Las Marchas por la Dignidad estarán de regreso en Madrid el 21 de marzo para exigir Pan, Trabajo, Vivienda y Dignidad

Las Marchas por la Dignidad estarán de vuelta en Madrid, caminando hacia una huelga general, con el objetivo de exigir una vida digna. Se movilizarán diferentes columnas de todo el Estado español para defender el programa del Movimiento 22M como un paso hacia un llamado a una huelga  general de los trabajadores, los consumidores y huelga social en octubre.

Desde la gran manifestación del 22M hace un año, en la que cientos de miles de personas se reunieron en Madrid en demanda de una vida digna, la situación no ha mejorado. Se hacen sentir aún más profundamente las consecuencias de los efectos perversos de las llamadas políticas de austeridad impuestas por la troika en contra de la mayoría social del Estado español.

La realidad sigue contradiciendo las afirmaciones de que el gobierno del Partido Popular y de los poderes que lo apoyan. La campaña de promoción que ha sido orquestada por el gobierno y los poderes mediáticos económicos y de masas que apoyan al régimen bipartidista monárquico contrasta con la situación de que la mayoría social perdura. Aquellos que siguen los mandatos de las instituciones que no han sido elegidos por los ciudadanos deben ser expulsados ​​!!!!!

La tasa de paro, según la EPA (Encuesta de Población Activa) se encuentra todavía en un 24%, lo que representa más de 5,5 millones de desempleados de los cuales menos del 58% están recibiendo beneficios de desempleo. Más de 3 millones de personas no tienen ningún ingreso en absoluto; más de 0,5 millones de hogares se encuentran en esta situación. El empleo que se está creando en la actualidad es precario y los salarios son lamentables: hoy en día, uno puede tener un trabajo y seguir siendo pobres. La brecha salarial entre hombres y mujeres es de alrededor de 24%. La tasa de desempleo entre los jóvenes es aún más del 55%. Al igual que sus abuelos, cada vez más jóvenes están hoy en día emigrando en busca de un futuro que no se les permite tener en este país. Las pensiones están perdiendo poder adquisitivo cada año ya que su tasa de revalorización es vergonzoso.

Una de las consecuencias más alarmantes de esta situación económica es el aumento de la tasa de la pobreza hasta el 30%: uno de cada cinco personas está en riesgo de pobreza y exclusión social. La pobreza lleva la cara de los niños y las mujeres. Precariedad social está aumentando como resultado de estas políticas de recortes, de las condiciones de empleo y asalariadas precarias, y de la supresión de los derechos y la cobertura social; y esto es cada vez mayor el número de personas que han sido desalojadas de sus casas y que sufren pobreza energética (electricidad, agua y cortes de gas). Varias personas han muerto durante este invierno como consecuencia de la precaria situación que muchos hogares están soportando.

La corrupción y las irregularidades fiscales privan a las arcas españolas State's de 5% del PIB. Además de eso, las políticas fiscales benefician a los que más tienen y van en contra de la clase trabajadora y la mayoría social, que tienen que soportar la mayor parte de la carga fiscal. Hoy en día en el Estado español el número de millonarios está aumentando, pero también lo es el número de personas pobres. La brecha social es cada vez más y más grande.

Esto es una consecuencia de la reforma que se introdujo en el artículo 135 de la Constitución Española, por el cual la soberanía popular se somete a los mandatos de la UE y el BCE como el pago de la deuda tiene prioridad sobre el bienestar y los derechos de la mayoría social. La desintegración del régimen de 1978 es evidente, y también lo es la de una Constitución que no reconoce los derechos de los diferentes pueblos y naciones dentro del Estado y cuya declaración de derechos y libertades que ya es una letra muerta.

En este contexto, y como medio para contrarrestar la creciente movilización social en contra de estas políticas criminales, el gobierno ha aumentado la represión contra el pueblo mediante la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley de Seguridad Ciudadana) y el Código Penal, la supresión de los derechos y libertades en para silenciar un pueblo que sufre y que está siendo empobrecida como medio de dominación y explotación.

Las Marchas por la Dignidad hacen un llamado a la mayoría social y la clase obrera para la movilización, para mostrar en la calle que QUEREMOS UNA VIDA CON DIGNIDAD, para identificar a los culpables de esta situación social grave e injusta y defender el programa de las Marchas por la Dignidad.

