25 noviembre 2014 Día Internacional Contra la Violencia Machista

Hoy, 25 de noviembre, volvemos a salir a la calle  para  seguir luchando por la erradicación de toda violencia de género, para gritar juntas que estamos hartas de tanta violencia y de tanta impunidad, para llamar a la participación en la lucha que estamos llevando a cabo las mujeres trabajadoras. Una lucha global contra este sistema explotador y patriarcal, para exigir que los gobiernos dejen de recortar los derechos sociales y laborales y que inviertan todo lo necesario para que no se produzca ni un asesinato más de mujeres a manos de sus agresores.

Un día más en el que decimos ¡basta ya! de la violencia machista, de la violencia de estado que genera la desigualdad entre los sexos dentro de este sistema patriarcal en el que vivimos.

Vergüenza les tendría que dar a las y los gobernantes de las distintas administraciones que con su dejadez, ineptitud y desidia contribuyen a la perpetuación de estos crímenes patriarcales. Son responsables directos de que la cifra de mujeres asesinadas por violencia machista este año, como el anterior y el anterior, sea escandalosa, aumentando cada año el nº de víctimas.

El 25 de noviembre es un día, pero la violencia de género está presente a diario en la calle, en la escuela, en la televisión... En cualquier espacio social puede esconderse un agresor. Porque existen muchas formas de ejercer la violencia de género tenemos que trabajar desde todos los ámbitos que están a nuestro alcance- laboral, cultural, sindical, educativo, solidario, jurídico, etc.- para eliminarla de una vez por todas de nuestras vidas.

Los asesinatos de mujeres son la cara más visible de toda la cultura patriarcal en la que vivimos y a la que estamos sometidas, cultura que está basada en la dominación del hombre sobre la mujer, en minusvalorar a las mujeres, en hacerlas sentir inferiores, en ocupar papeles y roles sociales secundarios, una cultura en la que la mujer se concibe sólo como un objeto, una  mercancía de usar y tirar.

Desde la CGT llamamos a la autoorganización de las mujeres para defendernos mejor, llamamos a la acción directa para luchar por nuestra emancipación. Nuestras herramientas de lucha son la denuncia pública, el ejercicio de nuestros derechos, el ejercicio de nuestras libertades, la práctica de la solidaridad entre nosotras, la educación en la igualdad, la rebelión contra la injusticia y la discriminación que sufrimos.

Acción Directa para la erradicación de todas las violencias. Ninguna agresión sin respuesta.


Distribuir contenido