En el marco de la Segunda Acción Global contra la guerra contra el EZLN, los Pueblos y la Vida, Samir Vive que se está desarrollando del 20 al 26 de septiembre en México, recordamos la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, en el Estado de Guerrero el 26 de septiembre de 2014.

Porque la represión por parte del Estado y sus secuaces, los paramilitares que actúan impunemente balo el paraguas de la falta de transformación social del actual presidente, es la misma que actuó hace 6 años haciendo desaparecer a los 43 estudiantes. Porque fue el Estado.

Pero si bien los ataques de los perros guardianes del Estado en sus tres niveles de mal gobierno y sus violencias son continuos, la digna rebeldía y resistencia del pueblo en lucha es más constante y tenaz. Por eso, desde las Redes de Rebeldía y Resistencias en apoyo al EZLN, al CNI y al CIG se eligió finalizar la Segunda Acción Global el 26 de septiembre de 2020, porque no habrá ni silencio, ni perdón ni olvido.

Recordemos que ya a vísperas de la apertura de los Juegos Olímpicos de México en 1968, el movimiento estudiantil junto a la población civil se manifestaba contra la política priista del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz en la Plaza de la Tres Culturas, sección de Tlatelolco, en el centro de la Ciudad de México, exigiendo reformas sociales, educativas y políticas.

Entre 300 y 400 personas fueron asesinadas por los disparos de la policía que reprimió la protesta y 1.345 fueron detenidas en lo que conocemos como la Masacre de Tlatelolco. Porque de nuevo, fue el Estado.

Para conmemorarlo, durante la semana que precedió al 26 de septiembre de 2014, el movimiento estudiantil de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa se organizaba para acudir a Ciudad de México en autobuses que acostumbraban a tomar para las movilizaciones.

Entre la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 la Policía de Iguala y la Policía estatal de Guerrero persiguió a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa movilizados.

El resultado de esta represión fueron al menos 9 personas asesinadas por la policía que se suman a los 43 estudiantes desaparecidos y 27 personas heridas. Porque otra vez, fue el Estado.

Desde entonces, no ha habido una investigación oficial porque todo señalaba al entonces alcalde perredista y sus conexiones con el crimen organizado, de la desaparición del autobús con los 43 estudiantes.

6 años después, los 43 estudiantes siguen sin aparecer con vida, pues es con vida como continúan exigiendo sus familias, amigos y compañeros, porque vivos se los llevaron. Pero tampoco ha aparecido el autobús, ni sus cuerpos, ni los responsables políticos ni los ejecutores de esta nueva masacre del Estado.

Desde CGT nos sumamos a la exigencia de verdad y justicia.

Basta de criminalizar y asesinar a la insurgencia de México.

Por el fin de la guerra contra el EZLN, los Pueblos y la vida

Por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa

¡Samir vive, la lucha sigue!

What do you want to do ?

New mail

What do you want to do ?

New mail


Fuente: Secretaría de Relaciones Internacionales de la CGT

6 años sin justicia tras la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en México