Distribuir contenido
Actualizado: hace 21 mins 16 segs

CGT-A se persona en la petición de exhumación del maestro, y anarquista, José Sánchez Rosa que fue fusilado y su cuerpo arrojado a la fosa de "Pico Reja" en el cementerio de San Fernando de Sevilla

Vie, 10/06/2017 - 14:33

¿Quién mejor que aquellas organizaciones a las que pertenecieron pueden, o deben interesarse, por estas víctimas de la represión, más allá que las familias?

El grupo de trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (Rmhsa), de CGT-A, ha pedido en el día de hoy la personación en todo lo relacionado con el proceso de intervención en la fosa común del franquismo "Pico Reja" del cementerio de San Fernando donde están, o deben de estar, los restos del maestro anarquista José Sánchez Rosa, enterrado el 31 de julio de 1936, tras ser fusilado en las tapias del cementerio, junto a más de un millar de fusilados, muchos de ellos anarcosindicalistas y anarquistas.

Rmhsa se dirigirá, en los próximos días a la Dirección General de la Memoria Democrática para comunicarle la decisión tomada. La CGT-A se persona en el proceso como "familia ideológica" al entender que el concepto 'familia', según nuestra concepción, no es un concepto restringido a los vínculos de sangre, sino extensible a la convivencia e identidad de valores y experiencias vitales voluntariamente aceptadas".

Asimismo, entiende que esa asimilación se ha hecho en otros procesos en los que la "descendencia sucesoria" se ha aplicado para resolver, por ejemplo, la devolución de bienes incautados por el franquismo pertenecientes a organizaciones hoy desaparecidas pero con vinculaciones ideológicas y estatuarias reconocidas. "En este caso se ha aplicado a organizaciones, pero el argumento nos parece perfectamente válido aplicarlo a las personas que son las que le dan contenido e identidad ideológica en sus prácticas cotidianas", mantiene.

De igual forma, la CGT-A considera que muchos de esos fusilados no cuentan, por la ausencia de familiares, en los debates sobre la pertinencia o no del tratamiento que deban tener sus restos "y por lo tanto su propia memoria" y observa una "cierta simplificación" en la información sobre la apertura de la fosa, con "trascendencia pública y mediática", centrada en la figura de Blas Infante, cuyos restos no ha sido demandados desde el ámbito familiar, o al menos a nosotros no nos consta. ¿Quién mejor que aquellas organizaciones a las que pertenecieron pueden, o deben interesarse por estas víctimas de la represión?

Por las razones anteriores y, teniendo en cuenta que de José Sánchez Rosa es sobradamente conocida, y documentada, su militancia anarquista, y que la CGT, en sus estatutos se vincula con el anarcosindicalismo histórico, solicita ser tenida en cuenta su presencia en el expediente de localización, exhumación, identificación y tratamiento de los restos humanos que empezará en fechas próximas y que consistirá, en primer lugar en: análisis de la documentación histórica, planteamiento de una intervención arqueológica, protección preventiva, excavación arqueológica, limpieza superficial manual de la fosa y de la delimitación de los individuos, y emisión de informe final.

También, en consecuencia, se pide tener acceso a toda la documentación que se genere en el proceso y que el grupo de trabajo sea oído en cuantas decisiones puedan afectar a la exhumación.

Cecilio Gordillo

memoriahistorica@cgtandalucia.org

RMHSA de CGT.A

CGT gana sentencia de lactancia acumulada para el personal funcionario

Vie, 10/06/2017 - 14:25

Desde CGT os informamos de que hemos ganado una sentencia que obliga a la Gerencia de Servicios Sociales a conceder a una funcionaria de parto gemelar el mismo número de días de lactancia acumulada por cada uno de sus hijos, ya que le había privado de un 88% de su derecho en relación al segundo hijo.

Se consigue así el permiso de lactancia acumulada para personal funcionario de forma que se disfrute el mismo número de días en jornadas completas por CADA hijo en casos de parto múltiple.

La sentencia sienta un precedente indiscutible a la hora de interpretar el permiso de lactancia acumulada. Pero es un caso más de evidente falta de sensibilidad en el ejercicio de este derecho que debería ser pacífico cuando las familias más lo necesitan.

¿Cómo puede ser que sea precisamente la Gerencia de Servicios Sociales, organismo dependiente de la Consejería de Familia –encargada de desarrollar el apoyo a las familias- la que haya interpretado este permiso de la forma que más las perjudica? (citamos literal): “dado que el permiso de maternidad dura de por sí un total de 16 semanas y puede verse ampliado en 2 semanas más por cada hijo nacido en un parto múltiple, la misma regla se pretende aplicar al permiso por acumulación del tiempo de lactancia, de tal manera que si la ampliación en 2 semanas respecto de un total de 16 semanas supone un incremento del 12,5 %, de la misma forma la acumulación de la lactancia se puede incrementar únicamente en un 12,5 % por cada hijo en los supuestos de parto múltiple.

Sin poder hacerles entrar en razón, y con sentencias previas para diferentes colectivos laborales que establecen que esa no es la interpretación del permiso, no nos ha quedado más remedio en CGT que llevar a juicio a la Junta CyL (otra vez) para que las y los trabajadores podamos disfrutar de los derechos que legalmente tenemos. Este proceso le ha costado a la ciudadanía un pago en costas de 1.200 €, sin contar el tiempo de trabajo del personal que ha tenido que defender a la Administración en su injusticia.

Esperamos que la Junta CyL se ponga las pilas y adapte su normativa a las sentencias que se vienen ganando desde hace tiempo.

En Valladolid, a 06 de OCTUBRE de 2017

El Coordinador Regional

Tomás García Rojo

Coordinadora Regional de la CGT en la Junta CyL

 

Coordinadora Regional de la CGT en la Junta CyL

La sección sindical de CGT en Ferrocarrils llama al Consell a cumplir con su compromiso de defender Lo Público

Vie, 10/06/2017 - 12:05

Desde la sección sindical de CGT en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, volvemos a dirigirnos a los medios de comunicación para informar de nuestro posicionamiento en torno a las batallas laborales que vienen librándose en FGV desde hace meses.

Creemos que los medios tienen la responsabilidad de escuchar -a todas las partes de un conflicto, lo contrario sería caer en informaciones sesgadas.

Hace unos meses saltó la noticia de la inminente implantación del descanso entre jornadas de 10h, para así adelantarse la dirección de esta Empresa a la Ley de Seguridad Ferroviaria. De su mano, el rechazo de l@s trabajador@s y el anuncio de movilizaciones como consecuencia.

Se tachó de egoísta a la clase trabajadora, sin hacer un análisis serio de lo que estaba aconteciendo.

Nuestra sección sindical quiere hacer un repaso de la situación en la que nos encontramos y de nuestro punto de vista frente a los conflictos que vivimos.

Dijimos en su momento que el nuevo gobierno autonómico nos había decepcionado al seguir utilizando una empresa pública como la nuestra –al igual que ya lo hicieron anteriores gobiernos– para colocación de políticos y repartos de poder con afines amparándose en una legalidad heredada de aquellos a los que se oponían. Legalidad y legitimidad no siempre caminan cogidas de la mano. El organigrama de esta Empresa no deja de cambiar, ni el número de altos cargos de crecer. Triste, pero cierto.

El tan traído y llevado talante de diálogo es difícil de creer cuando se abren tiempos de negociaciones marcados por la legalidad, pero a la sombra de leyes de imposición que pertenecen a gobiernos a los que dicen oponerse (léase el art. 41 de la reforma laboral, por el que el gobierno central puede hacer prácticamente de todo) y que utilizan sin que les tiemble el pulso.

Difícil es también dialogar cuando, sobre la mesa, la Dirección pone estudios técnicos carentes de rigor y que sólo van dirigidos a corroborar lo que el cliente que encarga y paga (no poco, por cierto) quiere oír.

Difícil creer que se defiende Lo Público cuando se ven movimientos encaminados a la externalización; cuando el discurso neoliberal de quienes han llegado y de quienes, desde dentro, han sido recolocados al alza, es la tónica que vivimos de puertas adentro, más allá de actos institucionales y fotos.

Cuando la Consellera Mª José Salvador habló de la situación perversa en la que la Generalitat se encontraba por tener que defender Lo Público y no poder hacerlo a causa de las limitaciones presupuestarias del gobierno central, nos pareció que el discurso era muy correcto, pero que la política requiere acción y cumplimiento del compromiso. Y no encontramos ni lo uno ni lo otro.

Debemos decir, sí que es cierto, que detrás de este adelanto a la Ley de Seguridad Ferroviaria se encuentra el compromiso político que se tuvo con la Asociación de Víctimas del 3 de Julio. Ante la imposibilidad, la incompetencia o la falta valentía de solucionar problemas, pues, al menos, el deseo de contentar a algun@s.

L@s maquinistas del tranvía hace meses que realizan paros por recuperar plantilla y mejorar condiciones de trabajo (la Seguridad entre ellas). La única salida al conflicto que ve la Dirección es ofrecer reducir la saturación (que repercute en la seguridad) eliminando circulaciones. Han sido l@s trabajador@s en asamblea quienes han dicho no. No queremos ni pensar qué plan tendrán en mente cuando dicen que quieren ampliar servicios nocturnos. ¿Será también a golpe de imposición y recortando más nuestros derechos laborales y nuestra ya perjudicada vida social y familiar?

Vienen de largo conflictos en Talleres, Vías y Obras, Señalización. Se incumplen sentencias, se hacen estudios para Externalizar, se juega también aquí con la seguridad ante la falta de personal. El peligro no son únicamente los trenes circulando con viajeros, sino todo lo que hay antes, entre y después: revisiones, infraestructuras, medidas técnicas. Sin embargo, parece que todo se arreglará endureciendo el Reglamento de Faltas y Sanciones; que el culpable sea el trabajador (como siempre). ¿Este es el "nuevo "talante? Seguimos sin entender nada de este Gobierno.

