No por esperadas, son menos alucinantes e indignantes las primeras comunicaciones donde algunos de los sindicatos firmantes del ERE (CCOO, UGT, ACCAM, SATE y CSICA), empiezan a atreverse a “analizar” lo firmado.

Tanto CSICA, como sobre todo SATE, que son los únicos que se han atrevido a “cuestionar un poquito” lo que firmaron el 8 de febrero, necesitan unas buenas sesiones de psicoterapia de choque: “Un pacto que nos daba juego y posibilidades de hacer las cosas bien, pudiendo todo el mundo estar conforme con las salidas, nos empieza a plantear serias dudas” (SATE dixit).

Tanto CSICA, como sobre todo SATE, que son los únicos que se han atrevido a “cuestionar un poquito” lo que firmaron el 8 de febrero, necesitan unas buenas sesiones de psicoterapia de choque: “Un pacto que nos daba juego y posibilidades de hacer las cosas bien, pudiendo todo el mundo estar conforme con las salidas, nos empieza a plantear serias dudas” (SATE dixit).

Esta frase es para enmarcar. ¿Cómo se puede ser tan cínico y/o tan tonto? ¿Cuál es el juego que nos da este ERE a los 4500 trabajadores que podemos irnos a la rue por la única voluntad de la empresa? ¿La mayoría de los despedidos “voluntarios” van a estar conformes con su despido? ¿Ahora os surgen las dudas? ¿Por qué no os surgieron cuando CGT dijo claramente en la negociación que no se podía dejar en manos de la empresa la libertad total de criterios para elegir a las personas “de la lista”?

Claro que no se puede esperar otra cosa de alguien que, tras firmar un ERE con 4500 trabajadores despedidos, titula su circular: ¡¡ EMPIEZA EL ESPECTÁCULO!! y la acaba diciendo “Los compañeros que de forma no voluntaria os tengáis que ir (impresionante este eufemismo, en lugar de decir que os tiremos (la empresa y los sindicatos firmantes) a la p. calle) sabéis que como siempre, tenéis el sindicato a vuestra disposición para cualquier duda o reclamación que pueda surgir”

Pero, lo de SATE se queda en anécdota, ante lo verdaderamente alucinante (bueno no sabemos si esa es la palabra adecuada, igual le pega más otros epítetos a elegir: indignante, vergonzoso, escandaloso, cutre, indecente,,,), es que los verdaderos perpetradores de este engendro (CCOO fundamentalmente, aunque con el inestimable apoyo de UGT y ACCAM) no hayan dado la cara ante la plantilla (ACCAM, ni siquiera se pronuncia. Total para que, si ya lo están haciendo sus secuaces) y/o se limiten en sus comunicados a comentar aspectos técnicos: “Información adicional sobre el acuerdo” y “Preguntas frecuentes”, o a contar los números que les dio la empresa en la Comisión de Seguimiento. Están actuando, no como sindicatos, sino como las gestorías que realmente llevan años siendo: que si el cálculo de la variable, que si el paro que te corresponde, que si el convenio especial, que si el 27 de enero salen 120 personas… UN ESCÁNDALO.¿Cómo se puede ser tan aséptico? ¿Es que los “compañeros” de CCOO y UGT ni sienten ni padecen? ¿Cómo que salen 120 personas? Será más bien que las despiden, o sea que se van a la p. calle gracias a vuestra rumbosa firma en el “ERE de los despidos voluntarios”.

LAS BALAS NO SON DE FOGUEO

Lo primero que tenemos que decir, es que nos parece escandaloso que la empresa recurra a la utilización de la designación directa (vulgo: no me interesas y te vas a la calle sí o sí), después de rechazar cientos de peticiones voluntarias de bajas indemnizadas, tanto de mayores, como de menores de 54 años.

Si ya es vergonzoso que a compañeros que han pedido la baja indemnizada no se les vaya a dar, lo que no tiene nombre es que Bankia despida a personas que no han solicitado su salida. ¿En base a qué? ¿En qué informes y de quién se han basado para despedir a trabajadores y trabajadoras que, en la mayoría, si no en todos los casos, son perfectamente válidas y están suficientemente cualificadas para seguir trabajando en esta empresa?

Pero dicho lo anterior, lo que no nos parece de recibo es que ahora (a buenas horas mangas verdes), parece que los sindicatos firmantes del engendro: CCOO, UGT, ACCAM, SATE y CSICA, se caen del guindo (o al menos lo simulan) y se dan cuenta de que este ERE que les parecía tan maravilloso únicamente porque habían encarecido las salidas voluntarias a la empresa, resulta que en lo importante de verdad, como es la gestión y el control de los despidos le han dejado LIBERTAD TOTAL A LA EMPRESA. Como dijimos en nuestra primera circular: le han dado a Bankia una pistola cargada y han ¿confiado? en que no nos iba a disparar. Pues, no, compañeros: NOS ESTÁN MATANDO. Y vosotros sois tan responsables como la empresa.

Está muy bien, que ahora, por fin, exijáis soluciones equilibradas y no traumáticas, respeto al texto y su espíritu (¿el santo?), que no se dé una baja forzosa, mientras se deniegan bajas voluntarias, y bla, bla, bla.

Pero nosotros nos preguntamos: ¿tan difícil era haber previsto esto cuando se firmó el pacto?

En CGT no lo creemos, y más cuando lo firmado dice claramente: “La decisión de la extinción de las relaciones laborales corresponde en todo caso a la empresa.” Y en el anexo III (Criterios de afectación de empleados, Marco de aplicación y desarrollo), lo reitera y amplifica: “ La determinación del número de personas afectadas por los despidos en cada fase se realizará a nivel provincial, una vez deducidas las bajas producidas por la decisión empresarial sobre la aceptación de las propuestas de adhesión….. La designación de las personas que, una vez realizados los ajustes anteriores, se vean afectados por las desvinculaciones se llevará a cabo teniendo en cuenta la valoración resultante de los procesos de evaluación realizados por la entidad…..”

¿Por qué no se os ocurrió pensar que había que acotar, como advirtió CGT, esa libertad total de decisión de la empresa? ¿Tan difícil era haber antepuesto la obligatoriedad empresarial de aceptar las bajas voluntarias, como condición previa para poder efectuar designaciones directas?

Como os ha contestado un compañero:

SIENTO DECIRLO. PERO ES LO QUE HABEIS FIRMADO.

¿ACASO ESPERABAIS ALGO DISTINTO CUANDO LE HABEIS DADO CAMPO LIBRE A LA EMPRESA PARA ELEGIR A QUIÉN Y CÓMO SE DESPIDE?

AHORA QUERÉIS LAVAR VUESTRA IMAGEN CON ESTOS CORREOS CUANDO NOS HABEÍS VENDIDO QUIÉN SABE A CAMBIO DE QUÉ BENEFICIOS PARA QUIÉN O QUIÉNES.

Salud.

CGT-Bankia


Fuente: CGT Bankia