Frente a las agresiones, solidaridad con las y los zapatistas

Nosotras y nosotros como todos los de abajo a la izquierda con conciencia y dignidad, no vamos a mirar a otro lado cuando nuestras compañeras y compañeros zapatistas son agredidos. Quede advertido de ello el mal gobierno mexicano.

Equipo de Trabajo de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CGT - México

A la Sexta
A la Junta de Buen Gobierno de la Garrucha
A las comunidades zapatistas en resistencia
A la sociedad civil mexicana, europea e internacional
A los medios libres

Recibimos y difundimos la última denuncia de la Junta de Buen Gobierno de la Garrucha, referente a los hechos acontecidos el pasado 10 de mayo, donde casi 50 paramilitares entraron en las tierras que trabajan las compañeras y compañeros bases de apoyo zapatista en el Rosario, dichos elementos son pertenecientes al municipio del Rosario y al barrio de Chikinival perteneciente del ejido Pojkol municipio de Chilón, Chiapas.

Estos criminales comprados por el mal gobierno hicieron mediciones de tierras que pertenecen a las bases de apoyo en una clara provocación. Tres de ellos allanaron la morada de un compañero base de apoyo que no se encontraba en casa. Su hija de 14 años, que si se encontraba en la casa trató de huir y los paramilitares, cobarde y miserablemente, dispararon cuatro veces contra ella tratando de asesinarla. El compañero base de apoyo al ver la situación de peligro para su familia lanzó una piedra al paramilitar. Un acto de legítima defensa por el cual, desvergonzadamente, los paramilitares le exijen un cobro de 7000 pesos por gastos médicos. Inmensa e indescriptible la bajeza moral de semejantes delincuentes.

Pese a ser tristemente cada vez más común el tener que recibir este tipo de noticias, ni en un ápice disminuye nuestra indignación ni nuestra firme decisión de apoyar la autonomía zapatista frente a las agresiones criminales del Estado Mexicano y sus múltiples tentáculos. Nosotras y nosotros como todos  los de abajo a la izquierda con conciencia y dignidad, no vamos a mirar a otro lado cuando nuestras compañeras y compañeros  zapatistas son agredidas. Quede advertido de ello el mal gobierno mexicano.

Tales niveles de atrevimiento por parte de estos individuos no se comprende sin el total respaldo que reciben de las autoridades gubernamentales en sus tres niveles. Porque ha de quedar claro un concepto: tan cómplice es quien arma, apoya y cubre logísticamente a los grupos paramilitares, como el que eludiendo sus responsabilidades políticas cierra los ojos ante el problema. En ese sentido denunciamos no solo a las autoridades municipales cuya red de corrupción se extiende por todos los municipios chiapanecos, si no también y de forma especial al personaje conocido como Manuel Velasco Coello gobernador estatal de Chiapas, y a Enrique Peña Nieto , presidente de la República conocido por su repetido uso político de la tortura. Los tres niveles de mal gobierno mexicano permiten, alientan y utilizan la violencia paramilitar y criminal a la lo largo y ancho de la geografía mexicana con el objetivo de dinamitar la resistencia organizada contra el narco-estado.

La guerra contra la autonomía zapatista es una cruel realidad por más que se trate de ocultar bajo una montaña de panfletos turísticos y de “planes de desarrollo”. Lo remarca el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas en su último informe donde detalla las últimas agresiones a las comunidades en resistencia del EZLN . Pero la construcción de la autonomía zapatista es un hecho que crece y se fortalece gracias a la perseverancia de las compañeras y compañeros y apuntalado por la solidaridad de quienes humildemente tratamos de apoyar esta iniciativa por un mundo mejor que son las Juntas de Buen Gobierno.

Seguiremos solidariamente atentos a la actualidad en territorio zapatista, seguiremos denunciando e invitando a todas y todos los dignos de abajo a la izquierda a solidarizarse con esta lucha por “un mundo donde quepan, muchos mundos” y a organizarse para construir ese mundo soñado mediante la autogestión y la construcción de autonomía, cada cual a sus ritmos y modos.

!Vivan las Juntas de Buen Gobierno!
!Viva la resistencia zapatista! !Alto a las agresiones contra la autonomía indígena!
!Galeano Vive! !La lucha sigue!

19·05·2015 · redaccion