De l@s Agentes de Estaciones, a quienes la Consellera dijo que pondría por delante de las máquinas, ¿qué decir?. Pues que el Director de Clientes y Accesibilidad, número dos del PSPV, no ha tenido a bien, después de diez meses desde su nombramiento, presentarse. Ya no se le espera. Recuperar el espacio que les pertenece y dignificar el puesto de trabajo de quienes son la cara más visible de los usuarios, no parece estar entre sus prioridades. Demasiados actos institucionales y proyectos de altos vuelos no le dejan tiempo para escuchar a quienes podrían dar soluciones a los problemas cotidianos de quienes utilizan este medio de transporte.

Desde CGT queremos manifestar que hay muchas razones para la movilización. En FGV hay suficientes frentes abiertos que vulneran los derechos de l@s trabajador@s y que atacan la esencia de esta Empresa de Transporte que pertenece a la ciudadanía, como para que tod@s estemos unid@s en un frente común.

Creemos que hace falta movilizarse en defensa de nuestros derechos, pero también en defensa de Lo Público. Para ello somos muy conscientes de la importancia de que l@s usuari@s conozcan nuestras reivindicaciones, entre las que se encuentran nuestro deseo de mejorar el servicio público que prestamos.

Sección Sindical CGT FGV Valencia

5 octubre 2017

http://www.cgtpv.org/comunicats/seccio-sindical-cgt-ferrocarrils-crida-c...

 

 

 

Sección Sindical CGT FGV Valencia

Mejorar la financiación, pero ¿de qué sectores?

Vie, 10/06/2017 - 11:49

Artículo del militante de CGT-PV publicado en Levante-EMV

Nuestros sindicatos, los oficiales, nunca dejan de sorprendernos. Y no es porque saquen comunicados apoyando a sus organizaciones hermanas francesas, cada vez que estas se echan a la calle contra los recortes del gobierno galo, mientras aquí se resignan (las pocas veces que no son firmantes) ante reformas similares.

La cosa ha llegado aún más lejos en estas tierras que, digámoslo sin temor a equivocarnos, están entre las primeras en paro, precariedad y casos de corrupción. El hito alcanzado por las confederaciones valencianas de UGT y CCOO será difícilmente superable, ya que un momento tan dulce en las relaciones con sus antiguos antagonistas (por no decir enemigos de clase, que ya no se estila) de la patronal y la derecha política era impensable durante la Transición.

La asistencia de los unos a los congresos de los otros es cosa habitual desde hace años, por lo que basta con recordarlo de pasada para valorar esa buena sintonía. El clímax interclasista se ha alcanzado con la elaboración conjunta de un manifiesto para pedir al Gobierno central una mejor financiación para la Comunidad Valenciana. Incluso se llegó a anunciar que patronal y sindicatos se manifestarían conjuntamente con esa reivindicación. Pero alguien debió avisar a los empresarios valencianos que manifestarse contra Rajoy y los suyos podría ser mal visto en la calle Génova, y la CEV ha reflexionado y dice que, entendiendo las peticiones, no saldrá a las calles detrás de una pancarta. Vamos, que quieren recordar al populacho que siempre ha habido clases.

No obstante este revés sufrido por los llamados agentes sociales, en modo alguno se han desanimado sus pacientes líderes y la manifestación, finalmente, parece que tendrá lugar el 18 de noviembre. Eso sí, han cambiado el recorrido para no acabar ante la sede del PP, no vaya a ser que se enfaden y no los llamen a negociar nuestros recortes y sus subvenciones. A falta de empresarios de lustre, los convocantes apelan a la sociedad civil y a los partidos políticos para salir a defender lo que se considera es una demanda común a toda la población valenciana; ricos y pobres, dueños de grandes empresas y titulares de un contrato temporal.

Sin dejar de reconocer que esta comunidad autónoma es una de las peor financiadas, con la que el Gobierno arrastra abultadas deudas históricas, también conviene preguntarse en qué se piensan gastar unas mayores aportaciones del Estado a los presupuestos de la Generalitat. Porque una cosa es (o sería) invertir esos miles de millones en zonas rurales, para evitar la despoblación y los incendios; crear una renta básica, para todas las personas que no encuentran un empleo digno por más que busquen; proteger y fomentar la agricultura y la economía tradicionales, para detener el abandono de nuestros labradores y apostar por una alimentación sana, etc. Eso sería -como digo- una cosa, pero otra muy distinta es si la financiación que se demanda a Madrid acaba impulsando nuevos proyectos urbanísticos como los que ya vuelven a amenazar Benimaclet, la zona del Puerto y los poblados marítimos, La Torre… o si su destino es construir más autovías, corredores ferroviarios, ZAL y demás agresiones a la poca huerta que han dejado, a mayor gloria y más beneficios de grandes empresas que son, precisamente, las que arruinan a agricultores y pymes.

Antonio Pérez Collado

CGT-PV

Antonio Pérez Collado

CGT protesta en València contra la precariedad y las muertes en el trabajo

Vie, 10/06/2017 - 11:30

Con una concentración y una performance en la Plaza del Ayuntamiento de la ciudad de València, delegados y delegadas de la Confederació General del Treball han hecho visible su rechazo a la precariedad y a una de sus consecuencias más silenciadas, la siniestralidad laboral.

Según datos oficiales, en el año 2016 se registraron 607 muertos en accidentes en el trabajo. Y en el primer semestre de 2017, se alcanzó la cifra de 300. De momento, la siniestralidad se ha visto incrementada en un 2,87%, con un total de 657.169 accidentes, 17.765 accidentes más que en el mismo período de 2016

El sindicato anarcosindicalista ha querido, tras la celebración de una asamblea informativa donde se ha abordado el tema "Retrato de la mortalidad en el trabajo, actuación sindical en la Salud Laboral", culminar la acción formativa con un acto público reivindicativo.

Para llamar la atención sobre la dimensión de las cifras, los sindicalistas han escenificado mediante una performance las seis muertes en que se traducen las cifras anuales mencionadas. La imagen es elocuente y no puede dejar indiferente a nadie: seis cadáveres en hilera, un resumen gráfico de lo que le sucede a la clase trabajadora cada cuatro días aproximadamente.

Gabinete de Prensa CGT-PV

5 octubre 2017

http://www.cgtpv.org/comunicats/cgt-protesta-valencia-contra-precarietat...

Fotos: Rut Moyano

Fotos: Antonio Pérez Collado

Gabinete de Prensa CGT-PV

El Ayuntamiento intenta implantar la "Ley Mordaza" en Barakaldo

Vie, 10/06/2017 - 01:25

Berri-Otxoak contra la Ley Mordaza

El anterior equipo municipal de gobierno del Ayuntamiento de Barakaldo decidió emprender acciones judiciales -y presentar una denuncia contra diferentes miembros del colectivo “Berri-Otxoak”- a cuenta de las diferentes campañas públicas desarrolladlas en denuncia del abultado sueldo que perciben el Alcalde del municipio, el Concejal de Acción Social o los corporativos que rigen el consistorio.

Este jueves, y en concentración ante el edificio consistorial, varias personas asistirán a esta iniciativa con una mordaza. Mientras se presenta la sentencia de la Audiencia Provincial de Bizkaia; donde se desestima la denuncia contra la “Plataforma contra la Exclusión y Por los Derechos Sociales, Berri-Otxoak.

Antecedentes de hecho

En representación del exAlcalde Alfonso García (actual director de empleo de la Diputación de Bizkaia; por lo que percibe 87.235 euros; a sumar 6.000 euros por “antigüedad”); y en nombre de la totalidad de concejales liberados del pasado equipo de gobierno. Se presentó denuncia contra Berri-Otxoak ante las instancias judiciales del Palacio de Justicia de Barakaldo.

A raíz de esta actuación se citó a declarar en el juzgado de instrucción número 3 de Barakaldo a varias personas de la “Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales, Berri-Otxoak”. Por comisión de un posible delito penal de injurias. Imputación mantenida por la actual corporación.

Intentan imponer en Barakaldo la “Ley Mordaza”

Esta querella se presentó en el mismo momento que se aprobó la “Ley Mordaza” en el Congreso de los Diputados. Sin esperar un minuto, el anterior equipo de gobierno fabril decidió intentar silenciar a las asociaciones que denuncian las consecuencias de las políticas de recortes en la localidad.

Sin embargo, frente a las actuaciones judiciales contra Berri-Otxoak “el juez instructor opta por el sobreseimiento, decisión que apoya el Ministerio Fiscal y con la que el Tribunal de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Bizkaia está de acuerdo pues nada autoriza a dirigir el procedimiento contra ningún miembro ni contra otra u otras personas individualizadas sobre las que puedan existir indicios racionales de su participación en hechos punibles relacionados con la querella”.

Tras esta demanda judicial se esconde el intento de disuadir de realizar denuncias públicas sobre el desorbitado coste a las arcas públicas del salario de Acalde de Barakaldo y corporativos liberados: 88.217 para la actual alcaldesa Amaia del Campo (74.307,38 salario base; 13.909,45 euros cotización Seguridad Social); y 79.877,87 concejales liberados (65.968,42 sueldo base; y 13.909,45 de cotización).

Suma y sigue

Mientras se aplican políticas de recortes se mantienen los astronómicos sueldos de los políticos del consistorio. El pacto presupuestario alcanzado entre los partidos PNV y PSE ha supuesto ampliar la nómina de políticos liberados del equipo de gobierno. Las retribuciones de Alcaldesa, corporativos, cargos liberados y asesores municipales de ambos partidos suponen cerca de 1’5 millones de euros al año.

Pero el presupuesto destinado a las ayudas de emergencia lleva congelado 5 años: 960.000 euros a repartir entre 1.200 familias del municipio.

Se mantienen las políticas de recortes sociales

Además, este año el gobierno municipal ha decidido suprimir el “Servicio de Urgencias Sociales”. Además, de reducir la cuantía a percibir por las familias para hacer frente a sus carencias: un tercio para alquileres; un 9% para hipotecas; un 17% para gastos sanitarios no cubiertos por Osakidetza; un 10% para necesidades básicas como alimentación, vestuario y educación.

