La palabra anarquia es tan vieja como el mundo. Deriva de las antiguas palabras griegas, «an,» «arkhe^», y significa algo asi como ausencia de autoridad o gobierno. Sin embargo, durante milenios se ha aceptado la presuncion de que el hombre no puede pasar sin uno u otro, y la «anarquia» ha sido entendida en un sentido peyorativo, como sinonimo de desorden, caos, y desorganizacion.

Pierre-Joseph Proudhon fue famoso por sus frases chocantes (como «la propiedad es un robo») y se apropio de la palabra anarquia. Como si su proposito fuese impactar tanto como fuera posible, en 1840 incluyo en el siguiente dialogo con el «Filisteo.»

«Eres un republicano.»

«Republicano, si ; pero eso no significa nada. Res publica es ’el Estado’. Los reyes, tambien, son republicanos.»

«iAh bueno ! ¿Eres un democrata ?»

«No.»

«iComo ! ¿Quizas eres un monarquico ?»

«No.»

«¿Constitucionalista entonces ?»

«iPor Dios !»

«Entonces, ¿es un aristocrata ?»

«iEn absoluto !»

«¿Quiere una forma mixta de gobierno ?»

«Todavia menos.»

«¿Entonces que es usted ?»

«Un Anarquista.»

A veces hacia la concesion de escribir anarquia «an-arquia» para dejar las confusionismos de los adversarios fuera de escena. Por este termino entendio cualquier cosa menos desorden. Apariencias aparte, el era mas constructivo que destructivo, como veremos. Considero al gobierno responsable del desorden y creyo que solo una sociedad sin gobierno puede restaurar el orden natural y volver a crear armonia social.

Argumento que el idioma no podria alojar otro termino y decidio devolver a la antigua palabra anarquia su significado etimologico estricto. En el calor de sus polemicas, sin embargo, obstinamente y paradojicamente el tambien uso la palabra anarquia en su sentido peyorativo de desorden, convirtiendo asi la confusion en perplejidad. Su discipulo Mikhail Bakunin le siguio en este respecto.

Proudhon y Bakunin llevaron esto mas alla incluso, experimentando un malicioso placer en jugar con la confusion creada por el uso de los dos significados opuestos de la palabra : para ellos anarquia era tanto el desorden mas colosal, la desorganizacion mas completa de sociedad y, mas alla de este gigantesco cambio revolucionario, la construccion de un nuevo, estable, y racional orden basado en la libertad y la solidaridad.

Los seguidores inmediatos de los dos padres de la anarquia vacilaron en usar una palabra de manera tan deplorablemente elastica, que producia una idea negativa a los no iniciados, y se prestaba a ambiguedades que cuando menos podian ser molestas. Incluso Proudhon llego a ser mas cauto al fin de su breve carrera y era feliz describiendose como un «federalista.» Su seguidores, pequenos burgueses, prefirieron el termino mutualismo a anarquismo y la linea socialista adopto colectivismo, para ser pronto desplazado por comunismo. Al final del siglo en Francia, Sebastien Faure retomo una palabra originada en 1858 por un tal Joseph Dejacque para hacer el titulo de un periodico, Le Liberataire. Hoy los terminos «anarquista» y «libertario» han llegado a ser intercambiable.

Algunos anarquistas se consideran los mejores y mas logicos socialistas pero han adoptado una etiqueta tambien se puso a los terroristas, o han dejado que otros la cuelguen alrededor de sus cuellos. Esto a menudo les ha causado ser confundidos con alguna clase de «cuerpo extranjero» en la familia socialista y ha llevado a una larga cadena de malentendidos y batallas verbales—normalmente sin ningun sentido. Algunos anarquistas contemporaneos han tratado de aclarar la equivocacion adoptando un termino mas explicito : se alinean en el socialismo libertario o comunismo libertario.


Notas
[ 1] En 1883 un activo nucleo de socialistas revolucionarios fundo una Asociacion de Trabajadores Internacional en los Estados Unidos. Estaban influenciados por el Congreso Internacional Anarquista, que tuvo lugar en Londres en 1881, y tambien por Johann Most, un socialdemocrata convertido en anarquista, quen llego a America en 1882. Albert R. Parsons y Adolph Fischer eran el alma mater de la asociacion, que tomo la primacia de un enorme movimiento de masas concentrado en conseguir la jornada de 8 horas. Esta campana fue lanzada por los sindicatos del comercio y los «Caballeros del Trabajo», y se adopto el 1 de mayo de 1886, como la fecha tope para obtener la jornada de 8 horas por la fuerza. Durante la primera mitad de mayo una huelga nacional fue seguida por 190.000 obreros, de los cuales 80.000 estaban en Chicago. Impresionantes manifestaciones de masas ocurrieron en esa ciudad el 1 de mayo y durante varios dias despues. Con panico y aterrados por esta ola de rebelion, la burguesia decidio aplastar el movimiento en su fuente, recurriendo a una provocacion sangrienta si fuera necesario. Durante una mitin en la calle el 4 de mayo de 1885, en Haymarket Square, una bomba arrojada a las piernas de la policia de una manera inexplicada proveyo el pretexto necesario. Fueron arrestados ocho jefes del movimiento socialista libertario y revolucionario, siete de ellos fueron sentenciados a muerte, y cuatro subsiguientemente ahorcados (un quinto se suicido en su celda el dia antes de la ejecucion). Desde entonces los martires de Chicago— Parsons, Fischer, Engel, Spies, y Lingg— han pertenecido al proletariado internacional, y la celebracion universal de Dia del Trabajo (el 1 de mayo) todavia conmemora el atroz crimen cometido en los Estados Unidos.