Se trata de un programa mínimo que se basa en un amplio consenso social y político en lo que se refiere a las siguientes cuestiones:

No al pago de la deuda, que es ilegal, ilegítima y odiosa.
La defensa de los servicios públicos para todos.
El empleo decente con derechos decentes y salarios suficientes; la reducción de las horas de trabajo y una Renta Básica.
El reconocimiento de que las personas, los pueblos y las naciones dentro del Estado tienen el derecho de decidir sobre todos los aspectos de su vida y su futuro.
La defensa de los derechos de las mujeres y para el futuro de nuestros jóvenes.
contra la precariedad laboral y la inseguridad social; No a la reforma laboral.
Contra la represión y contra la Ley Mordaza.
No a los tratados intergubernamentales y transnacionales que van en contra de los derechos sociales. No a TTIP.
Por el derecho a una vivienda digna y contra los recortes en el suministro de electricidad, agua y gas.
No a la OTAN, No a las guerras.
Hacia la Huelga General
Hay que echarlos

 

COMUNICADO INTERNACIONAL:

The Marches for Dignity will be back in Madrid the 21st March to demand Bread, Work, Shelter and Dignity

 

The Marches for Dignity will be back in Madrid, walking towards a General Strike, with the aim of demanding a life in dignity. Different columns from all over the Spanish State will be mobilized to defend the programme of the Movement 22M as a step towards a call for a general workers, consumers and social strike in October.

Since the great demonstration of the 22M one year ago, in which hundreds of thousands of people gathered in Madrid in demand of a life in dignity, the situation has not improved. The consequences of the perverse effects of the so-called policies of austerity, imposed by the Troika against the social majority of the Spanish State, are felt even more deeply.

Reality keeps contradicting the claims of the government of the Partido Popular and of the powers that support it. The promotional campaign that has been orchestrated by the government and the economic and mass media powers that support the monarchic bipartisan regime contrasts with the situation that the social majority endures. Those who follow the mandates of institutions that have not been elected by the citizens must be thrown out!!!!!

The unemployment rate, according to the EPA (Encuesta de Población Activa) is still at 24%, which represents more than 5.5 million of unemployed people of which less than 58% are receiving unemployment benefits. More than 3 million people have no income at all; more than 0.5 million homes find themselves in this situation. The employment that is currently being created is precarious and the wages are pitiful: today, one can have a job and still be poor. The pay gap between men and women is around 24%. The rate of unemployment among young people is still over 55%. Like their grandparents, more and more young people are nowadays emigrating in search for the future that they will not be allowed to have in this country. Pensions are losing purchasing power every year as their revaluation rate is shameful.

One of the most alarming consequences of this economic situation is the increase in the poverty rate up to 30%: one of every five people is at risk of poverty and social exclusion. Poverty wears the face of children and women. Social precariousness is increasing as a result of these policies of cutbacks, of precarious employment and wage-earning conditions, and of the suppression of rights and social coverage; and this is increasing the number of people that have been evicted from their houses and that suffer energetic poverty (electricity, water and gas cuts). Several people have died during this winter as a result of the precarious situation that many homes are enduring.

Corruption and fiscal irregularities deprive the Spanish State´s coffers of 5% of the GDP. On top of that, fiscal policies benefit those who have more and go against the working class and the social majority, who have to endure most of the fiscal burden. Nowadays in the Spanish State the number of millionaires is increasing, but so is the number of poor people. The social gap is getting bigger and bigger.

This is a consequence of the reform that was introduced in the Article 135 of the Spanish Constitution, by which popular sovereignty is subjected to the mandates of the EU and the ECB as the payment of the debt is prioritised over the well-being and the rights of the social majority. The disintegration of the regime of 1978 is evident, and so is that of a constitution that does not recognize the rights of the different peoples and nations within the State and whose declaration of rights and liberties is already a dead letter.

In this context and as a means to counter the increasing social mobilization against these criminal policies, the government has increased the repression against the people by reforming the Ley de Seguridad Ciudadana (Law of Citizen Security) and the Criminal Code, suppressing rights and liberties in order to silence a people that suffers and which is being impoverished as a means of domination and exploitation.

The Marches for Dignity make a call to the social majority and the working class for mobilization, to show in the street that WE WANT A LIFE IN DIGNITY, to identify those who are guilty of this serious and unjust social situation and to defend the programme of the Marches for Dignity.

This is a minimum programme that builds upon a very broad social and political consensus in regard to the following issues:

No to the payment of the debt, which is illegal, illegitimate and odious.

The defence of public services for all.

Decent employment with decent rights and sufficient salaries; the reduction of the working hours and a Basic Income.

The recognition that the individuals, peoples and nations within the State have the right to decide over all aspects of their life and future.

The defence of women´s rights and for a future for our young people.

Against precarious jobs and social insecurity; No to labour reforms.

Against repression and against the Gag Law.

No to the inter-government and transnational treaties that go against social rights. No to TTIP.

For the right to a decent house and against cuts in electricity, water and gas supplies.

No to NATO, No to wars.

Towards the General Strike

We must throw them out

 

07·03·2015 · equipo-rrii