BERRI-OTXOAK

(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

Ver vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=L_4-LBdwGdA&feature=youtu.be

Berri-Otxoak

Unipost presenta un ERE, sin plan de viabilidad y con la complicidad de Jausas

Vie, 10/06/2017 - 00:51

UNIPOST PRESENTA UN ERE EN EL JUZGADO MERCANTIL Nº7 DE BARCELONA CON “NOCTURNIDAD Y ALEVOSÍA”

Pese a que la empresa y la Administración Concursal (JAUSAS LEGAL Y TRIBUTARIO SLP) han mantenido totalmente en secreto cualquier tipo de medida colectiva que afectará a la ya más que agredida plantilla de Unipost, y sin haber procedido previamente a convocar reunión alguna al respecto sobre el plan de viabilidad y las acciones a futuro de la empresa, nos encontramos con que el miércoles 4 de octubre de 2017 Unipost ha comunicado enviando el documento -que está firmado por la dirección y Jausas Legal- mediante “correo electrónico” a las Secciones Sindicales la intención de iniciar un procedimiento de despido colectivo -lo que viene siendo un ERE- alegando causas económicas, técnicas, organizativas y de producción.

¿Y ahora qué?

Recibida la comunicación por parte de la empresa, el ERE deberá ir precedido de un periodo de consultas con las Secciones Sindicales, no superior a 30 días, donde tanto la empresa como la Administración Concursal explicarán los motivos para querer aplicarlo, y existirá la posibilidad de evitar o reducir los efectos del mismo, y se conocerá el alcance de la medida con el número de trabajadores/as que estarían afectad@s en cada centro. Por tanto, en un plazo de 7 días a contar desde esta comunicación se deberá constituir la comisión negociadora. Una vez constituida la misma la empresa y la Administración concursal solicitarán al juez del concurso el inicio del procedimiento de despido colectivo a fin de que convoque a Unipost, a Jausas Legal y a las Secciones Sindicales para iniciar la negociación, por lo que podemos entender que en poco menos de 10 días el juez convocará a las distintas Secciones para iniciar el proceso.

¿Cuál será la posición de CGT-UNIPOST?

La de posicionarse EN CONTRA DE LA APLICACIÓN DE DICHO ERE, afecte a quien afecte, y luchar por el mantenimiento de los puestos de trabajo en todos los centros de Unipost. Además, exigiremos un plan de viabilidad empresarial adecuado que asegure la continuidad de la actividad de la empresa en todas las delegaciones, sin que afecte a la plantilla de Unipost, y que se revierta el tipo de gestión realizada por la patronal hasta el día de hoy.

Desde CGT hacemos un llamamiento a la plantilla y al resto de Secciones Sindicales de Unipost para organizarnos desde este mismo instante en lo que se prevé que será una larga y complicada lucha. ¡¡¡NO AL ERE EN UNIPOST!!!

CGT-Unipost

La justicia preventiva del Tribunal Constitucional

Vie, 10/06/2017 - 00:29

Artículo de opinión de Rafael Cid

Cuando en la etapa de Felipe González el Estado hizo uso de la violencia ilegítima para combatir el terrorismo de ETA, se contaminó con el mismo virus que decía querer evitar. Aquel terrorismo de Estado suponía poner a las instituciones fuera de la democracia que decía representar el gobierno socialista. A los actos de ilegalidad criminal de la organización armada se oponían otros parecidos pero mucho más mortíferos por proceder de quien tenía la obligación de velar por la convivencia y la seguridad de todos. Las “ejecuciones” extrajudiciales de los GAL vinieron a demostrar que la “razón de Estado” no tiene enmienda. La frase que entonces hizo historia es su prueba de cargo: “al Estado también se le defiende desde las alcantarillas”.

Ahora nos encontramos en una coyuntura que avanza por el mismo camino de transgresión democrática por “razón de Estado” con motivo del llamado “desafío secesionista”. Pero con una particularidad que hace aún más preocupante su consideración. Quien utiliza métodos espurios para imponer su criterio es el Tribunal Constitucional (TC), el en teoría máximo garante de los derechos y libertades de todos los españoles. Y llueve sobre mojado. Porque, al margen de cuál sean las percepciones que cada uno tenga sobre el conflicto, nadie podrá negar que la herida abierta en el pueblo de Catalunya trae causa de cuando el TC suspendió varios artículos del Estatut. Hachazo practicado después de que la norma fuera aprobada tanto por el Congreso como por el Parlament, y validada en referéndum por la ciudadanía.

Aquel insólito proceder convirtió en la práctica al Constitucional en un tribunal político, incurso como todos los de similar rango en el juego de intereses que rodea a la tupida red dependiente del Consejo General del Poder Judicial (que designa al presidentes de Sala y magistrados del Supremo y presidentes de Tribunales Superiores dela CCAA), que a su vez en línea jerárquica proviene de los pactos y apaños de las mayorías parlamentarias. Una especie de atado y bien atado de aquella manera, que ahora acaba de dar un salto cualitativo inaugurando en nuestro país la doctrina de la justicia preventiva. No otra cosa supone el reciente auto del TC por el que se anula un pleno del Parlament, sede de la soberanía popular, ante el anuncio de que el próximo 9 de octubre podría someterse a votación la declaración de independencia prevista en la Ley de Transitoriedad.

En esta ocasión no ha sido a petición del Partido Popular (PP) en el gobierno de la nación, sino del PSC, la rama catalana de Ferraz. Con lo que se demuestra que el bipartidismo, aún en sus horas bajas, no hace prisioneros cuando lo que están en cuestión son las esencias del régimen del 78. A fortiori, que los miembros del TC hayan decidido por unanimidad anular preventivamente un acto in mente, antes incluso de haber sido convocado oficialmente, supone un atropello democrático y jurídico sin precedentes que demuestra la dudosa legitimidad del sistema vigente. Se ha invertido la regla de oro que debe regir la convivencia basada en el consentimiento de los gobernados. Porque no se trata de una suspensión cautelar de una norma jurídica, sino de un juicio de intenciones.

El Tribunal Constitucional se ha superado a sí mismo. Purgó el articulado de un Estatut que llevaba tiempo aplicándose con eficacia jurídica. Y ahora impone una prohibición sobre algo que no existe más que en grado de tentativa. Como la policía del pensamiento, los guardianes de la distopia “Nosotros” de Yevgueni Zamiatin, que establecieron como máxima de buen gobierno que “el único medio para liberar al hombre da la criminalidad consiste en privarlo de libertad”.

Rafael Cid

Rafael Cid

CGT exige la dimisión de Rafael Delgado, coordinador general de AFANAS, como máximo responsable de las graves irregularidades financieras, en particular de la sustracción de dinero a usuarios

Jue, 10/05/2017 - 19:42

La Sección Sindical de AFANAS Cádiz ante las graves informaciones aparecidas en prensa sobre la presunta sustracción de dinero de las cuentas bancarias de usuarios de la entidad con discapacidad intelectual exige la inmediata dimisión de Rafael Delegado como Coordinador General de AFANAS Cádiz. A juicio de esta sección sindical Rafael Delgado, como encargado de la gestión de Afanas Cádiz, es responsable de estas graves irregularidades, sea por acción u omisión.

Su papel en la gestión de este grave caso nos plantea muchas dudas. Lejos de la celeridad con que, ha afirmado en prensa, se ha actuado, tenemos constancia de que ya el 19 de septiembre se produjo una reunión del Coordinador general con un grupo de personas para tratar el asunto a la que asistieron el asesor jurídico de la entidad o antiguos directivos de AFANAS.

En cambio el Coordinador se ha negado a informar al conjunto del Comité de empresa. Tan sólo informó a la plantilla, a través de los directores el dia 11 de Septiembre, de la dimisión de la presidenta por motivos personales.

Esta actuación opaca muestra el intento de maniobrar por el mismo grupo de personas que, de facto, ha dirigido AFANAS en los últimos años para seguir manteniendo el poder dentro de la organización.

Es significativo el manifiesto interés del Coordinador general en privatizar AFANAS, convirtiéndola en una empresa para poder gestionarla sin tener el control de las madres y padres como lleva sucediendo desde su creación hace ya cincuenta años.

Quedan por responder muchos interrogantes :

¿Cuándo se descubre la sustracción de dinero de las cuentas de los usuarios? ¿Quién tiene acceso a esas cuentas?

¿Esas sustracciones solo se han producido en cuentas de usuarios o hay también irregularidades en cuentas de las propia entidad?

¿Por qué se ha producido la renuncia de varios tesoreros y miembros de la Junta Directiva de la Asociación en los últimos años? ¿Por qué no se incorporaron entonces a la Junta Directiva los siguientes miembros de la lista?

Queremos dejar muy claro nuestro más absoluto rechazo a esta falsa salida a la crisis promovida por quienes en la última etapa han mandado en AFANAS, los que por su incapacidad, pasividad o mala gestión nos han conducido hasta la crisis que hoy sufrimos, no es lógico que sean ellos mismos los que se presenten ahora como repentinos salvadores de AFANAS, aparentando que nada de lo ocurrido les atañe.

Por esa razón desde esta sección sindical consideramos fundamental que se produzca un verdadero cambio democrático en AFANAS que, a nuestro juicio, debe pasar a corto plazo por la elección de una nueva Junta Directiva representativa de todos los padres y madres y por el cese del actual Coordinador y a medio y largo plazo por el reforzamiento del carácter social de AFANAS y no con un cambio jurídico como han llegado a proponer. En todo caso, ese cambio debería avanzar hacia la incorporación progresiva a la estructura de servicios públicos de la administración pública.

 

 

CGT-Cádiz

Concentración en Alacant en apoyo a la Huelga General convocada por CGT y otros sindicatos en Catalunya

Mié, 10/04/2017 - 19:11

Convocada por CGT Alicante, se celebró ayer entre las 19 y las 20 horas, en la Plaza de la Montañeta, una concentración en solidaridad con las y los trabajadores de Catalunya convocados a una Huelga General en repulsa de la violencia policial y contra la reforma laboral.

Varios cientos de personas se dieron cita ayer, convocadas de forma apresurada por la Federación Provincial de CGT Alicante, para apoyar las movilizaciones en Cataluña promovidas por CGT, IAC, CNT, Solidaridad Obrera y otros sindicatos.

El Secretario General de CGT Alicante abrió el acto, que estuvo todo el tiempo vigilado por policías antidisturbios, recordando que nuestra lucha es por las y los trabajadores, y contra la brutal represión del Gobierno de Rajoy el 1 de octubre, que frente la actitud pacífica de gente que reclaman su derecho a votar, respondieron con una violencia desproporcionada.

