Esta campaña arranca ahora debido al incumplimiento del acuerdo en SEAT por el que todos los despedidos en el ERE del año 2005 serían readmitidos a 31 de diciembre de 2007. Pues bien, estamos a 10 de enero y, a día de hoy, aún quedan en la calle 101 despedidos de aquel ERE, de los que 33 han obtenido sentencia de nulidad en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (28 de ellos por discriminación por pertenecer a CGT), estando a la espera del recurso de casación de la empresa ante el Tribunal Supremo, y otros 68 están pendientes de reingreso (22 son afiliados a CGT, lo que supone más del 38 %). A partir del día 15 de enero los despedidos se quedan sin paro, por lo que su situación y la de sus familias pronto será dramática. Cabe destacar que durante estos dos años SEAT ha realizado más de 700 nuevas contrataciones, ninguna de ellas de los despedidos.

En CGT no vamos a quedarnos cruzados de brazos. A 31 de diciembre de 2007 todos los despedidos deberían haber sido ya readmitidos. No vamos a dejar que el acuerdo alcanzado en su día caiga ahora en el olvido. La campaña por la readmisión acaba de empezar, y no parará hasta que el último despedido esté trabajando.