11 de octubre del 2014: Día de acción europea contra el TTIP

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

ACUERDO TRANSATLÁNTICO DE LIBRE COMERCIO E INVERSIÓN

1. QUÉ ES EL ACUERDO Y QUÉ ENTRAÑA LA PRETENDIDA “ARMONIZACIÓN” DE LAS REGULACIONES Y CRITERIOS.

El acuerdo TTIP es un acuerdo entre los EEUU y la UE para crear la mayor zona de Libre Comercio e Inversión del mundo a ambos lados del Atlántico y para profundizar en la liberalización comercial. Con este objetivo se pretende no sólo eliminar los aranceles entre ambas partes sino “armonizar” todas las regulaciones, normas y criterios de ambos. Esto implicará un deterioro de todas las regulaciones y protecciones que conocemos a favor de los intereses de las corporaciones, porque una mayor liberalización sólo se puede llevar a cabo degradando todas las protecciones sociales o medioambientales, es decir, equiparándolas por su menor común denominador.

Efectos del TTIP en Europa.

  1. Los alimentos modificados genéticamente no se testan en EEUU y no se etiquetan. Esto quiere decir que entrarían masivamente en nuestros mercados alimentos modificados genéticamente sin posibilidad de saber que lo son. En Europa está prohibida la venta de carne hormonada (ternera y cerdo) y de pollo lavado con cloro. Este Tratado significa que tendríamos que aceptar estos productos ya que, el encontrar en los análisis sanitarios hormonas o cloro, sería legal.
  2. La ley que regula los productos químicos en Europa (REACH) es mucho más estricta que la estadounidense, regula cómo se producen estos productos químicos, cómo se comercializan y para qué se usan. En cambio, en EEUU se comercializan más de 30.000 productos químicos que están relacionados con la diabetes, el cáncer y la obesidad y que en Europa están prohibidos. Con este acuerdo estaríamos obligados a adecuar nuestras leyes para la comercialización de estas sustancias químicas.
  3. El TTIP afectará a los derechos digitales (protección de datos). En EEUU las compañías pueden acceder libremente a los datos de los usuarios e intercambiarse esta información con otras compañías.
  4. El TTIP afectará también de manera significativa al tema de los Derechos de Propiedad Intelectual y pretende alargar las patentes farmacéuticas, lo que encarecería las medicinas, dificultaría el acceso a los medicamentos genéricos y habría menos competencia entre las farmacéuticas para abaratar los precios.
  5. Por otro lado, si “armonizamos” los derechos laborales a ambos lados del Atlántico, se deteriorarían todavía más en Europa ya que EEUU no ha ratificado algunos de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, como el derecho de los trabajadores a organizarse o los convenios colectivos. Estados Unidos tiene más bien una “ley antisindical” mal llamada “Derecho al Trabajo”, pero que restringe la libertad de asociación de los trabajadores y trabajadoras.
  6. La restructuración industrial que tendrá lugar con la firma del TTIP provocará la pérdida de millones de puestos de trabajo pero, además, si se cambia la legislación laboral, los trabajadores/as europeos/as no tendrían derecho a auto-organizarse ante el desempleo y las medidas de austeridad.
  7. La apertura del mercado europeo al estadounidense produciría una fuerte reestructuración productiva, algunos sectores como el agrícola simplemente no podrían competir con el americano, donde las granjas agrícolas son 13 veces más grandes que las europeas. Sería un sector donde se aceleraría la concentración agrícola en unas pocas multinacionales e irremediablemente se perderían muchos puestos de trabajo, pero también afectaría esta reestructuración a otros sectores como: los productores de carne, de fertilizantes, azúcar y el sector del metal. Por ejemplo, “en el sector del automóvil, no son los aranceles el mayor problema, sino las diferencias en los estándares de seguridad y medioambiente. El objetivo de estas negociaciones es reducir retrasos y costos innecesarios para las compañías” (Comisión Europea).
  8. El “fracking” ha sido tema de portada en las noticias debido a los impactos negativos de esta técnica sobre la salud y el medio ambiente, los cuales incluyen gas metano que escapa al medio ambiente (con la posibilidad de crear serias explosiones) y agua proveniente de los pozos de donde se extrae gas, que retorna a la superficie conteniendo elementos radiactivos y grandes concentraciones de sal (la cual, si se desecha incorrectamente, puede ayudar a provocar pequeños terremotos). Debido a que en EEUU la regulación medioambiental es más débil que en la UE, el “fracking” en EEUU está a la orden del día, con más de 11.400 pozos que se abren cada año para extraer gas natural.
  9. El TTIP podría amenazar la moratoria europea sobre la extracción de gas de pizarra (gas de esquito)


2. ISDS- MECANISMO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ENTRE INVERSOR Y ESTADO

La creación de un mecanismo de Resolución de Conflictos entre Inversor y Estado (que ya está en funcionamiento en otros Tratados, por ejemplo el NAFTA, suscrito por EU, México y Canada) para solucionar las quejas de los inversores (corporaciones/bancos), cada vez que los gobiernos promulguen acciones y leyes que protejan a los consumidores, pacientes o medioambiente y que contravengan los posibles beneficios que dejarían de percibir las multinacionales.

Estos tribunales de arbitraje lo componen  tres abogados privados ( las más de las veces vinculados a Lobys Corporativos), a los que se les dota de más autoridad que a los gobiernos, debilitando los presupuestos de los Estados, su soberanía para decidir que es más conveniente para los  y las ciudadanos y ciudadanas o para su país, socavando también la independencia judicial, pues se sitúan por encima de lo que pueda decidir cualquier tribunal estatal,  para poder  percibir compensaciones económicas millonarias que pagan los contribuyentes.

FOCOS DE INTERÉS Y AUTÉNTICA FINALIDAD.

Los focos de interés de este acuerdo:

La desregularización (los aranceles ya son suficientemente bajos, lo que quieren es eliminar cualquier otro tipo de barrera), aunque esto signifique degradar todas las protecciones sociales, laborales, medioambientales etc,  porque desregularizando,  incrementan sus ganancias

La creación de procesos paralelos para inversores que se sitúan fuera del alcance de las estructuras de vigilancia democráticas,  para favorecer sus intereses.

Mediante el aseguramiento de que las leyes futuras están sujetas a discusión y contribución a través de un Consejo de Cooperación Regulatorio Transatlántico.

La UE quiere crear un instrumento nuevo para favorecer las charlas sobre las regulaciones entre la UE y EEUU, creando una herramienta fuera del control democrático que serviría para armonizar las regulaciones de ambos, dejando fuera a los parlamentos y la población civil.

CONCLUSIÓN

Con esto, lo que queremos decir es que tras el TTIP no sólo subyace un acuerdo comercial y de inversión, sino un proyecto político transatlántico promovido por las élites políticas y corporativas, con el fin de reducir los derechos de las personas y revertir todos los logros que han conseguido los pueblos  beneficiando simplemente los derechos e intereses de las corporaciones, que, además, pretenden imponer un único modelo productivo en todo el mundo y desbancar a los países emergentes como Brasil, China, Sudáfrica o India para mantener y consolidar su liderazgo en el mundo.

AdjuntoTamaño
Cartel TTIP.jpg1.84 MB
Distribuir contenido