A continuación se dejó en micrófonos abierto y quienes quisieron pudieron hablar a las personas concentradas. Hubo recuerdos para las y los vecinos de los barrios de Murcia, que en estos días se movilizan contra el levantamiento de muros en las vías del tren, que separarían barrios enteros de la ciudad, aislándolos.

También se recordó la lucha del pueblo mapuche en Chile y Argentina, que sufre la represión de las fuerzas de seguridad, con asaltos de poblaciones, detenciones indiscriminadas e incluso desapariciones.

Tras las intervenciones de varixs de lxs asistentes, se cerró el acto con gritos a favor del pueblo catalán.

Comunicación CGT Alicante

Ver más: http://cgt-alicante.es/federacion/index.php/2-principal/2812-concentraci...

Comunicación CGT Alicante

[Fotos] València se solidariza con la huelga general en Catalunya contra la actuación policial del 1-O

Mié, 10/04/2017 - 18:52

Los sindicatos CGT, Intersindical, CNT y COS se concentran ante la delegación del gobierno español con el lema ‘En defensa de los derechos sociales y contra la represión’

Ver fotos en: http://www.cgtpv.org/confederal/fotos-valencia-se-solidaritza-laturada-g...

Equipo Comunicación CGT País Valencià

Martes 10 de octubre a las 21:00 ЯNtv Inmigración y Refugio

Mié, 10/04/2017 - 12:16

Martes 10 de octubre, en directo, a las 21:00 horas en Canal 33 de Madrid, La Mosca tv de Barcelona y en rojoynegrotv.org

En rojoynegro tv queremos hacer cuentas: ¿Cuántas son 17.387-1.888? 17.387 son las personas que tenían que haber llegado a España como refugiadas y 1.888 las que han venido. ¿Cuántas faltan? ¿Lo sabes? Nosotras te lo decimos: Son 15.499. El próximo programa vamos a intentar saber por qué no están aquí y qué pasa con todas las refugiadas que se quedan a las puertas de Europa. Será el martes 10 de octubre, en directo, a las 21:00 horas en Canal 33 de Madrid, La Mosca tv de Barcelona y en rojoynegrotv.org. No olvides la cifra: Faltan 15.499.

ЯNtv

Denuncia ante Bruselas de la situación de los servicios de emergencias 112, 061 y Salud Responde

Mié, 10/04/2017 - 01:12
Positivas jornadas de denuncia en Bruselas

Los días 27 y 28 de septiembre una delegación de 16 representantes de CGT de Andalucía, Madrid, Cataluña, y Castilla- León han mantenido diferentes encuentros en el Parlamento Europeo al respecto de los servicios de gestión telefónica de emergencias en España , habiendo arrancado diferentes compromisos que pueden ser muy importantes para el futuro próximo de estos servicios esenciales para la comunidad.

En la reunión mantenida con representantes de EENA – 112 (European Emergency Number Association) se ha abordado una comparativa de la situación de los servicios de emergencias en los países de la Unión Europea con respecto a España y a Andalucía y hemos trasladado la difícil situación que atraviesan estos servicios en nuestro país derivado fundamentalmente de la mercantilización de las emergencias al ser gestionadas mayoritariamente por empresas privadas que hacen negocio con las desgracias de los/as ciudadanos/as, con la complicidad de las diferentes Administraciones. La EENA se ha sorprendido al conocer de mano de miembros de las plantillas de 112, 061 y Salud responde la situación real de estos servicios de emergencias y ha adquirido compromisos de colaboración con CGT y sus diferentes secciones sindicales en las comunidades autónomas para compartir información y presentar iniciativas en distintos foros europeos para que los servicios de emergencias españoles cumplan con los mínimos estándares europeos iniciando el camino a la equiparación real en cuanto a los servicios que se prestan y como se prestan a la ciudadanía. Igualmente desde EENA se han comprometido a girar visitas a distintos centros de gestión de emergencias españoles acompañados por miembros de CGT para, in situ, comprobar las dificultades que se le han trasladado.

La Delegación de CGT, igualmente ha presentado tres escritos distintos a los miembros de los distintos grupos políticos europeos representados en la comisión de empleo y asuntos sociales así como a su presidente Thomas HÄNDEL en los que les hemos dado traslado de lo planteado el día 28, fundamentalmente de la necesidad de la puesta en marcha de una directiva europea que garantice que los servicios de gestion telefónica de emergencias no pueden gestionarse por empresas privadas, la urgente necesidad del reconocimiento profesional de las plantillas y de la profesionalización del sector, así como el control exhaustivo de los fondos europeos que se destinan para los servicios de emergencias en España, de los cuales existen multitud de indicios racionales que dicen que están siendo mal usados por las distintas administraciones públicas y transferidos por distintas vias para lucro de empresas privadas.

Por último tenemos que reseñar la buena acogida que hemos recibido y los compromisos del grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica que a través de su europarlamentario Miguel Urban (Podemos), que se ha comprometido a plantear diferentes interpelaciones al Parlamento europeo, entre las que se encuentran la petición de explicaciones sobre los diferentes modos de gestión de los servicios de emergencias en España, sobre las actuales condiciones del colectivo del 112, 061 y Salud Responde al aplicarles el convenio de Contac Center que nada tiene que ver con la labor que se desarrolla en los centros coordinadores de emergencias, sobre las condiciones psicosociales en las que se presta servicio, etc. Asímismo se ha valorado que tras las respuestas que se obtengan a las diferentes preguntas, la puesta en marcha de otras iniciativas de las que puntualmente se informará.

CGT valora como muy positivas las dos jornadas europeas de denuncia de las condiciones de los servicios de gestión de emergencias españolas y va seguir poniendo en marcha todas las iniciativas y acciones en nuestra mano para dignificar las condiciones laborales del colectivo de gestión de emergencias dependiente de cualquier administración pública.

POR LO PÚBLICO, POR LO COMÚN LA LUCHA EN LOS SERVICIOS DE EMERGENCIAS, CONTINÚA

https://www.cgt-telemarketing.es/blog/969-denuncia-ante-bruselas-la-situ...

CGT-Sector Federal de Telemarketing

Algunas certezas

Mar, 10/03/2017 - 19:24

Artículo de opinión de Tomás Ibáñez

La salvaje agresión policial perpetrada el 1º de octubre contra una parte de la población catalana. nos recuerda, por si fuese necesario, que el uso de la fuerza forma parte de la propia definición del Estado. La actuación del Estado español lo dejó bien patente, mostrando a plena luz lo que todos los Estados disimulan detrás de su cara amable y protectora. La represión nunca debe quedar sin respuesta y, es obvio que los anarquistas siempre deben denunciarla y plantarle cara.

Sin embargo, por eso mismo de que el uso de la fuerza es una “prerrogativa legal” de cualquier Estado, tampoco podemos pecar de ingenuidad frente a las estrategias elaboradas por el independentismo catalán para forjar un nuevo Estado que tendrá necesariamente las mismas prerrogativas. Está claro que el pulso entre el Gobierno español y el Gobierno catalán es tremendamente desigual, los instrumentos del poder se concentran básicamente en manos del gobierno central y por eso es imprescindible que el gobierno catalán consiga oponerle la única arma que puede proporcionarle cierta ventaja: la amplitud del respaldo popular a sus propósitos.

Luchar contra la represión es una cosa, dar aire a las estrategias del gobierno catalán y dejarse utilizar para  servir sus propósitos, engrosando las filas  de quienes le sirven de colchón popular contra el gobierno español, es cosa distinta.

En ese sentido, la huelga general convocada en Catalunya por la  CGT  y otros sindicatos precisamente para dos días después del referéndum de autodeterminación, es decir para hoy día 3 de octubre, no se puede desligar, de ninguna de las maneras, del escenario dibujado por la convocatoria de una consulta que pretende abrir camino para la creación de un nuevo Estado bajo la forma de la República catalana. Como no se puede prescindir de los contextos para acceder al significado de los actos y para valorarlos, esa convocatoria no podía sino causarme cierta perplejidad.

Que se pueda preferir un Estado Catalán en forma de República antes que un Estado Español en forma de Monarquía me parece comprensible y entiendo que alguien luche por ello, tanto si es anarquista (nadie es únicamente “anarquista”) como si es un nacionalista empedernido. Lo que ya me cuesta más entender es que se arrastre a esa lucha a organizaciones de carácter libertario, o que se justifique la participación en esa lucha mediante argumentos anarquistas. La implicación en la lucha por un nuevo Estado Catalán nada tiene que ver con los anarquismos y responde a otras consideraciones.

El contexto más especifico en el que se inserta la convocatoria de huelga del día 3, tras la convocatoria de un “Paro Nacional”  lanzado por otras entidades, acrecienta la perplejidad a la que antes me refería. Estaba acostumbrado a que la Patronal y las Autoridades actuasen contra las huelgas, dificultándolas y procurando rebajar los datos sobre su seguimiento.

Esta vez ocurre todo lo contrario, una parte de la Patronal apoya la paralización del país, y el gobierno catalán no solo concede día libre a los trabajadores de la Generalitat, sino que les conserva el sueldo, Es como si se decretase un lockout patronal pero sin perdida de sueldo. Es cierto que se mantiene la ambigüedad respecte de la naturaleza de la acción lanzada para paralizar el país. La “Mesa por la Democracia”, constituida por las principales entidades independentistas, por las centrales sindicales mayoritarias, y por organizaciones de la patronal, entre otras entidades, no habla de una huelga general,  y niega incluso que se trate de una huelga, usando expresiones como “un paro nacional” o un “paro cívico”.

Escribo este texto cuando el día 3 de octubre aun está en curso, pero ya es obvio que ese “Paro Nacional” alcanzará un éxito abrumador y oscurecerá, sin anularlo del todo, el alcance de la “Huelga General” convocada por los sindicatos anarcosindicalistas junto a otros sindicatos.

