La CGT considera que no se puede permanecer impasible ante una crisis en la que, cada vez más, hace falta dar una respuesta eficaz para frenar los abusos de banqueros, multinacionales y patronal que basan sus soluciones en robar el dinero público para sanear sus negocios privados, soluciones que están contando con el apoyo del gobierno central y regional. Los robos a los trabajadores y trabajadoras no son la solución a la crisis, ni los despidos salvajes, ni el uso de huelgas domesticadas por parte de los sindicatos mayoritarios.

CGT viene reclamando el cambio hacia un modelo económico de reparto del trabajo y la riqueza. La solución frente al capitalismo y sus crisis pasa por una sociedad basada en la libertad, la justicia, la igualdad y la autogestión.

Acto de Protesta en Murcia : Contra la crisis y hacia la Huelga General