Los casi 5 millones de euros son una de las regularizaciones más elevadas que ha hecho nunca Inspección de Trabajo en Cataluña.

Por denuncia de la CGT a Inspección de Trabajo de Cataluña, CEDIPSA deberá liquidar las cuotas a la seguridad social correspondientes a un mínimo de 400 falsos autónomos .

Hace unos años que CEDIPSA, empresa del grupo CEPSA encargada de la gestión de sus gasolineras, puso en marcha un plan de reestructuración del personal encargado de sus instalaciones.

Este plan suponía la sustitución paulatina de los trabajadores directamente contratados a la compañía por falsos autónomos que supuestamente gestionaban las franquicias. Siempre bajo condiciones draconianas tanto en la facturación de combustible como de productos vendidos en las tiendas. Cuando a un trabajador / a le vencía el contrato temporal, la oferta era siempre la misma: «Si quieres seguir trabajando, tienes que hacerte autónomo».

La sección sindical de la CGT recibió los testimonios de estas prácticas: Falsos autónomos que hacían jornadas de 70-80 horas semanales, que dormían en colchones en el almacén para poder tener tiempo de hacer las asfixiantes tareas que la empresa exigía , sin las garantías de horario y salario que recoge el convenio colectivo. La relación laboral recordaba contextos de semiesclavitud y ausencia de derechos de forma generalizada.

Ante estos hechos, la sección sindical de la CGT presentó una denuncia a Inspección de Trabajo por las 4 provincias catalanas. Hace unos días recibíamos el resultado: Se ha hecho la alta automática a la seguridad social de los cientos de trabajadores afectados y se ha requerido a CEDIPSA el pago de 4.856.606,44 € por fraude a la seguridad social. Esta cantidad incluye el preceptivo recargo del 20% de la deuda generada.

Es muy probable que CEDIPSA haga alegaciones a esa cantidad, por lo que Inspección de Trabajo esperará al resultado final de este recorrido antes de estimar una sanción que, desde la sección sindical de la CGT, creemos será millonaria.

Exigimos a CEDIPSA que ponga punto final al maltrato de su plantilla, que regularice la incorporación como trabajadora / aa todos los efectos al cerca del millar de personas afectadas, antes de que un juzgado les obligue. De no ser así, por parte de la CGT pediremos el máximo de penalización posible sin descartar responsabilidades individuales por la hiperexplotación a que han sometido a todo el colectivo.


Fuente: CGT - Catalunya

Las gasolineras de CEPSA de Cataluña, condenadas a abonar 5 millones de euros por fraude a la Seguridad Social