Había manifestado públicamente mi discrepancia con la oportunidad de que las organizaciones anarcosindicalistas convocasen una huelga general dos días después del referéndum, esas discrepancias eran las mismas que las que mantenía en contra de la participación, o colaboración, con el referéndum impulsado por los nacionalistas. Mantengo sin matices esas discrepancias, y mi decisión de no participar en las movilizaciones del 3 de octubre estaba tomada.

Sin embargo acudiré hoy, de forma crítica, a la manifestación convocada por la CGT y la CNT, entre otros colectivos. Lo que ha hecho variar mi decisión es “la declaración (abusivamente calificada como “unitaria”) del movimiento libertario”

( http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/39001), con cuyo contenido coincido en lo esencial. El énfasis que pone esa declaración en la denuncia del gobierno catalán y de sus fuerzas represivas mitiga parcialmente la contribución que aporta la convocatoria de huelga a la estrategia independentista gubernamental y extra-gubernamental en pos de la creación de un nuevo Estado.

Sin embargo no me parece de recibo el titulo que encabeza esa declaración: “Hemos elegido luchar”. Es obvio que la disyuntiva para los anarquistas no se plantea entre “luchar, o no luchar”, sencillamente porque dejar de luchar es incompatible con el anarquismo. Esa disyuntiva se plantea en uno términos bastante diferentes sobre los que no voy a volver a insistir aquí.

Tomás Ibáñez

Barcelona 3 de octubre

Tomás Ibáñez

Catañoles v.s. espalanes: episodios nacionales

Mar, 10/03/2017 - 19:20

Artículo de opinión de Rafael Cid

“El oculista me ha recomendado 10 utopías en cada ojo”

(Escrito en un marcapáginas)

Aseguran que en las guerras la primera víctima es la verdad. El contencioso catalán-español, y viceversa, a primera vista no se presenta como una batalla cainita. Todo lo contrario, al menos por parte de los “indignados”, la causa que los identifica está siendo defendida mayoritariamente con las armas de la paz, la razón, la paciencia y la palabra. Mediante un ejemplar ejercicio de civismo democrático. Sin embargo, el conflicto también se vive como una confrontación. Nosotros y ellos (y no me refiero al vergonzoso, infame y chusquero ¡a por ellos!, coreado por quienes en principio tenían la obligación legal en contrario). El signo de la división se aprecia en su percepción, propiciada temerariamente por los medios de comunicación convictos, como una segmentación de bandos en la sociedad civil.

Así, según la catequesis dominante, de un lado estaría un primer bloque formado por los del “No” junto a los del “Así no”, y en la orilla opuesta los del “Sí” y los del “Y por qué no”. Sin más complejidades ni matices, a mogollón. Blanco y negro, y grises fuera. Basta ver los arreos que se atribuyen a cada cuadrilla.

El grupo del “No”+ “Así no” incluiría en su popurrí a:

-El “partido más corrupto de España” y a su gobierno estatal.

-El Ibex 35.

-La Marca España.

-Los que defienden aplicar el artículo 155 de la Constitución.

-Quienes suscribieron al reforma exprés del 135 sobre el pago de la deuda sí o sí.

-El consorcio Prisa y asimilados.

-El PSOE de Pedro Sánchez

- Ciudadanos.

-La izquierda de la clase obrera.

-CCOO y UGT, sección villa y corte.

-Los partidos comunistas de la internacional proletaria.

-Los de ¡a por ellos, oe, oe, oe!

-Los habitantes de las grandes ciudades.

-Los ciudadanos de rentas más bajas.

-Los parados y pensionistas.

-Los charnegos.

-Los que subordinan la pluralidad a la unidad.

-El grupo de 200 profesores de universidad que clama contra el referéndum-trampa, encabezado por el filósofo Fernando Savater, el en otro tiempo famoso ácrata del Panfleto contra el Todo.

-Algunos solventes anarquistas avant la lettre (Amorós, Ibáñez, Alberola, salvo error u omisión)

Y en las antípodas del “Sí” + “Y por qué no”, según el mismo patrón de casting, se situaría la macedonia compuesta por:

-El tejido social rural.

-Los universitarios hijos de papá.

-Mediapro y sus afluentes.

-Los que sostienen al “partido más corrupto de Catalunya” y su govern nacionalista.

-La ciudadanía más próspera económicamente.

-Los que blasonan de siete apellidos oriundos.

-Un sector de curas y obispos que hacen cruzada de la estelada.

-Los hackers prorrusos  

-Muchos alcaldes de pueblos.

-Numerosos colectivos de ganaderos y agricultores.

-El sindicalismo vernáculo.

-La tropa abajofirmante de la carta abierta de 70 intelectuales norteamericanos pro derecho a decidir, presidida por Noam Chomsky, el librepensador que un día creyó en Hugo Chávez y su revolución bolivariana.

-Los que se saltan la legalidad y la constitución.

-Libertarios sin denominación de origen.

-La Federació Anarquista de Catalunya, CNT, Embat, CGT-CAT y CGT, con sus más  y sus menos.

-Partidarios del derecho de autodeterminación.

-Y quienes sienten la pluralidad como crisol de la unidad.

Se mire por donde se mire, esta es una ridícula extrapolación de la realidad, un perfecto disparate. Algo pedestre, donde cualquier parecido con lo existente es pura arbitrariedad. Una babélica estupidez plena de agravios comparativos. Lógicamente, cuando este esquema doctrinario de primeros auxilios y casa-cuartel llegué a trepanar conciencias, sus efectos pueden ser devastadores. Porque de creer esa jeringonza podría considerarse que el Estado español ha mutado súbitamente hacia el malvado abstencionismo.  A río revuelto…

Pero donde se ha vivido con más densidad el impacto del “desafío catalanista” ha sido entre el rico y complejo colectivo libertario. Un movimiento de raigambre autogestionaria que tiene por organizaciones más representativas a las centrales sindicales CNT y CGT, confederaciones de organismos autónomos ambas, cuya principal diferencia en la práctica es que una (CNT) no participa en el electoralismo del mundo laboral, mientras la otra (CGT) si ejercita allí su derecho a decidir, aunque lo haga con restricciones de procedimiento y cautelas respecto a sus consecuencias. En realidad se trata de una trasmigración de las dos almas que han acompañado al anarcosindicalismo desde su aparición en la esfera pública a principios del siglo xx.

Votar o no votar, esta es la cuestión que ha conmocionado al siempre diverso y agitado movimiento libertario ante el procés constituent con chupinazo el 1-O. Bien entendido que este hashtag partía de una  sospecha que precisaba verificación previa: ¿en la presente coyuntura, estar a favor del derecho a decidir, vulgo referéndum, equivale a votar a favor de un gobierno u opción política determinada? ¿O consiste en una manera de facilitar que amplias capas de la población abracen lo que hay de paideia democrática en su cuota de experiencia autogestionaria? Y una última cuestión, buscando una confluencia de fondo entre las anteriores perspectivas: ¿la desobediencia civil, la resistencia antiautoritaria, con riesgo de sufrir cárcel y multas, implica asumir el algoritmo de la sumisión si su operativa es sobre un hecho concreto y no sobre el derecho a decidir de todo, ipso facto?

Estas cuestiones han sido evaluadas con rotundidad por uno de nuestros colegas más talentudo, generoso y comprometido. Hablo de lo aportadp por Tomás Ibáñez en sendos artículos publicados recientemente bajo el título “Perplejidades intempestivas” (el 27-S) y “Perplejidades nº 2 (y algunas certezas) en vísperas del 1º de Octubre” (el 29-S).  Por el rigor y el talante abierto (y no como otros exponentes sobrevenidos que esgrimen la herética del insulto, el desprecio y el supremacismo ideológico para linchar a sus adversarios), su crítica del procés ofrece una espléndida oportunidad para una fecunda reflexión sobre las posiciones avanzadas.

Sostiene Tomás:

“¿Qué ha podido ocurrir para que algunos de los sectores más combativos de la sociedad catalana hayan pasado de “rodear el Parlament” en el verano del 2011 a querer defender las Instituciones de Catalunya en septiembre del 2017?

¿Qué ha podido ocurrir para que esos sectores hayan pasado de plantar cara a los mossos d’escuadra en la plaza Catalunya, y de recriminarles salvajadas, como las que padecieron Esther Quintana o Andrés Benítez, a aplaudir ahora su presencia en las calles y a temer que no tengan plena autonomía policial?”

Formulaciones impecables en su literalidad, en cuanto exponente fiel de una realidad. Lo que no impide enmarcar en su contexto preciso los asuntos enunciados. Evitando caer en la tentación de hacer una interpretación de parte de lo allí expuesto o incurrir en el vicio del presentismo que actualiza en tiempo real acontecimientos y circunstancias de otros momentos. Por ejemplo:

-Parece complicado asegurar, incluso desde la asimetría, que (algunos) sectores que sitiaron el Parlament en 2011 hayan pasado seis años después a defender las instituciones de Catalunya. Tampoco que ese hipotético trasvase suponga indefectiblemente defender indiscriminadamente su arquitectura legal (las instituciones), por lo demás dinamitada con las leyes de Transitoridad y del Referéndum para alumbrar una República donde antes había un fiel vástago de la Monarquía del 18 de julio. 

-En cuanto al tema de los mossos, no duda cabe de que el colectivo policial sigue intacto. Impasible el ademán. Es el mismo hoy que entonces. Pero no así sus mandos políticos. De suyo, uno de los sucesos no documentado en la cita de referencia, la “muerte accidental” de la joven Patricia Heras y las torturas en dependencias policías de miembros del colectivo okupa, hechos narrados en el documental Ciutat Morta, se originaron en 2006, siendo responsable de Interior un miembro del tripartito de izquierda, el dirigente de ICV-EUIA Joan Saura, y alcalde de Barcelona Joan Clos del PSC. Los otros dos casos mencionados (Quintana y Benítez) son atribución directa del gobierno presidido por Arthur Mas, el president que necesitó entrar en helicóptero en el Parlament el 17 de junio de 2011 y fue desalojado del sitial por imposición de la CUP el 9 de enero de 2016.

