La lucha en el Kurdistán ha dado nuevas esperanzas a los movimientos sociales de todo el mundo. El movimiento kurdo basado en la democracia radical, la liberación de la mujer y la conciencia ecológica, han demostrado que hay otra forma de organización de los pueblos al margen de los Estados Nación y la dictadura del Capital. Prueba de ello es la Revolución de la región kurda de Rojava en 2012. La revolución de las mujeres y la autoadministración de la sociedad, se ha convertido ahora en una alternativa real para movimientos revolucionarios y de emancipación social a nivel internacional. Este movimiento kurdo es conocido como confederalismo democrático, del que es impulsor Abdullah Öcalan, líder del movimiento kurdo.

Abdullah Öcalan, está encarcelado desde el 15 de febrero de 1999, tras una compleja maniobra internacional para apresarlo. Desde entonces sufre las graves consecuencias de un férreo régimen de aislamiento en la isla-prisión turca de Imrali, ante la pasividad internacional.

El Estado turco está sometiendo a Abdullah Öcalan a un régimen de aislamiento que vulnera los derechos humanos más elementales. Cada visita de sus abogados o familiares sólo es posible gracias a largas luchas sociales. Pero desde el 7 de agosto de 2019, este contacto ha sido nuevamente suprimido por el gobierno turco. La fiscalía ni siquiera responde a las solicitudes semanales de visitas. Así, toda posibilidad de negociación para una solución pacífica de los conflictos en el Kurdistán y el Medio Oriente es suprimida. A través de Imrali, el Estado turco no sólo se esfuerza por aislar a Öcalan como persona, sino también, y más aún, por atacar, aislar y suprimir los logros democráticos que han surgido de sus ideas.

Abdullah Öcalan es el símbolo más importante de la lucha contra la represión de la libertad y la democracia en Turquía y uno de los más importantes en todo Oriente Medio. Su firme postura por la coexistencia pacífica y sus incesantes esfuerzos por la resolución del conflicto entre los kurdos y el Estado turco se han demostrado efectivos. Esto hace que su libertad sea cada vez más importante para todas las personas amantes de la paz.

Desde CGT nos sumamos a la campaña internacional para exigir la libertad de Abdullah Öcalan, bajo el lema “¡Acabemos con el aislamiento, el fascismo y la ocupación! – ¡Ha llegado el momento de la libertad!»

Es por ello que hacemos un llamamiento a participar en la convocatoria del Comité de Apoyo a Kurdistán en Madrid, junto con todas las organizaciones que lo formamos, para la concentración el próximo sábado 12 de diciembre a las 12:00 horas ante la sede de la Unión Europea en Madrid (Paseo de la Castellana 46), en el marco de las diversas acciones que se llevarán a cabo en el Día de Acción Global por la Liberación de Abdullah Öcalan con el objetivo de exigir su inmediata liberación.

El momento ha llegado: ¡Libertad para Abdullah Öcalan!

 

What do you want to do ?

New mail


Fuente: Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

El momento ha llegado: ¡Libertad para Abdullah Öcalan!