CGT-PV denuncia a la empresa Tragsa por incumplir el VI Convenio Colectivo y el Estatuto de los Trabajadores

Tragsa es la empresa pública que, gracias a lo encomienda aprobada por el Consell, gestiona los recursos de las Unidades que componen el Servicio de Bomberos Forestales. Estas Unidades están destinadas a la extinción de incendios forestales, y actuaciones en otras emergencias en materia forestal en el País Valenciano

CGT-PV Tragsa             

 

Entre otras cosas, Tragsa se encarga de la contratación del personal de estas unidades: 550 trabajadores/as durante todo el año, más 220 trabajadores/as que se incorporan en las Brigadas de Refuerzo durante el periodo de máximo riesgo. Un total de 770 personas que año tras año se juegan la vida en la extinción de los incendios forestales.

El VI Convenio Colectivo del personal de la empresa Tragsa adscrito al Servicio de Bomberos Forestales de la Comunidad Valenciana prevé en su artículo 23 que los trabajadores/as de las Brigadas de Refuerzo adquirirán la condición de fijos discontinuos de acuerdo con lo que se establece en los artículos 15.8 y 16 del Estatuto de los Trabajadores.

Pero, desgraciadamente, la realidad es otra y Tragsa lleva incumpliendo la ley desde 2015. Con un 30% de la plantilla que trabaja todo el año precarizada, con un contrato de obra o servicio determinado y firmando adendas semestrales. En el caso de los trabajadores/as que no trabajan todo el año la situación todavía es más precaria: de 220 aproximadamente el 50% cumpliría los requisitos para ser fijo discontinuo según Inspección de Trabajo de Valencia; tras la denuncia presentada por CGT-PV, donde resuelve con el informe del 21 de diciembre de 2016 que: "la empresa ha estado haciendo contratos por obra o servicio determinado, con los trabajadores de las Brigadas de Refuerzo, en lugar del contrato fijo discontinuo procedente, conforme a la normativa y jurisprudencia mencionada".

A pesar de que 100 trabajadores/as han pasado ya por los juzgados y los jueces les han dado la razón en sus demandas, Tragsa no sólo no aplica las sentencias sino que las recurre a instancias superiores por tratarse de una empresa pública, con todo el gasto al erario público que el recurso supone.

Frente a esto y visto el nulo interés de Tragsa en cumplir la resolución de Inspección de Trabajo, se está llevando a cabo el proceso de denuncia judicial, para que el personal pueda consolidar sus derechos y dignificar un trabajo como el nuestro con un mínimo de estabilidad:

El día 8 de mayo de 2018 la CGT-PV vuelve a juicio, convocando una concentración a las puertas del Juzgado de Castelló para apoyar a los/las compañeros/as que han denunciado su situación laboral.

Pedimos a Tragsa que deje de crear precariedad laboral, reconozca y acepte el Informe de Inspección de Trabajo así como las Sentencias favorables a los trabajadores/as demandantes, cada vez más numerosos/as y que aplique los contratos que corresponden, indefinidos a tiempo completo y fijos discontinuos como dice la ley.

También pedimos a la Generalitat Valenciana que se implique para resolver esta situación que afecta a una buena parte del Servicio de Bomberos Forestales y que los deja en la indefensión e incertidumbre año tras año. 

   

¡¡¡BASTA DE PRECARIEDAD EN EL SERVICIO DE BOMBEROS FORESTALES!!!

   

 

 

19·04·2018 · redaccion