Pero sin duda desde la perspectiva libertaria lo que puede merecer más interés es la equiparación que se establece entre “votar” y apoyar el “referéndum”. Ibáñez lo expresa sin rodeos en su relación de cargos: “¿qué ha podido ocurrir para que ciertos sectores del anarcosindicalismo hayan pasado de afirmar que las libertades nunca se han conseguido votando a defender ahora que se dé esa posibilidad a la ciudadanía?”.  Y aventura respuestas de indudable calado, como atribuir la coyuntura a “la instalación de la derecha en el gobierno español con sus políticas autoritarias y sus recortes de libertades” y  al “extraordinario auge del sentimiento nacionalista”. Para concluir en la misma línea de convicción que “cuando un movimiento de lucha incluye un importante componente nacionalista (…) las posibilidades de un cambio de carácter emancipatorio son estrictamente nulas”, sentenciando que “esos procesos siempre hermanan a los explotados y a los explotadores en pos de un objetivo que nunca es el de superar las desigualdades sociales”.

De nuevo aquí volvemos al núcleo del debate. “Votar” y “nacionalismo”. Principios que pocos anarquistas abrazarían sin desvirtuarse. Otra cuestión es discernir si esos compañer@s y organizaciones involucrados en el procés desean  “votar en clave nacionalista”, y además si ese “votar” equivale axiológicamente a “elegir” para ser gobernado. Y aquí habrá que admitir la posibilidad de que el planteamiento expuesto peque de rígido, menospreciando que el sujeto político postule el derecho de autodeterminación y su consiguiente dosis de autogestión en una secuencia ética de medios y fines. Algo que hunde sus raíces éticas e intelectuales en Kant, Bakunin y el vigente Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos (artículo 1), pautas nada despreciables desde una concepción de radicalidad democrática.

Un troquel repetido en algunos de los momentos estelares de la historia del movimiento libertario español, independientemente de la valoración que ellos nos merezcan a cada cual. Cito la movilización electoral de la CNT en 1931 que contribuyó a la caída de la Monarquía y a la llegada de la Segunda República (burguesa, por supuesto), también desde el plebiscito municipalista, e incluso la participación directa de CNT-FAI en el primer gobierno del Frente Popular. Aspectos ambos que para nada impidieron que luego el movimiento libertaria tratara de profundizar el lecho de  libertades y derechos abierto en ese cambio de ciclo político, llegando incluso a combatir al régimen por las armas y la revolución social (Insurrección Alto Llobregat, Casas Viajes, Asturias, etc.). Precisamente, en ese periodo histórico el catalanismo insurgente tenía firmes alianzas con la izquierda de base trabajadora. Como se demostraría a la hora de rechazar el alzamiento franquista de Barcelona, gracias a la unión en las barricadas de las fuerzas a las órdenes de la Generalitat (guardia civil, guardias de asalto y mossos) y los hombres y mujeres del movimiento libertario.

La segundo versión de las “perplejidades” insiste y desarrolla estos conceptos desde el terreno de las certezas. Así, la muy cuestionable utilidad de un “unirreferéndum que solo contempla el derecho a decidir si se expresa en clave nacional”; el sinsentido de “llamar movilización, cosa harto positiva, a llamar acudir a las urnas y a participar en el referéndum”; y la incoherencia de “pretender hacer saltar por los aires la legalidad española (…) si eso se lleva a cabo al amparo de otra legalidad instituida”. ¿Aquella épica sustanciada en la prescripción “la revolución no será televisada”?

Incluso, situándose en el más allá del 1-O, el argumentario pronostica un efecto bumerán desastroso. “El nacionalismo español saldrá reforzado, lo cual podría dar alas a la extrema derecha”, donde líneas arriba quedaba consignado que “lo que es obvio es que el PP ya está ahora mismo notablemente debilitado, tanto en la esfera internacional, como en Catalunya  y en ciertos sectores de la opinión pública”. O sea, un bálsamo de Fierabrás que resucitara al moribundo Mariano Rajoy, que  a pesar de  todo sigue siendo el favorito de la mayoría electoral española.

Concluyo. Creo honestamente que no estamos ante posiciones incompatibles y mucho menos irreconciliables, sino frente actitudes dictadas por análisis discrepantes de la realidad circundante, con toda la complejidad que la valoración del kairós de cada observador conlleva. Estimo que si se facilitara un  debate sereno, solvente y con altura de miras, el resultado de las experiencias confrontadas podría ser de enorme importancia para reafirmar eso que el propio “ponente” Tomás Ibáñez tiene definido como “anarquismo en movimiento”. Y para resumirlo en un par de frases, echaría mano de dos expresiones del escritor portugués Miguel Torga que compendian el meollo del debate. La primera dice: “la única forma de ser libre ante el poder es tener la dignidad de no servirlo”. La segunda: “lo universal es lo local sin muros”. Ambas interrogan a la montaña desde ángulos distintos. Una desde la cumbre y otra a ras de suelo.

Rafael Cid

Rafael Cid

Huelga General masiva en los centros de trabajo y en la calle

Mar, 10/03/2017 - 16:39

- La huelga general del 3 de octubre ha sido una de las más masivas de las últimas décadas en Catalunya.

- El paro ha sido general, por todas partes y en la mayoría de los sectores.

La huelga general convocada por los sindicatos CGT, IAC, Intersindical CSC, COS y con el apoyo de la CNT-AIT, COBAS y otras, está siendo masiva en toda Catalunya. El impacto de la huelga ha sido masivo en la enseñanza, en los transportes, en el campesinado y en muchas áreas de la administración pública. Igualmente ha sido muy extendida en el pequeño comercio, en la limpieza y en una buena parte de los polígonos de Catalunya. En el sector del metal, donde el seguimiento ha sido menor, el porcentaje de trabajadores/as que la han seguido en las diferentes empresas ha sido igualmente considerable. A nivel global, ciframos un seguimiento cercano al 80% de los y las trabajadoras convocadas.

La huelga general ha sido también una huelga social. Los piquetes de huelguistas se han desplazado bien pronto de los polígonos a calles y carreteras, con el fin de parar toda Catalunya. Los cortes de vías de circulación ha sido generalizados y han ido aumentando a lo largo de la mañana. De tal modo que podemos decir que en términos de circulación, la huelga también ha parado Catalunya.

La dimensión social de la huelga se ha hecho patente también con las masivas concentraciones en muchas poblaciones catalanas. Centenares de miles de personas han tomado las calles, al amparo de la huelga general, en lo que han sido las manifestaciones de una mañana de huelga general más numerosas de los últimos 25 años.

Podemos concluir, pues, que el rechazo a la represión y la lucha por las libertades y los derechos civiles ahora mismo es una reclamación general de la clase trabajadora de Catalunya. Hoy hemos podido ver cómo se ha implicado directamente y de forma activa en su defensa.

La huelga continúa esta tarde. Las movilizaciones también continúan. Adjuntamos los datos de las principales convocatorias, que podéis consultar también en este enlace.

Esta tarde habrá manifestaciones unitarias en:

Barcelona: 18h en los Jardinets de Gràcia.

Tarragona: 19h en la Plaza Imperial

Lleida: 18h en la Plaza Ricard Viñas

Girona: 18h, Plaza Catalunya

Seguiremos informando en próximos comunicados o desde la cuenta de Twitter @CGTCatalunya

Contactos de prensa

Gerard Sandoval

Oscar Murciano

Ermengol Gassiot

Atentamente,

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya

Algunas certezas

Mar, 10/03/2017 - 14:29

Artículo de opinión de Tomás Ibáñez

La salvaje agresión policial perpetrada el 1º de octubre contra una parte de la población catalana. nos recuerda, por si fuese necesario, que el uso de la fuerza forma parte de la propia definición del Estado. La actuación del Estado español lo dejó bien patente, mostrando a plena luz lo que todos los Estados disimulan detrás de su cara amable y protectora. La represión nunca debe quedar sin respuesta y, es obvio que los anarquistas siempre deben denunciarla y plantarle cara.

Sin embargo, por eso mismo de que el uso de la fuerza es una “prerrogativa legal” de cualquier Estado, tampoco podemos pecar de ingenuidad frente a las estrategias elaboradas por el independentismo catalán para forjar un nuevo Estado que tendrá necesariamente las mismas prerrogativas. Está claro que el pulso entre el Gobierno español y el Gobierno catalán es tremendamente desigual, los instrumentos del poder se concentran básicamente en manos del gobierno central y por eso es imprescindible que el gobierno catalán consiga oponerle la única arma que puede proporcionarle cierta ventaja: la amplitud del respaldo popular a sus propósitos.

Luchar contra la represión es una cosa, dar aire a las estrategias del gobierno catalán y dejarse utilizar para  servir sus propósitos, engrosando las filas  de quienes le sirven de colchón popular contra el gobierno español, es cosa distinta.

En ese sentido, la huelga general convocada en Catalunya por la  CGT  y otros sindicatos precisamente para dos días después del referéndum de autodeterminación, es decir para hoy día 3 de octubre, no se puede desligar, de ninguna de las maneras, del escenario dibujado por la convocatoria de una consulta que pretende abrir camino para la creación de un nuevo Estado bajo la forma de la República catalana. Como no se puede prescindir de los contextos para acceder al significado de los actos y para valorarlos, esa convocatoria no podía sino causarme cierta perplejidad.

Que se pueda preferir un Estado Catalán en forma de República antes que un Estado Español en forma de Monarquía me parece comprensible y entiendo que alguien luche por ello, tanto si es anarquista (nadie es únicamente “anarquista”) como si es un nacionalista empedernido. Lo que ya me cuesta más entender es que se arrastre a esa lucha a organizaciones de carácter libertario, o que se justifique la participación en esa lucha mediante argumentos anarquistas. La implicación en la lucha por un nuevo Estado Catalán nada tiene que ver con los anarquismos y responde a otras consideraciones.

El contexto más especifico en el que se inserta la convocatoria de huelga del día 3, tras la convocatoria de un “Paro Nacional”  lanzado por otras entidades, acrecienta la perplejidad a la que antes me refería. Estaba acostumbrado a que la Patronal y las Autoridades actuasen contra las huelgas, dificultándolas y procurando rebajar los datos sobre su seguimiento.

