civil del mismo. En este sentido, CGT explica la situación poniendo de ejemplo el buque Clara Campoamor, un remolcador de altura del año 2007 y con sede en Cartagena.

Según CGT, la dirección de Salvamento Marítimo, ante la solicitud del Comité de Flota de reducir la carga de trabajo en las unidades operativas en el mar de Alborán y al no deshacer las medidas tomadas para retirar las terceras tripulaciones logradas durante el pasado verano durante la crisis migratoria, ha decidido reubicar algunas de las unidades con mayor carga de trabajo a zonas de menor presión y desplazar a las costas andaluzas al buque Clara Campoamor, que operará principalmente en el mar de Alborán. Fuentes sindicales de CGT en Sasemar explican que el Clara Campoamor tendrá una tripulación extra y embarcaciones neumáticas para atender tareas que consistirán principalmente en servir de apoyo logístico a las Salvamares de la zona, embarcaciones de rescate más ligeras.

CGT afirma que el Clara Campoamor se convertirá en un buque donde las personas migrantes rescatadas permanecerán acogidas hasta su posterior traslado al lugar decidido por el mando único de la Guardia Civil. Pero lo más grave, según la organización anarcosindicalista, será que entre la tripulación de esta unidad podrán contarse algunos agentes de la Guardia Civil, para garantizar el control y la seguridad de la embarcación.

CGT considera que esta decisión significa un giro muy importante y afectará, sin lugar a dudas, al funcionamiento que hasta el momento ha existido en Sasemar porque si bien es cierto que en varias ocasiones ha habido agentes que han embarcado a bordo de unidades, siempre ha sido de manera puntual y para llevar a cabo algún servicio muy concreto, y a requerimiento de los centros de coordinación o de las diferentes tripulaciones de Sasemar. CGT expone que en esta ocasión la medida se ha decidido desde la propia Guardia Civil y la dirección de Salvamento Marítimo y vuelve a señalar las intenciones que ya tenían anteriores gobiernos del PSOE de crear un servicio de guardacostas de carácter cívico-militar que sustituyera a todos los organismos que trabajan para garantizar la seguridad en las aguas territoriales.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

 

03·02·2019 · redaccion