Multa de 2.600 € a 3 trabajadores BRIF

Desde el Sindicato de Admón. Pública de la CGT en Zaragoza, queremos mostrar nuestra solidaridad y apoyo a nuestros tres compañeros de la BRIF de Daroca que el pasado 12/2/2016 fueron sancionados al amparo de la Ley Mordaza por una protesta ante la responsable del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

CGT - STAP Zaragoza

El sindicato CGT expresa, nuestro más profundo rechazo a la decisión de la Subdelegada del Gobierno en Huesca, Mª Teresa Lacruz Lázaro de sancionar a nuestros compañeros por la protesta realizada a comienzos del mes de Octubre en el Palacio de Congresos de Huesca.

Los hechos denunciados se encuadran dentro de la huelga indefinida que el colectivo BRIF llevo a cabo durante 105 días a lo largo de la campaña del 2015.

Debido a la intransigencia e inmovilismo por parte de la empresa pública TRAGSA a la hora de atender las reivindicaciones del colectivo de Bomberos Forestales, se extendió la presión y las reivindicaciones a los responsables políticos de esta situación, los representantes del MAGRAMA.

Varios trabajadores se desplazaron a Huesca para solicitar a la Ministra Isabel García Tejerina que interviniera y mediara en el conflicto entre trabajadores y TRAGSA, ya que las BRIF en última instancia dependen del MAGRAMA.

La solución al conflicto de las BRIF y de todos los Bomberos Forestales no solo pasa por la disposición de las empresas concesionarias, que gestionan los diferentes operativos de incendios, a mejorar las condiciones de los trabajadores, sino que necesita de una clara implicación y voluntad política de nuestros representantes políticos para regularizar la situación de precariedad laboral que sufre el colectivo.

Inexistente la voluntad política, como se puede ver en este caso, en el que meses después se criminaliza la lucha obrera, utilizando la táctica del miedo a través de la Ley de Protección Ciudadana más conocida como Ley Mordaza. Los tres trabajadores han sido sancionados con un total de 2.600 € por realizar una concentración pacífica a las puestas del Palacio de Congresos de Huesca y por la interrupción del discurso de la Ministra.

Sanción que, desde la CGT, entendemos desproporcionada y fuera de lugar, por lo que pelearemos para que sea retirada a nuestros compañeros. La lucha de los Bomberos Forestales seguirá hasta que se consiga el reconocimiento de esta profesión y se dignifique la vida de las trabajadoras. Si una cosa han aprendido a lo largo de este conflicto es que la unión de los trabajadores es la mejor herramienta para hacer frente a las presiones y agresiones que sufrimos los trabajadores para silenciar nuestras reivindicaciones.

01·03·2016 · redaccion