Esta vez ocurre todo lo contrario, una parte de la Patronal apoya la paralización del país, y el gobierno catalán no solo concede día libre a los trabajadores de la Generalitat, sino que les conserva el sueldo, Es como si se decretase un lockout patronal pero sin perdida de sueldo. Es cierto que se mantiene la ambigüedad respecte de la naturaleza de la acción lanzada para paralizar el país. La “Mesa por la Democracia”, constituida por las principales entidades independentistas, por las centrales sindicales mayoritarias, y por organizaciones de la patronal, entre otras entidades, no habla de una huelga general,  y niega incluso que se trate de una huelga, usando expresiones como “un paro nacional” o un “paro cívico”.

Escribo este texto cuando el día 3 de octubre aun está en curso, pero ya es obvio que ese “Paro Nacional” alcanzará un éxito abrumador y oscurecerá, sin anularlo del todo, el alcance de la “Huelga General” convocada por los sindicatos anarcosindicalistas junto a otros sindicatos.

Había manifestado públicamente mi discrepancia con la oportunidad de que las organizaciones anarcosindicalistas convocasen una huelga general dos días después del referéndum, esas discrepancias eran las mismas que las que mantenía en contra de la participación, o colaboración, con el referéndum impulsado por los nacionalistas. Mantengo sin matices esas discrepancias, y mi decisión de no participar en las movilizaciones del 3 de octubre estaba tomada.

Sin embargo acudiré hoy, de forma crítica, a la manifestación convocada por la CGT y la CNT, entre otros colectivos. Lo que ha hecho variar mi decisión es “la declaración (abusivamente calificada como “unitaria”) del movimiento libertario”

( http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/39001), con cuyo contenido coincido en lo esencial. El énfasis que pone esa declaración en la denuncia del gobierno catalán y de sus fuerzas represivas mitiga parcialmente la contribución que aporta la convocatoria de huelga a la estrategia independentista gubernamental y extra-gubernamental en pos de la creación de un nuevo Estado.

Sin embargo no me parece de recibo el titulo que encabeza esa declaración: “Hemos elegido luchar”. Es obvio que la disyuntiva para los anarquistas no se plantea entre “luchar, o no luchar”, sencillamente porque dejar de luchar es incompatible con el anarquismo. Esa disyuntiva se plantea en uno términos bastante diferentes sobre los que no voy a volver a insistir aquí.

Tomás Ibáñez

Barcelona 3 de octubre

Tomás Ibáñez

Catañoles v.s. espalanes: episodios nacionales

Mar, 10/03/2017 - 14:19

Artículo de opinión de Rafael Cid

“El oculista me ha recomendado 10 utopías en cada ojo”

(Escrito en un marcapáginas)

Aseguran que en las guerras la primera víctima es la verdad. El contencioso catalán-español, y viceversa, a primera vista no se presenta como una batalla cainita. Todo lo contrario, al menos por parte de los “indignados”, la causa que los identifica está siendo defendida mayoritariamente con las armas de la paz, la razón, la paciencia y la palabra. Mediante un ejemplar ejercicio de civismo democrático. Sin embargo, el conflicto también se vive como una confrontación. Nosotros y ellos (y no me refiero al vergonzoso, infame y chusquero ¡a por ellos!, coreado por quienes en principio tenían la obligación legal en contrario). El signo de la división se aprecia en su percepción, propiciada temerariamente por los medios de comunicación convictos, como una segmentación de bandos en la sociedad civil.

Así, según la catequesis dominante, de un lado estaría un primer bloque formado por los del “No” junto a los del “Así no”, y en la orilla opuesta los del “Sí” y los del “Y por qué no”. Sin más complejidades ni matices, a mogollón. Blanco y negro, y grises fuera. Basta ver los arreos que se atribuyen a cada cuadrilla.

El grupo del “No”+ “Así no” incluiría en su popurrí a:

-El “partido más corrupto de España” y a su gobierno estatal.

-El Ibex 35.

-La Marca España.

-Los que defienden aplicar el artículo 155 de la Constitución.

-Quienes suscribieron al reforma exprés del 135 sobre el pago de la deuda sí o sí.

-El consorcio Prisa y asimilados.

-El PSOE de Pedro Sánchez

- Ciudadanos.

-La izquierda de la clase obrera.

-CCOO y UGT, sección villa y corte.

-Los partidos comunistas de la internacional proletaria.

-Los de ¡a por ellos, oe, oe, oe!

-Los habitantes de las grandes ciudades.

-Los ciudadanos de rentas más bajas.

-Los parados y pensionistas.

-Los charnegos.

-Los que subordinan la pluralidad a la unidad.

-El grupo de 200 profesores de universidad que clama contra el referéndum-trampa, encabezado por el filósofo Fernando Savater, el en otro tiempo famoso ácrata del Panfleto contra el Todo.

-Algunos solventes anarquistas avant la lettre (Amorós, Ibáñez, Alberola, salvo error u omisión)

Y en las antípodas del “Sí” + “Y por qué no”, según el mismo patrón de casting, se situaría la macedonia compuesta por:

-El tejido social rural.

-Los universitarios hijos de papá.

-Mediapro y sus afluentes.

-Los que sostienen al “partido más corrupto de Catalunya” y su govern nacionalista.

-La ciudadanía más próspera económicamente.

-Los que blasonan de siete apellidos oriundos.

-Un sector de curas y obispos que hacen cruzada de la estelada.

-Los hackers prorrusos

-Muchos alcaldes de pueblos.

-Numerosos colectivos de ganaderos y agricultores.

-El sindicalismo vernáculo.

-La tropa abajofirmante de la carta abierta de 70 intelectuales norteamericanos pro derecho a decidir, presidida por Noam Chomsky, el librepensador que un día creyó en Hugo Chávez y su revolución bolivariana.

-Los que se saltan la legalidad y la constitución.

-Libertarios sin denominación de origen.

-La Federació Anarquista de Catalunya, CNT, Embat, CGT-CAT y CGT, con sus más y sus menos.

-Partidarios del derecho de autodeterminación.

-Y quienes sienten la pluralidad como crisol de la unidad.

Se mire por donde se mire, esta es una ridícula extrapolación de la realidad, un perfecto disparate. Algo pedestre, donde cualquier parecido con lo existente es pura arbitrariedad. Una babélica estupidez plena de agravios comparativos. Lógicamente, cuando este esquema doctrinario de primeros auxilios y casa-cuartel llegué a trepanar conciencias, sus efectos pueden ser devastadores. Porque de creer esa jeringonza podría considerarse que el Estado español ha mutado súbitamente hacia el malvado abstencionismo. A río revuelto…

Pero donde se ha vivido con más densidad el impacto del “desafío catalanista” ha sido entre el rico y complejo colectivo libertario. Un movimiento de raigambre autogestionaria que tiene por organizaciones más representativas a las centrales sindicales CNT y CGT, confederaciones de organismos autónomos ambas, cuya principal diferencia en la práctica es que una (CNT) no participa en el electoralismo del mundo laboral, mientras la otra (CGT) si ejercita allí su derecho a decidir, aunque lo haga con restricciones de procedimiento y cautelas respecto a sus consecuencias. En realidad se trata de una trasmigración de las dos almas que han acompañado al anarcosindicalismo desde su aparición en la esfera pública a principios del siglo xx.

Votar o no votar, esta es la cuestión que ha conmocionado al siempre diverso y agitado movimiento libertario ante el procés constituent con chupinazo el 1-O. Bien entendido que este hashtag partía de una sospecha que precisaba verificación previa: ¿en la presente coyuntura, estar a favor del derecho a decidir, vulgo referéndum, equivale a votar a favor de un gobierno u opción política determinada? ¿O consiste en una manera de facilitar que amplias capas de la población abracen lo que hay de paideia democrática en su cuota de experiencia autogestionaria? Y una última cuestión, buscando una confluencia de fondo entre las anteriores perspectivas: ¿la desobediencia civil, la resistencia antiautoritaria, con riesgo de sufrir cárcel y multas, implica asumir el algoritmo de la sumisión si su operativa es sobre un hecho concreto y no sobre el derecho a decidir de todo, ipso facto?

Estas cuestiones han sido evaluadas con rotundidad por uno de nuestros colegas más talentudo, generoso y comprometido. Hablo de lo aportadp por Tomás Ibáñez en sendos artículos publicados recientemente bajo el título “Perplejidades intempestivas” (el 27-S) y “Perplejidades nº 2 (y algunas certezas) en vísperas del 1º de Octubre” (el 29-S). Por el rigor y el talante abierto (y no como otros exponentes sobrevenidos que esgrimen la herética del insulto, el desprecio y el supremacismo ideológico para linchar a sus adversarios), su crítica del procés ofrece una espléndida oportunidad para una fecunda reflexión sobre las posiciones avanzadas.

Sostiene Tomás:

“¿Qué ha podido ocurrir para que algunos de los sectores más combativos de la sociedad catalana hayan pasado de “rodear el Parlament” en el verano del 2011 a querer defender las Instituciones de Catalunya en septiembre del 2017?

¿Qué ha podido ocurrir para que esos sectores hayan pasado de plantar cara a los mossos d’escuadra en la plaza Catalunya, y de recriminarles salvajadas, como las que padecieron Esther Quintana o Andrés Benítez, a aplaudir ahora su presencia en las calles y a temer que no tengan plena autonomía policial?”

Formulaciones impecables en su literalidad, en cuanto exponente fiel de una realidad. Lo que no impide enmarcar en su contexto preciso los asuntos enunciados. Evitando caer en la tentación de hacer una interpretación de parte de lo allí expuesto o incurrir en el vicio del presentismo que actualiza en tiempo real acontecimientos y circunstancias de otros momentos. Por ejemplo:

-Parece complicado asegurar, incluso desde la asimetría, que (algunos) sectores que sitiaron el Parlament en 2011 hayan pasado seis años después a defender las instituciones de Catalunya. Tampoco que ese hipotético trasvase suponga indefectiblemente defender indiscriminadamente su arquitectura legal (las instituciones), por lo demás dinamitada con las leyes de Transitoridad y del Referéndum para alumbrar una República donde antes había un fiel vástago de la Monarquía del 18 de julio.

