Los sindicatos mayoritarios han decidido colaborar en el desmantelamiento del ferrocarril, en contra de los intereses generales de trabajadores y ciudadanos, y se han puesto a disposición del Ministerio de nuevo como en el año 2005, para llevar a cabo la tarea: no es lo mismo que el Ministerio imponga unilateralmente la privatización, a que el proceso sea pactado: así ningún gobierno va a variar nada en el futuro.

Ahora siguen el proceso de desmantelamiento diseñado por el Ministerio, montando reuniones sin sentido, sin negociación real y con gran teatro para aplicar un despido colectivo que ya tienen más que amañado (20 días, hasta 19 meses, beneficios sociales, etc.) y mañana actuarán contra las condiciones económicas y laborales, es el próximo paso.
La colaboración que están ofreciendo los “sindicatos” mayoritarios es altamente preocupante:

Ahora siguen el proceso de desmantelamiento diseñado por el Ministerio, montando reuniones sin sentido, sin negociación real y con gran teatro para aplicar un despido colectivo que ya tienen más que amañado (20 días, hasta 19 meses, beneficios sociales, etc.) y mañana actuarán contra las condiciones económicas y laborales, es el próximo paso.
La colaboración que están ofreciendo los “sindicatos” mayoritarios es altamente preocupante:
· El despido colectivo por motivos económicos no está justificado. Los datos económicos aportados evidencian que los gastos de personal son ínfimos en comparación con los gastos financieros que soportamos por la deuda generada por la gestión de los mismos que nos privatizan: Ministerio, Dirección y “sindicatos” mayoritarios.
· De aceptarse esa justificación como motivo de despido, mañana utilizarán la misma justificación para aplicar despidos forzosos y privatizar servicios y será más difícil luchar contra planteamientos ya asumidos por los agentes sociales.
Cuando se segregó la antigua Renfe en 2005, el estado saneó la deuda que no se había generado por la explotación ferroviaria, sino por intereses políticos y empresariales. Ahora no. ¿Y quién nos garantiza que los gestores que nos han llevado a esta situación no acaben provocando despidos forzosos? Nadie. Sus decisiones repercutirán en nuestro futuro laboral directamente, pero ellos se garantizan el suyo a través de la Entidad Pública.
Hay que defender la necesidad de que los compañeros que se jubilen lo hagan de la forma más favorable posible, superando lo que recoge la Reforma Laboral, pero es totalmente necesario que se incorporen nuevos trabajadores con una tasa de reposición superior al 100%.
Hay que tomar medidas para rejuvenecer las plantillas y repartir las cargas de trabajo para garantizar la viabilidad de la empresa y el nivel de empleo. Adjuntamos el escrito con las manifestaciones de CGT que la Dirección “democráticamente” se ha negado a recoger en acta otra vez, con la complicidad de sus “sindicatos” amigos, demostrando su “buena fe” negociadora en este proceso.
CONTRA LA PRIVATIZACIÓN,
¡EXIGIMOS LA ANULACIÓN DE LA SEGREGACIÓN DE RENFE Y ADIF Y APOSTAMOS POR LA FUSIÓN DE AMBAS EMPRESAS!


Fuente: SFF-CGT