-En cuanto al tema de los mossos, no duda cabe de que el colectivo policial sigue intacto. Impasible el ademán. Es el mismo hoy que entonces. Pero no así sus mandos políticos. De suyo, uno de los sucesos no documentado en la cita de referencia, la “muerte accidental” de la joven Patricia Heras y las torturas en dependencias policías de miembros del colectivo okupa, hechos narrados en el documental Ciutat Morta, se originaron en 2006, siendo responsable de Interior un miembro del tripartito de izquierda, el dirigente de ICV-EUIA Joan Saura, y alcalde de Barcelona Joan Clos del PSC. Los otros dos casos mencionados (Quintana y Benítez) son atribución directa del gobierno presidido por Arthur Mas, el president que necesitó entrar en helicóptero en el Parlament el 17 de junio de 2011 y fue desalojado del sitial por imposición de la CUP el 9 de enero de 2016.

Pero sin duda desde la perspectiva libertaria lo que puede merecer más interés es la equiparación que se establece entre “votar” y apoyar el “referéndum”. Ibáñez lo expresa sin rodeos en su relación de cargos: “¿qué ha podido ocurrir para que ciertos sectores del anarcosindicalismo hayan pasado de afirmar que las libertades nunca se han conseguido votando a defender ahora que se dé esa posibilidad a la ciudadanía?”. Y aventura respuestas de indudable calado, como atribuir la coyuntura a “la instalación de la derecha en el gobierno español con sus políticas autoritarias y sus recortes de libertades” y al “extraordinario auge del sentimiento nacionalista”. Para concluir en la misma línea de convicción que “cuando un movimiento de lucha incluye un importante componente nacionalista (…) las posibilidades de un cambio de carácter emancipatorio son estrictamente nulas”, sentenciando que “esos procesos siempre hermanan a los explotados y a los explotadores en pos de un objetivo que nunca es el de superar las desigualdades sociales”.

De nuevo aquí volvemos al núcleo del debate. “Votar” y “nacionalismo”. Principios que pocos anarquistas abrazarían sin desvirtuarse. Otra cuestión es discernir si esos compañer@s y organizaciones involucrados en el procés desean “votar en clave nacionalista”, y además si ese “votar” equivale axiológicamente a “elegir” para ser gobernado. Y aquí habrá que admitir la posibilidad de que el planteamiento expuesto peque de rígido, menospreciando que el sujeto político postule el derecho de autodeterminación y su consiguiente dosis de autogestión en una secuencia ética de medios y fines. Algo que hunde sus raíces éticas e intelectuales en Kant, Bakunin y el vigente Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos (artículo 1), pautas nada despreciables desde una concepción de radicalidad democrática.

Un troquel repetido en algunos de los momentos estelares de la historia del movimiento libertario español, independientemente de la valoración que ellos nos merezcan a cada cual. Cito la movilización electoral de la CNT en 1931 que contribuyó a la caída de la Monarquía y a la llegada de la Segunda República (burguesa, por supuesto), también desde el plebiscito municipalista, e incluso la participación directa de CNT-FAI en el primer gobierno del Frente Popular. Aspectos ambos que para nada impidieron que luego el movimiento libertaria tratara de profundizar el lecho de libertades y derechos abierto en ese cambio de ciclo político, llegando incluso a combatir al régimen por las armas y la revolución social (Insurrección Alto Llobregat, Casas Viajes, Asturias, etc.). Precisamente, en ese periodo histórico el catalanismo insurgente tenía firmes alianzas con la izquierda de base trabajadora. Como se demostraría a la hora de rechazar el alzamiento franquista de Barcelona, gracias a la unión en las barricadas de las fuerzas a las órdenes de la Generalitat (guardia civil, guardias de asalto y mossos) y los hombres y mujeres del movimiento libertario.

La segundo versión de las “perplejidades” insiste y desarrolla estos conceptos desde el terreno de las certezas. Así, la muy cuestionable utilidad de un “unirreferéndum que solo contempla el derecho a decidir si se expresa en clave nacional”; el sinsentido de “llamar movilización, cosa harto positiva, a llamar acudir a las urnas y a participar en el referéndum”; y la incoherencia de “pretender hacer saltar por los aires la legalidad española (…) si eso se lleva a cabo al amparo de otra legalidad instituida”. ¿Aquella épica sustanciada en la prescripción “la revolución no será televisada”?

Incluso, situándose en el más allá del 1-O, el argumentario pronostica un efecto bumerán desastroso. “El nacionalismo español saldrá reforzado, lo cual podría dar alas a la extrema derecha”, donde líneas arriba quedaba consignado que “lo que es obvio es que el PP ya está ahora mismo notablemente debilitado, tanto en la esfera internacional, como en Catalunya y en ciertos sectores de la opinión pública”. O sea, un bálsamo de Fierabrás que resucitara al moribundo Mariano Rajoy, que a pesar de todo sigue siendo el favorito de la mayoría electoral española.

Concluyo. Creo honestamente que no estamos ante posiciones incompatibles y mucho menos irreconciliables, sino frente actitudes dictadas por análisis discrepantes de la realidad circundante, con toda la complejidad que la valoración del kairós de cada observador conlleva. Estimo que si se facilitara un debate sereno, solvente y con altura de miras, el resultado de las experiencias confrontadas podría ser de enorme importancia para reafirmar eso que el propio “ponente” Tomás Ibáñez tiene definido como “anarquismo en movimiento”. Y para resumirlo en un par de frases, echaría mano de dos expresiones del escritor portugués Miguel Torga que compendian el meollo del debate. La primera dice: “la única forma de ser libre ante el poder es tener la dignidad de no servirlo”. La segunda: “lo universal es lo local sin muros”. Ambas interrogan a la montaña desde ángulos distintos. Una desde la cumbre y otra a ras de suelo.

Rafael Cid

Rafael Cid

Comunicado 3 de la CGT: Seguimiento muy mayoritario de la huelga en Catalunya

Mar, 10/03/2017 - 11:21

- Seguimientos superiores al 80% en la mayoría de sectores productivos.

- Huelguistas incrementan las acciones a carreteras y calles durante toda la mañana.

Estamos ante una huelga muy potente en todo el territorio catalán que calificamos desde la CGT, uno de los sindicatos convocantes junto con IAC, COS y Y-CSC, como un éxito rotundo y sin paliativos.

Seguimientos del 80 y 90% respectivamente en Metro y Bus de Barcelona, práctico paro total de Enseñanza, principales empresas del sector TIC (DXC, T-Systems, Indra) con porcentajes entre el 65 y 90% de huelga. Sector público con seguimientos por encima del 90% y villas y ciudades con el pequeño y mediano comercio con las persianas bajadas. Mercabarna para su producción, igual que la estiba con un 100% de seguimiento. La industria mantiene a estas alturas un seguimiento más reducido que la media de Catalunya, pero siempre por encima del 50%.

Queremos destacar el carácter social de esta huelga, con la aparición de numerosos piquetes de barrio autoorganizados que han realizado las acciones que han considerado adecuadas para afectar a la actividad económica y productiva, objetivo de toda huelga general.

El éxito de esta huelga general ha contado con la interferencia generada por los sindicatos CCOO y UGT. La difusión que han hecho de la propuesta de un encierro de unas horas pactado con la patronal ha buscado desmontar una huelga general, entendida como jornada de lucha, que ya ayer todo el mundo intuía que sería masiva y de la que se habían mantenido al margen. A pesar de esto, la mayoría de la población trabajadora catalana está haciendo seguimiento de la huelga legalmente convocada.

De aquí a pocas horas, a las 12:00 aproximadamente, los piquetes sociales y de los sindicatos convocantes iremos confluyendo en los lugares indicados en este link para iniciar recorridos conjuntos, si se tercia http://www.cgtcatalunya.cat/spip.php?article12626

Esta tarde habrá manifestaciones unitarias en:

Barcelona: 18h en los Jardinets de Gràcia.

Tarragona: 19h en la Plaça Imperial

Lleida: 18h en la Plaça Ricard Viñas

Girona: 18h, Plaça Catalunya

Seguiremos informando en próximos comunicados o desde la cuenta de Twitter @*CGTCatalunya

Contactos de prensa

Gerard Sandoval

Oscar Murciano

Ermengol Gassiot 

Atentamente,

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya

Comunicado 2 de la CGT: La Huelga General arranca con mucha fuerza en Catalunya

Mar, 10/03/2017 - 10:55

- Primeros datos de impacto de la huelga. El transporte muy afectado.

- Piquetes actúan en varias ciudades y carreteras desde primera hora de la mañana

Desde la pasada noche la huelga convocada por la CGT, IAC, COS y Y-CSC está teniendo un seguimiento e impacto muy elevado. Centenares de trenes de media distancia, AVE y Cercanías han sido cancelados. Los autobuses interurbanos y de las principales conurbaciones están cumpliendo los servicios mínimos, siempre que las condiciones lo permitan debido a los cortes generalizados de carreteras y autopistas (AP7, B23) que se están produciendo en varios puntos del país.

Numerosos piquetes de barrio o ciudad organizados en comités de huelga local están llevando a cabo movilizaciones móviles en defensa de la huelga hasta confluir con el resto de piquetes sindicales a medida que avance la mañana. El pequeño comercio está cerrado en un muy alto porcentaje en las principales villas y ciudades de Catalunya.

Los puertos de Barcelona y Tarragona están prácticamente parados por el seguimiento casi total en la estiba y remolcadores de grandes barcos. Huelga de Metro casi completa con cumplimiento de los servicios mínimos. Barricadas en polígonos de Lleida y cierre de empresas.

El sector agrario también estará en situación de práctica huelga, como por ejemplo los arroceros del Delta que interrumpirán la cosecha.

Los piquetes informativos actuarán coordinadamente durante toda la mañana, siendo las principales convocatorias las indicadas en este link http://www.cgtcatalunya.cat/spip.php?article12626 con especial importancia uno que iniciará la salida a las 11:00 desde la sede de la CGT de Barcelona en Vía Laietana hasta la reunión unitaria de las 12:00.

Seguiremos informando en próximos comunicados o desde la cuenta de Twitter @CGTCatalunya

Contactos de prensa

Gerard Sandoval

Oscar Murciano

Ermengol Gassiot

Atentamente,

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya

Secretaría de Comunicación CGT Catalunya